Encarcelados en un mundo donde fueron programados para vivir. Para servir a los humanos que hicieron su creación. Los hombres arrasaron con todas las mujeres del planeta convirtiendo un nuevo mundo en solo la raza masculina. No hay diferencia de géneros, se han convertido en uno solo. Prostitución, luchas, tecnología avanzada, nuevas jerarquías… Caballeros, bienvenidos al paraíso…

Homines Hortum.



BITE ME, BABY







Conectarse

Recuperar mi contraseña








¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Miér Jul 19, 2017 2:21 am.







Últimos temas
» Saint Seiya Gold Myth
Lun Jun 29, 2015 10:51 am por Invitado

» Limpieza de afiliados
Miér Abr 01, 2015 8:58 pm por Invitado

» What's Up!? The Rules—
Lun Feb 16, 2015 9:15 pm por Kyochi Kokonose

» khanes of war (Afiliacion Elite)
Dom Oct 26, 2014 11:21 am por Invitado

» Lyurand Terris [Normal]
Sáb Sep 13, 2014 12:50 am por Invitado

» Academia Ciaeth | Élite - Cambio de Botón
Vie Sep 05, 2014 4:52 pm por Invitado

» Pokémon Elysium ROL [Cambio de Botón]
Miér Ago 06, 2014 7:06 am por Invitado

» [Re-apertura] Gizem - Normal [cambio de botón]
Jue Jul 17, 2014 10:26 pm por Invitado

» { Spectra Entertainment —Hermana [YAOI]
Mar Jul 08, 2014 4:16 pm por Gintoki “Grim” V. Sakata














MÁSTER TENNEN PAAMA
GINTOKI "GRIM" V. SAKATA
PERFIL - MP
TÚ OXÍGENADO ADMIN
VICTOR K. MOONSPELL
PERFIL - MP
ADMIN
BUSCANDO UN AMOR
PERFIL - MP







SOULMATE

GOLD


pandoralovers
SILVER

Academy Dark Wind

Pulse
Crear
Hatfield Universitiy
 
OnatabanaCrear foro
Bleach: Shadow Of Seireitei
Danger Clan
Infection Rol
OPPUGNO THE LIGHTS
Shinobi Wish Nova Orbis
Souls & Swords
Falthirien[k]ing Project
Sword Art Online (SAO) photo 3535_zps8cc7883a.gif
 photo 40x40-1.pngStanford University
London City RPG

Forbidden City

kuroshitsuji RolKiefer University

Game of Thrones
 Teen Titans New Generation
 Pokémon Soul

Baltofans-vocaloid
Shaman King Fukkatsu RolGakuen Shingetsu Rol
Pandora: Shin Seiki
League of Legends Rol
HOLYWELL CITY RPG

School Codes
Survival PokerCrear foroSG

Ciudad Hino [
Human DesireHell Guns RolDS
School of devil Wayi
BRONZE


DIRECTORIO





TOP

Shiki Topsite!
Vote for Homines Hortum at Top Site List PlanetOnigroup Top List
Vera's Tales TopsiteKuroi Bara Top List
 Wonderful Nightmare Top Site


BLOG'S

Forbidden Paradise
Mangas YaoiMangas Yaoi








PRÓXIMAMENTE







Este skin ha sido diseñado en su totalidad para el foro Reckless University, por su web máster Swag “Swaggie” X. McCoy, la cual fue muy amable en cedernos la totalidad del diseño para poder editarlo a nuestro gusto. la edición; el color, la historia y totalmente su administración es para el Staff de Homines Hortum; el cual no tiene ninguna objeción si alguna de las imágenes editadas que han de ver les guste y puedan tomarlas con el permitido crédito; cualquier plagio está completamente prohibido. El widget de Staff ha sido obra de Ramona de osc. Gracias por su tutoría de ayuda.
El contenido es obra de la administración de #Homines Hortum. Idea original basada del foro #Hortus Deroum el cual el administrador principal obtuvo el permiso de editar la historia y ambientarla de una manera diferente a la original. El foro quedo en estado inactivo. Idea original de #Oriana Ojeda, Ideas editadas y parte de la originalidad de #Gintoki “Grim” V. Sakata #. Diseño grafico realizado por #Gintoki “Grim” V. Sakata. Todas las tablillas son propiedad del #Staff de Homines Hortum. La originalidad es lo que llama la atención, no plagies. Se educado.


credits.
pictures: © zerochan, deviantart & we♥it
skin: © Reckless University
lyrics: © Gintoki “Grim” V. Sakata
© -



♥ Homines "Yaoi" Hortum




A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Dom Ene 26, 2014 7:05 pm



A COUPLE OF IDIOTS

Valerius XIII. Kyllmann ||  Atrapados bajo la secta. En un templo fuera de la ciudad de Hortus, en el mismo templo donde fue encontrada la tablilla, Gintoki al igual que Valy han terminado en un grave aprieto.



Escuchaba el sonido del agua caer, sus ojos se abrieron suavemente. No se encontraba en su casa, de hecho… ahora mismo ¿había mujeres? Sujeto su cabeza y se levanto de la banca en la que estaba sentado y una sonrisa se marco en su rostro levantando una mano para saludar a alguien que se encontraba lejos. La época victoriana, todavía existían los humanos sin ningún tipo de poder especial. Vestía un pantalón de color kaki hasta más debajo de sus tobillos, una camisa blanca y un chaleco sin mangas de color café oscuro, un lazo rojo se encontraba amarrado en su cuello y encima de esto llevaba un chaleco de manga larga del mismo color que el pantalón, con tonalidades más oscuras. El hombre de cabellos plateados, observo al joven de cabellos claros (rubio) que se acerco a él, su sonrisa se mostraba en sus labios y sus ojos dorados rasgados se mostraban en su rostro con cautela, sus uñas pintadas de negro le daban un aura misteriosa, tenía un sombrero en su cabeza y un traje bastante informal — ¡Gin! ¿Cómo estás? Lamento hacerte esperar —el ajeno amplio una sonrisa mientras estrechaba manos con él —. Eso no importa, acabo de llegar, a parte me gusta este lugar; se puede observar muchas cosas —el albino hablaba formalmente, con aquel sujeto quien comenzó a reír —. Tengo más información de lo que me has estado comentando —comento suavemente —. Lamento que tengas que hacer esto, Nathan. Sin embargo… no lo puedo hacer solo, la policía está asustada y la desaparición de las doncellas e incluso de caballeros tienen a la reina y a Londres en busca del culpable —el chico tomo sus manos y negó de un lado a otro —. No te preocupes, Gin. Los atraparas, siempre lo haces.

El lugar, se volvió totalmente negro. Sentía que se ahogaba, su corazón latía rápidamente y sus ojos se abrieron en forma de destello al verlo delante de él.

. ¡Nathan! ¡Tú! —grito, el joven giro a ver al alquimista ampliando una gran sonrisa —. ¡Lo sabia! ¡Tenias conexiones con UT! Gintoki eres un alquimista. Dame tu vida, ¡Dámela para poder tomar el poder de UT! —el lugar se volvió oscuro, las personas alrededor de Gintoki comenzaron a caer, la gran carcajada que resonó en aquel lugar llamo la atención de Gintoki cuando una mano estuvo colocada a su lado —. Tú… ¿qué haces aquí? —pregunto suavemente —. UT, me ha enviado. Quiere que despiertes, vamos Gintoki… mátalos a todos. Hazlo, en el nombre de UT.

La segunda vez, que perdió el control con sus poderes, su cuerpo se cubrió de marcas de un color morado y todas le llenaron por completo. Todo se tiño de rojo, la reparación de Gintoki comenzó a cortarse y sus ojos a cerrarse.


Se levanto sudando, sentía su cuerpo pesado y el sudor que se deslizaba por su cuerpo era bastante que se amontonaba abajo. Trato de que sus ojos se acostumbraran a la total oscuridad, su cuerpo no lo podía mover bien pero era capaz de moverse, y buscar de alguna manera una salida, levanto su mano despejando sus cabellos de la frente, respirando con tranquilidad tratando de olvidar aquel sueño que había tenido. No lo recordaba, aquel suceso. Escucho el sonido de unas cadenas y giro su rostro observando la marca que se hacía en su mano, la movió hacia arriba y escucho el sonido, la movió hacia abajo y volvió a escuchar aquel sonido, su piel se puso totalmente azul y su respiración se corto.

. ¡Porque mierda me encuentro totalmente desnudo! —grito. Aunque lo único que no tenia era la camisa, el pantalón negro se encontraba en su parte baja, pero abierto con la corredera hacia abajo, sus bóxers rosados con un montón de fresas (Campo de fresas) se notaba, movió la otra mano y el mismo sonido fue escuchado, lo único que no tenia cadenas era sus piernas. Y las comenzó a mover hasta que pateo algo, se extraño y lo volvió a hacer —. He pisado una mierda, ¿Qué será eso? —volvió a patearla hasta que escucho un quejido —. ¡La mierda ha hablado! —grito asombrado, de aquello.

Se encontraban totalmente encerrados en una celda, sus labios se curvaron como buscando la manera de salir de ahí, sin embargo, lo único que podía hacer en esos momentos, era patear La mierda que estaba en sus piernas.


OFF:
http://i.imgur.com/j0rz3Z8.jpg <-- En el recuerdo de Gin <3
http://i.imgur.com/UrIWHtx.jpg <-- El sensualon Ag-chan (Nathan -falso-)
http://i.imgur.com/Q6zpkcw.jpg <-- Solo para que babees con Gin recién levantado de una pesadilla :'D


Última edición por Gintoki “Grim” V. Sakata el Miér Ene 29, 2014 12:42 am, editado 1 vez





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Valerius XIII. Kyllmann el Dom Ene 26, 2014 8:29 pm

Ahh... que pesadilla más horrible había tenido. Había soñado que se reunía con el idiota de Gintoki para tratar un asunto de raíces demoníacas, y el muy idiota se había dejado atrapar. Buf. Quita, quita... ¿qué había cenado para tener esa clase de sueños? Casi prefería tener de vuelta sus habituales pesadillas. Esa había sido demasiado imaginativa, hasta para él. Se dio la vuelta en la cama. Tenía frío... extendió la mano para buscar la manta que lo tapaba, pero no la encontró. Frunció el ceño extrañado. ¿Y su manta? Además... ¿porque estaba tan dura su cama?

Le pareció que alguien hablaba (o gritaba cerca de él). ¿Quién estaba metiendo esas voces en su cuarto? Fue entonces cuando vino la primera patada. Eso logró que soltara un quejido y que abriera los ojos cabreado. Ese no era su cuarto. Ni su cama... ¡ni su condenada casa!

Un momento... ¡La pesadilla no había sido una pesadilla! ¡¡Ese idiota...!! ¡ESE IDIOTA!!

Se sentó en el frío suelo, y agarró una de esas piernas pateadoras con un gruñido exasperado. De hecho... notaba mucho el suelo. Contra su piel. Un momento... ¿contra su piel? Se palpó con su mano enguantada... y notó que no llevaba pantalones, ni nada que le cubriera por debajo de su vientre. ¡Solo tenía puesta su camisa! ¡Los iba a matar! ¿Como le dejaban en ese estado? ¿¡Como se atrevían!? Menos mal que estaba oscuro y no podían verlo. La humillación y la vergüenza eran grandes...

Y eso no era todo... notaba un sospechoso peso en sus muñecas que le hizo tragar saliva. Si algo no aguantaba en este mundo, era estar encadenado... y ahora mismo lo estaba. Respiró hondo, intentando tranquilizarse.

-Si el que me esta pateando es Gintoki, vete preparando para morir, ¡inútil!- resopló, intentando no mostrar el pánico que se empezaba filtrar en su mente. -Y si no lo eres... también- siseó, tanteando esa pierna. Estaba cálida... y él se sentía helado, en más de un sentido.

Helado... hablando de cosas heladas.

Se llevó la mano al cuello.

¡El colgante no estaba!

-¡Mierda!-



Como se encuentra Valerius XD:



Lo que pasa por la mente de Val cuando VI se escaquea del trabajo:

avatar
Valerius XIII. Kyllmann
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 09/01/2014

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Dom Ene 26, 2014 9:01 pm

Seguía pateando aquel extraño objeto, se sentía cómodo como si de un cuerpo se tratara. Vamos, que sea una persona y que este viva, estando en un calabozo seguramente es lo que toda persona cuerda deseaba. Alguien con quien charlar hasta que mueras, si siempre deseo morir de esa forma, charlando con alguien sobre cualquier cosa en un oscuro lugar, atado por sus manos y totalmente descamisado. El frío subió por toda su espalda y giro suavemente su cabeza cuando su pierna fue detenida, sentía que algo subía por su espalda y ahogo un gran grito de terror al ver que se trataba de una pequeña araña. Su piel se puso totalmente pálida y trato de quitársela de encima Odio las arañas, pensaba en lo que movía su espalda, el sonido de las cadenas se escuchaba en la oscuridad cuando escucho aquella voz proveniente de su hermano

. ¡Valy! ¡¿Valy eres tú?! ¡Donde estas! —quito suavemente su pie —ya que la amenaza le llego—, y trato de rodarse lo suficientemente lejos del ajeno para que no descubriera quien le estaba pateando —. ¿También te han pateado? Esos bastardo… creen que pueden hacer lo que quieran con nosotros¿Estás bien pedazo de mierda? quería agregar pero se arrepintió, si se supone que eran los bastardos los que estaban pateando él no tenía porque decir que era un pedazo de mierda ¿cierto?

Trago seco, y trato de levantarse, su cuerpo todavía estaba balanceándose por los efectos de la droga, estuvo de pie, sin embargo, no podía moverse de donde estaba por lo pegadas que estaban las cadenas a la pared. Movió un poco su cuerpo, y estas comenzaron a alargarse ¿Eh? utilizo un poco más de fuerza —no toda, porque estaba todavía bobo por la droga—, y siguió moviéndose ¿Esto qué es? SAW ahora van a decir que quieren jugar un juego con nosotros se puso totalmente pálido, el frío que estaba llenando la celda era impresionante —. So…solo estaba… jugando… ¿cierto? No… no va a salir… esa cosa… ¿Cómo?... ¿Cómo es que era su nombre? Ese… el del triciclo —trago seco escuchando unos pasos que se acercaban—. Jigsaw-sama ¿Es usted? Vamos… ya estoy grande para jugar jueguitos —cualquiera que lo escuchara, pensaría que es un idiota, con los huevos más grandes que el cerebro.

