Encarcelados en un mundo donde fueron programados para vivir. Para servir a los humanos que hicieron su creación. Los hombres arrasaron con todas las mujeres del planeta convirtiendo un nuevo mundo en solo la raza masculina. No hay diferencia de géneros, se han convertido en uno solo. Prostitución, luchas, tecnología avanzada, nuevas jerarquías… Caballeros, bienvenidos al paraíso…

Homines Hortum.



BITE ME, BABY







Conectarse

Recuperar mi contraseña








¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Miér Jul 19, 2017 2:21 am.







Últimos temas
» Saint Seiya Gold Myth
Lun Jun 29, 2015 10:51 am por Invitado

» Limpieza de afiliados
Miér Abr 01, 2015 8:58 pm por Invitado

» What's Up!? The Rules—
Lun Feb 16, 2015 9:15 pm por Kyochi Kokonose

» khanes of war (Afiliacion Elite)
Dom Oct 26, 2014 11:21 am por Invitado

» Lyurand Terris [Normal]
Sáb Sep 13, 2014 12:50 am por Invitado

» Academia Ciaeth | Élite - Cambio de Botón
Vie Sep 05, 2014 4:52 pm por Invitado

» Pokémon Elysium ROL [Cambio de Botón]
Miér Ago 06, 2014 7:06 am por Invitado

» [Re-apertura] Gizem - Normal [cambio de botón]
Jue Jul 17, 2014 10:26 pm por Invitado

» { Spectra Entertainment —Hermana [YAOI]
Mar Jul 08, 2014 4:16 pm por Gintoki “Grim” V. Sakata














MÁSTER TENNEN PAAMA
GINTOKI "GRIM" V. SAKATA
PERFIL - MP
TÚ OXÍGENADO ADMIN
VICTOR K. MOONSPELL
PERFIL - MP
ADMIN
BUSCANDO UN AMOR
PERFIL - MP







SOULMATE

GOLD


pandoralovers
SILVER

Academy Dark Wind

Pulse
Crear
Hatfield Universitiy
 
OnatabanaCrear foro
Bleach: Shadow Of Seireitei
Danger Clan
Infection Rol
OPPUGNO THE LIGHTS
Shinobi Wish Nova Orbis
Souls & Swords
Falthirien[k]ing Project
Sword Art Online (SAO) photo 3535_zps8cc7883a.gif
 photo 40x40-1.pngStanford University
London City RPG

Forbidden City

kuroshitsuji RolKiefer University

Game of Thrones
 Teen Titans New Generation
 Pokémon Soul

Baltofans-vocaloid
Shaman King Fukkatsu RolGakuen Shingetsu Rol
Pandora: Shin Seiki
League of Legends Rol
HOLYWELL CITY RPG

School Codes
Survival PokerCrear foroSG

Ciudad Hino [
Human DesireHell Guns RolDS
School of devil Wayi
BRONZE


DIRECTORIO





TOP

Shiki Topsite!
Vote for Homines Hortum at Top Site List PlanetOnigroup Top List
Vera's Tales TopsiteKuroi Bara Top List
 Wonderful Nightmare Top Site


BLOG'S

Forbidden Paradise
Mangas YaoiMangas Yaoi








PRÓXIMAMENTE







Este skin ha sido diseñado en su totalidad para el foro Reckless University, por su web máster Swag “Swaggie” X. McCoy, la cual fue muy amable en cedernos la totalidad del diseño para poder editarlo a nuestro gusto. la edición; el color, la historia y totalmente su administración es para el Staff de Homines Hortum; el cual no tiene ninguna objeción si alguna de las imágenes editadas que han de ver les guste y puedan tomarlas con el permitido crédito; cualquier plagio está completamente prohibido. El widget de Staff ha sido obra de Ramona de osc. Gracias por su tutoría de ayuda.
El contenido es obra de la administración de #Homines Hortum. Idea original basada del foro #Hortus Deroum el cual el administrador principal obtuvo el permiso de editar la historia y ambientarla de una manera diferente a la original. El foro quedo en estado inactivo. Idea original de #Oriana Ojeda, Ideas editadas y parte de la originalidad de #Gintoki “Grim” V. Sakata #. Diseño grafico realizado por #Gintoki “Grim” V. Sakata. Todas las tablillas son propiedad del #Staff de Homines Hortum. La originalidad es lo que llama la atención, no plagies. Se educado.


credits.
pictures: © zerochan, deviantart & we♥it
skin: © Reckless University
lyrics: © Gintoki “Grim” V. Sakata
© -



♥ Homines "Yaoi" Hortum




One hell of a party! [Privado grupal]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: One hell of a party! [Privado grupal]

Mensaje por Alexiev Freiheit el Lun Dic 23, 2013 1:06 am

Alexiev respiró profundo el aire del Nocturna, viciado, cargado de desesperación y dolor... un aire nostálgico que le trajo recuerdos del infierno, pero la voz de uno de sus subordinados destruyó aquel mágico recuerdo al son de una pregunta muy apropiada para el momento -ahora señor?- musitó aquel musculado hombre de traje desde abajo del escenario, ante lo cual el demonio bajó la mirada y con una sonrisa respondió un desinteresado -si si... sáquenlos, ya no hay uso para la basura- de inmediato el personal de seguridad del club nocturno se puso en movimiento, recogiendo del piso a los atontados fans por las mangas de sus prendas, piernas, cabello y cualquier otra parte de la que pudiesen tomarlos, jalándolos despiadadamente hacia la salida principal y sacándolos por la misma como si se tratasen de una alfombra vieja y sucia lista para ser desechada.

Sin dilación el peliazul volvió a colocarse el sistema manos libres en una de sus orejas y habló a través del intercomunicador -envíen a delta 1, quiero éste lugar limpio y reluciente como siempre... no no, dales 20 minutos de espera, los chicos están sacando la basura- con una vil risa terminó la llamada y guardó el equipo nuevamente dentro de su abrigo. Aproximadamente 1o minutos después una buena parte del local ya había sido vaciada y los "resagos" de confundidos fans comenzaban a abandonar el lugar por sus propios medios al igual que los invitados de la alta alcurnia, quienes visiblemente divertidos por lo observado intercambiaban palabras emocionadas entre ellos y hasta halagaban a Alexiev por el espectáculo ofrecido, algo que seguramente ellos jamás habían visto en sus ridículas y vacías vidas.

