Encarcelados en un mundo donde fueron programados para vivir. Para servir a los humanos que hicieron su creación. Los hombres arrasaron con todas las mujeres del planeta convirtiendo un nuevo mundo en solo la raza masculina. No hay diferencia de géneros, se han convertido en uno solo. Prostitución, luchas, tecnología avanzada, nuevas jerarquías… Caballeros, bienvenidos al paraíso…

Homines Hortum.



BITE ME, BABY







Conectarse

Recuperar mi contraseña








¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Miér Jul 19, 2017 2:21 am.







Últimos temas
» Saint Seiya Gold Myth
Lun Jun 29, 2015 10:51 am por Invitado

» Limpieza de afiliados
Miér Abr 01, 2015 8:58 pm por Invitado

» What's Up!? The Rules—
Lun Feb 16, 2015 9:15 pm por Kyochi Kokonose

» khanes of war (Afiliacion Elite)
Dom Oct 26, 2014 11:21 am por Invitado

» Lyurand Terris [Normal]
Sáb Sep 13, 2014 12:50 am por Invitado

» Academia Ciaeth | Élite - Cambio de Botón
Vie Sep 05, 2014 4:52 pm por Invitado

» Pokémon Elysium ROL [Cambio de Botón]
Miér Ago 06, 2014 7:06 am por Invitado

» [Re-apertura] Gizem - Normal [cambio de botón]
Jue Jul 17, 2014 10:26 pm por Invitado

» { Spectra Entertainment —Hermana [YAOI]
Mar Jul 08, 2014 4:16 pm por Gintoki “Grim” V. Sakata














MÁSTER TENNEN PAAMA
GINTOKI "GRIM" V. SAKATA
PERFIL - MP
TÚ OXÍGENADO ADMIN
VICTOR K. MOONSPELL
PERFIL - MP
ADMIN
BUSCANDO UN AMOR
PERFIL - MP







SOULMATE

GOLD


pandoralovers
SILVER

Academy Dark Wind

Pulse
Crear
Hatfield Universitiy
 
OnatabanaCrear foro
Bleach: Shadow Of Seireitei
Danger Clan
Infection Rol
OPPUGNO THE LIGHTS
Shinobi Wish Nova Orbis
Souls & Swords
Falthirien[k]ing Project
Sword Art Online (SAO) photo 3535_zps8cc7883a.gif
 photo 40x40-1.pngStanford University
London City RPG

Forbidden City

kuroshitsuji RolKiefer University

Game of Thrones
 Teen Titans New Generation
 Pokémon Soul

Baltofans-vocaloid
Shaman King Fukkatsu RolGakuen Shingetsu Rol
Pandora: Shin Seiki
League of Legends Rol
HOLYWELL CITY RPG

School Codes
Survival PokerCrear foroSG

Ciudad Hino [
Human DesireHell Guns RolDS
School of devil Wayi
BRONZE


DIRECTORIO





TOP

Shiki Topsite!
Vote for Homines Hortum at Top Site List PlanetOnigroup Top List
Vera's Tales TopsiteKuroi Bara Top List
 Wonderful Nightmare Top Site


BLOG'S

Forbidden Paradise
Mangas YaoiMangas Yaoi








PRÓXIMAMENTE







Este skin ha sido diseñado en su totalidad para el foro Reckless University, por su web máster Swag “Swaggie” X. McCoy, la cual fue muy amable en cedernos la totalidad del diseño para poder editarlo a nuestro gusto. la edición; el color, la historia y totalmente su administración es para el Staff de Homines Hortum; el cual no tiene ninguna objeción si alguna de las imágenes editadas que han de ver les guste y puedan tomarlas con el permitido crédito; cualquier plagio está completamente prohibido. El widget de Staff ha sido obra de Ramona de osc. Gracias por su tutoría de ayuda.
El contenido es obra de la administración de #Homines Hortum. Idea original basada del foro #Hortus Deroum el cual el administrador principal obtuvo el permiso de editar la historia y ambientarla de una manera diferente a la original. El foro quedo en estado inactivo. Idea original de #Oriana Ojeda, Ideas editadas y parte de la originalidad de #Gintoki “Grim” V. Sakata #. Diseño grafico realizado por #Gintoki “Grim” V. Sakata. Todas las tablillas son propiedad del #Staff de Homines Hortum. La originalidad es lo que llama la atención, no plagies. Se educado.


