Encarcelados en un mundo donde fueron programados para vivir. Para servir a los humanos que hicieron su creación. Los hombres arrasaron con todas las mujeres del planeta convirtiendo un nuevo mundo en solo la raza masculina. No hay diferencia de géneros, se han convertido en uno solo. Prostitución, luchas, tecnología avanzada, nuevas jerarquías… Caballeros, bienvenidos al paraíso…

Homines Hortum.



BITE ME, BABY







Conectarse

Recuperar mi contraseña








¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Miér Jul 19, 2017 2:21 am.







Últimos temas
» Saint Seiya Gold Myth
Lun Jun 29, 2015 10:51 am por Invitado

» Limpieza de afiliados
Miér Abr 01, 2015 8:58 pm por Invitado

» What's Up!? The Rules—
Lun Feb 16, 2015 9:15 pm por Kyochi Kokonose

» khanes of war (Afiliacion Elite)
Dom Oct 26, 2014 11:21 am por Invitado

» Lyurand Terris [Normal]
Sáb Sep 13, 2014 12:50 am por Invitado

» Academia Ciaeth | Élite - Cambio de Botón
Vie Sep 05, 2014 4:52 pm por Invitado

» Pokémon Elysium ROL [Cambio de Botón]
Miér Ago 06, 2014 7:06 am por Invitado

» [Re-apertura] Gizem - Normal [cambio de botón]
Jue Jul 17, 2014 10:26 pm por Invitado

» { Spectra Entertainment —Hermana [YAOI]
Mar Jul 08, 2014 4:16 pm por Gintoki “Grim” V. Sakata














MÁSTER TENNEN PAAMA
GINTOKI "GRIM" V. SAKATA
PERFIL - MP
TÚ OXÍGENADO ADMIN
VICTOR K. MOONSPELL
PERFIL - MP
ADMIN
BUSCANDO UN AMOR
PERFIL - MP







SOULMATE

GOLD


pandoralovers
SILVER

Academy Dark Wind

Pulse
Crear
Hatfield Universitiy
 
OnatabanaCrear foro
Bleach: Shadow Of Seireitei
Danger Clan
Infection Rol
OPPUGNO THE LIGHTS
Shinobi Wish Nova Orbis
Souls & Swords
Falthirien[k]ing Project
Sword Art Online (SAO) photo 3535_zps8cc7883a.gif
 photo 40x40-1.pngStanford University
London City RPG

Forbidden City

kuroshitsuji RolKiefer University

Game of Thrones
 Teen Titans New Generation
 Pokémon Soul

Baltofans-vocaloid
Shaman King Fukkatsu RolGakuen Shingetsu Rol
Pandora: Shin Seiki
League of Legends Rol
HOLYWELL CITY RPG

School Codes
Survival PokerCrear foroSG

Ciudad Hino [
Human DesireHell Guns RolDS
School of devil Wayi
BRONZE


DIRECTORIO





TOP

Shiki Topsite!
Vote for Homines Hortum at Top Site List PlanetOnigroup Top List
Vera's Tales TopsiteKuroi Bara Top List
 Wonderful Nightmare Top Site


BLOG'S

Forbidden Paradise
Mangas YaoiMangas Yaoi








PRÓXIMAMENTE







Este skin ha sido diseñado en su totalidad para el foro Reckless University, por su web máster Swag “Swaggie” X. McCoy, la cual fue muy amable en cedernos la totalidad del diseño para poder editarlo a nuestro gusto. la edición; el color, la historia y totalmente su administración es para el Staff de Homines Hortum; el cual no tiene ninguna objeción si alguna de las imágenes editadas que han de ver les guste y puedan tomarlas con el permitido crédito; cualquier plagio está completamente prohibido. El widget de Staff ha sido obra de Ramona de osc. Gracias por su tutoría de ayuda.
El contenido es obra de la administración de #Homines Hortum. Idea original basada del foro #Hortus Deroum el cual el administrador principal obtuvo el permiso de editar la historia y ambientarla de una manera diferente a la original. El foro quedo en estado inactivo. Idea original de #Oriana Ojeda, Ideas editadas y parte de la originalidad de #Gintoki “Grim” V. Sakata #. Diseño grafico realizado por #Gintoki “Grim” V. Sakata. Todas las tablillas son propiedad del #Staff de Homines Hortum. La originalidad es lo que llama la atención, no plagies. Se educado.


credits.
pictures: © zerochan, deviantart & we♥it
skin: © Reckless University
lyrics: © Gintoki “Grim” V. Sakata
© -



♥ Homines "Yaoi" Hortum




Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Kaede Sumizome el Miér Feb 05, 2014 7:04 pm


foreigners especimen

 
Rintarou Noe | Hortus Deorum - Idolorum

Si que era una titánica ciudad. Con tan solo abrir las cortinas de la habitación le llenaba de alguna u otra manera de una nostalgia completamente asqueada. Europa, camino muchas veces por aquel viejo continente muchas veces buscando presas para su diversión, su trabajo. Sin embargo, todo aquello era pasado. Inhalo, el aire de la habitación, colocando un cigarrillo en sus labios, hasta el momento no tenía un solo trabajo, se encontraba sin un ídolo a su cargo. Sin embargo, ese bastardo… Tohru. Le había conseguido a alguien en tan solo un momento de la noche ¿Es que acaso sus contactos eran mejor que los suyos? Bueno, sus estrellas nunca habían caído, él no era el devorador de Ídolos, era el señor de los discos de oro. Aquellas vueltas que dan la vida. Suspiro con frustración, encendiendo un cigarrillo. Le molestaba —en todos los sentidos—, la ayuda ajena. Pero ya no podría hacer nada. Idolorum era el mejor centro en el cual los mejores artistas tomaban frutos, todos sus trabajadores eran competentes & trabajar para ellos de alguna manera le pagarían un edificio con mejores condiciones que aquel hotel.
Una cita con los jefes & conocerás a el futuro talento. Es una buena oportunidad para que el devorador de ídolos entre a progresar en una empresa con un contrato bastante interesante, cualquiera que firma con Idolorum, firmara con él hasta que la misma empresa decida correrlo. Era momento de rehacer su vida de alguna manera, no… tenía que dejar de pensar en la diversión, tenía que cambiar su visión a una más madura. Y una mierda, pensó. Encendió un cigarrillo colocándolo en la punta de sus labios, pero Tohru tenía totalmente la razón, su pago era excelente, mejor que manager de pequeñas empresas como en las que había estado antes. Tomo el control, encendiendo el televisor, las noticias de la mañana eran pan comido para él, todas de alguna manera traían un aura tranquilizante. Pero de nuevo, se encontraba él en la pantalla de la televisión, Joder, siguen con lo mismo… pensó, frunciendo un poco el ceño por aquella noticia.

Una gran cantidad de periodistas se encontraban alrededor de una dirección de prensa. En la tarima, se encontraba el actual famoso ídolo Ruka, su sonrisa a pesar de que resplandecía mostraba una picardía & un carisma que era trasmitido a todos sus televidentes —a todos, menos a Kaede, quien se concentraba en verlo tras él televisión, con la mirada perdida—, las personas a su alrededor seguían conversando, intentando hacer entrar en razón a aquel chico que no quería contratar a ningún manager si no era él —. ¡Realmente quiero decir lo siento! No sé que cometí mal… Sumizome-san, pero le pido que regrese por favor. ¿Por qué se ha marchado cuando nos hemos hecho tan cercanos? —su pregunta llegaba directamente al corazón helado del hombre, abrió sus labios contestando al televisor, luego de eso quito el cigarrillo de sus labios. Las entrevistas seguían cayendo, los labios de Ruka se movían. Como si atreves de una pantalla, llegara todos los sentimientos presentes, hacia el hombre de cabellos azules.


. Solo esta fanfarroneando —susurro, estiro su mano apagando el televisor. No me gusta ese tipo de niños, pensó estirando su cuerpo, con ayuda de la punta de sus pies. Giro su cuerpo, colocando un chaleco encima de su ropa. Se vistió con un traje de corte italiano, acomodando la corbata en su cuello y viéndose al espejo, corrió un poco su cabello hacia atrás, antes de salir en aquel hotel donde se hospedaba hace dos días. Todo estaba pasando demasiado rápido por culpa de ese sujeto, hace cinco días que dejo a Ruka con otro manager & ahora se encontraba en la reunión para entrar a el centro de ídolos más grande del mundo. Inhalo un poco de aire, al momento de salir subiendo a un taxi —. ¿A dónde le llevo? —pregunto el conductor, mirando por el espejo retrovisor. Kaede observo la hora apoyando su mano bajo su barbilla —. Idolorum —ordeno.
No tardo en llegar nada al lugar. Muchos ídolos que veía en su carrera se encontraban cantando, modelando de un lado a otro, pero hubo que llamo bastante su atención. Su cabello marrón, parecido a un ocre bastante hermoso se reflejaba por la calidad de sus dorados ojos, la sonrisa que mostraba sus labios era sin duda única, un modelo con una categoría de esas debía ser bastante famoso, pero él… no le conocía. Su traje de color blanco le sentaba en la imagen que estaba posando, aquella seriedad mostrada por la cámara era opacada por la sonrisa y los ojos brillantes, su cabello desordenado, su perfección sincrónica —. ¿Es una fascinación?, no es así. Kaede Sumizome-san —giro su rostro, topándose con un alto hombre, el cual tenía una sonrisa bastante interesante en estos —. Rintarou Noe-kun, es uno de nuestros más recientes miembros & posee un talento como muchos. Por esa razón se encuentra en la pantalla principal de modelos, atrae a hombres como usted, Sumizome-san —frunció el ceño, pero igual dedico una sonrisa estirando su mano —. Usted debe ser… Knightley Dann, si no me equivoco —el hombre sonrío, estrechando su mano con la ajena —. Tener a Sumizome-san, delante de nuestra empresa realmente ha sido una sorpresa, sobre todo cuando Orion-san me llamo —una sonrisa bastante tétrica se formo en su rostro, con tan solo acordarse de Tohru —. Sí, me comento de su necesidad de contratar manager & guardaespaldas. Me toco el bicho de la curiosidad, cuando escuche que podría trabajar aquí —el hombre comenzó a carcajearse —. Bueno, estamos hablando del gran Kaede Sumizome-san. Discos de oro, todos sus ídolos han estado en la cima cuando han estado con usted. Sumizome-san, le puedo hacer una pregunta —la voz fue bastante clara y concreta. Kaede le observo sonriendo —. Ya, la ha hecho —el hombre vacilo, soltando una pequeña risa de sus labios —. Vale, que sean dos. Usted si es un misterio, Sumizome-san —Kaede miro hacia arriba, en lo que la pregunta que nunca espero llego —. ¿Le gustaría trabajar para Idolorum? —abrió sus labios ¿No me va a preguntar porque abandono a todos mis artistas? el hombre pareció leer su expresión y contesto —: No estoy interesado en el porqué deja a sus artistas. Solo estoy interesado en su trabajo. Es fácil decir lo que hacer a parte que siempre deja a los ídolos en buenas manos, quiero utilizar su talento para hacer que todas mis estrellas lleguen a la cima. Usted, es un papel fundamental. Si tengo al discos de oro Orion-san y a el depredador de ídolos, Sumizome-san trabajando en mi agencia, estoy seguro de que no habrá ídolos mejores que los nuestros. ¿Qué le parece? —el hombre pareció dudar, sin embargo sonrió —. Es exactamente como dicen por ahí. Un total misterio, Knightley-san. Cuente conmigo —el hombre comenzó a reír y juntaron sus manos cerrando un trato vocal, luego irían a firmar contratos cuando viniese lo más difícil —. Ahora, le presentaré a su ídolo. Orion-san me ha dado una lista de sus preferencias, así que he preparado lo necesario para eso —a Kaede no le gusto para nada escuchar aquello, así que suspiro esperándose lo peor. Después de todo, los gustos de ambos chocaban con extrema facilidad —. Espéreme aquí, Sumizome-san, enseguida regreso con nuestra próxima estrella—abrió la puerta de la habitación, sentándose en un mueble, ya estaba dándole dolor de cabeza.


avatar
Kaede Sumizome
Demonio
Demonio

Mensajes : 26
Fecha de nacimiento : 02/11/1991
Fecha de inscripción : 02/02/2014
Edad : 25
Localización : —Junto a Rintarou-kun~

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Rintarou Noe el Jue Feb 06, 2014 1:08 pm

Aún recordaba su primera entrevista. ¡Como si fuera ayer! Bueno, realmente había sido dos meses atrás, pero... pero... ¡eso no era lo importante! El casting había tenido una serie de pruebas, desde demostrar sus habilidades, posados y entrevista personal. En la entrevista personal Rintarou estuvo especialmente nervioso. ¿Y si cometía una de sus genuinas torpezas? ¿Y si... al levantarse cuando le llamaran, caía rodando por el suelo en una desastrosa caída? ¿O se daban cuenta de que se había puesto los calcetines del revés? Eso... eso... ¡daría una terrible imagen! ¡No le volverían a llamar! Y sus sueños se irían literalmente al desagüe. “No puedo fallar... por papa” pensaba tenso en su silla, mientras esperaba a ser llamado.

-¿Es tu primera vez?- preguntó una voz a su lado. Pego un leve brinco de sorpresa, y se giró hacía quien le estaba hablando. Era un joven de piel morena, pelo rubia y unos intensos ojos color esmeralda. Era... ¡era un autentico adonis! ¡Cielo santo! ¿Y él esperaba ganar a un chico como ese para posar como modelo en una revista? “¿D-Debería rendirme?” pensó con abatido, mientras le sonreía nervioso a su vecino de silla. -S-Si, es mi primera vez en esta clase de eventos... ¿tanto se me nota?- se sonrojó.

-Un poco. Más que nada porque te has puesto la chaqueta al revés- le señaló la etiqueta que sobresalía en su espalda.

-¡Aaah!- se levantó alterado y a toda prisa se la puso bien, muerto de vergüenza. -¡M-Muchas gracias!- “Tierra... trágame” se dejó caer en la silla abatido.

-Vamos, vamos- le dio unas palmaditas en la espalda. -La entrevista no es nada, solo quieren saber porque quieres ser famoso, y cosas así. Valoran tu actitud y predisposición para trabajar- le explicó, con tono divertido. -Por ejemplo, ¿porque quieres ser un idol?- le preguntó en chico con interés.

-Oh, bueno...- Rintarou apartó la mirada. -Mi padre fue un artista itinerante, siempre disfrutaba cantando y haciendo a la gente feliz con sus canciones. Recientemente murió y yo... quería cumplir su sueño- se rascó la cabeza, nervioso.