Las luces comenzaron a encenderse, Gin se observo en un cuarto sin ventanas e incluso sin puerta —a simple vista—, ya que por algún lado los debieron meter. Los pasos se escuchaban tras la pared, ahora que veía bien, observo donde estaba su hermano y levanto una ceja —. ¿Por qué estas en camisa Valy? ¿Hasta tus bóxers te quitaron? —se agacho —de nuevo—, e incluso bajo la mirada hasta observar bajo la camisa de Valy por si había acertado, en lo que sus mejillas se ampliaban en una sonrisa—. Eres un degenerado, pescado pervertido. ¡Como se te ocurre desvestirte en estos momentos! Ahí que salir de aquíClaro, no fue mi culpa quiso agregar, todo había sido culpa de la droga, la cual era inodora, su olor, nunca fue detectado por su nariz, ellos les conocían demasiado bien.





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Valerius XIII. Kyllmann el Lun Ene 27, 2014 6:31 am

-¿Dónde quieres que este, sino enfrente tuya? - gruño un irritado Valerius. Sus ojos no podían adaptarse a la oscuridad que los rodeaba. Desde luego se estaban luciendo con el trato hacía sus prisioneros. Ahora si que no los salvaría ni el mismisimo UT del cabreo y el rencor que tenía Val latiendo en su interior como un horno. Quiso sacar su espada en ese mismo instante, para cortar esas cadenas que le estaban ahogando psicologicamente, pero... ¡no se desplegaba! ¿Qué coño habían hecho en su mano? ¿Cómo se atrevían a manipularla? Y por si fuera poco le dejaban medio desnudo con Gintoki... una vez más no pudo sino agradecer la oscuridad que los rodeaba.

Gin empezó a decir tonterías sin sentido, y Valerius prefirió ignorarlo. ¿Ese idiota no se daba cuenta del lío en el que estaban metidos? Ojalá todo fuera un juego, una broma de mal gusto. Valerius se sentía perdido y atrapado. Y no eran dos sensaciones que cuajaran muy bien en él. No sabía que día era, si era de día o de noche, en donde estaban, si bajo tierra o bajo agua... ¡tal falta de información le estaba poniendo de los nervios! No podía contar con su sentido del tacto. Quitarse los guantes en ese sitio... no le aseguraba que todo lo que fuera a ver fuera agradable, o útil. Y sus otros sentidos estaban limitados. Lo unico que oía era la lastimosa voz de Gin. Lo unico que olía era el ambiente seco y frío que los rodeaba, sin un aroma claro que le permitiera identificar algo en concreto. Y su vista... estaba a oscuras. No había nada más que añadir.

Fue entonces, como si hubiera leído su mente, que unas luces se encendieron dentro... de la celda. ¿Habitación? No había ventanas. No había muebles. Las paredes parecían de roca, o de tierra. Ahora las cadenas que unían sus muñecas eran bien visibles. No estaban ancladas a la pared, pero estaban muy juntas la una de la otra, lo que le permitía una complicada movilidad. Y lo peor de todo... unos pasos se acercaban.

Pero no, eso no era lo peor de todo. ¡Que ingenuo! ¡Lo peor de todo era estar en esa clase de situación con Gintoki! En cuanto oyó sus palabras, y vió como bajaba su mirada, se tapó a toda prisa su entrepierna, dando de si la tela con desesperación para que llegara hasta ahí.

-¿Te crees que no tengo nada mejor que hacer que quedarme medio desnudo contigo? - siseó, con ganas de patearle unas cuantas veces. Pero eso implicaría... mostrar más de lo que quería que viera. -¡Además, si estamos así es por tu culpa! - le señalo... o lo intentó. Las cadenas, le impedían hacer dos cosas a la vez. Solo podía cubrise o señalar. Tenía que elegir, y tenía muy claro cuales eran sus prioridades ahora. Apartó la vista del cuerpo desnudo de su hermano, aunque sus ojos no pudieron evitar fijarse en esos... boxers. -Señor boxers de fresas... ¿se los robaste a un niño? Que vergüenza...- resopló antes de centrar su atención en la zona donde se había detenido los pasos.

A los pocos segundos la roca/pared, lo que fuera, se desplazó hacía atrás con un mecanismo tan complicado como seguro para que los que estuvieran dentro del cuarto no pudieran escapar. Valerius se ajustó bien la camisa cubriendo sus bajos, mientras alzaba el mentón con orgullo... aunque notaba un sudor frío en su frente. En cierto modo, estaba orgulloso de si mismo... estaba encandenado, pero gracias al cabreo que sentía en parte hacía Gin, podía mantener el pánico y el terror a raya.

Y finalmente en el umbral de la puerta una figura hizo su aparición. ¡El condenado pelirrojo de la emboscada!

-Muy buenas, mis queridos alquimistas- entró con una sonrisa de oreja a oreja en su bello rostro. sus ojos relucían ante la escena que tenía ante sus ojos. -¿Qué tal habeis dormido? Confío en que no tan bien como de costumbre, pero no os preocupeis, pronto os sentireis muuuy bien- comentó, mientras tras él entraban seis hombres encapuchados. Todos iban de negro, y aunque no podía ver sus ojos, Valerius sentía como algunas de esas miradas le recorrían de arriba abajo... y eso le hacía rechinar los dientes de rabia y de vergüenza.

-¿A qué te refieres?- preguntó finalmente, clavando su mirada en el señor jefe.

-Oh, ya lo veras- sonrió picaro. -Luego nos dareís las gracias... pues vamos a cumplir vuestro deseo más anhelado- se frotó las manos, satisfecho. Y eso solo podía significar una cosa en un ser tan retorcido: problemas, y más problemas. -Pero para eso os vamos a pedir que nos acompañeis, ya que tenemos que prepararos- ante esas palabras los hombres se acercaron a ellos, y sin miramientos los agarraron de los brazos. Por mucho que luchó Valerius por zafarse, encadenado, sin su espada, medio desnudo y aún con la droga afectándole... no pudo hacer mucho. En cambio, con Gin, que estaba encadenado a la pared, fueron un pelín más brutos, a fin de que no se escapara mientras le soltaban de las cadenas de la pared, y le ponían otras como las de Valerius. A ambos les arrastraron hacía sitios diferentes, por unos pasillos pobremente iluminados, mientras oían la risilla del pelirrojo.



Lo que pasa por la mente de Val cuando VI se escaquea del trabajo:

avatar
Valerius XIII. Kyllmann
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 09/01/2014

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Lun Ene 27, 2014 2:06 pm

. Es que no te veo —mintió, no del todo. Pero sabía perfectamente que la única presencia dentro del a habitación era la de su hermano, o algo así. Trato de mover sus manos hacia adelante pero solo rodaron un poco, la fuerza iba desapareciendo poco a poco y al parecer no había demasiado aire en esa pequeña habitación, el oxigeno se volvía escaso al igual que sus fuerzas. Giro su rostro suavemente hacia un lado y luego volvió a ver hacia el otro lado acercándose a la pared y sujetando las cadenas que estaban pegadas a estas, buscando de alguna manera como quitarlas de sus manos, Si no estuviera drogado, las hubiera roto sentía sus piernas y manos pesadas, pero se mantenía de pie, podría hablar con normalidad Eso era bueno, solo para él. Cuando estaba nervioso solía burlar muchas cosas y los nervios se le subían a la cabeza que podría estar imaginando un montón de cosas y volverse totalmente ¡Inútil!

Giro su rostro suavemente, colocando su oreja en la pared escuchaba los pasos fuera de ese lugar, comenzó a profundizar su olfato agradecía aquello, de todo corazón agradecía que la droga no afectara con su sentido del olfato, claro no olio como quería hacerlo, sin embargo, no lo eliminaba por completo ¿Era algo?, no es así. Esto es… movió su nariz, y cerro sus ojos Tierra, mezclada con roca, agua… ¿un templo? Hay muchas cosas antiguas, apesta a vejez, arboles… ¿maleza? Una selva, no… si, un bosque… no una selva, animales salvajes… un rio abrió sus ojos y sonrió Nature, de Hortus No estaban tan lejos de casa, podrían buscar una forma de escapar, bueno… ahora que se encontraba desnudo —solo con sus pantalones—, le iba a ser difícil luchar, ya que la droga hacia bastante efecto en él. Le molestaba, aquello.

. ¿Tienes algo mejor que hacer? —le pregunto levantando una ceja, su manía por no contestar preguntas cuando se las hacían regresaban como fluidas de sus labios. Se sentó en el suelo juntando sus manos hacia adelante observando los ojos de Valy, como si no tuviera más nada en lo cual pensar. Le molestaba el hecho de que los dejaran de esa forma, sin duda ese hombre no le sacaría alguna intensión de orgasmos visuales, ya que lo único que podría ver era su gran largo pelo de color plateado totalmente liso… ¡Indecente! ¡Indecoroso! Quería ese cabello, hecho su cabeza hacia la pared dejando salir un largo suspiro —. ¡Por mi culpa! ¡Tú te dejaste atrapar! ¡Esto era el plan de: Déjate atrapar Gintoki, averigua más sobre ellos y luego escapa! ¡Pero claro! ¡Tenía que arruinarlo el cara de pescado! —le señalo con una mano, sintiendo esta misma pesada por el gran movimiento. Un dúo, de dos idiotas Bajo la mirada para verlos, ladeando su rostro —. Nah, te los saque de tu habitación —le contesto con una sonrisa en sus labios, mostrando sus dientes. Olvida la pelea, Gintoki. Busca la forma de salir

Antes de que hiciera algún movimiento, la puerta se abrió hacia atrás, Gintoki estaba hacia un lado que no alcanzo ver con totalidad su mecanismo, pero el olor que provenía de afuera le hizo centrarse más en lo que había más allá. Si, era un río. ¡Pero no era un bosque cualquiera! ¡Era la selva de Asía de Hortus Deroum! Una de las más alejadas de la ciudad, la reconocía porque la había recorrido muchas veces por su trabajo en la Yorozuya, sin embargo, un templo… se encontraba en un lugar antiguo, y si no se ha caído es porque ha sido mejorado por los años, ese bastardo de Naberius.

Gintoki se levanto, girando a verlo en lo que metía uno de sus dedos en la nariz —. Tú, quien eres fanático de que todo esté en orden y los invitados tengan una buena estancia, has sido un fracaso con los años. ¿No es así? Me duele la espalda y el cuerpo, ¿Qué forma de tratar a tus invitados de esta manera? —le contesto, mientras rascaba suavemente su panza, realmente no estaba de ánimos para nada, y aquella droga parecía hacerse con más efecto ahora que ese sujeto se encontraba delante de sus narices. Aquellos que entraron lo observaron y Gin los observo con sus ojos en forma de pescado, los vio una vez más y giro su rostro hacia donde se encontraba Valy, y sonrío suavemente pero luego frunció suavemente el ceño realmente esto no le iba a gustar.

. ¿Eh? —aquello sorprendió al protagonista de la desgracia —. ¡Mi cabello va a ser liso! ¡Vas a hacer que mi cabello sea liso! —juro, que todos lo quedaron mirado con cara de ¿Eres un idiota? sin embargo, aquel brillo en los ojos de Gintoki daban a entender que no estaba mintiendo con que su mayor deseo era que su cabello fuese liso —no mentía—, pero tampoco estaba siendo serio, observo que los que le iban a soltar caminaban hacia él y amplio una pequeña sonrisa. Forcejo, pero no tanto como lo hacía Valy, una de sus piernas fue directo a la cara de uno de los encapuchados en lo que la cadena junto a su mano tomaba la cara de otro y lo golpeaba contra la pared Si hubiese estado solo, aunque drogado me hubiese liberado, pensó, aunque al girar su rostro sintió una gran corriente que recorría desde su cuerpo hasta su cabeza, y cayó en los hombros de Naberius quien ampliaba una sonrisa de lado —. Gin-san, ¿estás tan apresurado por divertirte? —esa sonrisa, esas palabras, le llenaron de odio.

Escuchaba los pasos por aquel lugar, su cabeza observaba el suelo en lo que sus piernas poco se movían —más bien rodaban por el suelo—, los sujetos que lo sostenían iban en silencio —le molestaba—, pero no comento nada, giro su rostro tratando de buscar algo conocido, un templo en el que haya estado antes, pero no encontró nada. Una puerta fue abierta y su cuerpo se aventó dentro de esta, sus labios se abrieron suavemente sintiendo como sus rodillas se raspaban con el suelo rocoso que se encontraba bajo él, levanto su rostro observando una habitación con una mesa en el centro y un extraño olor en la habitación. Trato de levantarse y caminar hasta la mesa pero entre más se acercaba el olor se volvía insoportable, su cabeza se mareaba y dio dos pasos hacia atrás, la puerta fue cerrada y los labios de Gintoki se abrieron ¿Qué mierda es esto? se pregunto, Ni siquiera siento el olor de nada… el olor… inodoro, ¿no hay nada alrededor?

Abrió sus labios, tratando de hablar pero era imposible. No estaba tan drogado como antes, pero ahora se sentía peor, sus manos temblaron y sujeto su rodilla en lo que su respiración se cortaba —. Me siento mal… —fue un gran susurro, sujetando sus pantalones, comenzaba a sudar, sus piernas le pesaban, el pantalón se deslizo por sus piernas hasta llegar al suelo, sentía que la ropa le estaba dando calor, como si estuviera alcoholizado. Volvió a sujetar el borde de sus bóxers y estos se deslizaron por sus piernas, bajo la mirada y comenzó a reír Joder…, no recordaba nada más, el olor estaba filtrándose por su nariz, sentía que su corazón latía rápidamente, no recordó nada más solo escuchar que la puerta se abrió y su cuerpo cayó hacia atrás.





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Valerius XIII. Kyllmann el Lun Ene 27, 2014 6:34 pm

Cuando le arrojaron al interior del cuarto y cerraron la puerta tras él un montón de insultos nada típicos de su educado carácter abandono sus labios con la fuerza de una ametralladora. Golpeó la puerta con unas ganas irresistibles de echarla abajo a base de puñetazos. Sin embargo la muy condenada no estaba dispuesta a doblegarse sus existencias.