El demonio sabía que las autoridades harían acto de aparición, alguien en algún lugar les abría alertado sobre la hecatombe desatada en el Nocturna... y casi como salido del mismo presagio, las primeras sirenas de las patrullas se dejaron oír hasta que los motores rugientes de los vehículos se detuvieron frente a la entrada principal del reconocido centro de entretenimiento nocturno. Seis uniformados cruzaron la puerta azorados con el despliegue de humanos desparramados por la calle y con cara de pocos amigos se acercaron al bien aventurado dueño de dicho establecimiento, al que por diversos disturbios pasados ya le conocían demasiado bien. Antes de que cualquier oficial pudiese siquiera abrir la boca, Alexiev se lanzó del escenario y cayó a los pies de la ley, ensayando un rostro absolutamente perturbado y aflijido, por supuesto marca registrada de su orquestado y perfectamente ejecutado plan -oh dios oficiales muchas gracias por venir!... ha sido horrible... totalmente horrible!- musitó desesperado mientras se llevaba una mano a la frente en un claro gesto de desasosiego.

El oficial que parecía liderar el grupo abrió la boca, pero Alexiev volvió a dejarlo con las mismas atragantadas mientras agregaba -todos esos fans de Noiz... estaban enloquecidos! debieron haber consumido algún tipo de droga, debieron haberlos visto!... el chico los arengaba con su estruendosa voz y eso les animó para destruirlo todo... miren en que estado han dejado mi club!!- unas falsas lagrimas brotaron de los ojos del peliazul, quien cayó de rodillas ante los consternados oficiales, quienes solo atinaron a dar un pal de palmadas en los hombros del demonio -estoy quebrado!, ésto me costará una fortuna.... deben hacer algo, quiero que ese punk sociopata y su banda de delincuentes paguen por lo que hicieron... él impuso su seguridad y a sus hombres, ellos favorecieron éste desastre... ahora solo quiero que paguen...- y entre sollozos se fue quedando en silencio.

El resto de la velada consistió en ver a la policía tomando declaraciones a algunos testigos quienes de cierta forma parecieron corroborar la historia de Alexiev... nadie había visto el provenir de la droga, nadie podía afirmarlo y por ende.. .seguramente venía desde adentro de las filas del cantante, si no de su propio grupo, seguramente de entre sus fans. La policía finalmente se retiró una hora después y prometieron una seria investigación, dando paso a una lluvia de periodistas, los cuales llenaron sus vientres con la trágica y exagerada historia del demonio, en la cual situaba a Noiz y su gente como los principales culpables de un evento que pudo haber terminado en tragedia producto del descontrol y una mala organización... perfecto!. El equipo de limpieza de entre las filas de grupos contratados por Alexiev llegó y con su eficiencia característica dejaron el Nocturna reluciente e impecable como en tantas otras ocasiones... todo volvía a estar perfecto, las pruebas habían sido exitosas, no había evidencia alguna del experimento acontecido, AZURA estaba listo para la producción en masa y la carrera del arrogante rockero... pues sin duda tendría un nuevo manchón... solo que ésta vez, el diablo realmente había metido la cola hasta el fondo. Todavía restaba ver que había sido del paradero de su querido barman... estaría bien?, el equipo de limpieza no lo había reportado, el rubio era duro y escurridizo como una cobra; realmente esperaba verlo, esperaba saber cual había sido su impresión tras lo que había presenciado, nadie mejor que él, su empleado favorito, para relatar el caos vivido en carne propia.


Other:

avatar
Alexiev Freiheit
Demonio
Demonio

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 18/11/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: One hell of a party! [Privado grupal]

Mensaje por Invitado el Lun Dic 23, 2013 10:04 am

No lo parecía, no, claro que no lo parecía, pero allí no era solo Natalie el que estaba completamente cabreado y es que esto traería un muy, muy feo manchón para su perfecto currículum. El vástago apretó los dedos contra el volante mientras el blondo le prestaba atención al chico sentado en el asiento de atrás. Ese maldito demonio, estaba casi seguro de que estaría muy lejos de tomar cualquier tipo de responsabilidad sobre el hecho. Apretó los dientes y mantuvo su atención fija en el camino y sin embargo, a pesar de que estaba molesto, prefirió intentar calmarse tras aquella mirada de Natalie. Hace mucho que alguien no le ponía así de tenso y es que, no estaba acostumbrado a los fallos y los mismos no le gustaban para nada. Claramente no podría haber tenido la menor idea de lo que iba a ocurrir allí pero, aun así se sentía en parte algo responsable de que Noiz hubiera tenido que dejar el escenario tras la desastrosa guardia que había impuesto. Alcanzó a escuchar aun así, la mayoría de lo conversado entre los otros dos tripulantes del vehículo. Sin duda se trataba de alguna droga capaz de diluirse completamente en el líquido, fue por ello que nadie vio nada raro en sus bebidas, incluso él cuando aquél trago le fue presentado, solo vio aquél luminoso color dorado del mismo.

Mientras conducía por una de las grandes avenidas, vio como el muchacho caía contra el asiento trasero a través del espejo retrovisor y aunque, no entendió de primeras para qué Natalie se estaba acercando a él, luego en cuanto escuchó la dirección de la residencia del chico pudo estar algo más tranquilo. Al menos no tendrían que hospedarlo con ellos hasta que pudieran saber su dirección por boca propia del chico. —Pfff. —Bufó antes de sonreír en dirección hacia su representado. Estaba mosqueado y quizá no fuera tan bueno escondiendo aquello. —Nada queda muy lejos cuando tienes un vehículo como este y las calles están prácticamente vacías. —El vástago devolvió la vista hacia el frente, deshacerse de aquél fan ahora que conocían mas o menos lo que había pasado sería lo mejor, no quería que —A parte de todo lo que luego estarían comentando en las noticias— además empezaran a hablar de un posible secuestro por parte del cantante y el manager. —Abróchate el cinturón. —Pidió al ver que el blondo no lo traía puesto como siempre y tras aquello, pasó los cambios y aceleró a fondo por la ancha y casi completamente desierta calle. El motor del vehículo ronroneó mientras la velocidad comenzaba a aumentar pero aquello no era nada para alguien con sus buenos reflejos, aunque la verdad era que estaba disfrutando aquella pequeña dosis de adrenalina que parecía por momentos calmar su evidente molestia consigo mismo y con aquél demonio.