-Vaya, lo lamento amigo-le frotó la espalda comprensivo. -No te preocu- se interrumpió. Toda la sala se había quedado súbitamente callada. Rintarou alzó la mirada confuso, al no entender a que venía ese silencio. Y ahí fue cuando le vio por primera vez... alto, hermoso, paso seguro y una figura que opacaba la estrella que tenía a su lado... el manager Kaede Sumizone era famoso y reconocible hasta para un novato como él. Las fotos de revistas que había visto de él no le hacían justicia. ¡En absoluto! Su presencia... era... impresionante. Daba la impresión que podía hacer que las personas orbitaran a su alrededor.

Sin embargo tuvo que volver al mundo real cuando le llamaron a él y a su compañero. Un compañero que utilizó la historia de su padreque acababa de contarle para ganarse un par de puntos ante los jueces. ¡Y en su propia cara!

-¡Noe-kun, no estas concentrado, sonríe a la cámara!- le pidió el fotógrafo, devolviéndolo al presente, y a su actual trabajo. Nuevamente estaba posando para otra revista de moda, en el Idolorum. ¡Ese sitio era impresionante! ¡Por poco no le dio un ataque de nervios cuando puso sus pies dentro por primera vez! Ahora se había acostumbrado... solo su corazón latía acelerado, como si le fuera a dar un infarto.

Y ahora estuvo a punto de que le diera otro. Por el rabillo del ojo había visto a... ¡Kaede Sumizone! ¿¡Q-Qué hacía allí?! Había oído que se había desecho de su protegido y se lo había dado a otro. Y ahora estaba libre. Se mordió el labio inferior... ¡ójala tuviera un manager como él! Con él... a solos... se sonrojó violentamente. ¡No, no, no! ¡Le quería por el trabajo! ¡Si, si! ¡Solo eso!

-Noe-kun, ¿de verdad estas bien? -le preguntó el fotógrafo le pregunto de nuevo.

“Ay, céntrate Rintarou Noe” se regañó a si mismo, intentando controlar sus nervios.

-S-Si... solo tengo un poco de calor- se dio aire con la mano, con una sonrisa de disculpa.

-Oh, es normal, aquí hace mucho calor y... bueno... ¿qué te parece si terminamos por hoy? Hay alguien que quiere hablar contigo- alzó el pulgar para señalar a la figura que estaba tras él. Rintarou no veía bien quien era por que justo en ese momento los focos lo cegaron... pero cuando su vista se recuperó, casi le da un patatus.

-¿¡Knightley-sama?! ¡Oh, oh, perdone!-hizo un par de reverencia de forma acelerada. Su cabeza casi rozó el suelo. -L-Lamento que me haya visto trabajando de forma tan ineficiente, ¡no se volverá a repetir, se lo prometo!- exclamó, sin alzar la cabeza tras su última reverencia.

-Calma chico, he venido a buscarte, porque quiero presentarte a alguien, a tu nuevo manager- su voz sonaba divertida, casi burlona. -Sígueme, no es una persona que le guste esperar-

Procurando no tropezar con nada (aún así dio un par de traspiés), se apresuró a seguir a Knightley por el lugar, hasta un cuarto privado. No había ventanas que mostraran quien estaba en su interior.

Knightley le abrió la puerta, y aún con la duda en la mirada, Rintarou entró... y casi se quedo helado.

E-Era... ¡él! ¡N-No podía ser! ¡Estaba soñando! Se quedo lívido y con la boca abierta.


avatar
Rintarou Noe
Humano
Humano

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 02/02/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Kaede Sumizome el Jue Feb 06, 2014 2:30 pm

Observo el lugar en el cual se encontraba. La combinación de colores neutros dentro de aquella sala daba un aspecto bastante formal. Muebles largos de un color kaki que hacían juego con las baldosas ubicadas en el centro donde se encontraba una larga mesa de cristal & sillas elegantes a su alrededor. Persianas largas, desde el techo hasta el suelo de un color negro, haciendo un juego blanco en el centro, el candelabro se encontraba alumbrando toda la sala, flores a un costado de los muebles formaban un ambiente interesante. Las pequeñas sillas a los costados daba un aspecto de indiferencia e incluso la puerta de color marrón, ocre; le daba un aspecto toxico. La elegancia de la habitación le hacía ver lo que realmente era la compañía. Inhalo el aire de la habitación, la calefacción se encontraba encendida. Kaede caminaba por la habitación observándola, guardando en su cabeza cada detalle, después de todo podría ser lo bastante estricto para pedir un camerino e incluso una oficina igual.
“El trabajo hecho por un hombre de oro, vale la pena todos sus caprichos”, un hombre de oro que hace a todos los ídolos en su mano caer. Bueno, después de todo aquel apodo colocado por los primeros jefes a los cuales trabajo no le traían para nada recuerdos dolorosos, le gustaba tener un titulo que hiciera temblar a cualquiera, porque así; que estén a sus pies era incluso más divertido. Experimentar con las personas, algo totalmente fácil. Después de todo, los Numan eran incluso más estúpidos que los humanos, pero más fuertes. La puerta fue tocada varias veces, giro suavemente su rostro hacia atrás observando a un delgado hombre que entraba con una sonrisa en sus labios —. Sumizome-san, es una alegría tenerlo dentro de nuestra agencia —ahora que recordaba, ese hombre había trabajado para un ídolo que no podría subir de fama, hasta que fue remplazado por él —. ¿Nos conocemos? —pregunto. Observo el tic marcado en aquel hombre en lo que cerraba la puerta. Kaede amplio una sonrisa inocente en sus labios cerrando sus ojos —. No espere, creo reconocerlo. El anterior manager de Lion-kun ¿cierto? —coloco su mano en su barbilla —. Shima-kun —sonrío.
Frunció un poco el ceño, pero la puerta fue tocada de nuevo, por ella un chico de una estatura realmente elegante entro, la sonrisa arrogante de Shima creció al ver el rostro de ahora su estrella entrando a aquella habitación. Si Kaede no estaba mal, ese niño era el famoso actor de doramas con más audiencia, era interesante ver todas las fases de ese niño por la televisión —Shima-san, se está tardando. Tenemos que irnos —guardo silencio observando al presente —. ¡Kaede Sumizome-san! ¿Es usted? No sabía que Shima-san le conocía —el joven camino estirando su mano —. Soy… —Kaede le interrumpió, tomando su mano —. Niall-kun, ¿cierto? —el chico se sonrojo riendo, la sonrisa de satisfacción de Shima desapareció —. Gracias por ayudarme, Sumizome-san —dijo el hombre dándose la vuelta —. Nos vamos, Niall-kun —el chico dudo, girándose con una gran sonrisa —. ¿Trabajara aquí? Espero vernos alguna vez, Kaede-san —movió su mano varias veces despidiéndose.
Kaede suspiro girando su cuerpo, realmente no le gustaba encontrarse con colegas a los cuales anteriormente había desechado como basuras. Camino hasta el sofá que quedaba delante de la puerta, observaba perfectamente quien iba a entrar & quien no. Tomo una de las revistas de Idolorum comenzando a leerla. Los ídolos eran montones, pero pocos eran los que realmente llegaban. ¿Noiz no es el nombre del ídolo de Tohru? pensó suavemente, al ver al chico en la portada de la revista, con la mirada hacia adelante. Siguió pasando observando a varios modelos, deteniéndose en la portada más grande del medio. Noe Rintarou-kun, ¿eh? pensó al verlo, sonreír delante de la cámara. ¿Qué era lo que tenía que atraía incontablemente a Kaede?
Levanto el rostro al escuchar pasos acercándose. La revista no la cerro, la ubico entre sus piernas con su cuerpo acostado al sofá la puerta fue abierta. Por ella, entro Knightley acompañado de alguien. Giro suavemente su rostro levantando una ceja con total curiosidad, eso sí que no se lo esperaba. Se levanto del sofá caminando hasta los presentes, Dann tenía una sonrisa que resplandecía totalmente en su cuerpo, con una mueca de diversión —. Noe-kun, quiero presentarte a Sumizome Kaede-san, tu manager —La sonrisa de Kaede no se detuvo, si no al repararlo totalmente con la mirada, desde la hebra de su cabello hasta la punta de sus pies, pero no evito poder reír un poco —. Un placer conocerte, Noe Rintarou-kun. Sabes, usualmente este tipo de cosas no se dice delante del jefe de otros, pero… —se acerco a él con una sonrisa hasta su oído —. Tienes zapatos diferentes —palmeo su hombro, con una sonrisa Interesante pensó Bastante, interesante
Bien, ¿Por qué no tomamos asiento? En lo que nos traen algo de té para ir conversando & terminar por firmar el contrato de Sumizome-san para que trabaje con nosotros. Espero que Noe-kun, te lleves bien con él —Knightley parecía incluso más emocionado que otra persona.


avatar
Kaede Sumizome
Demonio
Demonio

Mensajes : 26
Fecha de nacimiento : 02/11/1991
Fecha de inscripción : 02/02/2014
Edad : 25
Localización : —Junto a Rintarou-kun~

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Rintarou Noe el Jue Feb 06, 2014 6:30 pm

R-Realmente era él... No se lo podía creer. Santo cielo... ¿pero un hombre así podía existir? ¿Porque quería ser manager, si él mismo podría haber sido uno de los modelos más deseados y cotizados dentro del mundo de la moda? ¡Solo había que verle! Rintarou tenía la impresión que ese hombre se podía vestir con harapos y seguiría desprendiendo esa aura y... y... ¡Ay! Al estar en el mismo cuarto con él ya le estaba costando formular más de dos pensamientos seguidos. Y con sentido.

Tras la presentación de Knightley sabía que tenía que saludar de forma educada, cercana y llena de confianza... ¡lo que se esperaba de un futuro idol! ¡Y era la mínima educación! Pero... no podía, sus ojos se hallaban atrapados bajo el escrutinio de esa oscura e intensa mirada. De hecho se sentía... desnudo. Se le pusieron los pelos de punta y se sonrojo.

“¿¡Pero que tonterías ando pensando?!” se dio de bofetadas mentalmente.

Tragó saliva y apretó los puños, reuniendo el suficiente aplomo para presentarse adecuadamente... pero todo eso se fue a la mierda cuando se acercó a él. ¡Se estaba acercando! ¡Mierda! ¡Mucho! ¡Muy cerca! ¡Danger! Podía percibir el suave flujo de su colonia. Se mordió el labio inferior inconscientemente. Era un olor penetrante, y … y... más. Tanto más que se sonrojo un poco más. Rezó para que no se diera cuenta de ello, pero dudaba que ante esa mirada algo se escapara. Se inclinó desde su privilegiada altura, y exhalo un suave aliento en su oído que le puso extrañamente nervioso, cuando le susurro esas palabras... ¡esas palabras que le hicieron pegar un brinco!

-¡AGH!- exclamó consternado. Bajo la mirada y se llevo las manos a la cabeza, reaccionando por fin gracias a la vergüenza. “¡Tierra, trágame!” suplicó su mente. ¿Qué pensaría de él ese hombre? Estaba empezando a balbucear algo parecido “¡D-Déjenme arreglarlo!” cuando las palabras de Knightley-sama le hicieron congelarse cual estatua de hielo.

Parpadeó. Y volvió a parpadear.

Los miro, como si le estuvieran gastando una broma.

-¿Sumizone-san va a ser... mi manager?- pronunció al fin. -P-Pero... ¿porque? ¡No es que le este despreciando, Sumizone-san! ¡P-Pero pienso que hay idols con más talento que yo que...! Bueno, estarían encantados de estar bajo su cuidado- no creía que Knightley-san bromeara mucho sobre ese tipo de asuntos, pero... le era incomprensible. ¡Había gente con mucho más brillante que él! Pero lo más importante... ¿¡cómo iba a concentrarse en su trabajo si ya le estaba costando respirar al estar en un mismo cuarto con ese hombre?!


avatar
Rintarou Noe
Humano
Humano

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 02/02/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Kaede Sumizome el Jue Feb 06, 2014 7:16 pm

Sin duda, Rintarou Noe-kun tenía algo completamente diferente a los demás ídolos que había conocido. Ya lo había comprobado con la forma en cómo Knightley había hablado de él, como para recibir la confirmación del vástago con verlo posando en la entrada de Idolorum. Sin duda, tenía algo que atraía a los hombres, & su personalidad hacia juego con lo que ciertamente estaba pensando. No entendía lo que estaba en la mente de Dann, pero tampoco es que le diera mucha importancia a aquello, Rintarou-kun tenía un aura que le diferenciaba de muchos niños con los que antes había trabajado. Se preguntaba, ¿Qué era lo que tendría?
Se acomodaron en la pequeña sala que se encontraba, la sonrisa de Kaede no iba a desaparecer por simples palabras dichas por aquel joven, le halagaba; pero no era como si el escogiera a su ídolo, o lo había hecho. De muchos que veía cantando, & danzando en las grandes pantallas, él le dirigió la mirada al que sonreía y posaba. Podría jurar que había sido una jugarreta de Dann Knightley, pero si no hubiese sido así, tal vez, ese niño no estuviera sentado delante de él —. Es porque Noe-kun, todavía no tiene manager —la respuesta de Knightley fue tan sencilla. Kaede río, ocultando su sonrisa con su mano en lo que observaba al ajeno —. Me parece que Rintarou-kun es bastante talentoso, para trabajar conmigo —ladeo suavemente su rostro —. O es que acaso… ¿No quieres trabajar conmigo? Bueno, es de esperarse, soy el devorador de ídolos después de todo
Ese hombre, quien no se molestaba en decir lo que pensara fue bastante directo en sus palabras, Dann comenzó a reír con lo que Kaede dijo, en lo que movía su mano de un lado a otro diciendo un grupo de coherencias, bastante agudas para el hombre de cabellos azules. La puerta fue tocada un par de veces, por la cual entro un joven alto con algunos papeles en la mano, junto a una bandeja con un paquete de galletas & tres tazas de té, que ubico delante de cada persona —. Noe-kun, te he traído el té como a ti te gusta —le sonrío —. Presidente, por favor. Le pido que tome esto como debe ser —el secretario, si no recordaba mal se apellidaba Lodge —. Sumizome-sama, ¿Cómo le gusta su té? —estiro su mano tomándolo —. Así, está bien —completo. El joven hizo una reverencia colocando los papeles en la mano de su jefe saliendo de la sala, estos terminaron en manos de Kaede al momento de bajar la taza de té. El contrato tenía una extensión bastante amplificada. Leía callado, sin pronunciar alguna palabra memorizando todo lo que se encontraba en sus manos, nada de letras pequeñas, nada de teatros tras un contrato, río —. Nunca he visto un contrato tan honesto como este, sin duda hacer negocios con Idolorum trae bastante cosas buenas en el camino —metió una mano dentro de su chaqueta sacando un esfero de color negro, escribiendo en letra totalmente legible su nombre:

Kaede Sumizome.