"¿Y me hago llamar alquimista?... Medio desnudo y...y... ¿en donde estoy?" parpadeó sorprendido, al no haberse fijado más donde había sido tirado. Estaba tan lento y torpe de reflejos. Su mente parecía solo ir al 20%... y bajando. Las cadenas pesaban tanto... le tiraban hacía el suelo... ¿Y por que estaba encadenado? Sus ojos parpadearon con esfuerzo. Alzó la vista. Sus ojos captaron sin entender el incensario que yacía sobre una simple mesa de madera en medio de la estancia. Un fino humo salía de él... un humo que se metía dentro de él, abotargando su mente. Aunque eso dejo de tener pronto importancia. Se sentía tan... bien. Relajado, sin pensar en nada. ¿Porque se había enfadado antes? Bah, seguro que no era importante, como siempre le decía VI... si, VI...

Una puerta se abrió. No tenía fuerza ni animo para girarse a ver quien era. Un par de manos le agarraron de los brazos y le arrastraron fuera de la estancia del humo... no sabía por donde iba, ni adonde le llevaban. No sabía... nada. Se sentía tan bien siendo ignorante... ¿era a eso lo que llamaban de "la ignorancia es la felicidad"? Que gran sabio el que pronuncio esas palabras.

Entraron en otra sala, era más grande que la anterior... al alzar la vista le pareció algo familiar... ¿un templo? ¿No había visto ese altar antes?... Pero fue una imagen fugaz, pues la escena fluctuó ante sus ojos. ¡Estaba en su cuarto! Le estaban llevando hacía su cama. Ahh... deseaba hundirse en la comodidad de las sabanas de terciopelo de su lecho. Sentir su calidez rodeándolo. Si, lo mejor era dormir desnudo para apreciar toda su textura. No protestó cuando le quitaron la última prenda que lo separaba de la completa desnudez. Perdió la molesta pesadez de las cadenas en sus muñecas. Si, en verdad le estaban dejando descansar...

Le tumbaron boca arriba en su cama. Aunque no la recordaba tan pequeña, pero... daba igual. También estaba dura, pero seguramente sería que habían cambiado de detergente. Si, eso sería.

-Eso es... relajate- susurró una voz en su oído, aunque estaba solo. Pero esa voz parecía tan segura, tan convincente. Lo mejor era obedecerla. Se relajó, hasta tal punto que un suspiró de placer se escapó entre sus labios. Vaya, ¿sus piernas se estaban levantando en el aire solas? Que raro... podía sentir una ligera presión en su trasero. Algo frío... duro... eso... era incomodo. Se tensó sin poder evitarlo cuando esa cosa fue hundida a la fuerza por su recto. -Shhhh... no ha sido nada- le arrulló esa voz, obligándole a que se calmara. -Pronto te sentirás bien... mira, quien acaba de llegar por esa puerta- Valerius alzó la vista con cierto esfuerzo... abrió los ojos con sorpresa. Desnudo ante él... tan hermoso como irritante estaba...



Lo que pasa por la mente de Val cuando VI se escaquea del trabajo:

avatar
Valerius XIII. Kyllmann
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 09/01/2014

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Lun Ene 27, 2014 8:00 pm


Gintoki se encontraba caminando por el templo, giro su rostro hacia atrás, viendo que la puerta se encontraba abierta por donde él había salido. Las flechas —que él veía, pero no estaban —, estaban señalando una dirección en especial, veía carteles por todas partes: Ven aquí, si quieres tu cabello liso — Tenemos descuentos en leche de fresa — Vive, la vida junto a un gran panecillo gigante y un montón de estupideces que podrían hacer a ese inútil totalmente feliz. Sus piernas se movían entre el templo, sentía que su cuerpo estaba tambaleándose, pero se sentía totalmente relajado, como si no hubiese estado así por muchos años. Delante de él un hombre alto con una sonrisa tendió su mano, escuchaba de lejos lo que estaba diciendo, pero estaba completamente seguro que era el dueño de las promociones del panecillo de leche de fresa que hace que su cabello sea totalmente liso. Tomo la mano del hombre, riendo como idiota en lo que caminaba —había olvidado totalmente que se encontraba desnudo—, los pasos de Gintoki iban a tropezones, sus pies se enredaron; pero el hombre delante de él le sostuvo.

Gintoki-sama, detrás de esta puerta le hará sentirse incluso mejor —aquella voz, le llego hasta sus oídos. Rasco su nuca, la puerta que estaba delante de él se abrió, dio dos pasos hacia dentro era una habitación, bastante extraña por cierto. Sus ojos recorrieron todo el lugar, la conocía con perfección. La habitación daba la vista hacia el mar, e incluso podría sentir el olor —se mezclaba a la perfección con la del río—, los postes de madera que recorrían la habitación de madera eran tan fuertes como en ese tiempo, dos sillas en el balcón y una cama de madera con las sabanas blancas Este… lugar camino por toda la habitación, viendo el escritorio con un libro grande en su puesto, un sofá con un pequeño hoyo al igual que una roca a un lado, observo encima de la mesa un dibujo donde aparecían los trece alquimistas e incluso el libro que estaba en la mesa se encontraba abierto ¿Por qué estoy aquí?

Gin escucho, giro el rostro hacia un lado y volvió a girarlo hacia otro Gin, aquí. En la cama abrió sus ojos por completo, girando su cuerpo hacia la cama, pegándose a la mesa que estaba detrás de él —. Mag… Magheq… tú —la voz se le corto, el cabello húmedo caía por su rostro sus dos ojos se encontraban totalmente abiertos y una sonrisa se formaba en sus labios. Sus labios temblaron ¿Qué te ha pasado? ¿Te caíste en el baño?. ¿Caer…? —pregunto, su voz sonaba realmente lejana Haz estado mucho tiempo ahí, ¿te dormiste? El sueño… ¡Esto es un sueño! ¡No joder! lo era… no lo era. Su cuerpo se sentía realmente débil, sujeto su cabeza y trataba de traspirar con regularidad. Gin, ven a la cama. ¿Te puedo calmar? Gintoki, no te muevas la orden de su cerebro fue clara, pero su cuerpo no le obedecía, comenzó a caminar hasta el borde de la cama, se arrodillo a esta sentía que sus lagrimas desbordaban de sus ojos ¿Qué pasa? aquella voz que llegaba directamente a su cabeza le estaba volviendo loco —. Pensé… que te había perdido para siempre —sintió la risa del ajeno invadir su sistema auditivo, los labios del ajeno se abrieron en una sonrisa y su boca se junto con esta en un beso. Magheq era lo único que estaba en esos momentos en la cabeza del alquimista, los besos los sentía húmedos, sus labios se encontraban jugando con los ajenos Es Magheq, pensaba una y otra vez, lo anterior, la vida luego del encuentro de los alquimistas…


¿Había sido un sueño?





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Valerius XIII. Kyllmann el Mar Ene 28, 2014 6:34 pm

Esto no podía ser verdad. ¿Qué hacía él en su habitación? Le había prohibido entrar en ella... y aún así, allí estaba. Con una sonrisa traviesa y confiada. Además... ¡estaba desnudo! ¡Escandalosamente desnudo! Y como era tan escandaloso... no podía quitarle la vista de encima.

-Estaba despierto, ¿sabes?- susurró su visión. Esto no podía ser real... ¿estaba soñando? Encima... ¿le decía que estaba despierto? Solo se podía referir a esa vez...

Flashback escribió:Tenía que irse. Había descubierto algo importante. Tenía que encontrar con... no lo recordaba, pero tenía prisa y cierta urgencia. No sabía cuanto tiempo contaba hasta que le encontraran para... ¿qué? Sus recuerdos estaban extrañamente confusos, no recordaba el motivo de su prisa, ni a quien quería ver. Pero... no podía irse sin antes ver a ese botarate una última vez. No sabía cuando volvería... ese busca-problemas. Se asomó por la puerta de su cuarto. El cuarto estaba en penumbra, debido a la tardía hora. Y su objetivo se hallaba medio dormido sobre el escritorio. Se notaba que se había tomado su amenaza de quitarle los marshmallow en serio, y había estado trabajando hasta tarde. Entre los papeles de hecho se podían ver varios de esos dulces esparcidos. Resoplaba dulcemente sobre los papeles. De hecho algo de baba se escurría de entre sus labios a los papeles. Valerius se paso una mano por la cara ante esa estampa... pero antes de que se diera cuenta ya estaba entrando. En el más absoluto silencio, agarró una manta por allí perdido y la depositó sobre los hombros del que consideraba su mejor amigo. Alguien digno de admirar... cuando se tomaba en serio su papel y su trabajo. Se quedo varios minutos contemplándolo en silencio. Antes de pensar mucho lo que estaba haciendo se inclinó levemente sobre su rostro. Uno de los dedos enguantados de Valerius recorrieron los finos labios del durmiente, sin que este se despertara. Maldito loco... siempre dormía como un niño. no parecía que hubiera nada que pudiera despertarle... quizás por eso se atrevió a inclinarse un poco más y hacer algo que un caballero no debería hacer. Y menos él, que estaba completamente dedicado a su trabajo... pero al verle así... no pudo evitarlo. Depositó un suave beso en la comisura de sus labios. Solo fue un instante, pero en ese breve momento pudo captar el dulce aroma del marshmallow en sus labios.

-¿E-Estabas despierto? Pues e-eso ¡no es lo que piensas!- se apresuró a intentar aclarar. Pero el cuerpo desnudo de VI tomó posiciones, dominante sobre él. En sus ojos brillaba ese fulgor inteligente calculador e inteligente que tan pocas veces mostraba. Detrás de tantas tonterías podía jurar que un carácter más manipulador se escondía... tan manipulador que se sentía sin fuerzas para echarlo fuera de su cama. Ya que era... lo que secretamente deseaba. -¿Verdad?- le susurró aquella voz incorpórea, como dándole la razón, en un tono que evidenciaba cierta jocosidad.

La distancia se acortó entre ambos, hasta que finalmente se unieron en un intenso beso... el primero de muchos. Jadeó, sin aire por tal apasionada respuesta. Podía notar cierto sabor dulzón en esos labios... ¿pero era el mismo? Una pequeña parte de su mente le grito que eso no era normal, ¡esto no podía ser verdad! Pero... la traviesa risa de VI hizo vibrar su cuerpo. Ambos cuerpos, ya que estaban desnudos, podían sentir el uno al otro perfectamente... y sentía un abrumador calor subiendo de su entrepierna.

-Val, siempre tan serio...- le susurró, mientras los besos descendían por su cuello. -Relájate, no pienses... déjate llevar por una vez. No te arrepentirás, te lo prometo-

Valerius alzó dudoso los brazos... hasta que finalmente dejó la mente el blanco. No quería pensar... solo sentir. Abrazó la cintura de VI y le atrajo para sí. Quería sentirlo... su calidez... y si esto era un sueño, soñaría mientras durara.



Lo que pasa por la mente de Val cuando VI se escaquea del trabajo:

avatar
Valerius XIII. Kyllmann
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 09/01/2014

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Mar Ene 28, 2014 7:45 pm


Era extraño, Magheq no era tan dulce y tampoco dudaba en tomar su posición dominante en el sexo entre ambos. Hacer el amor, no lo consideraban de esa manera, unían de alguna manera sus gemidos en contra de lo que soñaban de verdad. Separo su rostro del ajeno, la sonrisa de Magheq resplandecía como si fuera alguien diferente, su cerebro le estaba gritando cosas que no podría categorizar como algo natural No es Magheq… estas peleado con él. ¡Te odia! odiar, aquella palabra le subió por completo en su rostro, sentía que sus brazos y su cuerpo se dejaba llevar por la humillación, sus piernas se abrieron acomodándose totalmente al cuerpo ajeno, escuchaba el sonido de las olas chocar contra las rocas la mañana en aquella isla siempre era tan movida. ¿Qué estaba haciendo antes de llegar ahí? Claro… —. Haz, dormido mucho tiempo en el baño. ¿Por qué lo has hecho?¿Por qué lo he hecho? se pregunto… —. Estas hablando demasiado… así no eres tú —susurro, besando el lóbulo de su oreja, bajando hasta su barbilla, siguiendo un camino de besos hasta su cuello —. ¿No te gusta? ¿Prefieres que sea callado? Gintoki, siempre dijiste que preferías a alguien que hablara mucho, que te escuchara… ¿no es así? —sus ojos se encontraban cerrados, sus labios entreabiertos contra el cuerpo ajeno… No es así repitió su mente No quiero a alguien que hable demasiado diciendo estupideces repetía su cabeza Inteligente, amable… sin necesidad de decir cosas innecesarias. Así, es como eres tú abrió sus ojos observando su rostro, su mano se dirigió a sus mejilla pasando su dedo por el ojo ajeno con suavidad, cuidando aquel rostro que tanto le gustaba Te amo…. Gin, te amo

Algo dentro de él se rompió. Su mente viajo a otro mundo, uno paralelo. Donde solo existían ellos dos. Sentía sus manos con temor recorrer su cuerpo, sus manos se dirigían a las suyas. La gran fantasía de Gintoki se estaba haciendo realidad. El siempre fue tan cuidadoso con él, evitando hacerle daño a la hora de tener relaciones, desde la primera vez que perdió el control en aquella sala de aseos hasta en esos momentos. Recordaba la primera vez que fue él quien comenzó con aquellos dos adictos al sexo una vez luego del regreso de una misión. Su confesión… espera… ¡Esa confesión! Fue un… “Te quiero”, hasta el momento…

Fuera de la ilusión

La sonrisa resplandeciente de Naberius era irritante, sus dientes sobresalían sobre sus labios observando el acto presenciado por los dos hombres de cabellos plateados, en los que se acomodaba en una de las rocas jugando con sus rojizos cabellos. Delineo sus labios con placer ante lo que estaba observando, sus dedos jugaron enroscando su cabello, sin embargo, frunció el ceño con molestia al ver algo marcándose en la piel del albino — ¿Esa es la marca de la maldición de Gintoki? Ese maldito UT. Sin embargo, cuando el seme de aquel que posee la marca caiga en el sello, se romperá. Es tarde, incluso para ellos dos —rasco su cabello, echando hacia un lado su flequillo.