Vista en frente y manos sobre el volante. No volvió a comentar nada mientras las calles pasaban ante sus ojos así como también, aquellos manchones de colores que resultaban ser tanto los otros vehículos como las luces de las farolas a los costados de la calle. Y pensar que una mierda como aquella le podía llegar a estresar así, pero en realidad, también se sentía molesto por no haber podido hacer un buen trabajo en el primer show de Natalie a cargo de él, no era que le preocupase por el lado de la publicidad o por su propio currículum, sino más bien, por la desvaloración que podría obtener a los orbes del otro, después de todo, le había fallado al tratar de protegerlo. Arg, mierda. No era eso tan solo, era también que le había jodido que arruinaran así un momento que estaba disfrutando, aquella canción, la vista de su mariposa...
Sus expresión arrugada hizo que sus cejas estuvieran separadas por casi nada en el medio. Si volvía a encontrarse con aquél tipo, no sería Natalie el que le estampara un buen golpe en aquella sonrisa idiota. —Dame el número de su residencia, ya estamos por llegar. —Las calles habían pasado como si fueran apenas unos cuantos metros, pero la verdad era que el vástago las había pasado apenas si deteniéndose cuando el semáforo marcaba en rojo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: One hell of a party! [Privado grupal]

Mensaje por Natalie "Noiz" Krum el Lun Dic 23, 2013 11:31 am

No, no. ¡No! Ni hablar. No metería en casa a un desconocido, no a ése tan extraño hogar compartido que venía a ser el nido dónde ambos podían mostrarse como pareja alejados del resto del mundo. Cierto que, quizás, las muestras de afecto no fueran excesivas, era más, muchas veces entre ambos se carecía de la misma debido a su poca experiencia en esos terrenos, pero no le venía en gana tener a un entero desconocido apostillado en la habitación de invitados, aquella tan cercana al cuarto de Tohru. Ni de coña. El único cometido del dormido había sido más o menos finalizado ya pues ahora sabía qué había desencadenado aquello y aunque el culpable lo tenía y señalizado desde el inicio ahora podría ser capaz de dictar sentencia para con el maldito demonio: Única cosa buena sería que no debería poner el culo para éste. Se abrochó el cinturón cuando así se lo dictó su compañero, cruzándoselo por encima del pecho, apenas éste hizo el sonido que evidencio que estaba correctamente colocado el vehículo arrancó con rabia en aquella desértica carretera. No hacia falta mirar en dirección a su manager para saber que irradiaba la misma molestia que él mismo. Aquello les afectaría de manera indudablemente negativa y no sólo a él como artista y cantante, también en el impoluto historial del morocho. Todo se movía y cambiaba cuando se trataba del encuentro y de las avenencias de ambos, empero aún era incapaz de saber si todo aquello era bueno o malo, realmente malo.

No miró en dirección al contrario cuando éste sopló, como si de un modo entendiera lo que éste quería miró hacia el carnet que sujetaba y buscó el número con la mirada, al poco recayó sobre él la pregunta a lo que fueron milésimas de segundo lo que tardó en volver a hacer acopio de voz. –El seis.- movió la plastificada tarjeta contra sí a modo de intentar ventilarse –fallidamente- con la misma y tras eso despegó la espalda del asiento. –Lo siento. Siento que las cosas salieran así. Supongo que tenías razón... No soy bueno negociando.- no acostumbraba a pedir perdón y ése condenado estaba recibiendo esa palabra más que nadie en toda su existencia. Sentía vergüenza, sin lugar a dudas, pero era superior el sentimiento de decepción que pudiera tener el otro consigo y es que desde el inicio creyó que el enfado de Orion iba consigo, con él por no haber ejecutado lo correcto en aquella mesa. Muy posiblemente y de no haber despedido a Kevin en ése lugar hubieran podido alcanzar algo mejor que lo que el cantante procuró llegar. Miró hacia la ventana que recaía en su costado, quería... Quería salir del coche, meterse en un bar y asegurarse de que alguien necesitase una dosis de violencia antes de meterse en la cama. Mierda, de verdad necesitaba golpear y expresar su rabia del único modo que conocía. –No meteré más las narices en esos temas.- le confiaría toda gestión. Si bien con sus otros manager solía estar siempre pendiente de todo lo que programaban, con su actual no tenía esa desconfianza ni deseo de irle detrás pues era perfectamente capaz de comprender que ese vástago daría lo mejor para alzarlo. Y se lo había demostrado en repetidas ocasiones.

Alex. Su mente vagó en ése nombre y de manera casi inmediata se dibujó el retrato de ése rostro de apariencia agradable y señorial: Nada más lejos de la realidad y es que tras sonrisa embaucadora se encontraba la verdadera esencia de un demonio.
Tendrían otro encuentro, pero ése sería sin Orion consigo, le haría tragarse todo lo que a sus fans y a la carrera de Orion hizo y, claro, también vengaría que no hubiera podido ser capaz de hacer en su totalidad la memorable puesta en escena que le habían preparado con tanto apuro los que trabajaron sobre las tablas para asegurarse que todo era al gusto del cantante. ¿Tanta mierda para dos canciones? ¿Tanto esfuerzo para... eso?

Se llevó una mano a la sien y supo que el coche se detuvo pero ni abrió los párpados ni hizo asomo de querer levantarse, estaba cansado, tanto mental cómo físicamente. No deseaba trasformar a su manager en mero esclavo o mayordomo para hacer tareas de ése calibre pero... Pero de salir del vehículo muy posiblemente no quisiera volver. Dejó que el documento de identidad de aquel chico cayera sobre su regazo, entendiendo que el moreno lo cogería del lugar y por su parte insistió en ofrecerse una especie de masaje en la sien que no hizo más que acrecentar el deseo de destrucción hacia Alex, hacia su vida, hacia su consentida Nocturna.