. Solo falta que firmes tú, Rintarou-kun —la sonrisa de sus labios no desaparecía, para nada.  


avatar
Kaede Sumizome
Demonio
Demonio

Mensajes : 26
Fecha de nacimiento : 02/11/1991
Fecha de inscripción : 02/02/2014
Edad : 25
Localización : —Junto a Rintarou-kun~

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Rintarou Noe el Vie Feb 07, 2014 2:13 pm

La respuesta tan sencilla como clara de Knightley-san fue tan sencilla como fulminante. Golpeó su rostro con fuerza. Ciertamente... no tenía un manager. Como novato que era en este mundo no esperaba obtener uno hasta tener un buen número de ofertas de trabajo y fans. Y si obtenía uno sería uno con tanta experiencia como él (es decir, ninguna), para que ambos se curtieran luchando por un espacio en el competitivo universo de los idols. Podría ser... ¿que su imagen de los managers estaba ligeramente distorsionada? Oh, cielos... ¿qué más cosas desconocía? ¡Podía meter la pata con unas probabilidades más que apabullantes si esto era así! Ahhhh... ¿porque no existían manuales de “Como ser un buen idol y no morir en el intento” o “Gloria y éxito: las diez cosas que no debes hacer”? Se los hubiera comprado todos...

La suave risa de Sumizone-san le hizo mirar el suelo avergonzado. (Procuraba no mirar sus pies, ya que sus zapatillas le recordaban otro de sus fallos) Pero sus palabras... le llenaron de un cálido sentimiento. ¿Estaba reconociendo su trabajo y esfuerzo? ¿Alguien tan experimentado y fabuloso como Kaede Sumizone le estaba alabando? ¡Ahh! Acababa pasar del infierno al cielo. Una abierta sonrisa se dibujo en su rostro, ilusionado por esas pocas palabras como nunca antes lo había estado.

-¡N-No! ¡Para mi sería un honor y un... placer!- balbuceó a toda prisa para corregir esa equivocada opinión. ¿Cómo no podía desear tener a ese hombre a su lado? ¡Tendría que ser tonto, ciego, sordo y... y... tonto! ¡Aún más tonto!

Y que importaba... ¿Devorador de ídolos? Estaba seguro que no era tan malo como parecía indicar su apodo. Parecía tan inteligente y agradable... ¡Si había acabado dejando a los otros idols seguramente fuer por... por...! ¿Problemas entre ellos? ¿Problemas personales? B-Bueno, no era asunto suyo, pero... ¡no pensaba defraudar esa confianza que había depositado en él! ¡Trabajaría hasta que le sangraran las manos!

Se sentó delante de los dos hombre, en un movimiento sumiso. Pero en sus ojos brillaban la ilusión, y sus mejillas estaban ligeramente ruborizadas... ¡no podía evitarlo cada vez que sentía la mirada de ese hombre sobre él! Por fortuna trajeron un poco de té para ellos y galletas. ¡Ahh! ¡Que buena pinta! ¡Las había visto anunciadas en la televisión y había querido comprarlas! Pero no había tenido tiempo... ¡y ahí estaban! Se sentía tan feliz que tenía miedo. ¡Todo estaba saliendo tan bien...!

-¡Muchas gracias por el té y las galletas!- se inclinó hasta que su cabeza chocó con sus rodillas. SE alzó instantes después, con las piernas jutas, la espada estirada e intento mostrar una seguridad y dignidad que no poseía. Estaba tan encantado como un chiquillo ante las galletas y el té. Estaba gratamente sorprendido que Knightley-san supiera de sus gustos. Mientras bebía pequeños sorbitos de su té con gran placer, y procuraba no devorar las galletas que le habían dado, miraba como esos dos hombres, tan poderosos y seguros de si mismo iban ojeando los papeles... y finalmente Sumizone-san caligrafió una hermosa firma sobre el papel. ¿Había algo que a ese hombre no se le diera bien?

Respiró hondo y dejó su taza sobre la mesa. Se limpió con la servilleta, intentando ocultar los temblores nerviosos de su mano. R-Realmente ¿esto estaba pasando? ¡Iba a pasar! Un manager... ¡Y Sumizone-san nada menos! Cuando firmó tuvo la extraña sensación, como si no solo se estuviera jugando sus sueños y sus ilusiones... sino también su alma.

Alzó la mirada y la cruzo con la de Kaede... sonrió tranquilo. Él iba a confiar en ese hombre. Y si pedía su alma... ¡b-bueno! ¡Ya se vería! ¡No esperaba llegar a esos extremos! ¡Solo era un manager!


avatar
Rintarou Noe
Humano
Humano

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 02/02/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Kaede Sumizome el Vie Feb 07, 2014 3:10 pm

Definitivamente en aquel mundo existían muchas personas con distintas reacciones, eso era lo que más le encantaba de aquel mundo. Donde las titánicas edificaciones se elevaban a los cielos, al igual que las personas famosas se hacían a un lado para verse mucho mejor. Detrás de cada existo, existe alguien moviendo las sombras para su triunfo, sin duda, los manager tenían el deber de sostener cualquier peso que sus ídolos colocaban en ellos. Era como la forma de moverse en la vida, observar los cambios que él mismo ocasionaba: Experimentos, Salidas, Reacciones. Los humanos eran capaz de hacer todo aquello exclusivamente para él, desde las preguntas estúpidas, hasta las grandes metas programadas: “Kaede-san, ¿Estamos saliendo?” las mismas preguntas planteadas por todos los amantes que antes había tenido “¿De verdad me amas?” El interés por los humanos, expresados por ese hombre eran totalmente diferentes, palabras vacías expresadas para atrapar a su presa contra la pared, marcarla de por vida & luego desaparecer de ellas. Exhalo un poco de aire, al verse contra la pared muchas veces, aquellos niños mimados tenían un poco de cerebro, creyendo que la fama & él dinero atraerían hombres como él. Quienes preferían mil veces, jugar con ellos que formar algo de vida, un ídolo era un ídolo, un manager solamente era alguien que cubría sus pecados. Nada más, él estaba seguro de esa definición, pero muchos se enamoraban de él, se pegaban e incluso le hacían imposible su trabajo, eso le molestaba de todas las formas posibles.
Qué divertido, recordaba sus anteriores contratos. Los niños sentados delante de él hablando sobre sus talentos, presumiendo lo que podrían hacer en un futuro & halagándole, pero él, balbuceaba totalmente nervioso: Como un globo, cuya cuerda ha sido cortada, demasiado divertido e introvertido. El contrato delante de sus narices le daba totalmente lo que temía: Un contrato con la empresa daba a mostrar un año trabajando con el ídolo con el que firmaba el contrato, si este llegaba a triunfar debía seguir con su carrera hasta que el ídolo decidiera cambiar de manager o dejar por completo la empresa, contrato con otras empresas se encontraban prohibidas. Estaba obligado a llevar el código de la empresa siempre consigo, conseguir una cantidad de contratos para mostrar su valor suspiro, era una mierda de contrato pero el pago era excepcional. Desde aquellos que son ídolos, hasta los managers ganaban bastante. Un ídolo por manager, un manager por ídolo, para otras empresas darse esa gran carga era insoportable, pero Idolorum tenía un gran personal & si él entraba a trabajar, seguramente la solicitud de ídolos iba a crecer. No presumía, simplemente odiaba ser tan bueno.
Que lindo, pensó. Ocultando una pequeña risa que quería escapar de sus labios al verlo golpear sus rodillas, tomo el té bebiendo un poco de este desde la taza, con sus labios sellados en una sonrisa bastante amable, observaba los movimientos ajenos, estiro sus manos tomando una de las galletas dirigiéndola a sus labios. ¿Así que estas son las famosas galletas? se pregunto mentalmente saboreándolas, como eran de chocolate pasaban fácilmente por su estomago, sobre todo el suyo.
. Entonces es un contrato cerrado. Realmente me alegra trabajar con usted Sumizome-san, le dejo en sus manos a Noe-kun —Knightley sonrío gratificante, girando a ver a Rintarou-kun con una sonrisa —. Ahora, espero que trabajes más duro como lo has estado haciendo, Noe-kun. Si me disculpan, tengo que atender algunos otros negocios —Dann se levanto. Su mano se elevo despidiéndose, agarro en un apretón de mano la de Kaede quien le espero con una sonrisa —. Es extraño que el propio jefe reciba a un nuevo manager —aquella no desaparecía, Dann comenzó a reír —. Es que era Kaede Sumizome-kun, me pareció interesante —como lo sospechaba, ese hombre realmente era interesante. Coloco su mano en el hombro de Rintarou-kun y desapareció de aquella habitación. Kaede suspiro colocando un brazo a lo largo del sofá donde se encontraba, cruzando las piernas para observar al ajeno con una sonrisa en sus labios —. Rintarou-kun, ¿Te gustaría hablarme de tus sueños? Ya que vamos a trabajar juntos, conozcámonos mejor ¿Te parece? —amplio una sonrisa de sus labios —. Tú me cuentas sobre ti, & luego te cuento un poco sobre mí. Por cierto, ¿Estabas posando para una revista? La etiqueta del chaleco se encuentra afuera —señalo aquello, con una sonrisa divertida en sus labios. Sin duda, Noe Rintarou-kun era sumamente interesante.


avatar
Kaede Sumizome
Demonio
Demonio

Mensajes : 26
Fecha de nacimiento : 02/11/1991
Fecha de inscripción : 02/02/2014
Edad : 25
Localización : —Junto a Rintarou-kun~

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Rintarou Noe el Dom Feb 09, 2014 11:22 am

“E-Espere... Knightley-san... ¿¡Adonde va?!” pensó con pánico al ver como su jefe se levantaba. ¡N-No podía irse! ¡No estaba preparado! Si... ¡preparado para enfrentarse a ese hombre en solitario!¡Le ponía tan nervioso! ¡Y ni siquiera sabía porque! Pero cuando sintió la mano de Knightley sobre su hombro fue como si el cepo de la trampa hubiera saltado, atrapándolo dentro de ese cuarto con Sumizone-san. La puerta se cerró tras su jefe con un suave ¡clic! Y eso basto para que Rintarou pegará un pequeño brinco en su sitio. Se estiro, con las piernas juntas y las manos apoyadas en su regazo. Su mirada intentaba mantenerse fija en esos intensos ojos oscuros, pero... pero... ¡no podía! Tenía que bajar la vista de vez en cuando, como si “necesitara tomar aire”.

Observó como se podía cómodo en el sofá. Era increíble como esos simples gestos servían para marcar el musculado pecho que se ocultaba por esa camisa, que suplicaba ser abierta... ¿abierta? ¿¡Pero en que andaba pensando?! ¡Agh! Knightley-san! ¡Vueeelvaaa!

La aterciopelada voz de ese hombre le saco de sus lloriqueos internos. Parpadeó por su pregunta y propuesta. Y... asintió, extrañamente emocionado. ¿Saber cosas sobre Sumizone-san? Eso estaba... ¡quería saber! Pero... ¡otra vez se había vestido mal!

-¡Ahhh!- se levantó del sillón, para verse la etiqueta que efectivamente sobresalía de forma delatora. -¡Las prisas! ¡L-Lo siento! ¡Ahora mismo lo arreglo!- se empezó a quitar el chaleco totalmente avergonzado, y mientras luchaba para pasársela por la cabeza, encontró fuerzas para ir respondiendo. Esperaba entretenerle así, y esquivar temas más incómodos... ¡como el desastre que era de persona! -P-Pues mi sueño es...- su cabeza se libero del chaleco, intentando no pensar en los pelos que se le habían quedado. -Quiero, bueno... puede que suene un poco infantil- se tapo con el chaleco un poco su cara sonrojada. -Pero al igual que mi padre hacía feliz a la gente cuando cantaba, yo... también quiero- se pasó de nuevo el chaleco, esta vez de forma correcta por la cabeza.  Se sentó de nuevo a toda prisa, mientras se revolvía el pelo para que quedara medio decente. -¡Pero también me gusta trabajar de modelo! ¡Es muy divertido! A veces es como si me disfrazara... ¡no es que me refiera que el trabajo de los diseñadores sea una broma o de mal gusto!- se apresuró a añadir, por si daba esa impresión. -M-Me parece impresionante que tales diseños, que a veces parecen sacados de cuentos de hadas, salgan de la imaginación de una persona- sonrió levemente, aún avergonzado. Cogió aire, como armándose de valor para formular la siguiente pregunta: -¿Y Sumizone-san? He oído algunas cosas sobre usted- se sonrojó bajando la vista. Si, había oído muchas cosas... algunas muy picantes al escuchar a otros modelos. -¡Pero nunca hay que creer todo lo que dicen los rumores!- se rió nervioso. ¡Ay! ¡Estaba hablando de más! ¡No tenía que haber mencionado esos rumores!


avatar
Rintarou Noe
Humano
Humano

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 02/02/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Kaede Sumizome el Dom Feb 09, 2014 3:17 pm