Dentro de la ilusión

Las manos de Gintoki recorrían toda la extensión de Magheq, sus labios jugaban con sus pezones, quienes eran totalmente rosados como a él tanto le gustaban, su mano, se encontraba junto al miembro del ajeno rozándolos, la masturbación era aquella salida para satisfacer los deseos sexuales de ambos Algo se siente extraño le seguía repitiendo su cabeza, un dolor pulsante le causo en sus piernas. La marca seguía subiendo, estaba volviéndose loco. El dolor, la excitación… Joder, ¿era tan masoquista antes?





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Valerius XIII. Kyllmann el Mar Ene 28, 2014 8:36 pm

Valerius se estremeció ligeramente. Podía sentir la caricias de esos labios recorriendo su piel. Su cálido aliento chocaba contra el frescor de su piel. Pero ese frío era superficial, ya que por dentro se sentía como un horno. Cada vez más caliente... un jadeo salió de entre sus labios. Esas manos ahora le estaban recorriendo su cuerpo por entero, como si estuviera esculpiendo una estatua con gran dedicación y cuidado. Y esos labios... joder, ¡no se estaban quietos! Arqueó el cuello ligeramente hacía atrás, con la mirada nublada en el placer. Ver como la cabeza de VI se movía por su cuerpo... esa visión bastó para ponerle duro como una piedra.

-Ah, joder...- apretó los dientes, con un gemido alterado. Esos labios ahora habían atrapado uno de sus pezones. Tiraban de ellos, los lamía, soplaba sobre ellos... ¡hasta los mordió, como si fueran alguna clase de dulce! -¡Mie-! ¡Idiota, que eso no es un marshmallow!- protestó Valerius ante el mordisco. Sin embargo, toda protesta se vio cortada. Aguantó el aliento al sentir una de esas manos tan cerca de la fuente de su excitación. Se mordió el labio inferior. Quería que lo tocara, necesitaba que lo tocara... ¡que lo follara! ... Un momento. ¿El acababa de decir eso? Un breve momento de pánico le invadió. ¿Desde cuando él andaba deseando esas cosas tan desesperadamente?

-Ahhh, ahí esta de nuevo el ceño fruncido- le sonrió VI juguetón desde su pecho. -Ya te dije que no pensaras Val, que solo sintieras... si tan solo pudieras ver tu rostro en este mismo instante- su voz casi parecía un sugerente ronroneo. ¿Desde cuando ese idiota era tan... convincente? E igualmente, Valerius no necesitaba un espejo para verse. Su rostro generalmente impasible se hallaba en esos instantes inundado por oleadas de sensaciones. Sus mejillas enrojecidas, sus labios húmedos, hinchados y entreabiertos, que pedían ser besados de nuevo... y su mirada, nublada por el placer.

-Pero quieres más...-


Si, quería más...

-No te pares- susurró anhelante a VI. Sus manos enguantadas acariciaron la espalda del alquimista. -No dejes que piense...-

Pues tenía la sensación de que si pensaba, podía ser malo. ¿Porque quería pensar tanto siempre?



Lo que pasa por la mente de Val cuando VI se escaquea del trabajo:

avatar
Valerius XIII. Kyllmann
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 09/01/2014

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Miér Ene 29, 2014 12:04 am

Un gemido de dolor curvo totalmente sus labios al sentir su espalda arder como si no hubiera un mañana. Sentía su cuerpo una mezcla de tantas emociones que no podría respirar con tranquilidad, las manos de Gintoki recorrieron el cuerpo de Magheq, desde sus hombros hasta sus caderas, jugando con sus pezones, escuchando los gemidos del ajeno que llegaban hasta sus oídos. Una y otra vez, se repetían constantemente. Le susurraba al oído, ronroneándole con placer ¿Desde cuándo hacía eso? Se sentía en una de sus tantos sueños donde Magheq era el representante. Donde escuchaba sus labios gemir y se abría de piernas para que el tomara el control de la situación. Donde sus mejillas sonrojadas solo le pertenecían a él, donde sus labios le decían todo lo que el tanto deseaba donde… era solo suyo. Uno de sus tantos sueños, abrió suavemente sus ojos observando su rostro, escucho un quejido de sus labios y amplio una sonrisa. Era hora de bajar totalmente, se sentía tan excitado que no podía pensar en otra situación. Hace algunos momentos… ¿Por qué estaba preguntándose tantas cosas?

. Gintoki, ¿estás aquí? —la pregunta le llamo la atención, abrió sus labios mostrando su lengua y sacándola, haciéndole una burla con esta. En lo que subía un poco su cuerpo a la altura de sus labios, aquello que tanto le gustaba iba a ser devorado en esos momentos, sus labios se abrieron y el miembro ajeno entro en su boca. Delineando por completo aquel tallo de deseos que le porfiaba su amante. Mi amante repitió en su cabeza, aquel del cual nunca había lastimado. ¿Había sido todo un sueño? El mundo no había llegado a su fin. Los Numan nunca existieron. Dios, seguía estando en el poder del mundo. Eso quería decir que UT se encontraba todavía bajo tierra como el diablo. Era… relajante, su boca volvió a abrirse y su lengua la recorrió como si fuera una paleta, agradecía ser amante de los dulces Paletas, Chocolates, Crema, Fresas, Helado con esos simples carbohidratos se podrían hacer un montón de cosas que no se imaginaban.

Las manos de Gintoki, bajaron hasta su entrada, introduciendo uno de sus dedos dentro, el préseme que salía del miembro ajeno, le permitía humedecer sus labios e incrustarlos dentro. Sin embargo, había algo raro cuando su dedo ingreso. Algo que se encontraba dentro de él… —. Mag-chan… ¿Qué es eso? —le pregunto, el chico levanto su mirada observando a su pareja con curiosidad, sus manos traspasaron el cuello de Gintoki acercándose a él —. Compre un juguete nuevo, ¿te gusta? —las mejillas del albino enrojecieron totalmente. El nunca había sido totalmente audaz en ese tipo de cosas, de hecho había olvidado los juguetes desde el día que le propuso desfilarle como gatita. Su piel se erizo, y en sus labios se formo una sonrisa. Aquella socarrona que colocaba con los pelos de punta a cualquier idiota que supiera quién es Sakata Gintoki.

Sus manos se dirigieron de nuevo hacia la parte interna de él, comenzando a introducir un dedo, luego dos y la forma de tijeras que hacia disfrutando del cuerpo ajeno. Sus labios se abrieron y su boca comenzó a moverse de arriba hacia abajo, mientras su otra mano jugaba con el pecho ajeno. Tan diferente como siempre, un sentimiento que dentro de aquel sueño, había abandonado. Jure vivir del pecado de lo que hice, pero… ¿Lo cometí? levanto la mirada y dudo. Su mente, aquella que se blanqueaba cuando tenía aquellos momentos con Magheq, le estaban matando en pensamientos. ¿La marca tenía la culpa?

OFF:
Tengo cosita de quitarle la virginidad a Valy e.é Luego me mata a mi Gin e.é por eso





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Valerius XIII. Kyllmann el Miér Ene 29, 2014 2:14 pm

Lo sentía en todos lados, estaba en todos lados... ¿dónde había adquirido ese idiota tanta experiencia? Una vocecilla cruel en su mente le sugirió que quizás había disfrutado un poco de la vida mientras Valerius recorría el mundo, solo y registrando cada hecho, cada suceso. Y adquiriendo cosas de gran valor y peligrosas, como... como... ¿qué estaba pensando? Es más, ¿qué hacía pensando? Ahora mismo su cuerpo, esas manos, esos labios y esa piel contra la suya reclamaban su total atención. No recordaba haber tenido jamás tal avalancha de sensaciones, sentimientos... habían roto con una absurda facilidad su rostro pétreo. Aunque tenía sentido, ya que él nunca... nunca... bueno, nunca había intimado con nadie hasta ese punto. Después de todo, le costo mucho tiempo superar lo que le había hecho Cassandra...

-Me parece que no me estas prestando mucha atención... pero por fortuna, se como atraerla de nuevo- susurró VI con una sonrisa que hubiera calificado de hambrienta, si hubiera algo comestible cerca. Por lo que Valerius no pudo sino abrir los ojos aturdido cuando lo vio descender sobre su pene enhiesto, abrir la boca...

-¡J-Joder!- jadeó, arqueándose como un gato cuando la cálida y húmeda boca de su hermano alquimista lo saboreó como si fuera un condenado dulce. ¡Madre santísima...! ¿De verdad se podían hacer esas cosas con la lengua?

"¡D-Debería estar prohibido!"
 pensó, retorciéndose del placer bajo el cuerpo de VI. Tan sumergido estaba en esa explosión de goce, que ni siquiera se percató de ese primer dedo que entró en su interior. Aunque si se tensó cuando rozó algo frío en su interior. Fuera lo que fuera se frotaba contra sus paredes internas, mandando escalofríos por todo su cuerpo.

-¿Q-Qué es...? -empezó a preguntar, tentando por un momento de apartarse. Pero esa boca no le dejaba, ni siquiera cuando dejó de devorar su miembro, creando un hilillo de saliva que los unía.

-No te preocupes Valy, confía en mi, ¿cuantas veces te he fallado? -sonrió travieso. -Ya veras como eso que tienes ahí dentro te hará sentir mucho mejor-

"Me has fallado muchas veces, idiota... sobretodo cuando vas a ver a... ¿a quien? ¿A quien se escapa a ver?"
una nueva bruma de confusión cubrió su mirada.

Pero no pudo pensar mas. Al mismo tiempo que dos dedos entraban dentro de él, y empezaban a destensar su entrada y a moverse en su interior, la boca de VI había vuelto a engullirle con un ritmo implacable. Y por si eso fuera poco, su otra mano se paseaba como una serpiente tentadora por su pecho. Eran demasiadas sensaciones, el calor aumentaba en su entrepierna... n-no podría aguantar...

-E-Espera idiota, no tan rápido... m-me voy a venir, ¡apártate!- jadeó, estrujando las sabanas de su cama. Y fue pronunciar esas palabras cuando una gran ola de placer arrasó por su cuerpo, en un increíble orgasmo. Su cuerpo se había arqueado por completo como un gato, sintiendo esos dedos en su interior, esa boca, esa mano... hasta que paso la ola, y se dejo caer sudoroso y la mente en blanco. Pero sentía que aún no habían acabado...



Lo que pasa por la mente de Val cuando VI se escaquea del trabajo:

avatar
Valerius XIII. Kyllmann
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 09/01/2014

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Vie Ene 31, 2014 2:25 pm

Joder, a este paso cuando lo vaya a posee me voy a correr, pensó con el ceño un poco fruncido escuchando los jadeos ajenos, su parte baja estaba pidiendo de todas las formas que le penetrara totalmente, que comenzara a jugar con todo lo que se encontraba dentro del cuerpo de su amante, sus labios se plantaron en una sonrisa y se levanto abriendo un poco las piernas ajenas, sintió que dentro de su boca aquel jugo se corría libremente en lo que limpiaba poco a poco los rastros que quedaron alrededor de su boca. Gintoki, tenía experiencia desde que era un joven de quince años de edad IX e incluso X le sacaban siempre cuando iban a sus reuniones nocturnas. Tenía bastante popularidad en las callas desde hombres hasta mujeres, pero siempre tenía a aquel hombre de cabellos oscuros con reflejos violeta en su mente. Magheq siempre estaba presente, aceptaba las salidas para que él no se viera involucrado, bueno… después de todo era él menor, bueno… el menor era otro ¿pero quién?

Sacudió su rostro un par de veces, mostrándose bastante molesto por aquello, al terminar de limpiar sus labios se levanto colocando sus manos encimas de las ajenas, entrelazando sus dedos con una sonrisa en sus labios, en lo que se ubicaba en la entrada del ajeno —. Mag-chan… voy a entrar —aviso, aquella voz se ahogo en un gemido al sentir el cuerpo bajo suyo tensándose, aquel juguete le estaba molestando, su otra mano abrió el trasero de su pareja, buscando la entrada, solo la punta y el cuerpo ajeno se sacudió, llenándole de un placer totalmente inconcebible —. Mierda… si sigues así, con tan solo entrar me correré —se agacho besando los labios ajenos, su miembro entro totalmente en el cuerpo ajeno tocando algo totalmente frío dentro de su cuerpo, se erizo, su piel se levanto totalmente sintiendo un fuerte dolor de cabeza en esos momentos…

. Tranquilo, Gin. Muévete lento… poco a poco te acostumbraras al juguete —río tranquilo, una sorpresa más por los ojos de Gintoki, no quería acostumbrarse totalmente a ese nuevo juguete que se encontraba dentro del cuerpo de su pareja, tampoco estaba interesado en preguntar de que se trataba —extraño—, siempre procuraba estar atento a lo que concernía al ajeno, al igual que él. Pequeñas cosas, las heridas cuando llegaba de las misiones, lo que traía en los paquetes. Vivir lejos, a veces costaba muchas cosas pero era feliz con él —. Gin… muévete más rápido —aquello corto la comunicación con su mente, sus manos tomaron su cadera, y el vaivén que comenzó tenía un límite para poder dar placer, el suyo estaba llegando al límite, su cabeza quería explotar en esos momentos.

Todo lo comenzó a ver borroso, no eran pilares de madera, eran pilares de piedra. No era la vista a la playa, eran piedras talladas con símbolos bastante reconocidos para él, letras hebreas. No era una cama, era un pilar de piedras… y aquel Magheq comenzó a verse borroso, no era Magheq… era… —. ¿Valerius? —pronuncio.

Tsk… ha roto la ilusión —expreso Naberius sentado lejos, pero por lo menos ya quería lo que tenia, Gintoki estaba en su límite, iba a terminar dentro de él, quisiera como quisiera. Las marcas comenzaron a tomar el control de su mente, sin embargo, ante él placer nada iba a ser lo mismo para ese sujeto, sonrío mostrando sus grandes dientes —. Termina, Gintoki.