Chibi:
avatar
Natalie "Noiz" Krum
Humano
Humano

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 25/10/2013
Localización : Escapando de la mirada de cierto vampiro.

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: One hell of a party! [Privado grupal]

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Lun Dic 23, 2013 4:36 pm

¿Por qué Den se disculpaba? El único que había faltado a su palabra era él, después de querer pasar un momento agradable con el castaño y que éste se distrajera, todo lo que había conseguido había sido ponerle en peligro nuevamente. Espera un segundo. Al decir aquello, al disculparse de aquella forma y decirle que le daría de vuelta la llave, ¿estaba tratando de cortar con él?
Parpadeó algo sorprendido por aquello, incluso dejando parte de su molestia por lo ocurrido de lado. ¿Era eso? ¿Había terminado por espantar al castaño con todos los problemas que rodeaban su lugar de trabajo y su propia vida? A pesar de que el otro parecía pensar que la culpa era de él, nada de aquello llegó al blondo o en realidad, sí que lo escuchó, pero negaba rotundamente el hecho de que Dennis pudiera estarse culpando por lo ocurrido; nada de aquello era responsabilidad del castaño, si incluso en aquellos momentos algo le parecía extraño en él, aquella risa que acompañaba las lágrimas que golpeaban contra su ropa. Pero las palabras del humano siguieron y esta vez hicieron pensar al blondo, que tal vez había actuado de más en presencia de aquél ¿Le habría asustado? No era la primera vez que Dennis le veía combatir y sin embargo, esta vez parecía haber dado con algo que el vástago no entendía y no quería entender. ¿No era lógico el querer proteger a la persona que le gustaba? No podía comprenderlo y le dolía escucharle decir que le quería mientras sus anteriores palabras aún permanecían en su mente. Si le quería realmente ¿Entonces por qué le dejaría?

Se aferró a aquella campera, a la extraña tibieza y al aroma que se había impregnado en ella. No podía evitar ser quien era y mucho menos el cambiar su personalidad...a pesar de que ya lo había hecho una vez. Lo cierto es que no creía posible que alguien, quien fuera, pudiera dejar libremente que aquella persona por la que esperaba todo el día para poder ver, saliera lastimada frente a sus ojos. No quería escuchar ese "Pero". Apretó los parpados al cerrar los ojos, negándose a escuchar lo que fuera que el otro iba a decir, aunque otras voces llegaron desde la puerta del baño para interrumpir y aunque no prestó atención a los mismos, estos no parecieron entender que el baño estaba "ocupado" y se adentrado. Lo siguiente que Víctor sintió fue un empujón por parte del maestro para hacerlo a un lado antes de que un cuerpo cayera junto a ellos, sobre el del albino. Las balizas de la policía habían frenado su incesante ruido pero allí en el baño los eventos no dejaron de ocurrir. —¿Den? —El blondo se hizo hacia adelante para ver qué había ocurrido, sin embargo, un nuevo grito sacudió aquél espacio, luego vino un ruido sordo y finalmente el aroma a sangre impregno el lugar.

Abrió los ojos mientras se ponía de pie con Dennis en sus brazos. El otro crio salió hacia afuera asustado mientras el blondo llevaba consigo al castaño, apoyándolo contra la pared que daba afuera del baño. Allí apoyo a Dennis antes de poder revisarle tanto con su vista como con la luz que entraba desde la entrada y que además brindaban las múltiples linternas de los oficiales. Los orbes esmeraldas del vástago dieron con un corte en el brazo izquierdo del castaño, un poco más arriba de su codo. Mierda. Otra vez...otra vez le habían lastimado. Afirmó al castaño por los hombros, pero su mente estaba muy lejos de allí, haciéndole comprender que realmente aquello era su culpa, que nuevamente y por estar cerca de él había causado dolor para el blondo. Apretó los dientes mientras observaba hacia el piso y sin embargo, no se quedó mucho tiempo en aquella posición. Uno de los policías se acercó, preguntando al momento por lo que había ocurrido. Entonces fue cuando el blondo le mostró al herido numan. —Por favor, tiene que ayudarle, el que está en el baño inconsciente le ha atacado con un cuchillo. —Mierda con esos pendejos. No entendía de donde había salido la droga, pero estaba tan enfadado que no le importó culpar al otro por algo que no había hecho pero que sí había estado a punto de hacer.
El policía miró al blondo y luego al castaño en busca de la aprobación de este para lo que Víctor había dicho. El blondo también miró a Den como esperando que comprendiera el por qué lo había hecho. No podía tolerarlo y sin embargo, allí tenía otra razón más para mantenerse lejos del maestro. Era mentiroso, violento y debía aceptar que se había acostado con muchos de aquellos que visitaban su barra todas las noches. Claro que pensar en aquello le dolió, pero sabía que allí el que realmente la estaba pasando mal era Dennis.

El policía pidió algo de ayuda y un grupo de primeros auxilios se acercó. El vampiro sonrió hacia el castaño antes de alejarse y perderse entre la gente. Al menos Dennis había quedado en buenas manos, pero él se había quedado con una oración atragantada en su garganta. Él también le quería y por lo mismo, no podía permitir que su modo de vivir pusiera en peligro al castaño. Eso nunca, nunca podría perdonárselo. Debía aclarar sus ideas, por que estaba comenzando a pensar que la idea de separar caminos tenía sentido si pensaba en la seguridad del castaño, pero el solo hecho de pensarlo le produjo un profundo vacío incluso allí donde él pensaba que no había nada.