. ¿Quieres que te ayude? Rintarou-kun —pregunto, estirando su mano hacia el cabello ajeno, en lo que bajaba algunos mechones de este. Le parecía de alguna manera divertido al momento del tacto & molestarlo. Aquel sonrojo que mostraban sus mejillas definitivamente era de alguien quien se avergonzaba por cualquier roce o tacto. Amplio una sonrisa cubriendo sus labios evitando reír a lo que estaba sucediendo, amplio una pequeña sonrisa en sus labios escuchando al chico. En lo que colocaba una mano en su mejilla apoyándose en esta, pensando en lo que estaba diciendo. ¿Así que? Por esa razón quería convertirse en un ídolo. Era extraño… La primera vez que escucho eso lo mejor de todo era que no estaba mintiendo. Podría decir con tan solo verlo, que la capacidad de Rintarou-kun para mentir era del 0%, a parte, con hablar de esa forma podría expresar muchas cosas con sus labios. Era lindo, amplio divertido la sonrisa, en lo que se estiraba para tomar la revista que se encontraba en sus piernas, encontrando el artículo que deseaba, lo abrió suavemente mostrándolo —. Sí, tienes talento para esto. Este cosplay de gato realmente te queda genial, ¿no piensas lo mismo? —se burlo, con una sonrisa de lado.
Dirigió una de sus manos hacia su pantalón sacando una caja de cigarrillo, colocando uno de ellos en sus labios en lo que le encendía con aquel encendedor que se encontraba en su otro bolsillo, le dio una larga calada; la cual quemaba su garganta, haciéndole sentir satisfecho por aquello, apoyo su cuello en la silla e inhalo la misma nicotina, no solo le quemaba la garganta si no también aquellos pulmones que debían estar pudriéndose dentro de su cuerpo por tantos años, aquel cuerpo que vivía apoyándose de las almas de los humanos & criaturas. Movió suavemente su mano, hacia un lado, colocando una en su mejilla con una sonrisa resplandeciente en esta.
. Rintarou-kun, ¿Cuál era el nombre de tu padre? —levanto el rostro observándole, no quería ser tampoco tan juzgado a la hora de preguntar cosas de sus próximos niños a entrenar, pero ese niño que se encontraba delante de él, le recordaba a un cantante que le cautivo la primera vez que le vio. Compartió algunos tragos con él & luego desapareció totalmente del mundo de la música una pena total. Ahora que lo pensaba, su apodo… era Noe. Abrió sus ojos, & soltó una ligera risa de sus labios, no podría ser cierto ¿O lo era? Fue, uno de los primeros ídolos que le hizo ver lo que realmente era cautivar a las personas por la música, incluso él un demonio sin alma quedo totalmente enamorado de su acto, si ese niño delante de él era realmente su hijo, era una belleza total. Pero, él no creía en las casualidades, todo sucedía por algo, era imposible que algo fuese casualidad.
Coloco una de sus manos a un lado de su mejilla centrándose en aquellos rumores de los cuales Rintarou-kun estaba hablando —. Bueno, cuando se habla de rumores es que pueden ser ciertos o falsos. Sin embargo, si se habla de mi, puede que sean verdaderos —no estaba dispuesto a mentir, nunca lo hacía —no cuando no era necesario—, la situación requería decir la verdad ya que poco a poco se iban a conocer —. ¿Qué rumores has escuchado? Me está picando el bicho de la curiosidad, vamos dime todo lo que sabes de mi, puede ser que sea cierto —amplio una sonrisa —. No me molesta, para nada —agrego, riendo.
Estiro suavemente el cigarrillo hacia el cenicero de la mesa, colocando la punta de este en ella sacando las cenizas que caían suavemente de este, volviendo a colocar en sus labios. No estaba acostumbrado a escuchar a sus niños en preparación para ser estrellas de sus sueños u metas, sin embargo, sentía curiosidad, una extraña del chico que se encontraba delante de él, inocente, torpe e incluso con una personalidad interesante.


avatar
Kaede Sumizome
Demonio
Demonio

Mensajes : 26
Fecha de nacimiento : 02/11/1991
Fecha de inscripción : 02/02/2014
Edad : 25
Localización : —Junto a Rintarou-kun~

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Rintarou Noe el Dom Feb 09, 2014 6:41 pm

Se quedo muy quietecito cuando le toco el pelo. Casi podía jurar que estaba aguantando el aliento. Aún así, sentía como la sangre subía de forma alarmante a su rostro, impulsado por los acelerados latidos de su corazón. ¿Desde cuando se ponía así cuando una persona le tocaba el pelo? Sus hermanos solían toqueteárselo, ya fuera para revolvérselo en son de broma o para arreglar el desastre que era su pelo cuando se levantaba todas las mañanas. Y jamás se había puesto así... ¡tampoco se ponía así cuando los esteticistas de las agencias de modelos le maquillaban y peinaban para las fotos! Entonces.... ¿¡porque Sumizone-san le provocaba una sensación cercana al infarto?! Y encima esa mirada.... ¡lo estaba empeorando! ¡¿Pero como podía decírselo?! Soltarle algo parecido a: "Por favor, deje de mirarme y tocarme, o me da un sincope" estaba descartado. Sobretodo porque Sumizone-san parecía ese tipo de personas que indagan todo hasta el final, y si buscaba el origen de esa taquicardia... ¡descubriría que Rintarou Noe... no tenía ni idea!

Cuando se alejó y se sentó, ojeando una revista, por fin Rintarou se permitió respirar con cierta normalidad. Si esto iba a ser siempre así con ese hombre... no tendría una vida plena y saludable. Alzó la vista al instante que empezó a hablarle... y deseo no haberlo hecho.

-¡Aaaah!- se tapo la cara con las manos. -B-Bueno, es cuando estaba empezando, e insistieron mucho.... ugh, ha sido el trabajo más duro que he hecho hasta ahora. No estoy acostumbrado a mostrar tanta piel, es algo... incomodo- bajo las manos, resignado con su destino. Le había pillado. Se rascó una mejilla, sin atreverse a mirar a Kaede, completamente avergonzado. -Pero como es mi trabajo, tengo que hacerlo...- musitó. No quería que pensara que no estaba decidido a cualquier cosa para cumplir su sueño. Tenía que verle decidido... ¡por mucha vergüenza que le diera!

Al poco rato, el aire se lleno del amargo olor a tabaco. Parpadeó para observar esa nueva imagen del hombre. Estaba en contra del tabaco, por ser malo para la salud del cuerpo, pero... en Sumizone-san resultaba tan... sex- ¿¡pero en qué estaba pensando de nuevo!? El humo del cigarrillo debía estar afectando a su cerebro...

Pero de todas las preguntas que le podía haber hecho, no se espero que le preguntara sobre el nombre de su padre. Parpadeó, confuso.

-Pues se llamaba Heichirou. Hei-chan para los amigos- recordó con una leve sonrisa nostálgica. -Era un artista itinerante. Así fue como se conocieron mis padres- explicó más animado al recordar esa historia. Parte de su nerviosismo se fue... antes de volver con la fuerza de una bomba atómica cuando le pidió que contara alguno de rumores. ¡AGHH! ¿Qué había hecho? Había algunos realmente malos... ¡le iba a odiar! ¡Por mucho que le sonriera con esa bella sonrisa y dijera que no! ¡Se iba a enfadar! P-Pero... él no sabía mentir. Sus hermanos siempre le decían que era un libro abierto. Ah...  iba a perder a su manager el mismo día que se lo habían dado. Batiría todos los records.

-P-Pues...- casi podía oír el redoble de tambores que anunciaba su final. -H-Hay varios...- tragó saliva. -Están los que dicen que le gusta tomar huevos en vinagre, o serpientes a la brasa. Que es muy detallista, y el mejor en su trabajo- bajó la vista, su rostro ahora parecía un semáforo... ¡y estaba en rojo! -Y o-o-o-otros rumores dicen que... b-bueno... que le gusta el...- se mordió el labio inferior. Tenía que decirlo, o Sumizone-san insistiría... ¡y no quería averiguar como lograba convencerle! - ¡Esunobsesionadodelosjuegossadomaso!- grito tan rápido que apenas se le entendía. -Q-Que por eso va cambiando tanto de idol... ¡se cansa de jugar con ellos!- alzó la mirada como un cachorro asustado. Realmente esperaba que negara esta última parte y no dijera que era verdad.


avatar
Rintarou Noe
Humano
Humano

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 02/02/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Kaede Sumizome el Dom Feb 09, 2014 7:35 pm

El cigarrillo quedo en el borde del cenicero. Sus manos se deslizaron hasta el vaso de té que seguía totalmente intacto delante de sus ojos. Sin nada de azúcar, totalmente puro como le gustaba. El agua hirviendo, con el humo saliendo todavía del vaso, podría tomar dos & hasta tres tragos quedando totalmente satisfecho. La nicotina quemaba totalmente su garganta, era bañada por la cantidad de nutrientes que brindaba el té, negro por cierto. Era como matar dos pájaros de un tiro. Mientras la mayor cantidad de sustancias toxicas que poseía el cigarrillo iba matando poco a poco el resto de órganos que solo se encuentran de escultura dentro de su cuerpo, aquel té reconfortaba de alguna manera su organismo celular. Era estúpido, sin embargo, de alguna manera le causaba una extraña sensación de tranquilidad. Amaba el té, tomarlo solo era uno de sus vicios, un hobby por así decirlo.
Sin embargo, había algo más interesante que su extraño hobby. Era el joven de cabellos castaños delante de sus ojos. Podría describirlo con pocas palabras: Un ingenio niño, que está comenzando en el mundo de los adultos muy temprano. Quien tiene poca capacidad para defenderse & su autocontrol es totalmente nulo movió su mano hasta su barbilla, buscando alguna explicación del comportamiento ajeno. Bien, él era uno de aquellos motivos, ya que solía colocar a las personas bastante nerviosas delante de su presencia, pero vamos; tampoco podría abarcar todo. ¿Su trabajo? Seguramente estaba preocupado de otras cosas, suspiro.
Era un niño con un interés realmente grande, su forma de ver las cosas abarcaban tantas que no podría quitar sus ojos del ajeno, sus labios seguían formando aquella sonrisa burlona cada vez que le escuchaba hablar. Poseía un jenesequa, que el mismo Kaede desconocía. Empero, ahí se encontraba —. Entonces, debiste decirlo antes de posar. Pero como no has tenido manager, esto es lo poco que puedes hacer. Muchos artistas odian exponer tanta piel al aire libre, tú no tienes la capacidad de mostrar, con tan solo tú rostro junto a la sonrisa que portas es suficiente para una buena foto. ¿Has visto la de la entrada? Es fantástica —coloco un dedo bajo su barbilla, el trabajo era otro asunto & motivar a sus niños era algo que estaba decidido a hacer —. Tú tienes la simple capacidad de atraer a las personas por tu sonrisa & la mirada. No hablemos de novatos, si no de un profesional. No todos los novatos son capaces de hacer captar mi atención, eso es un gran logro, Rintarou-kun~ —canto casi la última frase, ampliando una sonrisa de sus labios.
Levanto su rostro hasta toparlo con los ojos ajenos. Bajo la mirada hasta el cigarrillo mostrando una figura bastante interesante, sus labios se abrieron en una sonrisa pasando el cigarrillo hacia el otro lado de su pierna —. ¿Te molesta que fume? Si es así, lo apago —comento suavemente, cerrando sus ojos. Tenía que ser considerado, que sus artistas se llenaran de humo de cigarrillo no estaba en sus planes, esa era una habitación cerrada, sin embargo, el contrato de hace algunos minutos realmente le tenía estresado.
. Heichirou Noe-san. Así que tú eres el hijo de Noerou-kun —susurro recordando vagamente su nombre artístico. Su mano quedo en su barbilla ampliando una sonrisa en sus labios con una divertida expresión de interés. Apago el cigarrillo en el cenicero, ampliando una sonrisa de sus labios. La cosa se estaba colocando mucho más divertida al comenzar a escuchar sus rumores.
Soltó una gran carcajada que retumbo en toda la habitación, eso definitivamente había pasado totalmente los límites de lo que realmente pensaba que se decía sobre él. Levanto su mano cubriendo sus labios, la risa seguía resonando en toda la habitación, parecía hacer eco una & otra vez dentro de un ciclo sin fin, amplio una sonrisa divertida mirando al chico con una sonrisa en su rostro —. ¿Y cuál es el rumor que Rintarou-kun, cree? No creo que eso sea lo único que se ha dicho de mi —realmente ese niño, le estaba gustando. Carraspeo un par de veces, para que le escuchara, ampliando una sonrisa —. No voy a decir que la mayoría son verdaderos, tampoco tengo prueba para decir que sean falsos. Lo qué si me gusta dejar claro, es que no mezclo mi vida personal con el trabajo. Un obsesionado de los juegos sadomasoquismo. S&M bueno, tampoco estoy diciendo que no lo sea, de alguna manera es interesante mover las manos para lograr atar algo con perfección —seguía riendo—. Vaya, es la primera vez que escucho esos rumores~ —movía su rostro de un lado a otro divertido.


avatar
Kaede Sumizome
Demonio
Demonio

Mensajes : 26
Fecha de nacimiento : 02/11/1991
Fecha de inscripción : 02/02/2014
Edad : 25
Localización : —Junto a Rintarou-kun~

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Rintarou Noe el Dom Feb 09, 2014 8:41 pm

Ah. Un momento. ¿Se podía haber negado a posar con ese traje...? ¡Nadie se lo había dicho! Es más, él mismo pensaba que negarse a posar siendo un novato le quitaría valor para futuras tomas de fotos. ¡Tenía que demostrar que podía con todo! Fuera lo que fuera... ¡era su trabajo! Y si quería estar orgulloso de sí mismo, tenía que esforzarse y aguantar la vergüenza. Además, muchos cantantes de hoy en día llevaban trajes aún más raros y con menos ropa. Todo era válido para llamar la atención de los fans... No solo bastaba con una buena voz y unas buenas canciones. Pero... que Sumizone-san alabara su trabajo de esa forma. Podía jurar que le estaba saliendo humo de las orejas de la satisfacción. Su corazón latía en su pecho como un potro salvaje... ¡Le iba a oír! ¡Estaba seguro que podía oír los latidos de su corazón! ¡Ahh! ¿Y como lo explicaría? Y encima esa forma de canturrear su nombre... ¡se le habían puesto los pelos de punta! Si Sumizone-san fuera un actor, tendría a todo Hortus detrás de él. Su presencia, su voz... ¿cómo podía preferir estar detrás de las cámaras? Era casi un desperdicio... aunque ahora daba gracias por ello, ya que así le había podido conocer.

Parpadeó ante su oferta y miró el cigarrillo. Sonrió culpable, aún sonrojado.

-Supongo que ya se lo habrán dicho, pero el tabaco el malo para la salud. ¿No sería mejor que lo dejara? ¡Le puedo ayudar! Mi hermano Eitarou fumaba mucho, tres cajetillas al día. Así que se las escondí, y pedí en los estancos que no le vendieran nada -explicó con el ceño fruncido, súbitamente serio al recordarlo. -Fue una época difícil, y no lo dejo del todo...- suspiró, sonriendo de nuevo. Se encogió de hombros. -Pero al menos ya fuma menos- le sonrió satisfecho.

Cuando mencionó a su padre no pudo evitar levantarse de su asiento, encantado por la sorpresa.

-¿En serio conocía a mi padre? ¡Es increíble! ¡Que casualidad! ¿Cómo se conocieron? -preguntó emocionado, inclinándose hacía él. Había oído muchas historias de su padre, tanto contadas por él, como por su familia, pero nunca por un conocido. Oír cosas de su adorado progenitor por alguien como Sumizone-san era un sueño hecho realidad.