credits.
pictures: © zerochan, deviantart & we♥it
skin: © Reckless University
lyrics: © Gintoki “Grim” V. Sakata
© -



♥ Homines "Yaoi" Hortum




Comunicación. }

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Comunicación. }

Mensaje por Dennis T. Edmond el Miér Mayo 28, 2014 1:30 pm

Fue un acto reflejo. Las manos del maestro cerraron con ahínco el abrigo que enterraba su figura bajo gruesa capa de tejido y anudó el cinto que rodeaba su escueta  cintura justo por delante de una curiosa inflamación en aquella zona de su fisonomía. Las ruedas del taxi que le ayudó a desplazarse hasta el hospital chirriaron en su marcha, dejándole frente a uno de los mayores temores al que hasta ahora se había tenido que enfrentar. Bien, sí, cuando conoció a Víctor y las posteriores citas con éste no fueron tranquilas y el hecho de estar siempre perseguidos por mano enemiga no hacían nunca que se sintiera cómodo pero aquello... Intentó dar con el tejado del edificio que se alzaba de un blanco impoluto frente a sí, viéndose obligado a entrecerrar los párpados para que el sol que ya en lo alto comenzaba a perder fuerza no le obstruyera del todo el campo de visión, protegiéndose para entonces con las pestañas. Con su hermano lejos de la ciudad y su pareja en el bar dónde ejercía de camarero, no le quedó más remedio que acudir por cuenta propia, aunque... meditó. No. No le había dicho nada al vástago. Las ocasiones para comentarle sobre la revisión que estaba por llegar habían sido muchas pero la voz no le salía cuando intentaba comentarle algo del embarazo en cuestión.

✖ ------ ✖ ------ ✖ ------ ✖ ------ ✖ ------ ✖

Desde la puerta de la cocina y asomando poco más que aquel par de ojos del más puro color esmeralda visualizó a su pareja jugando con la gata de ambos, tendido de manera despreocupada sobre el sillón que quedaba frente al televisor del pequeño departamento compartido. La decisión destelló en la mirada del menor de ambos y su fuero interno abrasó.
Ahí. Está justo ahí. Bien, Dennis... Puedes hacerlo. Puedes. Vamos.
Avanzó a paso firme, sí, debía decírselo, era algo de los dos... ¿No? No es que quisiera arrastrarlo consigo al hospital, pero debía ser conocedor de los pasos que daban para con el pequeño que se gestaba en su vientre. Llegó frente a él y aquella decisión mermó. –Vichan...- un paso en falso y los gruñidos de la gata le hicieron mirar hacia el suelo. Había pisado a Mostaza, quién al advertir la cercanía del segundo propietario había ido a saludarle. –¡Mostaza!-

Intentando consolar a la gata que recelosa ahora al contacto se escondió bajo el mueble... perdió el primer intento.

✖ ------ ✖ ------ ✖ ------ ✖ ------ ✖ ------ ✖

¡Esta vez sí, Den!

Tragó saliva. El reloj cercano a la puerta de entrada anunció las cinco en punto. Era sábado y no madrugaba por lo que se pudo permitir esperarle. Durante la noche había pensado en cómo decírselo, en cómo, sin parecer demasiado necesitado, pedirle que le acompañase a la primera revisión, dónde no sabrían aún el sexo, pero si el estado de salud del bebé.

Conforme los minutos pasaban más nervioso se encontraba y llegó el punto en el que, perdido en marea de nervios, se sentó justo dónde se hospedaban los zapatos que no se utilizaban dentro del domicilio, ahí, al apoyar el hombro izquierdo contra el muro encontró cómoda posición.

... Y perdió el segundo intento al quedarse dormido.

