Comparte
Ir abajo
avatar
Soma Kreuz
Vampiro
Vampiro
Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 17/01/2014

Money
Dinero: $2000

Casi como cortar un buen polvo [Privado Sven M. Edmond]

el Dom Ene 26, 2014 9:50 pm
Aquel lugar no le gustaba nada en absoluto, de miles, millones de sitios para hacer una transacción sus compradores habían elegido el peor, en la ciudad mas pulcra y "civilizada" de todo el maldito nuevo mundo... pero eso no era lo peor, sino el hecho de que era Soma el encargado de la misma; se encontraba fuera de su territorio, fuera de su ciudad y definitivamente fuera de humor para hacer aquello. Y sin embargo no había podido decir que no, el "dealer" de Deorum había tenido que salir de la ciudad por problemas personales de índole económica (probablemente en los próximos días apareciese muerto dentro de un contenedor de basura si conocía un poco al despiadado fabricante y a sus secuaces como el cuasi cibernetico Yarick) y evidentemente Saga no tuvo mejor idea que darle la chance al peliverde para probar su valía en el negocio... por su puta madre.

En lo profundo del mercado negro, en lo que debía ser un almacén abandonado, lugar que habían acordado ambas partes para sellar el negocio, Soma esperaba molesto a sus clientes, llevaban 20 minutos de retraso y el vampiro ya no sabía que pensar, se habían demorado?, habían dado marcha atrás?, sería una trampa?. Miró con sus orbes ambas al maletín que llevaba, en su interior descansaba una carga de AZURA como para abastecer a un batallón de "junkies" (adictos) durante meses. Incluso él mismo había contemplado la idea de desaparecer con el maletín, tomarse un avión al fin del mundo y pasar allí la eternidad hasta que su cerebro se pudriese por aquel delicioso vicio; sin embargo la idea había sido descartada de plano, seguramente Saga en persona le encontraría a donde fuese, o lo haría el mismísimo Yarick... y las cosas acabarían en un verdadero y desagradable desastre; si quería seguir vivo debía mantenerse del lado correcto del tablero.

Escuchó el sonido de un vehículo deteniéndose afuera y se parapetó en las sombras, no podía descartar la posibilidad de que fuerzas del orden siguiesen a los interesados, Soma sabía que su llegada había sido limpia y discreta, pero no podía poner la mano en el fuego por desconocidos, tampoco podía descartar que la policía misma hubiese arreglado el encuentro. Sin embargo, cuando vio a tres hombres de aspecto descuidado, manso temblorosas y ojeras dignas de un "iniciado" en las drogas, supo que eran nada más que clientes. Con todo el profesionalismo que un gamberro podía tener, Soma emergió de las sombras y se dio a conocer sin nombres, lo mismo que los clientes.. discreto y sin lazos, tal y como dictaba el negocio.

Con rapidez los interesados entregaron un maletín con dinero que fue rápidamente verificado por el vampiro, todo estaba en orden por parte de aquellos tipos. Cumpliendo su parte, el vampiro estaba a punto de entregar su propio maletín cuando sus sentidos le alertaron de un sonido poco común en sus alrededores, alguien se acercaba, demasiado silencioso para ser un animal, demasiado rápido para ser un simple cliente casual del mercado negro. Y sin embargo pecó de confiado, en lugar de desaparecer tan rápido como había llegado, abrió el maletín frente a los sujetos y les enseñó la mercadería. Con ojos brillantes el trío la contempló y dio el visto bueno... pero fue en ese momento que todo se fue a la mismísima mierda.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.