Pero lo que ya redondeó la velada fue oír a su manager soltar esas carcajadas. Se le veía tan... natural. Relajado. No estaba molesto. Vaya... parecía tan maduro. ¿Una persona normal no se hubiera enfadado por tales rumores? A menos... ¡que fueran verdad! ¡El mismo Sumizone-san lo decía! No iba a aceptarlos, pero tampoco negarlos. ¿Quería que él, Rintarou, le dijera cual creía que era verdad? ¡Ni loco! Podía notar como la soga le acariciaba el cuello.

-T-También hay otro rumor... de que le pillaron en una habitación de un hotel en una enorme o-o-o-orgía- algún día aprendería mentir, y no decir todo lo que oía. -E-Esto se lo oí decir a un modelo que presumía ante otros de haber estado allí, pero... no sé si estaba mintiendo-musitó deseando que su cara no estuviera tan roja como parecía estarlo. -R-Realmente me da igual si son falsos o verdaderos... acaba de decir que usted separa lo personal del trabajo. Y yo confío en Sumizone-san-alzó la vista más tranquilo, sonriéndole con cariño, como si fuera uno de sus hermanos. -Después de todo, conoció a mi padre, y no hay mejor prueba para mí de que usted es buena persona-


avatar
Rintarou Noe
Humano
Humano

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 02/02/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Kaede Sumizome el Dom Feb 09, 2014 9:35 pm

El trabajo del manager consistía en tres cosas principales: Adaptar a su ídolo en los lugares que mejor podría representar su personalidad. Rintarou-kun, era un niño que podría servir para el modelaje, atraía a las personas con su mirada & la resplandeciente sonrisa. Pésimo para mentir, un libro abierto; por lo cual abandonaría la idea de que fuese actor, o incluirlo en algún comercial, sin embargo, era hijo de Noe Heichirou. Lo que significaba que tendría una voz interesante. Lo segundo, era cuidarle de cualquiera que estuviera a punto de explotar su talento de otra manera, existen muchas clases de ídolos & muchos fracasan porque el manager no aprende a observar con totalidad que es lo mejor para cada ídolo. & lo tercero, era simplemente de relleno, era ver hasta donde quería seguir sus sueños. Él, como uno de los managers más buscados siempre se concentraba en la primera opción, dejando que su ídolo trabajase en las dos restantes. Para crecer como ídolo tenias que tener metas claras, e incluso algo que se llama originalidad, odiaba aquellos ídolos con una mentalidad igualada a muchos famosos, trajes ostentosos, voces completadas con playback. Todos aquellos ídolos solamente era de cara, no mostraban absolutamente nada, pero bueno; eso era lo que el mercado absurdo vendía, aquellos ídolos que por más que lo intentaran no iban a crecer. Le observo, y la sonrisa marco más su rostro, no escuchaba absolutamente nada más que la respiración del ajeno —mantenía la suya bastante resguardada—, pero podría ver su rostro, sonrojado & su mirada buscando evitar la suya, sin duda para Kaede, Rintarou-kun termino siendo alguien bastante interesante.
Río tan solo un poco Soy un demonio, esta cosa no me afecta, pero lo dejo pasar. Escuchaba atento lo que Rintarou-kun estaba ofreciendo, coloco sus manos debajo de su barbilla apoyándose en esta, manteniendo la mirada hacia los ojos ajenos, lanzando un silbido de curiosidad —. ¿Tienes hermanos? —pregunto, aunque se supone que hablaban de los cigarrillos, Kaede era bueno para dirigir la conversación hacia otro lugar, cuando alguna no le interesaba o ciertamente no tenia con que debatir. Cigarrillos + Demonios era una combinación perfecta.
Río tan solo un poco —. No te emociones mucho, Rintarou-kun. Fue hace algunos años atrás —coloco una mano en su barbilla, mostrándose pensativo, recordando en su mente cuando se encontró por primera vez al padre del ajeno —. Me encontraba trabajando cerca de Opimae, cuando le conocí por primera vez; preparándose para un concierto con un grupo de novatos. Uno de aquellos novatos era el ídolo con el cual estaba trabajando. Luego de eso, nos fuimos a tomar algunas copas, estaba interesado en su música; así que nos llevamos bastante bien. Luego de eso, escuche que se retiroUna pena, quiso agregar, pero amplio una sonrisa de sus labios mirando al ajeno —. Seguro que fue buen padre, Noe-san era una buena persona —bebió un poco más del té que se encontraba en la mesa.
¿Ese también se rego? pensó con una sonrisa en sus labios. Sin embargo, lo otro le dejo totalmente helado en el sofá. Sus labios se abrieron y se cerraron automáticamente, en lo que su rostro tomaba un color rojizo, cuando sintió las mejillas arder las cubrió con su mano girando el rostro ¿Qué está pasando? era totalmente absurdo que luego de tantos años él se estaba sonrojando ¡Realmente se estaba sonrojado! Se levanto, del asiento caminando hacia afuera, en lo que miraba hacia un lado estirando su mano para colocarla en el cabello ajeno —. Gracias, Rintarou-kun —susurro con una sonrisa en sus labios —. Ahora, hay algo que quiero comprobar. ¿Vamos por tus registros de trabajo? & luego, vamos a ver qué tan buena voz tienes —un estudio de música, debía reservar uno a partir de hoy. Arreglar los horarios de trabajo & sobre todo, quería saber algo más sobre aquel chico. Pero eso, iba a esperar.


avatar
Kaede Sumizome
Demonio
Demonio

Mensajes : 26
Fecha de nacimiento : 02/11/1991
Fecha de inscripción : 02/02/2014
Edad : 25
Localización : —Junto a Rintarou-kun~

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Rintarou Noe el Lun Feb 10, 2014 1:44 pm

Ver a Sumizone-san riendo de esa forma... era casi arrebatador. Estaba seguro que recordaría ese momento por siempre. Si, por eso... ¡y por la vergüenza que estaba teniendo al contar todos los rumores que había escuchado sobre ese hombre! Aunque la imagen que se había hecho de él no se ajustaba a lo que estaba viviendo en este momento. En las fotografías de las revistas, en los murmullos indiscretos que habitaban los pasillos, siempre había imaginado que era una persona seria, arrogante ¡y peligrosa! Pero viéndolo así era imposible dar crédito a todo lo que había creído. Era cierto que su sonrisa le ponía nervioso, pero no en el mal sentido. Si, ese sexto sentido que tenía siempre cuando olía a quemado mientras cocinaba. Quizás los otros modelos no habían sabido comprender a Sumizone-san. ¡Y él también! Lo acababa de conocer, y sus hermanos siempre le reprochaban que nunca pensaba mal de nadie y confiaba de buenas a primeras. Pero por mucho que se esforzara, ¡no podía ver defectos en ese hombre! Excepto que fumaba. De momento. Hm.

-Ah, si. Tengo tres hermanos- sonrió, dejándose liar por la pregunta. Estaba muy orgulloso de sus hermanos, así que pronto olvido el tema del tabaco. -Eitarou, Kotarou y Sentarou- los enumeró cándidamente. -Eitarou-nichan es el mayor, y le siguen Kotarou-nii y Sentarou-nii. Yo soy el pequeño- reconoció, sintiéndose avergonzado sin saber muy bien porque. -Siempre se andan preocupando por mi. De hecho Sentarou-nii no quería que fuera un idol- suspiró agotado al recordar la discusión. Sentarou siempre había sido el más protector con él. Si por él fuera, no saldría de casa. Casi sentía lastima por los alumnos de la clase de Sentarou-nii.

Aunque todo eso quedo apartado de su mente cuando la envolvente voz de Sumizone-san empezó a contar como había conocido a su padre. Puede que no fuera mucho, pero ¡era su padre! ¡Y Sumizone-san! ¡Juntos! Debía estar hablando cuando su padre era joven, viajando y actuando por todos lados, antes de conocer a la que sería su pareja del alma. Entonces... un momento, ¿cuantos años tenía Sumizone-san? ¡Lo veía muy joven! ¿Pero ya estaba trabajando en esa época? ¿Como era eso posible? ¿Sería uno de esos jóvenes genios, que ya desde que estaban tomando biberón marcaban su diferencia con el resto de bebes? -Era el mejor padre... siempre le gustaba cantarnos algo por las noches, o llevarnos al parque a jugar- recordó con nostalgia cerrando los ojos, dejándose llevar por los recuerdos. Una triste sonrisa adornaba el rostro de Rintarou, aunque tras negar con la cabeza, sonrió de forma más cálida a Kaede. -¡Estoy seguro que el padre de Sumizone-san también es muy bueno! Aunque... ¿cuantos años tiene usted, Sumizone-san? Para haber conocido a mi padre cuando era joven- comentó, rascándose la mejilla con confusión. Estaba intentando hacer las cuentas... y entre que no era muy listo, y las matemáticas nunca habían sido su asignatura preferida.

Fue entonces cuando se abrió el cielo. Lo que nunca había esperado ver, ni siquiera en sueños... ¡Sumizone-san sonrojado! ¿Porque? ¡Es más...! Era... era... ¡demasiado lindo! Tuvo que contenerse enormemente para no abrazarlo. ¡Le parecía tan tierno como un gatito gruñón! ¡O un niño pequeño! Sintió un golpe en su pecho, como una revelación. Quería ver más expresiones en Sumizone-san, quería... conocerle más. Cuando posó esa mano en su cabeza y le dio las gracias... le dieron ganas de llorar. Su mano era pesada, grande y cálida... como sus palabras. Ese hombre... definitivamente tenía buen corazón. Pondría la mano en el fuego por él... y darse cuenta de eso, le daba miedo y le hacía ponerse nervioso.

-C-Claro- carraspeó, ocultando su emoción. -Le sigo- le sonrió, frotándose los ojos para ocultar una breve lagrimilla. -Estoy listo. estoy en sus manos, Sumizone-san, úseme como crea conveniente- le sonrió completamente confiado con el que era ahora su manager.


avatar
Rintarou Noe
Humano
Humano

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 02/02/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Kaede Sumizome el Lun Feb 10, 2014 2:21 pm

No había reído de esa manera durante años. Si, tenía muchos complejos dentro de su propia personalidad que chocaban con sus gustos e incluso los disgustos. Cuando se trataba de algo que le gustara o le disgustara era como un niño pequeño & hacia todo lo posible para tenerlo u alejarlo. No iba a cambiar por más siglos, años que pasaran, así había formado de alguna manera su personalidad, monopolizar a la gente antes de que cante un gallo, era lo que solía decir. Observar las reacciones de las personas a su alrededor era su pasatiempo, pero no entendía el motivo por el cual aquel niño le llamaba tanto la atención, podría tener entre los dieciocho u diecisiete años. Bañado en aquello que los humanos llaman perversión juvenil. Aquellos que entre más grande se hacen algunos pierden la cordura. Vivía rodeado de humanos que le temían a los castigos por sus acciones, buscaban tener entre más dinero & fama; muchos de aquellos que cayeron desde la cima pensaban de la misma manera, pero ese niño era diferente Quería hacer feliz a la gente, cuando escuchara su voz que clase de pensamientos eran esos. Solo le hacían reír, no se burlaba de ellos, no era porque le causaba gracia, si no que le gustaba. De alguna manera esos pensamientos le gustaban demasiado, era la primera vez en toda su larga vida que conocía a alguien con esa clase de pensamientos & que le hiciera pensar de esa manera. ¿Se estaba volviendo loco? Lo más probable. Coloco su mano en su mejilla detallándole totalmente, los puntos fuertes lo podría ver detrás de la cámara, sin embargo, seguía siendo despistado Voy a comenzar a cuidar a un bebé pensó, con una divertida sonrisa en sus labios.
. ¿Tres hermanos? Vaya. Así que eres el menor de los tres, tuvieron que haberte cuidado demasiado —si con lo que decía, tener la aprobación de esos tres hombres que tenían la tutela de aquel joven iba a ser difícil, los viajes a las demás ciudades, las salidas de noche. Por eso los ídolos jóvenes sin tener la solicitud de una independencia eran difíciles. Sobre todo, si habían hermanos de por medio. Coloco una mano bajo su barbilla, muchas veces no había sufrido ese problema, pero abrió sus labios mostrando una sonrisa —. Supongo que me queda conocer a tus hermanos, así podre tener permisos por adelantado cuando nos tengamos que quedar en otro país por trabajos. ¿O vives solo? Si es así es mucho más fácil —sonrío, divertido. De alguna manera, había conseguido cambiar de tema, eso mostraba que Rintarou-kun era bastante divertido e inocente.
Llegue al tema que no quería, humanidades pensó, con sus ojos cerrados. Muchos de aquellos que se enteraban de su raza, aquel vástago que viaja alrededor del mundo causan bastante sorpresa en muchos. Rasco su nuca, intentando evitar la mirada del ajeno. Sin embargo, algunos humanos eran capaces de reconocer a demonios e incluso vampiros por el olor & la presencia que representaban, una gota de sudor resbalo por su nuca, eso le daba a decir que Rintarou-kun… seguía siendo inocente. Un idiota, sin remedio. El cual no solo necesita un manager, si no un guardaespaldas pensó, al observarlo —. ¿Cuántos años crees que tengo? Si aciertas, te regalo un caramelo —menciono, comiéndose la ultima galleta, y terminando de beber el té que se encontraba en la mesa.
Su mano quedo en el pomo de la puerta, sus labios se marcaron en una sonrisa mientras bajaba la mirada relamiendo sus labios sin que el ajeno lograra observarlo por completo Decirle eso a un demonio, es estar entregando tú alma. Rintarou-kun pensó con diversión —. Rintarou-kun, ¿Sabías que decirle eso a un hombre es porque lo estas seduciendo? No puedes ir por ahí decirle a cualquiera que te use como le crea conveniente, funciona incluso conmigo —menciono con un tono divertido en sus labios.
Abrió la puerta seguido de aquel joven, o eso era lo que pensaba. Si memorizo bien el mapa, sabia donde quedaba la oficina de esos dos, sus labios se encontraban cerrados en lo que sus manos se encontraban en los bolsillos, la recepción no se encontraba muy lejos, llego tranquilamente hacia donde se encontraba un hombre sentado en una mesa revisando algunos papeles —. ¿Puedo ayudarle en algo? —cuando levanto la mirada sus ojos se abrieron notablemente —. ¡Sumizome Kaede-sama! —sonrío con bastante diversión, al reconocerlo —. ¿Qué? Te han corrido de Discos K. —el chico se sonrojo notablemente, frunciendo el ceño —. ¿Qué le trae por aquí? Ahora mismo el jefe acaba de salir —Kaede sonrío con diversión —. No me interesa, hable con él hace algunos minutos para verle la cara de nuevo. Quiero toda la información que han recolectado & los trabajos que ha tenido Rintarou Noe-kun —señalo detrás de él al chico, en lo que miraba al hombre —. Soy su manager —la expresión de Julián realmente era increíble, sus labios se encontraban totalmente abiertos y los papeles que tenía en su mano se regaron en toda la mesa —. Kaede-sama… ¿Ha hecho un contrato con Idolorum? Esto no me lo creo —frunció el ceño —. No me interesa, rápido que no tengo tiempo. Necesito hacer algunos arreglos —estiro su mano, esperando que el ajeno se moviera, y fue lo que comenzó a hacer —. Por cierto, no creo que debas leer esa clase de revistas en la empresa, te despedirán también —Julián guardo las revistas de moda de Deus & comenzó a buscar los archivos ajenos. Kaede tenía una sonrisa de diversión en sus labios, en lo que los archivos eran encontrados.