✖ ------ ✖ ------ ✖ ------ ✖ ------ ✖ ------ ✖

Con eterno gesto de resignación y haciendo memoria de las tantas y tantas veces que intentó sacar el tema, avanzó hacia la recepción del pulcro lugar, dónde hombre de mediana edad le sonrió con ternura cuando le extendió su citación. Un par de tecleos en el ordenador y ése desconocido le invitó a esperar su turno en los asientos próximos, mero asentimiento y pronto se arrepintió de haber ingresado solo al lugar.

Era una sala más bien pequeña, los cuadros colgados en las paredes eran fotografías familiares dónde los niños en cuestión, en ningún caso, pasaba el año de edad. Eran bebés sujetos por padres felices quienes bajo ninguna circunstancia miraban hacia la cámara. Algo así pasaba en el lugar. Todo eran parejas. Todos. Se sentó en el único lugar que visualizó libre, teniendo que soportar el constante toqueteo que estos se tenían, no entre sí, si no para con la muy abultada barriga del chico sentado a su lado; Joven, tenía el pelo pelirrojo y... observó callado de soslayo el semblante del mismo y pudo atisbar toda una galaxia de pecas adornándole un siempre sonriente rostro. Por su parte se acariciaba una y otra vez el vientre con mimo, pero su pareja, teniendo en la diestra un anillo de compromiso de idéntica condición al embarazado le hablaba a la barriga, como si pretendiera que en algún momento el crío en gestación fuera a responderle desde su reconfortante bolsa materna. Una rápida mirada a su alrededor fue suficiente cómo para sentirse incómodo y es que la pareja que estaba justo delante estaban mirándole. Uno negó con la cabeza a unas palabras que cuchicheó el otro y la lástima se vio derramada en la faz de ése de cabellera morena. Aunque desaparecer y salir corriendo de ahí era una buena idea no se podía permitir ser una opción, aquel al que debía cuidado tenía que ser reconocido para la tranquilidad suya y... de Víctor.

De repente y cómo si no hubiera reparado en algo tan simple hasta ahora se llevó una mano al bolsillo de ése abrigo que no había dejado de acompañarle y extrajo el móvil. El vástago, por las horas que eran, acabaría de entrar en turno por lo que posiblemente no merodearía con el aparato encima.


Den-chan escribió:Estamos en la revisión.
Te comentaré luego cómo ha ido. ♥

Ahora... ahora Víctor no podría decir que no había sido advertido. Volvió a enfundar el móvil en el bolsillo y la puerta de la consulta se abrió, la pareja que hasta ahora no perdió detalle de sus gestos se levantó e introdujo en el lugar, cerrando la puerta tras de sí. Suspiró pesadamente y apoyó correctamente la espalda sobre la silla, llevándose las manos al cinturón para evitar tocarse el vientre. Ahí no había nadie que no pareciera lucir orgulloso la voluminosidad delantera... pero para esa ocasión, el deseó esconderla bajo el abrigo por más evidente que fuera el hecho de estar embarazado.




<3:
avatar
Dennis T. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 20/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Comunicación. }

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Mar Jun 03, 2014 5:35 pm

Ciertamente el bar donde trabajaba ahora era de un ambiente mucho más tranquilo que el Nocturna. Y aunque extrañaba un poco a Alex y a sus antiguos compañeros de trabajo, sabía que esto no lo estaba haciendo solo por él, sino que también por Dennis y por el bebé del que pronto tendrían que ocuparse. Suspiró, ya había terminado de ordenar las estanterías y había dejado varias onzas de “Euphoria” preparado para los días que siguieran. Había sido difícil encontrar trabajo en un bar que abriera de día, pero este era uno de aquellos pequeños lugares donde los dueños de grandes empresas venían a sentar sus traseros en espera de algún trago; muchos de aquellos venían acompañados por chicos de la edad de Dennis…quizá menos, aquellos no parecían interesados en nada más que complacer a su benefactor y por lo tanto, Víctor los había identificado como prostitutos o simples “acompañantes”. Su jefe estaba bastante contento con las ganancias que había logrado reunir gracias a los tragos creados por el vampiro, por lo mismo era que siempre lo estaba motivando a que creara nuevas y exquisitas bebidas. Incluso había sido elogiado un par de veces, aunque no era nada que pudiera ocupar su mente por mucho tiempo, porque ahora en todo lo que podía pensar era en llegar a casa para ver a Den, a Mostaza y a esa pequeña pancita que seguía creciendo. Si en algún momento había creído que iba a ser padre, se habría dicho a sí mismo que estaba loco, que esa era una idea retorcida e imposible para él, pero había pasado de juguetear con todo a su alrededor, a terminar completamente enamorado del castaño.