Esa voz llego dentro de su cabeza, sintió que llego totalmente al climax, sus labios se abrieron mostrándose en una perfecta O al ver debajo de su cuerpo a su hermano, trato de mover varias veces su rostro cuando la cripta comenzó a iluminarse —. Mierda… —susurro, esta vez… había sido totalmente su culpa —. He roto el sello… —dijo de lo más tranquilo, desnudo, utilizando a Valy como si fuera un conejo para saciar toda su sed, y trago seco Estoy muerto, mire como lo mire





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Valerius XIII. Kyllmann el Vie Ene 31, 2014 9:03 pm

Había leído infinidad de veces sobre esta experiencia. El momento en el que el orgasmo ocupaba todo dentro de tu mente, y te volvías incapaz de pensar en nada. Solo cerrar los ojos, recuperar el aliento perdido en jadeos desbocados, y dejar la mente en blanco. Lo había visto descrito en verso, en prosa, en la melodía de canciones, o en boca de la persona más ruin y gráfica que uno podía imaginarse encontrar, pero... nada alcanzaba este momento. Se acababa de correr en la boca VI. Había perdido completamente el control y el dominio de su cuerpo... y lo había disfrutado. Joder, vaya que sí. En serio, ¿dónde había aprendido su hermano a hacer esas cosas con su lengua? Abrió los ojos y apunto estuvo de correrse de nuevo ante la visión de VI lamiéndose los labios, para limpiarse los restos de su semen. Se lo había tragado todo...mierda... ¿era normal excitarse tan pronto a pesar de haberse corrido minutos antes? A saber que iba a pensar de él. ¡Luego tendría que aguantar sus burlas de que era un pervertido!

Pero no lo hizo. Su hermano alquimista se inclinó sobre él, con una clara intención en su mirada. Latía el deseo en él como una llama. Valerius tragó saliva. Sabía lo que venía a continuación, y estaba preparado. Entrelazaron sus dedos, y Val se aferró a ellos con fuerza. Le iba a doler. Estaba un 99,9% seguro de ello. Y por ello no pudo evitar tensarse cuando sintió algo grande y caliente frotarse con suavidad contra su estrecha entrada. Así que no tardo en sentir como una de las manos de VI se escurría como una caricia por su cuerpo, hasta alcanzar su ano. Empujó su pene con ayuda de su mano hacía el interior de Valerius, mientras la respiración de este se alteraba. Entraba algo... muy grande. Grande y caliente. Si no hubiera leído que algo así era posible... lo hubiera alejado de un empujón. Cerró los ojos con fuerzas, conteniendo el quejido de dolor. Pero unos demandantes pero a la vez dulces labios se posaron sobre los suyos... mientras esos besos le encendían como una hoguera una vez más, su miembro fue entrando poco a poco a raíz de esa sutil distracción. Pero aún así Valerius se sentía... lleno. A punto de explotar. Tener todo ese trozo de carne ardiente como la lava en su interior... junto a ese objeto extraño, frío como el hielo. No sabía de donde lo había sacado VI, pero la combinación de frío y calor... le hizo estrujar la mano de VI. Era... demasiado.

-Calma Val... ya veras, en cuanto me mueva te sentirás mejor- susurró la voz de Vi contra sus labios.

Las manos de su hermano cubrieron las caderas de Valerius, y empezó el suave vaivén de estocadas. El principio era un poco incomodo, pero... en una de esas arremetidas el calor y el frío que se frotaban en su interior, chocaron con su próstata. Eso ya le hizo ver las estrellas. Se arqueó y jadeó ya sin ningún tipo de pudor, buscando nuevamente esa explosión de placer en su interior. Ahora su cuerpo iba al encuentro del de VI y aceleraba el ritmo. Podía notar como el sudor cubría ambos cuerpos, el ruido de sus carnes cuando chocaban con violencia, la caricia del vello de VI contra su trasero...

El culmen fue cuando lo sintió derramarse en su interior. Su mundo se volvió blanco por segunda vez. Se dejo caer agotado y desmadejado contra su cama, sintiendo su propia semilla manchar su vientre... tenía los ojos cerrados, pero se esforzó por abrirlos para vislumbrar el rostro de VI tras el momento de unión que acababan de compartir... y seguían teniendo. Pero... no fueron los ojos traviesos de VI quien le devolvió la mirada. Sino unos ojos carmesíes como la sangre.

Parpadeó confuso...

-¿G-Gintoki?- abrió los ojos, con un hilo de voz nada propio de él. -¿Pero que coñ-? ¡AGH!- un relámpago de dolor inundó su vientre. Donde antes había sentido frío en el sueño, en su interior, ahora solo sentía... llamas. Se encogió por el dolor, haciendo una bola. Al hacerlo, puso sentir como el pene de Gin salía de su interior... con parte de su semen. -T-Te ma-matare- pudo gemir, pese a ese extraño y devastador dolor.



Lo que pasa por la mente de Val cuando VI se escaquea del trabajo:

avatar
Valerius XIII. Kyllmann
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 09/01/2014

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Mar Feb 04, 2014 1:31 am

Sin duda, eso era malo. Más malo que la propia maldad, e incluso se sentía totalmente irritado. Las cosas estaban empeorando de mal a peor, de peor a horribles de horribles… ¡No sabía cómo definirla totalmente! Aquella situación iba más allá de su propia perspectiva. Todo estaba volviendo a la normalidad… joder, esto era peor que una pesadilla o incluso de verse involucrado en el mundo de Accel World. Movió su rostro un par de veces, sus labios temblaron pero su cuerpo se balanceo hacia atrás, chocando con una barrera detrás de su cuerpo, giro su rostro observando aquella que se inclinaba hacia el techo, juraba que lo atravesaba e incluso llegaba hasta él cielo, pero… ¿Qué era lo que realmente estaba pasando? Se cubrió su cuerpo, como una colegiala de quince años, pero ahora no era el momento de eso, giro su rostro observando las escrituras que se encontraban a su alrededor, recitándolas todas en su cabeza, sin duda debía encontrar algo para romper la barrera. Debía encontrar las palabras correctas para revertir el hechizo, esto era malo si su intuición era correcta.

. Valy-chan… lamento haberme acostado contigo y todo eso… pero ahora mismo no me preocupan las excusas ni las disculpas… creo que debes saber algo que me ha estado preocupando —se bajo un poco tomándole de las mejillas, sus labios se abrieron propinándole un beso en los labios en el cual su lengua comenzó a recorrer la cavidad ajena, poco a poco el beso lo corto y se apego a la barrera tras él —. Así que era mi imaginación, besas como niño —lanzo un suspiro de sus labios, aliviado porque el beso que sintió antes realmente era fogoso.

La mirada de Naberius se dirigió al albino, como si ese idiota realmente no supiera lo que estaba pasando. Hizo señas, e incluso las letras comenzaron a desaparecer poco a poco, por lo menos mantenía las ilusiones tan bajas que lo alquimistas no las podrían presenciar, pero el mismo truco no funcionaba muchas veces, el poder comenzó a caer cuando Gintoki entro en contacto con su mente, era más fácil engañar a Valerius que a la mente indecisa e indescifrable de Gintoki. Soltó una ligera carcajada, en lo que delineaba sus labios —. Buen trabajo, Gin. Pero ha sido tarde, ahora Agagliareth-sama se liberar por total del sello —la sonrisa marco sus labios. Y Gintoki guardo silencio durante un largo rato.

. ¿Por qué mi semen rompería el sello? —pregunto, levantando una mano como si se encontrara en la escuela. Naberius fue marcado por un tic de molestia, ese maldito albino tenía tantas cosas que le molestaba. Sin duda, esa paz con la que tomaba los asuntos sin duda iba más allá de sus expectativas —. Porque eres un idiota —silbo con sorpresa, sin embargo, reacciono a algo. Estira su mano hacia las piernas de Valy —. Joder, eso te va a romper por dentro. ¡Tengo que sacarlo! ¡Abre las piernas Valy! ¡Sacare esa maldita gema! —sus dos manos abrieron las piernas de Valy, si no la sacaba a tiempo no sabía que podría pasar… No, no tenía la menor idea de que iba a suceder, y ahí estaba él…

Sakata Gintoki, con una gran marca de pie en su cara pegado en la barra, y un tic marcando en su ceja.





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Valerius XIII. Kyllmann el Miér Feb 05, 2014 6:34 pm

"Ahora mismo no se que me duele más, si el vientre... o mi orgullo. ¡Joder, joder, joder! ¡Ese retrasado de pelo extraño y ojos de pez muerto!" pensaba Valerius mientras se encogía con sus manos presionando su vientre. Sentía como si esa parte de su cuerpo se estuviera derritiendo dentro de él. Y para nada era una sensación nada agradable. Jamás había sentido algo parecido. Aún así, mientras recorría la sala que los rodeaba su mente intentaba buscar algo a lo que aferrarse para escapar de ese dolor. Sus ojos vieron que ese chico pelirrojo estaba cerca de ellos, apoyado en una pared cercana, como si estuviera disfrutando del mejor espectáculo del mundo. Y seguramente lo había hecho, después de todo... alguien debía haber jugado con sus mentes de esa manera. Y ese payaso de la sonrisita confiada se estaba llevando todas las papeletas de ser el ganador. “Ójala pudiera pegar una buena patada en los cojones... o cortárselos para servírselos de comida” pensaba Val. El incesante parloteo de Gintoki le interrumpió de sus fantasías de venganza, muerte y sangre. “¿Pero es que no se puede callar ni siquiera ahora?” pensó irritado el alquimista... hasta que su cara fue cogida y besada de una endemoniada forma capaz de resucitar a un muerto.

-¡...!- soltó un jadeo de sorpresa dentro de ese boca, notando como por un momento se olvidaba del dolor y una dulzura que recientemente había probado en unos labios le volvía a recordar que esa ilusión no había sido solo una broma de muy mal gusto. Pero su respuesta ante el porque de ese sorpresivo beso le devolvió como un cubo de agua fría en la realidad. -¡Te besaría con mas ganas si no fueras tu! ¡Pedazo de idiota! ¡Una piedra besaría mejor, y me excitaría más!- exclamó exasperado y evidentemente sonrojado. Sus buenas formas de caballero hacía ya tiempo que se habían ido a la mierda.

Volvió a encogerse de dolor, ante un nuevo latigazo que le hizo soltar un gemido. Estaba empezando a sudar frío, y estaba seguro que la marca de sus dedos dejarían más tarde cardenales sobre su piel.

Pudo percibir que el pelirrojo y el señor inutilidad estaban intercambiando unas palabras, pero tuvo que dedicar gran parte de sus fuerzas a lograr que su mente se despegara de un dolor tan atroz. Aunque cuando recobró el dominio casi prefirió no haberlo hecho... oír como Gintoki le ofrecía meter la mano por su culo no era algo que quisiera oír. Es más, ójala lo olvidara. Por lo que no pudo menos que asestarle una patada en toda su cara en cuanto agarró sus piernas con esas intenciones.

-¿¡Eres idiota?! ¡Si salimos de esta te meteré un tiburón por el culo, idiota! ¡El azúcar te ha afectado el cerebro! ¡Uhg!- se encogió de nuevo, por otro latigazo de dolor. Tardó unos minutos en encarar de nuevo a Gin. -Tiene que ha-haber otra forma...- inconscientemente su mirada se dirigió al pelirrojo, que le sonrió con autentica sorna. Parecía un gato que había avistado un ratón gordo y jugoso.

-Oh, vamos. No puede ser tan malo ser padres, ¿no? Mirad, ya tengo un nombre para el niño, ¡Agagliareth! ¿No es perfecto?- les sonrió abiertamente.

“... supongo que la píldora abortiva no funcionara a estas alturas”
pensó la mente de Valerius. El pánico que le había provocado esa frase le había impedido formular una solución más brillante. Miró de nuevo a Gintoki, apretando los dientes para que los gemidos de dolor no le delatasen la putada que estaba sintiendo. -Sácamelo, idiota... como sea, ¡hazte responsable!- le espetó.



Lo que pasa por la mente de Val cuando VI se escaquea del trabajo:

avatar
Valerius XIII. Kyllmann
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 09/01/2014

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Sáb Feb 08, 2014 6:25 pm

Ah, soy una mierda de persona ¿Ahora es que se daba cuenta? Le miro con la cara más grande del mundo —luego de tener marcada en su rostro, aquella pierna palpitante—, y suspiraba diciéndole: ¿Ahora quieres que me haga responsable? Idiota juro leer su rostro, aquella aura asesina por parte de Valy no iba a acabar hasta que hiciera su trabajo, Gintoki trago seco y subía sus manos sonriendo suavemente, sudaba como no tenía idea —. Okey, okey… lo sacaré de ahí —dijo suavemente, en lo que se arrodillaba de nuevo y levantaba un poco las piernas del ajeno —. Bien, prepárate. Trata de empujar lo suficiente, para sacarlo de allá adentro, porque no lo veo —susurro suavemente, abriendo un poco el trasero ajeno, en lo que achicaba un poco su vista, para poder observarlo con exactitud.

Aquella posición que estaba tomando Gintoki no era para nada bien vista, después de todo la había hecho cuando estaba pequeño, en aquellos brazos de los humanos pervertidos. Su piel se erizo de tan solo recordarlo, aquel lugar le hacía vivir emociones fuertes con tan solo pensamientos irrelevantes. Bueno, después de todo era el poder de Ag-chan que estaba acumulándose poco a poco. Su mente se estaba volviendo totalmente nula, sus labios se estaban cerrando y su vista era dirigida a aquellos que se mostraban con emoción, ante aquel espectáculo. Los pasos de Naberius se acercaron lo suficiente, hasta tocar aquella pequeña barrera que los cubría, impidiendo que escaparan.

Gintoki, lo podrás sacar. Pero ya ha absorbido lo que necesita para despertar —se escuchaba bastante divertido con aquel asunto, sus labios no borraban aquella sonrisa impecable que le hacía ver interesante, sus labios formaron una sonrisa burlona al sentir el puño de Gintoki delante de su rostro, sin atravesar la barrera —. No la puedes atravesar sin tus fuerzas, de hecho aunque la pudieras atravesar no harías absolutamente nada. Estas desnudo, no piensas con claridad las cosas e incluso estás diciendo cosas incoherentes, como es posible que hayas podido imaginar que todo lo que paso luego de aquel accidente con el señor de Tenebris haya sido una mentira, estás viviendo tú propia fantasía, Gintoki —los ojos del albino se abrieron por completo. Sentía que su corazón latía con fuerza, no podría decir absolutamente nada a aquello con lo cual le estaba atacando, sus labios se encontraban abiertos, y su corazón latía con culpabilidad —. Ahora, te has acostado con uno de los alquimistas. Le robaste la visión a tu ex amante, & ahora le quitas la virginidad a uno de tus amigos. ¿Quién rayos te crees? Sakata Gintoki, no eres nada más que un simple juguete de UT. Ni siquiera tu vida tiene sentido, ¿no es cierto?