avatar
Kaede Sumizome
Demonio
Demonio

Mensajes : 26
Fecha de nacimiento : 02/11/1991
Fecha de inscripción : 02/02/2014
Edad : 25
Localización : —Junto a Rintarou-kun~

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Rintarou Noe el Lun Feb 10, 2014 6:01 pm

¿Permisos? ¿Otro país? ¿Tratar con sus... hermanos? ¡Noooo! ¡En cuanto oyera Sentarou-nii que querían sacarlo de la ciudad a recorrer otros países lejos de su manto protector se negaría en rotundo! Y eso le traería más discusiones y dolores de cabeza. Uhg... ¿era realmente necesario? Quizás solo necesitaba el permiso de uno de ellos, el mayor. Eitarou-niisan no debería poner muchas pegas, más allá de los económico. Seguramente si todo ese viaje resultaba muy caro le pondría muchas pegas. Pero... ¿lo llevaba la empresa, no? Todo el asunto de los viajes lo llevaba a cabo el Idolorum, ¿verdad? Y Kotarou-nii... bueno, era Kotarou-nii. Estaba seguro que metería en su maleta un sinfín de cosas para el viaje. Cosméticos para la piel y el pelo, y ropa que se alejaba del estilo habitual de Rintarou. Pero que mucho. Koutarou era de los que vivían tal cual vestían. Y por algo Kou-nii era el más liberal de los tres. Sen-nii siempre se ponía de los nervios en su presencia. La cuestión a fin de cuentas era... que si su hermano conocía a Sumizone-san pensaría mal de él. ¡Siempre lo hacía con todos los que se acercaban a Rintarou!

-¿Mis hermanos? ¿Pero es necesario el permiso de todos? ¿No basta con Eitarou-niisan? Es el mayor, y el que dirige los asuntos más importantes de la familia. Y si, vivo con ellos- reconoció algo avergonzado. Todos vivían juntos ante la falta de los padres. Rintarou adoraba ese estilo de vida, pues pese a todo, quería con toda su alma a su familia. Pero teniendo en cuenta que era un idol, quizás no era el método adecuado para vivir. Daría muchos problemas a sus hermanos si seguía viviendo con ellos. Asintió, como si hubiera tomado una decisión para si mismo. Y así era. -Buscare una nueva casa para mi- sonrió excitado ante la idea de vivir solo. Aunque daba un poco de miedo... -¡Tengo algunos ahorrillos! ¡Podré permitírmelo! -le informó a su manager con ojos brillantes.

-Y no sé que edad tiene, Sumizone-san... no parece tener más de 30- le miro de arriba abajo. -Así que no sa-... un momento, ¿un caramelo? ¡No soy un niño!- protestó ruborizado por la vergüenza y cierta frustración. ¡Ya no era tan niño! ¡Iba a vivir solo! ¡Los niños no vivían solos! ¡Y sabía cocinar y limpiar! ¡E iba a ser uno de los mejores idols de Hortus Deorum! ¡Todo eso probaba que no era un niño!

Suspiró, algo resignado, aunque frustrado. No quería que Sumizone-san le viera como un niño. Quería que le viera como un igual, como un amigo. Si, amigo... ¿verdad? ¡Si, si, si! ¡claro que si! ¡Solo tenía esa clase de relación profesional que con el tiempo sería una bella amistad! ¡Nada más! ¡Si nada mas...! ¿¡Porque sonaba tan alicaído por eso?! ¡No, no, no! ¿En que estaba pensando? ¡Era su manager! ¡M-A-N-A-G-E-R! Su relación era meramente por trabajo. ¡Nada más! Era una persona agradable y de atrayente aura... ¡pero eso no le excusaba de tener esa clase de pensamientos! Pero... ¿pensamientos de que?

¡Ay...! Su cabeza iba a explotar si seguía dándole vueltas. Así que volvió al planeta tierra, mientras le prestaba mayor atención a Sumizone-san.

—. Rintarou-kun, ¿Sabías que decirle eso a un hombre es porque lo estas seduciendo? No puedes ir por ahí decirle a cualquiera que te use como le crea conveniente, funciona incluso conmigo —

... aunque esa frase por poco logra que se pase de parada, y en vez de bajarse en la tierra, fuera a ir directo al infierno.

¿¡Cómo podían haberse malinterpretado sus palabras de esa forma?!

-¿Se-seducirle? ¡N-No era mi intención!- gimió más rojo que un tomate. Agitó las manos en el aire con rápidos aspavientos, como si intentara disipar la idea del ambiente que los rodeaba. -Q-quiero decir que será un placer trabajar de forma compenetrada con usted- sonrió... hasta que segundos después se dio cuenta que eso también podía ser malinterpretado. -¡Q-Quiero decir que será un honor trabajar con usted, y confío que podamos profundizar en nuestra relación!- se puso lívido en cuanto se dio cuenta de que había vuelto a elegir una palabra altamente ambigua. ¿¡Pero qué le pasaba hoy?! ¡Estaba especialmente torpe! Tenía ganas de echarse a llorar. -Por favor, dígame que ha entendido a donde quiero realmente ir a parar- le miró con ojos de cordero degollado. Estaba seguro que si intentaba arreglar una vez más, caería en picado.

Le siguió bastante nervioso por los pasillos de ese enorme edificio. Rintarou siempre se perdía con facilidad por él, y eso que ya llevaba allí varios meses. Así que parpadeó sorprendido cuando llegaron a la primera al sitio que estaba buscando Sumizone-san. Le escuchó hablar con Julián en silencio, atento a lo que decían.

Finalmente cuando el chico se fue a buscar lo que le pidió su manager, se acercó a este para preguntar:

-¿Que va a hacer exactamente, Sumizone-san? -
le miró girando la cabeza para poder apreciar su rostro (su perfecto rostro), con curiosidad.


avatar
Rintarou Noe
Humano
Humano

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 02/02/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Kaede Sumizome el Lun Feb 10, 2014 6:52 pm

Bueno, esto se estaba complicando. Sobre todo con el hecho de escuchar que todavía vivía con sus hermanos. Suspiro, ¿De alguna manera esa noticia le decepciono? Pero… ¿Por qué estaría decepcionado? Ni que se lo fuese a llevar a vivir con él. De ninguna manera, ni siquiera tenía un apartamento dentro de la ciudad, ahora que iba a ganar lo suficiente podría darse el lujo de juntar sus ahorros y comprar un Penthouse en Hortus, o una planta de edificio completa, así tomaba el dinero al alquilar los demás, no era una mala idea tampoco. Le observo como reacciono, y otra gota resbalo por su nuca, realmente sus hermanos tendrían que tener un serio problema con Rintarou-kun. Sonrío con diversión ante las palabras dichas por el ajeno, bastante seguras para un aprendiz a ídolo. Sus labios se abrieron mostrando una sonrisa decidida en sus labios, era la primera vez que conocía a esta clase de persona, no la iba a dejar ir. Le daría igual, que a un ídolo que se encuentra en la cima, los entrenamientos igual no iban a ser para nada fáciles & los trabajos podrían llegar como irse, sin embargo, el trabajo del manager era hacer pulir a sus ídolos & Rintarou-kun, podría ser un lindo pedestal, listo para pulir & convertirlo en una perfecta escultura.
. Pensaba en la opción más sensata. No quiero problema con los demás luego de que vayas ganando fama & triunfo. Soy tu manager, pienso en tu bienestar, no en el míoasí que vive con sus hermanos, pensó. Llegando a la conclusión que si su padre paterno había fallecido —siempre le pareció, Noe-san ser el seme en una relación—, su materno no estaba con ellos, le entro la curiosidad de preguntar, pero mordió sus labios ignorando aquel hecho. Había una estrecha línea entre saber sobre el ajeno & guiarlo totalmente. Kaede era mal hablado cuando se trataba de la familia, & lo sabia más que nadie, porque al carecer de ella las emociones ajenas le importaban totalmente. Era mejor ahorrarse sus palabras & preguntas, para después. Le observo & suspiro —. Bien —dejo salir un pequeño suspiro de sus labios —. ¿Te parece ir los dos a buscar apartamentos? Yo también, necesito uno —aunque la idea no le parecía totalmente, lo que él buscaba era una planta completa & un Penthouse para vivir. Iba a ser difícil, pero edificios nuevos era lo que cargaba Hortus Deorum en esos momentos. ¿Era correcto?
Río divertido —. No, tengo más de treinta. Lamento no tener que darte el caramelo —susurro suavemente con sus manos en sus bolsillos. Algunos cinco mil o más años. Realmente olvido cuantos años cargaba detrás de su cuerpo. Pero sin duda, la forma en la que Rintarou-kun contestaba, le hacía tener cada vez, más & más diversión de su persona —. Pero si no cargas con más de dieciocho años —sonrío divertido —. Y si hablamos de tu comienzo como ídolo, todavía eres un niño, esperando ser pulido por un escultor profesional —guardo silencio—. Lo único que tienes que hacer, para demostrarme que no eres un niño, es subirte a ese escenario y conquistar a todo el públicoSi no lo puedes hacer, seguirás siendo un niño, para mí. Rintarou-kun quiso agregar, pero guardo silencio.
Le miro levantando una ceja, detuvo sus pasos en medio del pasillo con una expresión de absoluta diversión —. ¿No era así? —repitió. Tuvo unas intensas ganas de comenzar a reír, burlándose de él, pero no resistía ver su cara totalmente roja & la vergüenza fluyendo de sus labios, sus ojos suavemente se cerraron y se volvieron a abrir colocando su mano en el rostro ajeno, delineando sus dedos por la mejilla ajena, mientras bajaba hasta los hombros ajenos y acercaba su rostro hacia el ajeno —. Lo siento, solo quería divertirme un poco viéndote totalmente sonrojado —dejo que saliese de sus labios, levantando su mano hasta desordenar su cabello, alejándose suavemente de los pasos ajenos, guardando sus manos en sus bolsillos sonriendo con diversión.
Se quedo pensando en que contestarle. Hasta que los papeles terminaron en sus manos —. Aquí, todos los datos de los trabajos que ha hecho Rintarou-kun con la empresa de modelaje, los nombres de las revistas en general —la voz de Julián sonaba bastante segura —. ¿Algo más que necesite, Sumizome-sama? —guardo silencio, colocando una mano en su barbilla —. Sí, necesito una sala de entrenamiento. Una sala de grabación, con ajustes de horario de mañana. Consígueme buenos instrumentistas para hacer una banda de fondo. Mañana te envió la clase de instrumentistas que necesito. La planta que sea de alta calidad, voy a probar la voz de Rintarou-kun en estos momentos & necesito buenos instrumentos para poder sacar su potencial —ordeno, moviendo suavemente sus manos encima de la mesa, en lo que revisaba los papeles —. Quiero el nombre de todos los contratistas que trabajaron para las revistas con él, también necesito el numero de Ishida-san —guardo silencio —. El periodista —Julián asintió, en lo que buscaba los datos en el ordenador, Kaede se giro observando a Rintarou-kun con una sonrisa —. ¿Te lo dije no? Vamos a probar como me conquistas con tu voz. Voy a tomar el entrenamiento de tus solos en la mañana. En la tarde, nos enfocaremos en sacar tu lado con los modelajes, no te preocupes. Me asegurare de que los trajes sean perfectos para tu perfil & tus gustos. Nada de mostrar la piel, incluso los mejores ídolos ocultan lo mejor de ellos. Hablare con todos los que hicieron contrato con esta empresa, te conseguiré algunos cupos para modelaje, con respecto a la actuación de un ídolo, lo pensare más, Rintarou-kun no está hecho para la actuación —completo lanzado un suspiro de sus labios —. La sala 49 está desocupada. Sumizome-san, ahora mismo le enviare todos los datos que me ordeno a su correo electrónico, ¿Me da su correo? —Kaede lo escribió en un papel y luego se agacho —. Envíame una red de edificios que estén en construcción o que busquen habitantes para vivir en ellos, para comprar no alquilar —Julián acepto, comenzando a trabajar —. Bien, vamos a la sala 49, Rintarou-kun~ —canto suavemente —. Espero que sepas con que cautivarme


avatar
Kaede Sumizome
Demonio
Demonio

Mensajes : 26
Fecha de nacimiento : 02/11/1991
Fecha de inscripción : 02/02/2014
Edad : 25
Localización : —Junto a Rintarou-kun~

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Rintarou Noe el Miér Feb 12, 2014 12:20 pm

Cuando oyó decir a Sumizome-san que estaba buscando alojamiento en la ciudad una bombilla se encendió en la mente de Rintarou. Si, si, una bombilla. Era de esos bombillas que se iluminan cuando una estupenda idea hacía acto de presencia. Y era la siguiente... Sumizome-san estaba buscando piso. Él también. Así que... ¿porque no buscaban una casa para los dos? ¡Si unían su dinero podría acceder a una vivienda más amplia y cómoda, en la que poder vivir plácidamente! ¡Era una fantástica idea! ¡Y así podría averiguar más cosas de su manager! ¡Y... cocinar y limpiar para él! De hecho... una inquietante escena de él vestido con solo un delantal llevando el desayuno a la cama para Sumizome-san se paseó por la mente del joven, provocando que por poco no tuviera un derrame cerebral. ¡¡Pero que demonios estaba pensando!! ¡Esa clase de pensamiento estaban de más! ¡Era su manager! ¡Y una persona maravillosa! Y... y puede... que su futuro compañero de piso. Además, si contaba con una persona más en el piso estaba seguro que Sentarou-nii se quedaría más tranquilo. O eso esperaba... ¿pero quien no confiaría en la carismática figura de su manager? Parecía ser capaz de hacer todo, y mucho más... era abrumador y algo intimidante que una persona así se hubiera convertido en su manager. ¡No podía decepcionarlo! ¡Bajo ningún concepto! Sentía que si fracasaba no solo sufriría por su familia, sino también por ese hombre.

¡Se esforzaría al máximo!