Sus brazos se cruzaron por sobre la barra vacía y sobre estos apoyó la cabeza. La música a su alrededor daba una ambientación provocativa y erótica. Algunos hombres reían desde la zona donde se encontraban algunos sillones, otros mientras tanto miraban el show de un chico que danzaba y se enroscaba en unas telas, subiendo y bajando por los aires. Le hubiera gustado aprovechar aquellos momentos para ir a casa con Dennis…y ahora que lo pensaba, de alguna forma, le había parecido que el otro deseaba decirle algo, pero parecía contenerse. Se sentía culpable por no preguntarle si algo le ocurría, porque de ser así, no podía no estar enterado. Levantó la cabeza y sintió crecer un cosquilleo en uno de los bolsillos de su pantalón, y aunque al principio no reconoció el origen de la vibración, pronto recordó que allí llevaba el móvil y por tanto lo miró en cuanto pudo.

Den-chan escribió:Estamos en la revisión.
Te comentaré luego cómo ha ido. ♥

—Mierda. —No había otra expresión que pudiera definir mejor lo que acababa de sentir al leer ese mensaje. Se le había olvidado por completo el que Dennis tenía médico en esos días y para colmo, seguramente el castaño había intentado decirle, pero…¿Por qué no le había dicho? No, no era el momento para quedarse pensando en eso. No quería que le dijera como sería su bebe, o si estaba sano, no, quería verlo por el mismo y quería estar al lado del castaño cuando el médico se los mostrara. Por lo mismo, se movió tan pronto pudo hacia donde se encontraba uno de sus compañeros y le pidió con la mayor claridad posible que le dijera a su jefe que tenía que correr al hospital. Y en aquello de correr no había mucha mentira, Víctor salió en volandas rumbo hacia el estacionamiento, y vestido aún con su ropa de trabajo (un conjunto negro con blanco) abordó la moto que hasta hace poco había adquirido, negándose a aceptar que tendría que considerar moderar su velocidad para no ser molestado en un momento tan importante.

El motor rugió y se alejó del bar bajo un casco oscuro que cubría sus rubios cabellos. Y así, las cuadras y el centro comenzaron a alejarse, bajo el pensamiento de llegar a tiempo, de no encontrarse con el rostro apenado de Dennis. ¿Cuán idiota podía ser para olvidar algo tan importante? Apretó los dientes, solo eran unas cuantas cuadras más de distancia.

……………………………………………….

Y debieron haber pasado alrededor de quince a veinte minutos de trayecto. Víctor dejó la motocicleta en un pequeño lugar cerca de la entrada y se movió hasta la zona de informaciones. Allí, un chico de cabellos celestes y mirada neutral parecía encontrarse leyendo algunos papeles, pero sin embargo, en cuanto vio que Víctor se acercaba, dejo los mismos de lado para poner atención a lo que el blondo necesitaba. —Disculpa, ¿podrás decirme donde debo ir para poder acompañar a mi pareja en su visita al médico? Es un control por el embarazo. —Realmente Víctor no sabía muy bien cómo expresarse, y lo mismo era porque era un primerizo en aquellos temas y alguien que nunca antes les había prestado atención. Cuando sabía de algún colega que había quedado esperando bebé, solía mirarlo con algo de pena, por las cosas que se perdería a causa de la vida que traería al mundo, y ahora no podía más que reírse de los pensamientos egoístas que había tenido en el pasado. —Sí claro, es por este pasillo hacia el fondo, luego tienes que doblar a la derecha y verás una pequeña sala con algunas parejas que esperan su turno. —El chico le indicó con una mano el pasillo que debía seguir y tras aquello, Víctor le agradeció antes de tomar aquél camino.