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: One hell of a party! [Privado grupal]

Mensaje por Dennis T. Edmond el Lun Dic 23, 2013 5:43 pm

Nuevo gemido afloró en los labios del maestro y no fue por el movimiento del vástago pues éste a pesar de que podría haberse movido con total brusquedad y con violencia pareció adaptarse a su estado dañado y fue cuando la espalda del maestro se apoyó contra la espalda que sufrió un repentino dolor en el lugar obviamente herido. Sangre manaba desde la herida y por debajo de la campera y se escurría por el brazo herido hasta morir en sus dedos e ir goteando poco a poco hacia el suelo, la sangre poco a poco fue encharcando el lugar pero el aturdimiento del numan le hizo buscar la mirada de su acompañante aunque esta estaba apuntando hacia el suelo. Se sentía extraño, sumamente extraño. No sabía cuantas personas habían a su alrededor y tampoco deseaba contarlas empero para cuando el vástago miró en su dirección supo, sin saber exactamente por qué, que tenía que asentir, y así lo hizo. ¿Qué había dicho? Tan siquiera era consciente de que estaba culpando a otro del ataque, claro, de haberlo sabido posiblemente no hubiera participado en aquella mentira. Sin embargo fue la sonrisa que vino en la cara del rubio lo que logró que algo se removiera en su interior, esa sonrisa... Quiso alargar su mano sana en dirección a ése que se alejaba, en agarrar de la ropa, de un brazo, del pelo, de dónde fuera pero antes de ejecutar la acción su cuerpo fue abordado por las manos de un desconocido que portaba ropajes blancos, éste enseguida observó la herida e intentó saber la profundidad, entre bromas le dijo que deberían darle un par de puntos pero la voz de ése chico, otro con ropas idénticas estaba tomándole las pulsaciones para asegurar que su estado era el correcto y que no le daría un bajón de azúcar pero la mirada del susodicho observó con sorpresa tanto al castaño como a su compañero y es que los latidos se habían disparado de un momento a otro.
Susurró su nombre una vez, una sola vez. Aquellos hombres le miraron pero el uno fue rápido y aplacó al que estaba predispuesto a ir detrás del rubio, dejándolo contra la pared en la que de por sí había estado hasta ahora apoyado. No. No. No podía irse. Él... –No...- susurró. El enfermero le miró con duda. –¿No?- Dennis negó y sacó fuerza de allí dónde no le quedaba. –¡¡VÍCTOR!!-

No supo si el otro volteó, si se giró, si le miró. Su cuerpo se desplomó en los brazos de aquel que en un momento dado le tomó las pulsaciones y fue su compañero el que le ayudó a dejarle correctamente sentado sobre el suelo para poder, entre ambos, atender la herida antes que no pudieran evitar el desangramiento. Entraron otros dos al lugar para atender al que el vástago había dejado aturdido y una vez le estabilizaron y se aseguraron que las constantes estaban bien, éste fue llevado por la fuerza de seguridad, esposado y con la mirada perdida debido al bajón que AZURA estaba haciendo en él.
Por su parte, Dennis estaba sobre el suelo sin moverse, dudaba incluso el estar respirando. La aguja junto a un fino hilo juntó la piel rasgada del maestro.

-Hey, chico.- mientras el uno terminaba de coser la herida el otro palmeó la mejilla del que parecía estar sumido en su propia pesadilla. –¿Estás mejor? ¿Has venido solo?- hubiese reido, pero tal y como aquellos que se lanzaron en el escenario entre llantos y se sujetaban la cara cubierta en lágrimas al no dar con Noiz, él restaba ahora en una situación similar. Lagrimas caían sin control por aquellos orbes de tonalidad verdosa aunque la pregunta le hizo más daño de lo que el enfermero hubiera pretendido: Sí. Solo. Y muy posiblemente se iría solo... –No importa, te llevaremos a comisaría, ¿Vale? Allí podrás esperar a que alguien te vaya a buscar.- la amabilidad se palpaba en esa voz aterciopelada de un rostro al que siquiera indagó. Mientras se daba la conversación la policía junto a los empleados de Alex habían logrado que nadie restase ya en el lugar más que a dos que atendían: Dennis y otro chico que se había dado contra el suelo y tenía un fuerte golpe en el labio. Uno de los policías se asomó y apuró a los únicos que quedaban en el baño, para entonces los dos hombres sujetaron a Dennis de la cintura y lo alzaron poco a poco para evitar que se marease.
Fue únicamente uno el que acompañó los pasos del maestro y a sus espaldas iban los únicos policías. Al dirigirse a la salida estos se detuvieron, no sabía quién era con el que compartieron palabras, tampoco importaba. Pensó en Sven. No podría llamarle a él... ¿Quién iría por él a comisaria? La vaga idea de llamar a un compañero se le pasó por la mente. Fue el que le sujetaba el que ahora habló. –Para su suerte sólo ha habido dos heridos y sin importancia. Pasaremos parte a la policía y estos irán a comisaria para que los familiares vayan a por ellos si no pueden ir por su cuenta.- calló para acomodar al numan de manera más adiente. Éste ni miró a nadie ni mencionó palabra. Lloraba, aunque de manera más silenciosa que aquellos críos que anteriormente aclamaban el nombre del cantante.

Policias y sanitarios dirigieron una cordial despedida al dueño, a ése hombre que parecía verdaderamente afectado por aquel altercado en su preciosa Nocturna y le entregaron un par de papeles a rellenar y entregar en comisaría por si deseaba denunciar al cantante y junto a los enfermeros pasaron a retirarse, llevándose consigo a los dos heridos y únicos asistentes que ya restaban en aquel, ahora, destrozado local.




<3:
avatar
Dennis T. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 20/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: One hell of a party! [Privado grupal]

Mensaje por Alexiev Freiheit el Lun Dic 23, 2013 6:49 pm

Finalmente estaba en paz, sin la policía, sin los pequeños numans enloquecidos, sin el mocoso cantante  su grupo de extraños que osaron invadir su precioso club nocturno... Alexiev volvía a alcanzar su "zen" en comunión con los suyos y su precioso establecimiento. Incluso Victor emergió de entre las insulsas siluetas, dándose a reportar sano y salvo, aunque su mirada y su acciones parecían irradiar una tristeza infinita; que le habría ocurrido en medio de aquel monumental caos?. Pasando a la acción, se dirigió directo a su querido subordinado y alzó una mano, dejándola caer suavemente sobre el hombro del rubio en un... intento... de gesto reconfortante; el demonio no era bueno para esas cosas, pero en su política el siempre se preocupaba y velaba por los suyos, y Victor, su empleado favorito, no era la excepción a la regla.