¿No tiene sentido? repitió esas palabras una & otra vez dentro de su cabeza. Era cierto, su vida no tenía nada de sentido. Eso lo sabía, hace 905 años que entendía que su vida no tenía sentido. Fue abandonado por sus padres, vendido a UT al nacer e incluso hizo sufrir a muchas personas con sus escasos años, pero luego de estar con los alquimistas entendió lo más importante en la humanidad, sus ojos se dirigieron hacia el trasero de Valy, aquel donde podría introducir dos de sus dedos para sacar aquel objeto que hace algunas horas se encontraba en su cuello.

. Sí, tienes razón mi vida no vale la pena —le siguió las palabras, Naberius sintió un mal presentimiento, por lo que dio dos pasos hacia atrás, alejándose de la barrera —. Pero así, como mi vida no vale la pena. Tú ni siquiera deberías estar vivo. Has sido perdonado por UT, no… ni siquiera él tiene tiempo de perderlo con alguien tan insignificante como tú, no te creas demasiado porque eres capaz de romper el sello, no de hecho yo mismo te hare el favor, pero sabes por qué. Porque no importa lo que vosotros dos hagáis, caerán de nuevo como la primera vez que lo hicieron —tomo aquella gema en sus dos dedos, & con cuidado la saco del cuerpo ajeno sujetándola en sus manos —. ¿Entiendes no? La capacidad de matar el sueño de una persona con tus palabras, marques del infierno —apretó la gema en sus manos rompiéndola, observando cómo los cristales comenzaban a caer de sus manos hasta donde se encontraba aquel sello —. Espero, que por lo menos esta vez, sean capaces de acabar con UT, sin embargo, hay algo de lo cual no van a ser capaces de acabar, & será con nosotros, los alquimistas —maldijo por lo bajo por sus movimientos, en lo que tomaba la mano de Valerius & se lanzaba contra la barrera, moviendo sus dedos hacia adelante, cuando una luz brillo dentro de aquel lugar & los dos cuerpos salieron volando hacia afuera, golpeándose contra la pared que se encontraba delante de ellos —. Tsk… ahora es que funcionaMisticismo, Disipador aquel ataque que le permitía eliminar por completo los poderes de los ajenos.

La barrera se había roto, pero aquella luz había cubierto todo el lugar, las letras comenzaron a cubrir todo el suelo, la habitación se había vuelto totalmente blanca. Gintoki tomo la mano de Valy, comenzando a empujarlo hacia afuera —. ¡Vamos! Antes de que despierte esa cosa, hay que buscar nuestra ropa —le dijo, giro su rostro hacia la secta, bueno… acababa de romper el sello & Ag-chan regresaría a la vida, ¿Qué más se esperaba del idiota de Gintoki?





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Valerius XIII. Kyllmann el Dom Feb 09, 2014 11:28 am

… ¿Qué clase de postura era esa? ¡Tener a Gintoki arrodillado entre sus piernas mirando su trasero...! Luego tendría que borrarle la memoria a golpes (y cada golpe merecido, por supuesto), lo malo sería que él no lo olvidaría. Cada vez que viera ese par de ojos de pez muerto... se acordaría de este momento. Si, sin duda este era uno de estos momento que veían en los libros con títulos como “Como volver incómoda una amistad” o “Razones por las que matar a un amigo”. Si, cumplían todos los requisitos. ¡Maldita fuera su suerte! Se aferró con fuerza al... ¿altar? Joder. Si, altar. Se aferró como pudo a la piedra del altar mientras notaba como era abierto por ese... ese... ¡idiota! Se mordió el labio inferior y se obligo a concentrarse en lo que le pidió. ¿Empujar? Si, fácil... Solo tenía que imaginarse que no tenía a un demonio liberándose dentro de él, y que Sakata Gintoki estaba intentando sacárselo metiéndole la mano por el culo. Si, si, muy fácil. Sin olvidarnos del dolor que estaba provocando todo ese proceso en su cuerpo. ¿Ves? Facilisimo...

¡Tuvo que contenerse para no pegarle otra patada! ¡Ójala fuera Gintoki quien estuviera con el culo abierto! Aunque entonces... él habría tenido que estar entre sus piernas. Uhg... mejor no.

Alzó la mirada para ver como el chico pelirrojo se acercaba a ellos. Los contemplaba desde muy cerca, pero seguro tras esa maldita barrera que los envolvía. Habían sido bastante precavidos con ellos. ¿Cuanto tiempo llevaban planeando esta jugada? “Valerius, fuiste un confiado...” se reprochó. “Si me hubiera informado un poco más... quien sabe lo que habría. Sobretodo antes de involucrar a este idiota. Con él siempre... con él... ¡bah! Con él nunca se pueden hacer planes. En parte por eso le quería a mi lado, siempre es imprevisible, tanto para los amigos como para los enemigos. Pero... ¡no lo quería TAN cerca!” pensó mientras dirigía otra mirada asesina hacía Gin, pero... demudó su expresión. Ahora la expresión generalmente pasota y tonta de su hermano alquimista estaba seria. No había estado prestando atención a las palabras del pelirrojo (un fallo más...) pero fuera lo que dijese había logrado que Sakata se pusiera serio. Casi por eso pudo aguantar nuevamente la intrusión de esos dos dedos dentro de su cuerpo, buscando y finalmente localizando la dichosa gema que le estaba jodiendo a base de bien en su interior.

En cuanto le saco el alivio fue instantáneo. Todo el dolor se fue de golpe y su cuerpo pudo al fin relajarse. De hecho, como la tensión se fue de golpe, por poco pierde el conocimiento. Pero se mordió el labio inferior hasta hacerlo sangrar, y así el dolor le mantuvo la mente a flote. No era momento de echarse un sueñecito.

Ahora sería el momento de contr- … ¿¡pero qué hacía ese idiota rompiendo la gema?! ¡Valientes palabras, pero acciones estúpidas! ¡Lo iba a matar! Ni siquiera pudo estrangularlo, pues en medio de su estupor fue agarrado por Gin y arrastrado fuera del altar. La barrera se rompió al tiempo que Sakata movía sus dedos. “Magia” reconoció Valerius, pese lo aturdido que estaba. “A buenas horas” añadió ácidamente. Segundos después una luz los cegó, y los empujó como si de una bomba se tratase. Salieron literalmente por los aires, hasta golpearse contra una de las paredes de piedra cercanas. Un poco más de humillación para ese día, como no.

Mientras se sacudía y se recuperaba del golpe, su compañero alias “idiota” le empujó hacía una abertura cercana. Si, había que salir de allí, y encontrar su ropa. El problema era... ¡que acababan de liberar a un poderoso demonio! Tsk. Aunque sus recuerdos eran una mierda por lo que había ocurrido recientemente recordaba haberse desecho de parte de sus prendas en una habitación... ahora fue él quien tiro de Gintoki para empezar a deslizarse por los pasillos del lugar. Ahora que la mente se le iba aclarando recordaba ese altar... lo había visto antes... ¿dónde? Mientras una parte de su mente luchaba por localizar ese detalle, la otra rebuscaba entre sus maltrechos recuerdos para localizar ese cuarto. Y por supuesto, había datos que necesitaba saber.

-Sakata, ¿de qué conoces al pelirrojo? Te creía ignorante sobre este asunto, pero parece ser que sabes más que yo- se detuvo un momento para girarse a toda prisa. Agarró a Gintoki por uno de sus hombros y lo estampó contra una de las paredes del pasillo. -No vuelvas a mentirme, ni ocultarme nada Sakata Gintoki... y menos cuando sean así de serias. Soy tu hermano... confía un poco en mi- siseó con rabia e impotencia. La mano que lo había agarrado, la artificial bajo el guante, ejerció una dolorosa presión sobre su piel.



Lo que pasa por la mente de Val cuando VI se escaquea del trabajo:

avatar
Valerius XIII. Kyllmann
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 09/01/2014

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Mar Feb 11, 2014 9:43 pm

Ya todo estaba en la culmine de su persecución. Sentía las piedras en sus piernas, como se apegaban a la suela de su pie, molestando. El sudor bajaba por toda la extensión de su espalda, el sudor se estaba acumulando, el lugar era un horno caliente, el suelo parecía querer hervir de lo caliente que se encontraba, todavía estaba débil, podría romper magias suaves, aquellas inmóviles pero ignoraba el hecho si podría evitar otro tipo de ataques. Había perdido su Bokutou, eso realmente era malo. Demasiado malo para ser cierto, levanto su mano quitando el sudor que desprendía su frente, su pecho subía y bajaba a medida de que se movía entre los pasillos en busca de aquella habitación. Aquella experiencia pasada, vivida como si le arrancaran algo de su corazón realmente le estaba aterrando. Apretó fuertemente los puños recordando las palabras de Naberius sobre su persona, odiaba admitirlo pero tenía toda la razón, era imposible para él borrar lo que hizo. Tenía que aferrarse totalmente al pasado, vivir el presente y buscar un futuro diferente, un futuro donde él no estuviera incluido. Pero aun así, estaba huyendo. Como se encontraba viviendo ahora, sin esperanzas de absolutamente nada. No tenía ni el honor suficiente para afirmar ser un alquimista. Se escondía en su casa, viviendo como un Numan más en aquel mundo, ignorando sus obligaciones, odiando su propia vida & huyendo… de sus errores. Sin embargo, entendía perfectamente que era imposible volver a razonar con él, le traiciono, todo el amor que se sentía se esfumo con una sola mirada… Ni siquiera él se lo creía, pero amarle no iba a dejar de hacerlo; Magheq era como una marca en su vida, si no la superaba; no habría otra cosa que le hiciera decaer, ya era suficiente con haberle hecho sufrir solo a él.

Sin embargo, se sentía como un idiota. Uno muy grande. Ahora había decepcionado a alguien más, aparte de que había ocasionado completamente el despertar de uno de los enemigos más grandes de UT. Trago seco, realmente estaba en serios problemas, ahora que se veía bien, el cuerpo desnudo que yacía corriendo entre los pasillos estaba totalmente pálido, juraba haber visto las marcas en su cuerpo cuando se encontraba dentro de la ilusión ¿El sellos las habrá absorbido? Imposible, ni siquiera los poderes de los alquimistas podrían sacarla de su cuerpo, era como estar más único a UT que alguien más, y eso de alguna manera le asqueaba. Sin embargo, allá atrás, juro volverlos a encerrar a los dos juntos, hacer que cavaran sus tumbas & era lo que iba a hacer. Mordió su labio, con molestia y su cuerpo se tenso, olvido por completo la cosa que se encontraba corriendo a su lado. Eso, era más aterrador que el propio deseo de que volvieran a sellar a Ag-chan.

Jadeo al sentir la pared detrás de su cuerpo, sintió como una corriente eléctrica comenzó a subir desde el dorso espinal hasta su cabeza, sintió que toda su espalda se electrocutaba, sus labios temblaron suavemente al igual que sus piernas. Bajo la mirada buscando la manera de contestar aquello, sus labios se volvieron a cerrar lanzando un suave suspiro de sus labios —. Yo… fui quien sello a Ag-chan en esa piedra —cerro sus ojos, mientras inhalaba un poco de aire —. Londres, hace muchos años atrás una gran cantidad de personas comenzaron a desaparecer, me encontraba trabajando para la reina por peticiones de I, conocí de casualidad a un joven quien quería cambiar el mundo, sin embargo, sus conexiones con el diablo eran realmente fuertes & cuando se convirtió en demonio y traiciono a UT, lo selle por ordenes de la reina quien se encontraba controlada por el diablo en esos momentos —mordió su labio, en lo que separaba a Valerius de su cuerpo, y rascaba su nuca —. Pensé que me había liberado de él, hasta me había olvidado de Naberius, quien era su compañero en ese entonces, fue una larga búsqueda. Fue uno de los hombres que más problemas me dio cuando trabajaba de detective, ya sabes —movió su cabeza de un lado a otro. Era una mierda recordar todo aquello.

Un extraño olor entro a su nariz, sus labios se abrieron y comenzó a correr hasta una habitación medio abierta, observando sus bóxers y sus pantalones ¡Los encontré! grito, en lo que se giraba observando otra abierta, en serio se encontraban unos delante de otros, sin embargo, tenía que encontrar el resto de su ropa. Su camisa, los pantalones de Valy, e incluso sus bóxers, le quedo mirando el trasero al ver como un liquido seguía bajando de este —. Joder… realmente quiero follarte ahora —dejo que sus labios dijeran esas palabras, y se puso totalmente azul por dejarlas salir, girando su cuerpo para fingir que cantaba una canción —. Lalalala~





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Valerius XIII. Kyllmann el Miér Feb 12, 2014 1:26 pm

Al tenerle así de cerca pudo examinarle más cerca de lo que nunca se había propuesto. Tenía una expresión cansada, y algo culpable. Algo que suponía una agradable novedad en un rostro que generalmente rebosaba de pasotismo. Ojalá ese cambio no estuviera provocado por estas circunstancias... ojalá fuera porque otra vez se hubiera colado dentro del palacio para no hacer nada, comer todo lo que pillara y campar a sus anchas. Y ojalá le estuviera echado la bronca por eso... y no por haberle ocultado todo lo que le estaba contando.

¡Él había sellado a Agagliareth! ¡La madre que lo parió! ¡¿Cómo no se lo había dicho antes?! ¡Lo había conocido! ¡Sabía sus puntos fuertes, sus puntos débiles...! ¡De verdad que quería estrangularlo! Tuvo que tirar de toda su disciplina y autocontrol para no pegarle una buena paliza. No era el momento. Pero ya buscaría uno más adelante, si salían de esta...