Pero ahora... ¡el piso era la prioridad!

-Sumizome-san... ¡busquemos un piso para los dos! ¡Así dispondremos de mejores opciones para buscar un alojamiento! Estoy seguro que a mis hermanos se quedaran más tranquilos si me voy a vivir con un adulto tan confiable como usted- explicó con los ojos brillantes, acercándose muy emocionado a él. Era increíble lo alto que era. Se sentía un niño en su presencia... por eso insistió. -¡Además sería lo ideal! Nos cuidaríamos el uno al otro. ¡Se cocinar y limpiar medianamente bien! Y si esta usted conmigo tengo la garantía de que nunca llegare tarde- se echó a reír suavemente. Aunque la idea de que entrara Sumizome-san a su cuarto, a su cama, para despertarlo... resulto extrañamente inquietante... ¡y no en el mal sentido!

-¿Tiene más de treinta? Impresionante- abrió los ojos, mirándole de arriba abajo. Aparentaba mucho menos. ¿Este hombre también tenía la formula de la eterna juventud? Ahora si que se sentía un crío... ¡Y no quería que lo viera como tal! -Conquistare a toda esta ciudad, Sumizome-san- frunció el ceño intentando parecer serio. Aunque era algo que no le salía muy bien. ¡Pero realmente estaba hablando en serio! -¡Y podrá ver que no soy un crío!- se cruzó de brazos, casi desafiando a que ese hombre dijera lo contrario. Lo malo era... ¡que no podía mirarle más de cinco segundos a los ojos sin que ese extraño rubor en sus mejillas hiciera su aparición! ¡Agh! ¡Era frustrante!

Y más cuando ese hombre se había burlado de él en un tema tan... tan... tan... ¿peligroso? ¿Seducirle? Él no tenía talento para seducir, pero si para hacer amigos. Pero no le molestaba. Era feliz conociendo a gente, y ganarse su amistad. No buscaba algo más profundo... ¡porque lo desconocía! Nunca se había enamorado, ¿cómo sería? Los fotógrafos ya le habían visto su nula habilidad para enamorar a la cámara por su pasión. Así que habían evitado meterlo en sesiones de fotos en las que saliera en actitud más... "cariñosa" con otros modelos. Al parecer su cara no era del todo creíble para ese tipo de situaciones. "Aún me queda mucho" pensó con un suspiro para sí.

Y aún así... aún así... ahora que Sumizome-san le estaba revolviendo el pelo de nuevo, y sentía la calidez de su mano, se estaba preguntando si Sumizome-san se habría enamorado alguna vez. Quizás cuando tuvieran más confianza se lo podría preguntar.

La voz de Julián y Kaede le sacaron de sus elucubraciones mentales. ¡Trabajo! ¡Ahora tenía que centrarse en el trabajo! P-Pero... ¿sala 49? ¿Ya? Se apresuró a seguir a Sumizome-san, mientras su canturreo se escurría por su cuerpo como el agua. Le puso todos los pelos de punta. -¿Quiere que cante ahora?-parpadeó nervioso, pero algo emocionado. -¿Qué quiere que cante? ¿Tiene alguna preferencia?- le preguntó con una sonrisa.


avatar
Rintarou Noe
Humano
Humano

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 02/02/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Kaede Sumizome el Miér Feb 12, 2014 1:41 pm

Un piso para los dos espera… ¿No estaba yendo muy rápido con este asunto? A lo mucho, duraba dos meses antes de ir a vivir con su ídolo, era falta de personificación del manager si no se hacía de esa manera, sin embargo, sus razones ciertamente eran justificables. Con lo despistado que era, seguramente se colocaría calcetas de un color diferente, saldría con un zapato de uno & un zapato de otro, seguramente se quemaría en un instante la casa y toda la ropa regalada por los patrocinadores se echaría a perder. Rintarou-kun, era bastante inteligente en muchas ocasiones, amplio una sonrisa de sus labios. Cruzo sus brazos buscando exactamente los buenos puntos de aquella convivencia temprana, espera… ¿Y dónde quedaron los malos puntos? Se había olvidado de ellos por completo. Rintarou-kun sabía limpiar, cocinar. De hecho, él también sabía cocinar y la limpieza de su casa siempre era los sábados sin embargo, en la semana que no llegaba se encontraba bastante arreglada con algunos pequeños polvos en la superficie de los objetos, sin embargo, siempre le pareció interesante el motivo por el cual las personas limpiaban todos los días. Aunque eso sería una carga, parecía que el rostro emocionado de Rintarou-kun mostraba otros asuntos, ¿Era tan divertido cocinar & limpiar? Aunque si era cierto lo que decía Rintarou-kun, se iba a ahorrar un poco el dinero de la venta & podría dar el 50% lo que significaba que podría ahorrarse lo suficiente para comprar una habitación más. Amplio una pequeña mueca en sus labios, mostrando una sonrisa bastante obvia, sin embargo, todavía seguía debatiéndose en su mente ¿Cuáles eran esos malos puntos? Estaba totalmente claro, sabía que Rintarou-kun tenía una extraña muestra de adicción contra sus sentidos, y le atraía todo lo que hacía por lo cual iba a ser bastante extraño vivir juntos.
. Entonces, ¿Buscamos una habitación para ambos? Bien, me parece también perfecto. Ahorrando un montón de situaciones problemáticas, me gustaría entonces conversarlo con su hermano mayor —la base para probar que podrían vivir juntos carecía de una lógica establecida, si el mayor afirmaba podría dar la mitad del dinero para un lugar estable, lo que significaba que se ahorraba una cantidad de dinero que podría servir para otras cosas —. Esa es una idea bastante tentadora, Rintarou-kun. Me pregunto, ¿Qué secretos tendrás? —coloco una mano bajo su barbilla bastante divertido. Tampoco le sonaba mal la idea, por lo que acepto con una sonrisa en sus labios —. Entonces, busquemos un lugar que se adapte a nosotros —afirmo con una sonrisa de lado.
No es tan impresionante que digamos pensó al escuchar lo que decía, estaba seguro que rondaba más de dos décadas completas. Sin embargo, no lo iba a decir tan fácilmente, lo mucho que podría soltar su verdadera raza era entre los meses que compartían, soltarlo de un momento a otro: Soy un demonio, después de todo & aquellos que se habían dado cuenta respondían con un: Lo sé y luego se reían de lo divertido. Pero Rintarou-kun, ni siquiera se había dado cuenta de ese detalle, de hecho, presentía que no tenía la menor idea de la diferencia de presencia de las criaturas & los humanos, era tan inocente. Le observo ampliando una sonrisa en sus labios —. Veamos, que tan decidido estas con esto. Rintarou-kun —le menciono ampliando una sonrisa entre sus labios.
Los pasos de Kaede resonaban entre los pasillos. Sus labios mostraban una sonrisa entre sus labios pasando una & otra vez el mapa que se encontraba en la entrada de la empresa, si no recordaba mal el cuarto piso, girando hacia la derecha se encontraban las salas de grabación. La habitación 49 —. Te lo dije, vamos a trabajar duro para que dejes de ser un crio —lo que implicaba totalmente —. Qué cantes para mi, buscar instrumentistas que toquen contigo & se adapten a tu voz, practicas en la mañana & modelaje en la tarde, ¿Por qué crees que mis ídolos llegan a la cima? Voy a su ritmo pero a la vez al mío, el secreto es saber distribuir los talentos que tienen dentro de su cuerpo —finalizo. Al momento que sus pasos se detuvieron delante del ascensor cuando se abrió, salieron un par de bailarines que quedaron totalmente absortos con la presencia del manager, este simplemente les dedico una mirada & entro al ascensor seguido de Rintarou-kun, marcando el cuarto piso. La música clásica del ascensor le hizo de alguna manera escucharla, observando el techo de este, las puertas se abrieron, caminar por dos pasillos & girar hacia la derecha, si no estaba mal encontraría la sala 49. Sonrío, no estaba nada mal haber acertado de primera, odiaba preguntar la dirección a las personas. Tomo el pomo de la puerta, abriéndola lentamente.
. ¿Te lo dije no? Cautívame. Canta algo que me llegue totalmente


avatar
Kaede Sumizome
Demonio
Demonio

Mensajes : 26
Fecha de nacimiento : 02/11/1991
Fecha de inscripción : 02/02/2014
Edad : 25
Localización : —Junto a Rintarou-kun~

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Rintarou Noe el Miér Feb 12, 2014 8:08 pm

Había aceptado... ¿de verdad? ¿Iban a vivir los dos juntos? Tenía una ganas tremendas de saltar, bailar, cantar... ¡estaba pletórico! ¡Exultante! Siendo sinceros le había asustado un poco la idea de irse a vivir solo. Sabía que ya era mayor, y debía acostumbrarse. No siempre estarían sus hermanos ahí para él, tenía que empezar a espabilar y vivir por su cuenta... pero vivir bajo un mismo techo con Sumizome-san le ponía más nervioso aún. Pero también más alegre. Con esa noticia tenía la sensación que podía cantar cualquier canción que le pusieran delante, ¡como si era en árabe! No tenía ni idea de árabe... ¡pero estaba seguro que ahora podría ahora entonarlo!

-¡Muchas gracias por su colaboración y confianza, Sumizome-san!- se inclinó en una respetuosa reverencia. Tenía ganas de abrazarlo, como hacía con todos los que le caían bien, pero acababa de conocer a su manager, y no estaba muy seguro de si que si eso le gustaría mucho. -¡Le aseguro que no se arrepentirá! Cuando vuelva con mis hermanos se lo comentare, y le diré a Eitarou-niisan que deseas hablar con él- explicó alzando de nuevo la cabeza. Estaba deseando volver para contárselo. Pero le daba apuro separarse de Sumizome-san. Por suerte, hoy ya tenía "deberes" con él. Cantar, ¡nada menos! ¡El día no podía ser más perfecto! -Y no tengo ningún secreto, Sumizome-san- se echó a reír Rintarou ante esa ocurrencia. De hecho uno de sus mayores temores cuando ingreso en el mundo de los idols era ser tan aburrido que nadie le contratara. Se alegraba de no haber acertado.

Se encaminaron a la sala 49 mientras le escuchaba y le observaba con atención. Al mismo tiempo se fijaba que muchas personas con las que se cruzaban lanzaban miradas de deseo y admiración a la figura de su manager. Al parecer era bien conocido... estaba seguro que muchos codiciaban el nombre de Kaede Sumizone... se acercó un poco más a él. Si, estaba seguro; pero ahora ese anhelado hombre estaba con él. Apretó los labios no sabiendo muy bien porque estaba siendo tan posesivo, pero... quería estar con él.

Mientras iban en el ascensor la música ambiental logró mitigar el silencio que se había instalado en ambos. Y no solo eso, sirvió para inspirar en cierta forma a Rintarou. Hasta hacía unos minutos no sabía que canción cantar, pero ahora... ¡estaba seguro que iba a cantar, y para quien! Soltó una risita para sí, satisfecho con la melodía y la letra que había escogido.

Cuando Sumizome-san abrió la sala de grabación 49 los ojos de Rintarou se abrieron impresionados y emocionados. Era una sala enorme, dividida en dos partes. Una parte estaba llena de instrumentos perfectamente ordenados, cada uno tenía su lugar en la sala. Cerca había sillas y micrófonos. La otra sala estaba llena de aparatos eléctricos que se alejaban del entendimientos del joven Noe. Las paredes estaban hechas de madera, dando un ambiente muy cálido a la sala. Ahora más que nervioso... se sentía impaciente. Se dirigió a un micrófono solitario. Estaba bastante alto, sin duda adaptado para un vocalista. Ese era el suyo.

Sonrió como un chiquillo a Kaede desde allí, pero con una mirada de determinación muy adulta.

-Póngase cómodo, Sumizome-san. Esta canción esta dedicada a usted- sonrió travieso, antes de tomar aire...y dejar que una alegre melodía saliera de sus labios de forma casi juguetona. Su voz ya no temblaba, ya no dudaba, cantando... se sentía natural. En su elemento, si es que había un elemento de la música.


Sala de grabación:
Canción de Rintarou para Kaede-chan ~:


avatar
Rintarou Noe
Humano
Humano

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 02/02/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Kaede Sumizome el Miér Feb 12, 2014 9:17 pm