Sin detenerse, mejor dicho, sin desear intercambiar palabras con aquel vampiro tan afectado por lo que sea que le hubiese sucedido, el demonio alzó nuevamente su mano y dio con ella un rápido giro en 180% al grito de -a rodar!, se acabó el show muchachos, tienen todos 5 días de descanso por el buen trabajo, estoy orgulloso de todos ustedes- musitó acompañado de una brillante sonrisa mientras se ajustaba la corbata y tiraba suavemente de su traje y luego de su extravagante tapado de piel de tigre albino. Los hombres de seguridad hablaron entre ellos por sus comunicadores individuales y en cuestión de minutos, una verdadera caravana de vehículos esperaba en la puerta, la cual todavía se encontraba totalmente rodeada por miembros de la prensa de distintos medios de comunicación, todos aún ávidos de alguna palabra o foto de los participantes de la vertiginosa velada.

-Te llevo?- preguntó al aire, mas precisamente dirigiéndose a Victor, quien había permanecido en silencio desde entonces, luciendo como una verdadera sombra de su personalidad usual... habría tenido algún altercado con su juguetito sexual?. todo ello era digno de una metida de cuchara hasta el fondo de la verdad. Sin detenerse a por una respuesta, Alexiev y su séquito de hombres emergieron de entre las puertas del Nocturna siendo asolados por una verdadera lluvia de flashes y preguntas, el demonio sin tener más que decir se colocó un par de lentes de sol con decorado de costosisimos brillantes a lo largo del marco y continuó su caminata hacia los vehículos mientras sus hombres apartaban a los periodistas como un verdadero campo de fuerza protector, para que ninguna suciedad pudiese posarse sobre los apoteosicos hombros del magnate de los negocios. En el interior solo quedó el encargado de cuidar el local, el Nocturna volvía a estar a salvo.

Alexiev abordó el pesado y portentoso Humvee color dorado con las siglas de su nombre grabado en la puerta tomando el lugar del piloto, ésta vez él conduciría... ademas, se había ofrecido a llevar a Victor a casa... y ese era un placer que tomaría por si mismo; si el rubio aceptaba por supuesto. Tocó bocina dos veces intentando apresurar las decisiones del vampiro y se recargó contra el asiento, silbando una alegre canción mientras que se llevaba a la boca un misterioso liquido color plateado contenido en un diminuto frasco que guardó dentro de su ropa... AZURA no era para el demonio más que un suave trago de Vodka de primera categoría, después de todo el producto final no era ni más ni menos que sangre de demonio procesada y refinada a  su más poderosa expresión... era su nueva hija favorita, la segunda que conseguiría hacerle sentir orgulloso después de Nocturna.


Other:

avatar
Alexiev Freiheit
Demonio
Demonio

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 18/11/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: One hell of a party! [Privado grupal]

Mensaje por Invitado el Lun Dic 23, 2013 7:35 pm

Teniendo la dirección exacta de donde deberían dejar al chiquillo, el vehículo continuó pasando calles hasta que finalmente llegaron a la mencionada avenida mayor. Era una calle bastante ancha, tal como el nombre rezaba. A cada lado tres filas de vehículos se movían en ambas direcciones y a los costados, grandes edificios se alzaban por lo que seguramente aquél debería vivir en uno de aquellos. Parpadeó mientras giraba el volante para tomar la calle en dirección hacia donde los números descendían. No estaba más tranquilo, pero al menos el viento que se colaba por la ventana le refrescaba. Aunque su atención se fue de lo ocurrido en el Nocturna en cuanto Natalie comenzó a disculparse. No le observó, porque obviamente debía mantener la vista en el camino, pero sí le respondió casi de inmediato. —No es tu culpa. —Chasqueó la lengua, esperando que las palabras no le jugaran en contra, porque Natalie siempre conseguía eso, que terminara diciendo cualquier cosa menos lo que había pensado antes. —Es cierto que eres malo negociando, pero no podrías siquiera haberte imaginado que Alexiev metería drogas en la bebida. —Suspiró quizá un poco...solo un poco, más tranquilo. Era extraño como solo hablar con él podía reducir su atención sobre el otro tema, pero prefirió alejarse de aquello antes de que su boca le traicionara. —Está bien, tu eres un cantante famoso y la gente siempre estará pendiente de ti y de lo que hagas, quiero que confíes en que voy a hacer siempre lo mejor para que logres llegar a lo más alto, Natalie.  

Los números siguieron bajando hasta que dio con el edificio mencionado, deteniéndose fuera del mismo, dejo el motor en marcha y tras darle una mirada al blondo y tomar la identificación del otro de sobre su regazo, salió del mismo para abrir la puerta que daba hacia la vereda del edificio. El chico seguía dormido por lo que tuvo que darle algunas palmadas en las mejillas para este recuperara parcialmente el conocimiento, solo lo suficiente como para acompañarlo hasta la entrada del edificio y vigilar que entrara el mismo antes de volverse hacia el coche. Por el espejo retrovisor vio como el muchacho se devolvía, entendiendo al parecer que se había encontrado cerca de Noiz y que así como llegó, se había ido sin que pudiera decirle nada importante. Arrancó el coche y esta ve condujo con más calma hacia casa, dejando escapar un largo suspiro al tiempo que sus hombros se relajaban. —Por cierto... —Sus orbes carmines apenas miraron en dirección hacia el otro antes de sonreír algo más relajado. Ese vándalo tenía un extraño poder sobre él, sobre todo cuando estaban solos. —Esa canción ha estado bastante interesante. —Su labio se curvó en una perfecta sonrisa mientras pasaba las calles bajo la luz de la luna y las farolas. —Me gustaría volverla a escuchar en otro momento. —Y probablemente estuviera sin querer, ganándose un golpe por parte del otro, aunque supuso que también le haría bien el olvidarse del tema por un momento, después de todo no deseaba que alguno de los vecinos se llevara una paliza solo por el mal humor del cantante.