Mientras se separaba de él y recuperaba el aliento, su mente rápidamente procesó la información que ¡por fin!, le había dado Gin. Por lo que acababa de oír ese idiota sabía como sellar a ese incordio de demonio. El problema era si Gin sería capaz de volver a hacerlo, o si tendría fuerzas dada la situación que sufrían ambos. Tampoco había olvidar que estaban en la base enemiga, en el templo de Agagliareth, como bien había notado por el altar... ¡un momento! ¡El templo! ¡Al fin su mente había sacado a la luz ese pequeño pero importante dato! ¡Estaban en el templo donde encontró la profecía! Joder... ¿los habían traído hasta allí, en Asia? Si que habían sido rápidos... o habían pasado más días de los que sospechaba dormidos. Mierda, si tardaba mucho en volver VI se preocuparía... a su extraña manera. Y a saber que le se ocurría a ese elemento al estar solo... no quería que se arriesgara. ¡Era el gobernador de Hortus! ¡Tenía responsabilidades! Ah, pero no, no era el momento de pensar en eso...

Pero el cuerpo desnudo y sudoroso de Sakata le sacó de sus pensamientos cuando paso a su lado. Procurando no centrar su mirada en su trasero, le siguió confuso, con la duda a punto de surgir de sus labios... hasta que le vio cruzar una puerta medio oculta en la pared. Daba en su interior a una habitación en donde se había desnudado y parcialmente drogado. Pero no era su habitación. Había pequeñas diferencias, entre ellas que la ropa que estaba allí tirada era la de Gintoki, no la suya. Chasqueó la lengua con fastidio. Miró a su alrededor... y vio que había otra puerta justo enfrente, donde... ¡si, esa si que era su habitación! ¡Ahí estaba su camisa! Se acercó a ella, y cuando se agachó a recogerla lo oyó. Si, lo OYO, esas palabras seguidas de un tarareo estúpido. Miró por  encima de su hombro y clavó la mirada en Gin, que disimulaba lo que podía. Como de costumbre debía haber hablado antes de pensar. Si es que pensaba alguna vez...

Apretó los dientes mientras un extraño rubor cubría su rostro. Agarró su camisa a toda prisa, y en vez de ponérsela sobre sus hombros se la ató a la cintura, para taparse de esos ojos de pez muerto que ya conocían su cuerpo mejor que nadie. Fue entonces cuando se dio cuenta de algo húmedo que goteaba por su pierna. Algo blanquecino...

Se puso lívido. Estaba tan concentrado en la huída y en salir de allí, que no se había dado cuenta... de que el semen de Gin estaba goteando desde su trasero. El rubor se volvió más intenso, incitado por la rabia y la vergüenza. Aunque un temor mayor le dejo paralizado...

"Oi... me acaba de follar este idiota... ¿sin protección?"
casi se le olvido respirar.

De dos pasos alcanzó a Gin y mandó su autocontrol de paseo con la cigüeña. Le asestó un señor puñetazo a ese  rostro que quería tanto como odiaba en estos instantes. Le quería como un hermano, incluso más... pero en estos instantes quería meterle un cactus por el culo.

-¡Como por tu culpa me quede preñado, imbecil, Agagliareth y Naberius van a ser el menor de tus problemas! ¡Créeme!- le señaló, con una mirada que decía que era capaz de dejar huérfano a un niño.

-¿Llamabais?- dijo una voz burlona. -Gin-chan, ¿ya te ibas? Y yo que quería jugar... contigo- ronroneó una voz, con evidente malicia.

En la habitación empezó a entrar un grupo de hombres armados con espadas. Y con ellos, detrás...



Lo que pasa por la mente de Val cuando VI se escaquea del trabajo:

avatar
Valerius XIII. Kyllmann
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 09/01/2014

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Miér Feb 12, 2014 3:53 pm

En lo que los dos idiotas discuten, vamos a aclarar la situación dentro del templo

El altar se rompió en dos, el lugar comenzó a cubrirse de una especie de visión terrorífica del infierno, las paredes comenzaron a desmoronarse, como si ellas fueran comidas por carne humana, convirtiéndose en una masa de músculos respiratorios que palpitaban y se movían. El ambiente era húmedo, sin embargo, el calor influyente del suelo se esparcía por todo el templo, los arboles que se encontraban más cerca de aquella sala comenzaban a envejecer, los animales que recorrían su alrededor comenzaron a morir, el aire del lugar comenzó a comprimirse en un solo lugar. Alrededor de aquellos cristales que eran el nacimiento de un demonio. El templo se sacudió una vez más, el cabello de Naberius se movía contra su rostro, el lugar comenzó a caerse en pedazos, la sangre acumulada alrededor del altar comenzó a unirse, las letras que brillaban en el suelo comenzaron a ser cubiertas por la sangre que desprendía la parte de abajo del templo, los sacrificios que se encontraban debajo del altar comenzaron a subir como simples glóbulos rojos que bañaban por completo los pedazos de cristales rotos.

Naberius sonrío con malicia al ver una gran oscuridad cubrir alrededor del templo, sus labios se abrieron mostrando sus largos colmillos los cuales mostraban una infinidad de deseos, estiro su mano hacia uno de sus sirvientes que hizo una reverencia liberando del hechizo la cantidad de almas acumuladas por el resto del templo, muchos animales comenzaron a morir inclusive las personas que antes perdían poco a poco su sangre, los cuerpos alrededor del templo comenzaron a liberar sus almas, eran soltadas del cuerpo como si ya no se necesitaran. Poco a poco esas almas iban entrando a un solo espacio, formando poco a poco el cuerpo de un hombre. Quien la figura mostraba una traslucidez clara, poco a poco fue rellenado con la sangre que se escurría en toda la habitación & finalmente aquellas masas de músculos que rodeaban la habitación le abrazaron formando el cuerpo de solo órganos intacto. Naberius saboreo su victoria & se acerco a aquello que se iba formando poco a poco dándole una bebida en sus manos, aquella masa de músculos la observo y la bebió, poco a poco su cuerpo comenzó a mostrarse claro, el cabello comenzó a crecer & la forma de los brazos y la piel comenzaba a relucir a su alrededor.

Un largo cabello rubio cayó hasta sus piernas, las mejillas se tornaron totalmente rojizas. Sus ojos afilados cuando se abrieron mostraron un jade totalmente puro casi llegando a un dorado desbordante. Sus labios se abrieron mostrando una sonrisa desbordante y sus nudillos se tronaron varias veces —. ¿Dónde estoy? —pregunto, su voz sonó aguda, pero a la vez melodiosamente escalofriante. Naberius ordeno que buscaran la ropa que le habían preparado y se arrodillo delante de él —. Agagliareth-sama. Nos encontramos en su templo, ha despertado luego de muchos años atrás —el hombre rubio trataba de recordar lo que el que se encontraba delante de él decía, bajo la mirada observando su cuerpo desnudo —. ¿Eres tú? Naberius —pregunto estirando su mano, tomándole el mentón —. Sigues siendo igual de hermoso, que en aquel entonces —el demonio sonrió, tomando sus dos manos y besando su torso —. ¿Dónde está él? —la pregunta le asombro, sin embargo, leyó el odio de sus ojos —. Se encuentra corriendo entre el templo, él fue el que rompió el sello —la sonrisa de Agagliareth se intensifico.

He traído la ropa, Naberius-sama —el joven hizo una mayor reverencia delante de sus dos amos —. Agagliareth-sama, bienvenido de regreso —el hombre levanto su mirada observando con sus ojos aquel cuerpo —. ¿Eres Erick? —el joven asintió —. Gracias por la ropa, es de mi gusto —alargo una sonrisa de sus labios levantándose. Agagliareth se vistió con un largo pantalón de color blanco, una camisa manga larga de color blanca, encima un chaleco de color negro. La camisa que se encontraba encajada a su pantalón solo dejaba ver el chaleco. Aquella corbata antigua de varios lazos caía por su cuello, al igual que la chaqueta de color verde que se coloco encima mostrando un porte superior, las botas de color blanco con la suela negra fueron colocadas por Naberius quien se sentía a gusto con su nuevo amo. Tomo una argolla larga colocándola en su oreja izquierda, observando cómo caía hasta su cuello —. ¿Dónde está mi capucha roja? —pregunto estirando su mano. Naberius se giro tomándola de las manos de otro de los sirvientes que se encontraba alrededor y la paso por alrededor del cuello de su amo enganchándola a un lado dejando solo su rostro libre, amplio una sonrisa al verlo totalmente vestido —. Naberius, el cabello suelto me está molestando —expreso observándolo, el adulto iba a buscar algo con que cortarlo pero la mano de Agagliareth le detuvo —. Quiero un trenzado.

Giro su rostro observando a todos los que se encontraban presentes, en lo que recogía aquel collar el cual se encontraba atado su sellado. Y lo amarraba a su muñeca ampliando una pequeña sonrisa —. ¿Cómo esta Gin-chan? —pregunto de la nada, sintiendo que su cabello era poco a poco amarrado por Naberius —. Está bien, supongo. Sigue siendo el mismo Gintoki de siempre, un idiota sin remedio —la risa de Agagliareth resonó en todo el lugar, mientras cubría sus labios con sus dedos —. Me alegro, quiero calentar un poco antes de tomar este mundo. ¿En donde crees que este ahora? —Naberius trato de dar con el pensamiento de ese idiota —. Recogiendo su ropa, Agagliareth-sama. ¿Le gustaría que lo trajéramos? —pregunto, el demonio al sentir que había terminado se levanto haciendo que su capucha roja cayese totalmente cubriendo la mayor parte de su espalda, dejando ver poco a poco el comienzo de la larga trenza —. No, lo iré a buscar personalmente —comenzó a caminar seguido de los hombres de Naberius, que ahora pertenecían a Agagliareth —. Por cierto, quiero ver hasta dónde llegan mis poderes —menciono colocando una de sus manos en la cabeza de uno de sus sirvientes —. Arde, en las llamas negras del infierno —susurro, cuando el cuerpo del ajeno comenzó a arder en aquellas llamas, que cubrieron todo el lugar, el calor comenzó a hacerse presente & Agagliareth amplio una sonrisa —. Por ahora, estoy bien —menciono con diversión.

Ahora, regresamos con los idiotas

Gintoki inhalo con toda tranquilidad un poco de aire del lugar, sin embargo, todo se fue cuando sintió el golpe a un lado de su rostro, que le mando a volar contra la mesa que se encontraba en la habitación, dirigió una mano a su mejilla sintiéndola palpitar —. Tsk… me oyó —se expreso con mala gana, en lo que inhalaba un poco de aire dejándolo salir por su boca —. Tranquilo… tranquilo, si te tomas esas pastillas de aborto en menos de 48 horas podrás pasar tus días sin un bebé del gran Gin-sama —amplio una sonrisa de sus labios temblando, en lo que giraba el rostro —. Yo la comprare, ¿De acuerdo? —sonrío, aunque sentía su mejilla roja, un escalofrió comenzó a subir por su espina dorsal, al escuchar esa voz. Levanto su mirada, tomando el brazo de Valerius acercándolo hacia el colocándolo detrás de él antes de que una flama de color negro cubriera el lugar donde antes se encontraba el peliplateado cara de tiburón. Sus labios se abrieron y sus dientes se cerraron resonando una & otra vez —. Eso fue muy rápido… ¿Qué tienes prisa por ir a cagar? Ag-chan —la carcajada sonora del hombre comenzó a escucharse en aquel lugar —. Pero que dices Gin-chan. Eres el único que se ve como que quiere ir al baño, ¿No es así? —la risa se escucho de nuevo, en lo que se hacía espacio entre sus hombres armados colocándose en el centro, bajando la capucha que cubría su rostro —. Tiempo sin vernos, Gin-chan —amplio una sonrisa mostrando sus dientes, Gintoki movió su rostro afirmando lo que decía —. Lo mismo digo, Ag-chan. Cada vez que te veo estas más viejo & arrugado. Seguramente seguías creciendo dentro del sello, ¿Sigues siendo impotente? O ya se te para como todo un hombre —la sonrisa de Gintoki se afianzo cuando la de Ag-chan se borro por completo.

. No, de hecho. Vine a jugar con ustedes dos —movió su rostro hacia un lado & luego hacia el otro —. Pero como estoy totalmente seguro de que Gin-chan es capaz de apagar aunque sea un poco mis llamas & esquivarlas esto va a ser aburrido, por eso hare que mis amigos jueguen con ustedes —sus manos se colocaron en dos de sus sirvientes, cuando se abrieron suavemente incrustándose algunas piedras en sus frentes. Gintoki dio un paso hacia atrás, cuando repitió lo mismo con dos más. Cuando los cueros comenzaron a alargarse mostrando sus cabezas alargadas y luego sus cuerpos uniéndose, la frente de Gintoki se coloco totalmente pálida al ver semejante criatura delante de sus ojos —. Ella es Lizzy & ella es Lizt. Espero que las trates totalmente bien, Gin-chan. Mis queridas & hermosas criaturas son mis nuevas mascotas —los labios de Gintoki se abrieron totalmente a ver los tentáculos que desprendían, sin espada, sin sacar totalmente a relucir su poder, no podía manejar la gravedad en esos momentos, giro a ver a Valy esperando que ese idiota pudiese usar sus poderes, porque si no fuese así…

No sabía que podría pasar, conocía totalmente a Ag-chan & su personalidad, le aterraba.

Spoiler:
http://i.imgur.com/Hbdw6hs.jpg <--- Future Ag-chan.
http://i.imgur.com/aYxTDpS.jpg <--- Sensual vestimenta.
http://i.imgur.com/I7awhCa.jpg <--- Criatura tentaculada, hecha por Ag-chan. (Recordad que hay dos de ellas)





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Valerius XIII. Kyllmann el Miér Feb 12, 2014 8:48 pm

Pastillas... ¡sus cojones! ¡Pues ya les valía darse prisa para salir de allí! No pensaba traer otro vago inútil comedor de dulces al mundo. Solo el pensar formar una familia con ese idiota... ¡le ponía los pelos de punta! Encima el muy bastardo le había quitado su... su... primera vez... ¡AGH! Iba matarlo en cuanto le comprara la condenada pastilla. Y pobre de él si no lo conseguía a tiempo. Si no lo conseguía lo torturaría sin dulces, y le tendría bien controladito en ciertos objetos de la Inquisición española que había reunido a lo largo de los siglos y que tenía cuidadosamente guardados en su sótano. Estaban tan bien cuidados que aún podían ser usados sin problemas... y ya tenía al sujeto de prueba listo para ello.