Esperaba que Dennis aún se encontrara esperando por su turno.

Los pasos retumbaron, un par de enfermeros caminaron en dirección contraria hacia donde él y se devolvieron a mirarle, quizá porque su gesto no era el seductor y firme de siempre. Dobló a la derecha y observó hacia el fondo, esperando toparse con la sala de espera, caminó un poco más y en cuanto se topó con Dennis entre las otras parejas, sintió que la sonrisa le volvía a los labios y no pudo más que moverse otra vez aunque ahora con seguridad hacia donde estaba su querido castaño. Y no le importó si los otros miraban o se sorprendían, simplemente se irguió y paso los brazos por los costados del castaño, abrazándolo y escondiendo su rostro en uno de los hombros de este. Sus dedos se aferraron a la piel con cuidado. —Perdona que lo olvidara. Ya estoy aquí. —El blondo no sabía bien que decir para disculparse por su error, pero sabía que Dennis le entendería, que sería paciente con él, como lo había sido tantas otras veces. Víctor dobló el rostro y besó la mejilla del castaño antes de hincarse delante de él, para poder observarlo mejor mientras una de sus manos se hacía de la suavidad de una de las mejillas del castaño.

Ropa~:
La ropa de Vicky es algo así(?) http://www.zerochan.net/1714139


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Comunicación. }

Mensaje por Dennis T. Edmond el Dom Jul 06, 2014 2:43 pm

Era consciente de que Víctor estaría en el trabajo y que por consiguiente se le hiciera complicado escaparse para poder atenderle, entre ambos no habían secretos y el más de una ocasión y con una sonrisa cansada, su pareja solía hablarle del trabajo. Era obvio que teniendo el jefe prácticamente todo el día detrás, el vástago optase por dejar el móvil en la taquilla o procurar no tocarlo durante su servicio, quizás no lo había leído. Tal vez estuviese enfadado por no haberle dicho antes que tenía cita. De cualquier forma y a pesar de ser pleno sabedor de las condiciones laborales de su pareja no pudo evitar, de vez en cuando, sacar el móvil de su emplazamiento para tocar la tecla de desbloqueo y ver que no había ningún mensaje nuevo. Sonrisa triste se escapaba cada vez que corroboraba que nada le llegaba y conforme los minutos pasaban fue haciéndose a l idea de que aquella primera prueba como futuro padre la pasaría solo. No era algo que le molestase, en absoluto, la ilusión de saberse embarazado por el único hombre que le había puesto la mano encima y el único por el que sentía un amor verdadero le colmaba de dicha, aunque, obviamente, la misma se vería multiplicada de estar él ahí.

¿Pero Víctor pensaría igual? Con gesto irradiando una incertidumbre que el resto de padres contempló de soslayo y con nueva y renovada pena los orbes claros del maestro enfocaron el techo. Ése vástago había vivido siempre sin estar atado a nada, vivía sus días con verdadero afán de aventura. Se encamaba con los que le parecían atractivos, vivía de lo que el resto le permitía mediante mordiscos cargados de placer, tenía un trabajo nocturno que le permitía ganarse la vida y un piso... Pero desde ese encuentro en el callejón todo cambió para el rubio y aunque nunca habían tocado el tema, la posibilidad de que el rumbo que llevaban no fuera el que éste deseaba era un miedo que siempre le azotaba pero que se le olvidaba cuando le veía sonreír a su lado. ¡No, claro que no! Sacudió la cabeza para apartar de sí los fantasmas de la duda, a lo que alguna de las miradas observadoras se preocupó de más por aquel solitario padre, algo a lo que el castaño ya no prestaba atención, todo su pensamiento estaba centrado en el padre de la criatura que felizmente se gestaba en su interior. Víctor estaba feliz con ello, de lo contrario estaba convencido de que lo hubiese rechazado... sí, hubiera negado ése pequeño que crecía. Empero lejos de aquello restaba a su lado y les brindó protección, un hogar e incluso trabajaba en horario totalmente dispar al anterior para atenderles mejor. Era imposible que nadie que no estuviera enamorado actuase de ése modo, por lo que... Por lo que no tenía permitido dudar, por más que el mensaje no fuera respondido, por más que entrase solo a esa sala. Víctor le amaba.