Los ánimos parecieron mejorar para el vampiro. Era cierto, había sido una pésima primera gestión, pero incluso aquello le ayudaba a seguir creciendo como profesional y sabiendo la clase de podredumbre que habitaba en ese mundo, debería estar preparado para enfrentarla incluso desde su posición de manager. Quizá en menos de lo que ambos pensaran estarían fuera del edificio donde vivían ellos, sí, ya no quedaba mucho, aunque quiso hacer una última pregunta antes de continuar el rumbo hacia allí: —¿Seguro que quieres ir a casa? Si quieres podemos ir a algún lugar antes. —En realidad lo decía en caso de que Natalie necesitara calmar un poco los ánimos antes de volver a casa, aunque si no era así tampoco le molestaría el volver a casa directamente.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: One hell of a party! [Privado grupal]

Mensaje por Natalie "Noiz" Krum el Lun Dic 23, 2013 8:05 pm

No respondió: Si bien era cierto que era un pésimo negociador también debía comprender que en el trato no entraba ninguna sustancia adictiva, nada con lo que poner en riesgo la seguridad de los que hubieron asistido, tal vez por ello aquella fue la primera vez que le dio silenciosa aceptación a lo que el otro le contradijo y no puso ningún tipo de pero. Le miró eso sí de reojo cuando mencionó esa última frase y como al hacerlo bajó del vehículo pudo suspirar: Idiota. Ése idiota le tenía, obviamente en secreto, comiendo de la palma de su mano y era frustrante en todo aspecto. Repasó cada movimiento ejecutado por el otro para con ése descarriado y aprovechó para acomodarse sobre el asiento de manera correcta para cuando terminó de hundirse en el mismo ya le tenía sentado a su lado de nuevo, otorgándole aquella tan extraña paz que únicamente aparecía si él estaba a su lado. Dejó de masajearse la zona perforada y apoyó la mano sobre su propia pierna perdiéndose en la carretera hasta que cierta frase le hizo sonrojar con violencia, no, no giró el rostro, pero si se movió su puño, quién adjudicó golpe en uno de los brazos contrarios a modo de advertencia. Era curioso como el aura cambiaba cuando estaban solos, si bien seguía molesto ése golpe no fue mucho menos tan severo como el que hacia unas semanas le propinó al saberle haber besado a Sasha. No obstante y a pesar que el golpe bien podría haber sido interpretado como negativa... -Imbécil, ¿Acaso creías que era para ti?.- esta vez sí giró la cabeza en su dirección buscando aquella carmesí pendiente de la carretera todo el cabreo que Alex pudo sentenciar en aquella velada se disgregó en el rostro del cantante, quién ahora miraba divertido a su acompañante. Orion era celoso, lo sabía... El problema residía en que él también era posesivo y quizás molestarse por ése ámbito podría resultar peligroso. Eran pareja... Pero eran una pareja peculiar.

Aprovechó que el coche se detuvo ante un semáforo en rojo y jaló al adulto por el brazo que estaba en su dirección y sin tan siquiera pensárselo juntó sus labios contra los otros en un beso imperativo, demandante. Fue un roce severo propinado ante el claro anhelo de sentirle cerca, mierda, hacia días que ni se tocaban ante la tensión del maldito concierto. –Nos vamos a nuestra maldita casa.- nuestra, suya... de los dos. Solía emplear el plural cuando hablaba de aquel departamento una vez restaban a solas y a pesar de seguir durmiendo en habitaciones separadas dejaba que el otro hiciera y deshiciera a placer en aquel emplazamiento compartido. Soltó el brazo del manager y volvió a sentarse como en un coche era menester, admirando las constantes luces que teñía las sombras de ambos en distintos colores rojizos, verdes y blancos. –Por el contrario terminaré matando a alguien.- tensó los dedos... Oh, sí, Orion posiblemente no tenía ni puta idea de lo que le gustaría clavar los nudillos en un cuerpo que se lo mereciera, en buscar pelea para dar rienda a su lado salvaje. –Y cómo tú eres inmortal...- rotó vagamente los ojos hacia él, como quién los ponía en blanco y recaía en pesada realidad. –… Pues he pensado en matarte a ti. A polvos.- dudaba que ninguno de ambos estuviera con el humor suficiente como para encamarse pero se contentaría con disimular un par de toqueteos y poder introducirse con él en la cama sin otra intención que la de estar a su lado mientras la rabia y el sentimiento de culpa para con todo lo ocurrido menguaba.


No iba con él el restar junto al otro a pesar de que vivían juntos: Cada quién hacia vida en su habitación, seguían sin a duras penas compartir un momento juntos debido a la agenda de ambos, pero ése día se aguantaría y le obligaría a estar con él o se ganaría una buena sesión de golpes para que el otro entendiera que no deseaba otra cosa que no fuera llamar su atención. Estaba bajando la guardia para en lo que al rubio y a su relación con él se refería... Todo iba demasiado rápido según su punto de vista.



Chibi:
avatar
Natalie "Noiz" Krum
Humano
Humano

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 25/10/2013
Localización : Escapando de la mirada de cierto vampiro.

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: One hell of a party! [Privado grupal]

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Lun Dic 23, 2013 10:22 pm

A pesar de que en verdad creía haber escuchado algo, miró hacia el suelo mientras caminaba en dirección hacia donde se encontraba el peliazul. Quizá todo lo que esperaba era que le dejara ir a casa para hundirse en la cama, aunque incluso entonces seguía algo preocupado por Dennis, quería devolverse, acompañarlo y ver que estuviera bien. El toque de su jefe sobre uno de sus hombros le arrebató aquellos pensamientos, devolviendo allí y al hecho de que el Nocturna estaba cerrando luego de haber quedado casi completamente ordenado y limpio. Incluso el antiguo lugar donde se encontraba su barra había sido puesto en orden y la puerta que daba hacia la bodega se encontraba ahora cerrada y todo a su alrededor había sido ordenado. Miró al demonio sin mucho ánimo en cuanto este mencionó los cinco días de descanso para todos. La verdad era que aquél trabajo era la única distracción que tenía aparte de salir de vez en cuando a recorrer las calles en busca de algo dulce o de alguien interesante que le llamara la atención. Tch. Tenía que admitir que incluso desde que había conocido a Dennis aquello había cambiado. Era extraño sentirse de aquella forma, como si su interior se fuera a revolver de solo pensar en encamarse con alguien más. Pero eso no podía ser, él no era así, ¿tenía que recordarse una y otra vez el dolor que le había costado sentir algo en el pasado? ¿Por qué aquella ve debía ser distinto? y ¿Podía serlo? si incluso aunque llevaban tan poco de conocerse, ya había puesto la vida del castaño en peligro más de una vez. Seguramente de no haberse conocido, Den estaría seguro en su casa, en su rutina, con su profesión y su hermano...aunque aún quedaba aquello referente al tercer hermano.