Se hizo a un lado dentro de la larga habitación, sus ojos observaban todo el lugar aprendiéndose cada lugar. La habitación era grande, pero ellos dos se merecían algo mucho más elaborado. Eso era una sala de ensayo, no una sala de grabación. Suspiro, ese idiota no le pudo haber conseguido algo mejor. Bueno era de esperarse, se trataba de un novato que hace algunos meses entro al mundo de la idolatría. Aunque fuese él su manager los trabajos eran lo que traían la recompensa. Se sentó en un largo sofá de color blanco, con sus piernas cruzadas por encima de su rodilla, su mano se apoyo en su mejilla hacia los papeles que se encontraban en sus piernas en lo que el ajeno se arreglaba dispuesto a comenzar a cantar. Siempre pensaba que los cantantes no necesitaban una pista, los verdaderos cantantes cantaban & la imagen mental de la música fluía libremente de sus labios, era como si tuvieran una melodía tallada en sus cuerpos. Eso era lo que le expreso Noe-san cuando le conoció por primera vez, lo que buscaba en su hijo. Si Rintarou-kun lo lograba, estaba totalmente seguro de que no habría nada que lo detuviera.
Paso la pagina que tenía en sus piernas, observando sus trabajos. Revistas de moda, su debut fue en la revista de la empresa mostrando los nuevos talentos, nada más que expresar con sus palabras. Así que necesitaba un debut en el mundo de la música. Mordió su dedo recordando aquello que le había dicho Tohru cuando fueron a tomar a la Nocturna, aquel hombre tal vez podría prestarle el bar un día para que él cantase, pero no es que le gustara demasiado. Tal vez, si cantaba en un concierto podría ser mucho menor ¿Pero con quien haría dúo? Era realmente problemático. Mordió su labio observando todas las fotografías de donde había posado. Cerró las revistas, ese niño tenía el suficiente talento para cautivar las cámaras con solo una foto sin movimiento ¿Qué pasaría si fuese una actuación? Sin embargo, ¿Podría ser capaz de esconder sus emociones? Sonrío con diversión, Rintarou-kun al parecer no podría decir ni una sola mentira, como iba a sobrevivir en ese mundo. Sera que… ¿Knightley sabía sobre su personalidad que me escogió a mí como su manager por eso? Un niño con cero autocontrol & protección. Descuidado a más no poder y con la extraña habilidad de sonrojarse por todo, claro sin mencionar que seducía con la falta de interés, una seducción inconsciente. Estaba demente, sin duda ese niño era totalmente extraño para él.
. ¿Para mí? —se asombro por sus palabras. Sonrío con diversión, estirando su mano permitiendo que comenzara. Sus ojos se abrieron al escucharlo cantar, sus labios se encontraban totalmente abstractos sin mencionar una sola palabra. La melodía fluía en su cabeza como si escuchara esa canción desde hace años, sus ojos solamente observaban los ajenos no podría alejarlos de él. Podría tener a los instrumentistas más hermosos de todo el mundo, sin embargo su vista solamente se iba a dirigir a sus labios, a aquel rostro que mostraba una gran sonrisa cantando. Era increíble, como si escuchara a un dios tocar & cantar al mismo tiempo. Cubrió sus labios antes de la sonrisa que se había formado en sus labios. Esto iba más allá de sus expectativas.
Se levanto de donde estaba, en lo que giraba su cuerpo hacia la puerta —. Es suficiente, Rintarou-kun —le dijo suavemente, abriendo la puerta de la sala, cerrándola. Se apoyo en esta cubriendo totalmente su rostro, se encontraba sonrojado, sentía algo cálido que estaba palpitando dentro de su cuerpo. ¿Qué era lo que estaba pasando? Era absurdo, su corazón hace muchos años que estaba muerto, de hecho, ni siquiera creía que tuviera uno luego de todo lo que había pasado. Marco el numero del secretario del vice-presiente esperando que contestara: Eso fue rápido, Sumizome-sama. ¿Ocurrió algo? Kaede sonrío en lo que suspiraba —. Esto es increíble, solo he escuchado una canción & quiero escuchar más, me consigues a esos instrumentistas. Bajista, Guitarrista, Baterista e incluso quiero uno que toque el piano eléctrico —giro su rostro hacia adentro —. Ese niño, es un genio —la risa del otro lado llamo su atención frunció el ceño —. Dann Knightley. ¿Se puede saber que está haciendo? —pregunto —Lo que pasa es que Julián me dijo de tú pedido, quería ver que tan bueno era Noe-kun. Por esa razón espere que llamaras, he contestado muchas otras. ¡Has sido el primero en darte cuenta! Qué maravilla. Tendrás los instrumentistas Kaede-san, por favor cuida a Rintarou Noe-kun. Si es un diamante para pulir —suspiro, colgando.
Giro su cuerpo abriendo de nuevo la puerta observando a Rintarou-kun que se encontraba frente al micrófono —. Quiero escuchar otra antes de comenzar a trabajar, mañana… comenzamos temprano la práctica, nos darán los instrumentistas. ¿Listo para trabajar en el mundo de la música? Rintarou-kun —sus halagos no salían libremente como realmente quería —. Estoy conmovido. Mucho más, de lo que lo hizo tu padre


avatar
Kaede Sumizome
Demonio
Demonio

Mensajes : 26
Fecha de nacimiento : 02/11/1991
Fecha de inscripción : 02/02/2014
Edad : 25
Localización : —Junto a Rintarou-kun~

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Rintarou Noe el Vie Feb 14, 2014 2:08 pm

Se sentía nervioso, pero a la vez pletórico. ¡Estaba cantado! ¡Por fin estaba cantando! No era lo mismo cantar para él, que cantar para alguien. Adoraba cantar para la gente, y ahora lo estaba haciendo para Sumizome-san. Una canción divertida, alegre. No tenía una letra muy elaborada, pero a veces en lo simple estaba lo bello. Estaba dedicando una canción de simple belleza para una persona de una complejidad abrumadora. Si, podía ver que Sumizome-san era más de lo que decía. Sus ojos... los sentía clavados en él. Era algo inquietante, pero también extrañamente excitante. Y en ellos podía vislumbrar una turbulentas emociones. Había algo en él, algo que no sabía que era. Por eso aumento su esfuerzo en la canción, tenía que ser su voz más profunda, quería que llegara dentro de él, quería ver dentro de su alma...

- Es suficiente, Rintarou-kun -

Esa simple frase le paralizo. Se quedo sin voz y levanto la vista angustiado... pero Sumizome-san ya había salido de la sala, como si estuviera huyendo. El mundo se le vino encima al joven Noe... ¿había hecho algo mal? ¿Se habría equivocado? A lo mejor... no había cantado tan bien como había creído. Si, había sido quizás demasiado presuntuoso por su parte. ¿Le habría sentado mal la canción? ¿No le había gustado la melodía? ¿O sería la letra? Rintarou sintió un sudor frío en su frente. ¿Y si no tenía el talento suficiente como para tener a alguien tan bueno como Sumizome-san de manager? Sentía la lengua seca en la boca... era increíble instantes atrás había estado feliz y dichoso por estar cantando para Sumizome-san y ahora... sentía que se ahogaba de la angustia. No se atrevía a moverse, ni hablar... quería pedirle disculpas a Sumizome-san por haber fallado de manera estrepitosa. Si se disculpaba a tiempo puede que aún siguiera a su lado... no quería perder a su manager. A ese hombre...

La puerta se abrió de nuevo ante él. Alzó la vista, pálido y temeroso, como si fueran a dictar sentencia de muerte sobre él.

Pero... si sus palabras antes le habían hundido en el infierno más absoluto de desesperación, ahora se sentía subiendo al cielo de los bendecidos. ¿Cómo podía ejercer ese efecto sobre él un hombre al que acaba de conocer? ¿Qué tenía Kaede Sumizome-san? Unas lagrimas de felicidad y emoción asomaron en sus ojos, acompañadas de una gran sonrisa. No pudo evitarlo y de dos saltos se plantó ante su manager y lo abrazó con entusiasmo.

-¡Muchas gracias Sumizome-san! ¡Gracias, gracias, gracias! ¡Estoy listo para usted y la música!¡Y para un grupo!- decía con cada apretón a ese firme y escultural cuerpo. Cuando se separó y lo miro, casi sentía que estaba volando del gozo. -¡Ahora le cantare una de las canciones de mi padre! La encontré un día escrita entre sus cosas. Nunca la había cantado, pero creo que expresa bastante lo que fue y siempre ha sido mi padre- correteó para alcanzar el micrófono. Estaba sonrojándose por la emoción del momento... y porque había abrazado a Sumizome-san. ¡Qué osado había sido! ¡Y maleducado! ¡Si apenas le conocía...! ¡Ay! Mejor cantar para distraerle. Quería conmoverle aún más... quería que cantara con él. Que se liberara de todo aquello que le preocupara, y que simplemente fuera él mismo.

Así que agarró el micrófono y empezó a dejar que la música tomara el control de su cuerpo y de voz.


Canción del papa de Rin-chan:


avatar
Rintarou Noe
Humano
Humano

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 02/02/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Kaede Sumizome el Vie Feb 14, 2014 3:16 pm

Aquella acción le dejo con los labios abiertos, sin embargo, plato una sonrisa en sus labios al ver la emoción ajena, sabía que su salida antes le había herido & hecho pensar muchas cosas sin embargo, era imposible que detuviera su canto de otra manera, sobre todo cuando sentía que la voz de aquel niño le penetraba totalmente en todo el cuerpo, como si moviera desde el fondo de su corazón aquello que antes estaba muerto, aquellas almas consumidas dentro de su cuerpo moviéndose al compas de la música plantada por el ajeno, era extraño y sobre todo… ¿excitante? Su voz era completamente atrayente, no solo su presencia, juraba que él era el centro de vista para muchos cantantes novato, la salida de Rintarou-kun al mundo de la fama estaba solo a la vuelta de la esquina, si ese niño lograba dominar todos los escenarios nadie le iba a detener, nadie. Inhalo un poco de aire, llenando totalmente sus pulmones con oxigeno. Paso sus manos por el cuerpo ajeno, desordenando su cabello.
. No tienes que agradecerme, es tú talento quien mueve a las demás —y no estaba equivocado. Levanto una ceja totalmente interesado con aquel dato. Canciones que fueron escritas por Noe-san y que nunca hubiesen salido al mercado cuando se retiro. Amplio una pequeña sonrisa de sus labios observándole, aquella mejillas sonrojadas, levanto uno de sus dedos limpiando aquella lagrima que había muerto seca en su mejilla, que poco a poco se secaba en lo que paso su dedo quitándola —. Lamento haberte asustado de esa forma. No buscaba la manera correcta de detener tú voz, realmente fue alucinante que mi mente quedo en blanco —se disculpo a su manera, bajando su mano hasta la barbilla ajena levantado su rostro —. Sabes, si en tu debut como cantante, conquistas a todos los presentes, ten por seguro que te daré un premio —inconscientemente su lengua mojo sus labios en lo que se separaba del ajeno.
Caminaba hasta el mueble delante de él, apuntaba en su mente las revistas a la que iba a llamar, buscando aquello que estaba dispuesto a realizar, el debut de cantante podría esperar poco a poco, primero tenían que buscarle trabajo como modelo, las practicas en la mañana e incluso la búsqueda de las casas, observaba una lista de las que Julián le había enviado en lo que sus ojos leían los precios y todas las habitaciones, edificios nuevos que esperaban a ser comprados, pabellones grandes e incluso Penthouse dispuestas a venderse a buen precio. Escuchaba la música de aquel chico detrás de todo lo que estaba pensando, era como vaciar su mente, no podría concentrarse en otra cosa, solamente colocar su mano en su mejilla escuchándolo, su cabeza se movía hacia adelante siguiendo el ritmo invisible, que formulaban sus labios, era como si el ritmo llegara directamente a su cabeza, como si estuviera cantando una melodiosa canción. Detrás de la puerta muchos pasos se detenían, escuchaban con claridad la canción y los susurros comenzaron a sonar, era como si buscaran quien era el dueño de aquella melodiosa voz, Kaede amplio una sonrisa Con tanto talento en este mocoso, nadie le vio lo que realmente escondía. Que imbéciles, los manager de aquí pero conocía a Tohru, el vio el talento producido por este niño, y quiso dejarlo en buenas manos, tal vez, juzgaba que el pelinegro conociera realmente sus gustos.
La canción finalizo, los aplausos de Kaede resonaron en toda la habitación —. Al parecer, tienes invitados —giro hacia la puerta, al ser abierta algunos chicos se encontraban en el borde, siguiendo la canción, cuando esta se abrió gracias a Kaede varios cayeron al suelo, el demonio soltó una risa de sus labios al ver a la cantidad de modelos discutir por quien iba a dar una excusa, el silencio se hizo presente, incluso algunos manager se encontraban rondando por la habitación, buscando el que se encontraba cantando, dirigió una de sus manos hasta detrás de su oído al ver a Rintarou-kun detrás del micrófono, sonrío de nuevo observando a los presentes con una sonrisa en sus labios. Sin duda, el cazador de talentos, se encontraba con una nueva presa. Y su vida iba a ser bastante divertida.


avatar
Kaede Sumizome
Demonio
Demonio

Mensajes : 26
Fecha de nacimiento : 02/11/1991
Fecha de inscripción : 02/02/2014
Edad : 25
Localización : —Junto a Rintarou-kun~

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Rintarou Noe el Dom Feb 16, 2014 8:39 pm

Mientras cantaba solo estaba concentrado en su música. Podía ver a su padre cantando esa misma canción para sus hijos. A su padre siempre le había gustado plantarse en el salón de la casa, coger un plátano por micrófono y hacer una actuación en vivo para su abundante prole. Y siempre Rintarou había sido el único de los cuatro retoños que se había animado desde pequeño a subirse al "escenario" de su padre para cantar con él. Ya lo hizo cuando era un mocoso que apenas sabía hablar. ¡Pero le dio igual! Con sus infantiles balbuceos, tarareaba la canción al ritmo de su padre. Y ahora, ya adulto, estaba cantando delante de Kaede Sumizome, un antiguo conocido de su padre, su manager y futuro compañero de piso. Estaba cantando esa canción de su padre. Casi podía sentirlo a su lado mientras cantaba, como le ponía una mano en su hombro indicándole que ahora él era el centro del escenario...

La canción finalizó con una sentida nota. Se sentía capaz de seguir cantando, una y otra vez... esa sensación era maravillosa. No podía entender porque su padre había dejado ese estilo de vida. ¡Con la voz tan maravillosa que había tenido! ¿Porque...? ¿Porque dejo los escenarios?

Los aplausos que inundaron la sala le sacaron de sus reflexiones. Sonrió entre la vergüenza y la satisfacción a Sumizome-san. Ese hombre le iba a dar la oportunidad de descubrir el camino que su padre finalmente no tomo... quizás si seguía con él descubriría porque su padre no siguió su senda artística. ¡Puede que incluso su manager lo supiera! ¡Después de todo se habían conocido!

Abrió la boca para formular esa cuestión, pero las palabras de Kaede le hicieron parpadear confuso. ¿Invitados? La puerta se abrió, y un pequeño grupo de espionaje cayó al suelo de forma ruidosa y cómica entre quejidos de sorpresa. Rintarou pegó un brinco ante esa avalancha de gente. ¿Q-Qué hacían allí? Vio algunas caras conocidas. Algunos de esos caídos eran modelos con los que había trabajado y hablado anteriormente. Quiso saludarlos... pero intuyo que no era el mejor momento. Además de que aún se estaba recuperando del susto.

-¿Pero que hacéis ahí?- finalmente la voz divertida de Rintarou salió con normalidad de entre sus labios. Se acercó a ayudarlos a ponerse en pie, soltando risitas divertidas ante algunas excusas que soltaron los implicados. Que se les había caído una moneda, que estaban limpiando... ¡a cual más absurda! Sobretodo viniendo de modelos de sueldos abultados que nunca habían tocado el palo de una escoba.

Cuando todos estuvieron de pie, algunos murmuraron algo parecido a una felicitación por su buena voz, llenando de turbación a Rin. No estaba acostumbrado a esa clase de elogios. Se rasco nervioso el pelo, y se giro para mirar a su manager con expresión de querer salir de allí corriendo. Aunque era un aspirante a idol, había veces que no se sentía cómodo llamando tanto la atención, y con los otros managers mirando se sentía como si le estuvieran viendo por primera vez. -Su-Sumizome-san... ¿no vamos a ver las casas ahora?- preguntó, para huir con él. Y porque... ¡realmente quería irse a vivir con ese hombre! ¿Como sería en un ambiente tan poco profesional como era el hogar? Rintarou casi se echó a reír al imaginárselo limpiándose los boxers. Aunque segundos después se sonrojo... ¿¡Qué hacía pensando en la ropa interior de su manager?!


avatar
Rintarou Noe
Humano
Humano

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 02/02/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Foreigners Especimen [ Rintarou Noe ]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.