Y en sus pensamientos seguía cuando las voces cuchicheando se alzaron a su alrededor, muchas de ellas sorprendidas. El de castaña cabellera bajó el mentón para buscar en la sala el motivo de ése levantamiento pero antes de enfocar algo que le causase algún interés unos fuertes brazos se hicieron con su anatomía, dejándole con los ojos abiertos de par en par en una expresión principalmente contrariada al no esperarse de ningún modo algo así. Pero las voces entorno a ambos no solo no cesaron, si no que ahora miradas descaradas se hicieron con aquella muestra de cariño hacia el que creían ser víctima de una violación al no ir acompañado como el resto. Pero si antes no prestó atención a su alrededor, mucho menos lo iba hacer ahora que se encontraba seguro en la cárcel de sus brazos. –Has tardado.- murmuró resplandeciente, con una sonrisa que no dejaba a la duda que le agradecía que no le hubiera dejado solo en aquella primera exploración.

Cómo quizás hubiera hecho mostaza encogió los hombros cuando su semblante fue recogido por aquella fría palma y se aseguró de frotarse contra la misma con mimo mientras buscaba la mirada contraria, aquella tan distinta pero tan amada y cuando la encontró sintió que incluso el ambiente cambiaba, tornándose mucho más ligero. –Gracias, Víchan.- siquiera estuvo seguro de haber pronunciado aquello, lo que si hizo fue mover los labios, valiéndose de la mímica para darse a entender, gesticulando únicamente con los labios en lo que le observaba con ése gesto plagado en una felicidad extrema, siendo totalmente inconsciente que varios de la sala no despegaron ojo del vampiro y es que éste estando o no entapiado con las ropas de empleado no dejaba de ser deseado por cualquiera que le pusiera el ojo encima, era imposible no desearlo. La seguridad que irradiaba, la hermosura con la que contaba... aún sentía cosquilleos en el vientre al pensar que alguien así se le hubo entregado no sólo en cuerpo, si no que también en alma. El maestro acarició con su nariz aquella que no sólo por su condición de vástago, si no que por la carrera en moto le hizo tener helada pero justo cuando quiso darle el beso de bienvenida, la voz de un muchacho anunciándole hizo que mirase con culpa al vástago en lo que separaba el gesto de éste. –Aquí.-

El joven enfermero enfocó a los que restaban abrazados e hizo un gesto con el brazo derecho mientras había la puerta por la que debían acceder en sumisa invitación. –[b]Por aquí, por favor. El médico les está esperando.[/color]- era por demás obvio que eran pareja por lo que no le hizo falta preguntar siquiera si el rubio entraría, no sería la primera vez que habían intentado que uno de los padres no entrase por seguridad del avanzado estado de gestación y estos se negaban a dejar a su pareja. El chico de corta edad avanzó en espera de ser seguido y el castaño bajó los brazos para sostener entre una de sus manos aquella envidiablemente más fría. –¿Estás seguro de esto?- no dudaba de Víctor ni de sus sentimientos, pero quizás sentir los latidos del pequeño sería un impacto demasiado grande para él y terminase por asustarle, aunque no pudo esperar a su respuesta pues ése que sin duda debería haber acabado los estudios hacia poco les miró de soslayo con la impaciencia tildada en su semblante y es que, no muy lejos de él, un Doctor entupido en blancas ropas que contrastaban con lo oscuro de su cabello les esperaba con los codos sobre la mesa y expresión seria, casi... casi parecía tener un tic marcado en su ceja izquierda.




<3:
avatar
Dennis T. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 20/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Comunicación. }

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.