Meneó la cabeza quitando aquello de su cabeza. Por suerte Alex volvió a hablarle, esta vez para preguntarle si deseaba que le llevara, a lo que el vástago asintió en silencio, siguiéndole al igual que el resto de los trabajadores del Nocturna y los guardias del peliazul, hacia la salida. Pero en el transcurso de sus pasos, no pudo evitar el mirar hacia los costados para ver si Dennis aún se encontraba por allí y efectivamente lo vio al subirse con ayuda de alguien más a una de las patrullas. Su cuerpo dudaba de si dirigirse hacia allí, pero tal vez lo mejor en realidad era mantenerse alejado de él por un tiempo, al menos hasta que se recuperara de sus heridas, luego podría mandarle un mensaje para saber si había llegado bien a casa. Mierda. ¿Estaba llorando?
Las manos del vástago se volvieron puños. No se había percatado de que se había quedado allí detenido observándole antes de que la puerta de la patrulla se cerrara y también, antes de que la bocina del auto de su jefe hiciera que volviera la vista hacia él. Atravesó la marea de flashes que ahora parecía estar fija sobre el auto dorado del peliazul, aunque sin prestarle atención a aquellos, abordó en el asiento del copiloto y cerró la puerta tras de sí. Debía admitir que aquél carro era bastante amplio y cómodo, pero sin embargo, incluso cuando tenía un curioso exponente tecnológico frente a él, no le prestó mucha más atención. Pasó el cinturón y espero a que Alex condujera. Era extraño que aquél lo hiciera porque de las pocas veces que habían ido juntos en un vehículo del peliazul, siempre le tocaba conducir al vástago —supuso que por capricho de Alexiev—.

—Vaya jaleo que se armó allí adentro. Aquellos estaban idos, completamente fuera de sí, incluso... —Incluso Dennis había actuado de forma extraña. Suspiró. Quizá el fuera el menos enterado de donde había sido puesta la droga y es que, ¡había estado tan cerca de la misma! La habían puesto en el trago que había pasado semanas preparando para almacenar, había sido inteligente por supuesto ya que desde su posición fija en la barra no tenía la más mínima oportunidad de darse cuenta de que algo iba mal con su trago. Claro. De saber todo aquello se hubiera sentido como el conejillo de indias más estúpido del mundo, pero no tenía idea de nada de aquello y por ende iba sentado con la cabeza reposando contra el respaldo del asiento, mientras sus dedos se movían uno a uno sobre sus piernas.


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: One hell of a party! [Privado grupal]

Mensaje por Dennis T. Edmond el Mar Dic 24, 2013 5:37 am

No miró a los lados, tan siquiera hacia delante, su vista permaneció adherida al suelo por miedo a encontrarse con Víctor. Se había ido y él... Bueno, le había dejado, ¿No? Entonces todo estaba bien. El rubio no tendría que volver a cuidar a ése torpe maestro y él... ¿Qué sería ahora? ¿Qué haría? Una mano gentil se apoyó sobre su cabeza para hacerle bajar ligeramente la misma y que de aquella manera no se golpease al entrar en el coche que allí esperaba por él. Tomó asiento en el lugar que le habían ofrecido y escuchó la puerta cerrarse. El piloto le mencionó algo pero tan siquiera escuchó o razonó la frase. Encogió su cuerpo en el lugar en el que yacía y esperó que el ronroneo del motor le durmiera, le llevase lejos de aquel maldito infierno: Odiaba Nocturna, era un hecho. Por fin las ruedas de aquel coche policial se deslizaron por el frío asfalto y el local quedó lejos de la mirada de aquel cuyo deseo de escapar era superior al de cualquier otro, esta vez sí la voz de quién venía en el asiento de copiloto le llegó de manera clara aunque no supo del cierto que responder y su gesto confundido debió decírselo al otro: No, nadie iría a buscarle o acompañarle a casa. –¿Me pueden dejar en mi apartamento?- sabía que no era un taxi pero no se veía con fuerzas de nada. El hombre sonrió y pasó a sentir, compartieron los datos necesarios y Dennis se dejó llevar por el arrullo del motor, por la lejana –realmente, no tan lejana- conversación de aquellos dos que eran la ley del lugar.

El concierto había acabado, sí.
Pero algo más parecía estar dando fin en su interior.

Cerró los párpados y únicamente atinó a recordar la sonrisa rasgada en el semblante del vástago y de manera poco acertada se llevó la mano a la cara con tal de cubrirse aquel gesto recubierto en lágrimas. Quería estar con él, no le había mentido al decirle que le quería, en absoluto. Era tal el sentimiento de apego con ése barman que incluso... La posibilidad de mudarse de allí se hizo latente. Tal vez... ¿Más cerca quizá del trabajo? Sven podría patrullar otra zona. Suspiró de manera entrecortada debido al llanto.
Estaba perdido, tan perdido como esa noche cuando se encontró con el rubio en medio de unas callejuelas sin a duras penas luz, no obstante, esa vez no estaba la mano de ése otro para guiarle.


Off:
Por mi parte, Noiz y Den están ya fuera del post *___* Ha sido un placer *Salta* Alex, pronto te mandaré mp, ya te explicaré.




<3:
avatar
Dennis T. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 20/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: One hell of a party! [Privado grupal]

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Mar Dic 24, 2013 2:04 pm

|Tema Cerrado|

Vicky dice~:
OFF: Pronto abriré con Orion para continuar la historia con Noiz y lo de Alex y Vic también seguirá a parte. Quedó un muy buen tema gente <3 ¡saludos!


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: One hell of a party! [Privado grupal]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.