Pero tuvo que dejar sus planes de venganza momentáneamente aparcados. Si, cuando a uno le tiran una bola de fuego cuyas llamas brillan como el ébano, no tiene mucho tiempo para pensar o planear nada. De hecho si no fuera por los reflejos de Gintoki, ahora mismo Valerius se hubiera convertido en una masa chamuscada de carne. Parpadeó al darse cuenta como Gin se había adelantado, y ahora le cubría de forma protectora de la figuras que estaban entrando en el cuarto. Uno de ellas era el pelirrojo. Otros eran esos esbirros cuyo cerebro y alma hacía tiempo que carecían de voluntad propia... y por último, haciendo una majestuosa entrada estaba Agagliareth. Joder, maldito demonio... no le había sentado mal el sellado, por mucho que dijera Sakata. Parecía tan fresco y satisfecho como una rosa. Sus ropas habían sido especialmente elegidas para él, le quedaban como un guante. Su largo cabello rubio, trenzado con esmero. Sus ojos verdes, que parecían pozos de venenosa malicia... Sin olvidarnos del aura de poder que despedía. No podía ser otro que el demonio rebelde, el Señor de los Secretos.

Valerius estaba intuyendo que no sería fácil llegar a conseguir una de esas pastillas... ¡Y todo por culpa de ese idiota!

En un alarde de sus poderes, "Ag-chan" convirtió a dos de sus secuaces en esas monstruosidades con tentáculos... ¿porque no podía mantenerse Gin con la boca cerrada? O en su defecto... ¡con cierta capacidad de negociación, no de cabrear al enemigo para que te lance bichos tentaculosos! Ah, bichos asquerosos con nombres... que bonito, que detalle. Si, ese demonio era todo un padrazo...

"Si, si, ya entiendo" esbozó una mueca al ver la mirada desesperada que le lanzó su hermano. Tocaba luchar, y ya se sentía medianamente estable para sacar su espada y liarse a repartir estopa. Extendió su mano enguantada, que ocultaba su mano artificial y dio la orden mental de extender la espada...

... espada que no se extendió.

-...- se miró fijamente la mano. -Esos bastardos han estropeado mi mano- siseó con un aura de cabreo bastante importante rodeándole. ¡Se habían atrevido a jugar con su mano! Bueno, esa noche muchas personas se habían atrevido a muchas cosas con él... una mas, ¿que mas daba? Ya casi se lo esperaba a estas alturas. UT se lo debía estar pasando pipa viendo como se lo pasaban... -Necesito que mantengas ocupados a esos bichos mientras intento arreglar mi mano- ordenó a Gin sin mirarlo. Ahora su atención estaba fija en los mecanismo eléctricos de su mano. No era un experto en mecánica, pero poseía ciertos conocimientos.



Lo que pasa por la mente de Val cuando VI se escaquea del trabajo:

avatar
Valerius XIII. Kyllmann
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 09/01/2014

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Jue Feb 13, 2014 5:41 pm

Trago seco, su respiración se estaba recuperando de hace algunos segundos, en lo que observaban con sus ojos abiertos la transformación de aquellos juguetes. Los cuerpos se alargaban & se dividían por la mitad dejando salir largos tentáculos del medio, sus cabezas se alargaban hasta el suelo, tres de ellos se juntaron, sus cuerpos se sincronizaban, y los tentáculos comenzaban a crecer, moviéndose en todas partes. Los ojos de Gintoki viajaron hacia los otros tres quienes se restregaban en el cuerpo, poco a poco los tentáculos crecieron hasta pasar sus largos y babosos tentáculos por los ajenos y estos cruzaban la mirada de Agagliareth omitiéndole cualquier acercamiento a este. El señor de los secretos se encontraba con una gran sonrisa en su rostro mostrando que en esos momentos era superior a Gintoki, quien no podría convertir ni siquiera sus propias bolas en algo gelatinoso por sí mismo. Trago seco, realmente no podría luchar contra eso, era tan… asqueroso. Giro su rostro buscando un arma que estuviera cerca, vamos, espadas, una pistola. Espadas… levanto su mirada observando a los guardias detrás de Ag-chan, las armas firmemente sostenidas, si lograba tomar una espada iba a ser incluso más fácil deshacerse de todas aquellas bestias. Sin embargo, necesitaba acercarse hasta tomar la espada.

. ¿Sucede algo? Gin-chan —giro a ver a aquel que se encontraba a su lado sonriendo —, así que tú fuiste el recipiente que utilizo Gin-chan para romper mi sello. ¿Te duele el trasero? Pobrecito, Naberius ¿Te importaría cuidarlo? No quiero que interrumpa en mi batalla? —estiro su mano, ampliando una sonrisa —. Ven, Gin-chan. Juguemos un poco Cerro su mano, Gintoki levanto su pierna pateando a Valerius fuera de la zona de guerra cuando una cantidad de fuego de color negro comenzó a salir del suelo, su cuerpo cayó hacia atrás, sintiendo que una de sus piernas era sujetada por un tentáculo, Agagliareth sonrío con diversión, cuando fue jalado hacia atrás y su cuerpo se estrello contra una de las paredes de las habitaciones.

. ¡Arg! —Gintoki sentía que su espalda se estaba desgarrando totalmente. Abrió sus ojos al notar sus brazos y su cuerpo sin poder moverse para nada. ¡Este idiota me va a quemar con todo y sus animales! pensó alarmado tratando de soltarse, pero sintió algo apretando fuertemente su entrepierna, sus labios se abrieron totalmente y un gemido se escapo de estos, los tentáculos quienes eran cubiertos por un fijo hilo de puyas a su alrededor, como el pene de un gato se enroscaban en sus brazos, en sus piernas e incluso en su miembro. Esto… es malo la sangre seguía deslizándose de sus brazos y sus piernas e incluso sentía un fuerte dolor allá abajo, la sonrisa de Agagliareth se incremento, y sus ojos se abrieron totalmente.

. ¿Lo has hecho antes con un gato? —pregunto con naturalidad —. Realmente estoy interesado, a ver que puede salir de esto, no te preocupes. Los tentáculos no pueden llegar al clímax así que no vas a quedar embarazado —comenzó a reír, haciendo eco en la habitación, la risa sin vida de sus sirvientes resonaban atrás. Gintoki tenía los ojos totalmente abiertos y trataba de zafarse —. ¡Y una mierda! ¡Agaglierith! ¡Suéltame en este puto momento! —el demonio amplio una sonrisa en sus labios —. Agagliareth —corrigió con una pequeña sonrisa, la sangre comenzó a arder dentro del cuerpo del alquimista —. ¡Y una mierda como te llames!

La voz de Gintoki se corto, sintiendo que su pantalón era rasgado poco a poco, su cuerpo trato de moverse, sin embargo, el fuerte dolor de aquellas agujas clavaban completamente su cuerpo, sentía que se estaba volviendo anémico donde estaba. La risa de Ag-chan resonaba en todo el lugar, sus ojos se estaban quedando poco a poco sin vida, no se podía mover, estaba jodido en esas condiciones. Sintió una mano en su rostro y levanto la mirada hasta observar a Agagliareth a su alrededor y una cantidad de fuego negro cubriéndolos —. ¿Sabes cuál fue el más grande problema? —pregunto —. Que hayas vivido libremente durante tantos años —Gintoki abrió sus ojos, cuando sintió algo buscando la entrada de su ano, sus ojos se abrieron totalmente y miro hacia abajo cuando algo comenzó a desgarrar poco a poco su trasero, jadeo de dolor comprimiéndose contra aquellos tentáculos —. Vaya, ¿dos? Tal vez puedas tener más adentro, después de todo eres Sakata Gintoki. Te prostituyeron cuando estabas pequeño, seguramente esta bañado en tus venas ser masoquista —apretó con fuerza sus ojos sintiendo lagrimas derramarse por la comisura de sus ojos, jadeo de nuevo con fuerza, apretando sus puños —. Así es, niño. Resiste y muere poco a poco —Ag-chan giro su cuerpo observando tras el muro de fuego —. Mátalo, Naberius. Un alquimista más aquí es una molestia





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Valerius XIII. Kyllmann el Vie Feb 14, 2014 3:46 pm

Mientras dejaba la tarea a Gintoki de distraer a esos bichos y a su dueño se centró en su mano. Algo debían haber hecho con ella cuando los atraparon. Sus dedos funcionaban y se movían con normalidad. La mano en sí también tenía sus funciones intactas. El problema era... ¡la jodida espada! Se quitó el guante que cubría su mano mecánica y la observó con detenimiento. Si, la habían forzado abriéndola por el dorso, justo por donde salía su arma. Con la boca se quitó el guante de su otra mano. No le gustaba dejar su otra mano al descubierto, por temor de lo que podía tocar y ver con su habilidad, pero necesitaba la sensibilidad del tacto para poder apreciar donde estaban las piezas y comprobar que podía estar mal en ellas. Su concentración llego al punto máximo cuando abrió su mano, mostrando la gran cantidad de cables y mecanismos que contenía. Ahora mismo podía alguien estar hablando a gritos a su lado que no se daría cuenta. Se aislaba totalmente del mundo cuando alcanzaba ese estado... Si, nada podía sacarle de ahí.

Excepto cuando un idiota le pateaba en todo el estomago para que se apartara, mandándole a volar lejos. Fue rodando hasta que su espalda chocó dolorosamente contra una pared. ¡Maldito idiota! ¿Qué entendía por distraerlos? Alzó la vista dolorido del suelo para maldecir en todos los idiomas al sujeto que se llamaba Sakata Gintoki cuando... abrió los ojos, espantado. Las criaturas de Ag-chan habían pillado a Gintoki, y estaban siendo de lo más cariñosas con él. Espinosamente cariñosas. Esos tentáculos tenían pequeñas agujas que se aferraban por todo el cuerpo de su hermano alquimista. Si, por todo su cuerpo. El pantalón no pudo protegerle de esas extremidades. El propio pene de Gin estaba atrapado bajo el agarre de los tentáculos, y sangrando por los filos de estos. Pero Valerius no pudo seguir mirando mucho más ese horroroso espectáculo, y mucho menos ayudar... ya que el pelirrojo Naberius cubrió su visión. Se alzaban sus piernas ante él, y le miraba con una sonrisita burlona y peligrosa.

Valerius intentó levantarse a toda prisa, pero su mano fue pisada con brutalidad por el demonio. Tenía una fuerza abrumadora. Val pudo sentir como algún hueso de su mano cedía a la presión con un doloroso chasquido que le hizo gritar de dolor.

-Maldito... cabrón- siseó rabioso y dolorido. Intentó quitárselo de encima con su mano mecánica. Estaba inservible y abierta, pero aún podía hacer daño con ella si lograba golpear a alguien... pero fue atrapada con facilidad por una de las manos de Naberius.

-Sabes... matar y confundir a la gente con ilusiones es divertido, pero a veces... prefiero destrozar con mis propias manos- comentó con un dulce canturreo. Al mismo tiempo, esa increíble fuerza que tenía empezó a tirar de su mano. Valerius abrió los ojos. Podía notar como tiraba, y tiraba... las piezas que su mano mecánica que unían metal con carne estaban siendo puestas a prueba. Empezó a sangrar por la unión de estas a medida que la presión iba aumentando. Valerius se retorcía, jadeando e intentando liberarse... hasta que finalmente su mano fue arrancada de su piel. Valerius soltó un alarido. Era como perder su mano por segunda vez.

Su sangre empezó a manchar el suelo mientras Naberius reía divertido, jugueteando con su mano, observándola como si fuera un juguete. Valerius yacía a sus pies, con una mano rota, y la otra arrancada... Al mismo tiempo, a los oídos de Valerius llegó otro grito de Gintoki.

"Ese idiota..." pensó con una extraña urgencia de ayudarlo, pese a como estaba. ¿Pero cómo...? Le rodeaba una muralla de fuego negro. Y su mano...

Parpadeó. La batería eléctrica de su mano... ¡Eso es! ¡Ahi podía crear una oportunidad para Gintoki! La batería de su mano no debía ser expuesta de forma directa a grandes temperaturas. Era muy potente, por eso solo tenía 15 minutos de funcionamiento. Si lograba tirar la mano al fuego, explotaría... y podría crear un suficiente caos como para que ese idiota obsesionado por el azúcar pudiera escapar de esos bichos, que sin duda serían golpeados por la explosión.

Miro de reojo a Naberius... ese idiota estaba muy confiado en su victoria. No podía culparlo, todo había salido como lo había planeado: Agagliareth estaba de nuevo entre ellos. E iban a torturar y matar a dos alquimistas, servidores de su mayor enemigo. Así que Valerius optó por fingir. Tenía que aparentar estar demasiado dolorido y cansado para oponer resistencia. Y en parte así era... ¡pero no pensaba dejar que Gintoki, su hermano, sufriera tal trato! Aún si le costaba su vida.

-Mátalo, Naberius. Un alquimista más aquí es una molestia - dijo la voz de Agagli.

El pelirrojo canturreó una respuesta afirmativa. Se inclinó hacía él, y lo agarró del cuelo con su gran presa de acero. Valerius aparentó estar semi-inconsciente por la perdida de sangre y el dolor. Se estaba jugando el todo por el todo.

-Que pena que no podamos seguir jugando, alquimista-chan- ronroneó el pelirrojo, acercando su rostro al de Valerius para lamer sus labios. -Bye, bye-

-Bye bye...- repitió el Valerius confundido. -¡Mis cojones!- rugió Valerius, antes de asestar un veloz y contundente cabezazo a la frente del demonio. Su cuello fue liberado por el sorpresivo golpe, y antes de que le diera tiempo a recuperarse, XIII ya había recuperado su mano mecánica, y la lanzó a la muralla de fuego. -¡Aquí quienes estáis de mas sois vosotros!- exclamó, antes de agacharse para cubrirse de la explosión.



Lo que pasa por la mente de Val cuando VI se escaquea del trabajo:

avatar
Valerius XIII. Kyllmann
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 09/01/2014

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: A couple of idiots || Valerius XIII. Kyllmann [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.