Encarcelados en un mundo donde fueron programados para vivir. Para servir a los humanos que hicieron su creación. Los hombres arrasaron con todas las mujeres del planeta convirtiendo un nuevo mundo en solo la raza masculina. No hay diferencia de géneros, se han convertido en uno solo. Prostitución, luchas, tecnología avanzada, nuevas jerarquías… Caballeros, bienvenidos al paraíso…

Homines Hortum.



BITE ME, BABY







Conectarse

Recuperar mi contraseña








¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Miér Jul 19, 2017 2:21 am.







Últimos temas
» Saint Seiya Gold Myth
Lun Jun 29, 2015 10:51 am por Invitado

» Limpieza de afiliados
Miér Abr 01, 2015 8:58 pm por Invitado

» What's Up!? The Rules—
Lun Feb 16, 2015 9:15 pm por Kyochi Kokonose

» khanes of war (Afiliacion Elite)
Dom Oct 26, 2014 11:21 am por Invitado

» Lyurand Terris [Normal]
Sáb Sep 13, 2014 12:50 am por Invitado

» Academia Ciaeth | Élite - Cambio de Botón
Vie Sep 05, 2014 4:52 pm por Invitado

» Pokémon Elysium ROL [Cambio de Botón]
Miér Ago 06, 2014 7:06 am por Invitado

» [Re-apertura] Gizem - Normal [cambio de botón]
Jue Jul 17, 2014 10:26 pm por Invitado

» { Spectra Entertainment —Hermana [YAOI]
Mar Jul 08, 2014 4:16 pm por Gintoki “Grim” V. Sakata














MÁSTER TENNEN PAAMA
GINTOKI "GRIM" V. SAKATA
PERFIL - MP
TÚ OXÍGENADO ADMIN
VICTOR K. MOONSPELL
PERFIL - MP
ADMIN
BUSCANDO UN AMOR
PERFIL - MP







SOULMATE

GOLD


pandoralovers
SILVER

Academy Dark Wind

Pulse
Crear
Hatfield Universitiy
 
OnatabanaCrear foro
Bleach: Shadow Of Seireitei
Danger Clan
Infection Rol
OPPUGNO THE LIGHTS
Shinobi Wish Nova Orbis
Souls & Swords
Falthirien[k]ing Project
Sword Art Online (SAO) photo 3535_zps8cc7883a.gif
 photo 40x40-1.pngStanford University
London City RPG

Forbidden City

kuroshitsuji RolKiefer University

Game of Thrones
 Teen Titans New Generation
 Pokémon Soul

Baltofans-vocaloid
Shaman King Fukkatsu RolGakuen Shingetsu Rol
Pandora: Shin Seiki
League of Legends Rol
HOLYWELL CITY RPG

School Codes
Survival PokerCrear foroSG

Ciudad Hino [
Human DesireHell Guns RolDS
School of devil Wayi
BRONZE


DIRECTORIO





TOP

Shiki Topsite!
Vote for Homines Hortum at Top Site List PlanetOnigroup Top List
Vera's Tales TopsiteKuroi Bara Top List
 Wonderful Nightmare Top Site


BLOG'S

Forbidden Paradise
Mangas YaoiMangas Yaoi








PRÓXIMAMENTE







Este skin ha sido diseñado en su totalidad para el foro Reckless University, por su web máster Swag “Swaggie” X. McCoy, la cual fue muy amable en cedernos la totalidad del diseño para poder editarlo a nuestro gusto. la edición; el color, la historia y totalmente su administración es para el Staff de Homines Hortum; el cual no tiene ninguna objeción si alguna de las imágenes editadas que han de ver les guste y puedan tomarlas con el permitido crédito; cualquier plagio está completamente prohibido. El widget de Staff ha sido obra de Ramona de osc. Gracias por su tutoría de ayuda.
El contenido es obra de la administración de #Homines Hortum. Idea original basada del foro #Hortus Deroum el cual el administrador principal obtuvo el permiso de editar la historia y ambientarla de una manera diferente a la original. El foro quedo en estado inactivo. Idea original de #Oriana Ojeda, Ideas editadas y parte de la originalidad de #Gintoki “Grim” V. Sakata #. Diseño grafico realizado por #Gintoki “Grim” V. Sakata. Todas las tablillas son propiedad del #Staff de Homines Hortum. La originalidad es lo que llama la atención, no plagies. Se educado.


credits.
pictures: © zerochan, deviantart & we♥it
skin: © Reckless University
lyrics: © Gintoki “Grim” V. Sakata
© -



♥ Homines "Yaoi" Hortum




I'm with you even if you don't know that I love you so [Priv. Danyel "Sul" III. Vieira]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I'm with you even if you don't know that I love you so [Priv. Danyel "Sul" III. Vieira]

Mensaje por Invitado el Dom Dic 08, 2013 10:38 pm

¿Su ubicación actual? Aestus Occultus. No vivía en dicha nación pero VIII era uno de los pocos con quien mantenía contacto, ya que esa "carencia de sentimientos" que presentaba, le otorgaba la fiabilidad necesaria para estar seguro de que no se involucraría en la decisión de aislamiento y neutralidad que había tomado. Así mismo tener al menos unos pocos de su familia a quienes ver cada cierto lapso y que le mantuviesen informado sobre los demás, le tranquilizaba. A pesar de todo para Argus era simplemente imposible el deshacerse de ese amor paternal que sentía por sus alquimistas. Separarse no era una opción de desligamiento sino de auto-flagelo por sus errores y a la vez, aunque odiase admitirlo, cobardía a la triste realidad.

Sin embargo tanto su meta de recolectar vestuario nuevo indispensable como la sonrisa que decoraba su rostro durante el encuentro con VIII se esfumaron en el preciso instante en que este último movió sus labios con certeza pero desánimo en sus palabras. El corazón así como la respiración de Argus se vieron suspendidas en cuanto escuchó del menor la preocupante afirmación de que III se hallaba grave de salud y encerrado en su cuarto desde hacía múltiples días. No contaba con pleno conocimiento de los hechos, pero la interconexión entre sus naciones le había traído rumores sobre lo acontecido, al igual que la incertidumbre de qué tan crítico sería el estado de su hermano.

Sin pensarlo dos veces, el líder tomó prestadas algunas vestimentas bastante reservadas de VIII y se las colocó en reemplazo a las propias que llevaba, tan características suyas, a pesar de que las mismas le quedasen prensadas a la figura. Se calzó además unas zapatillas del primer sirviente del palacio que encontró con su talla y cubrió su identidad con una amplia capa negra con capucha que caía por encima de su rostro, otorgándole un aspecto lúgubre que poco le preocupó. Ni siquiera desperdició un segundo para despedirse de su anfitrión. Partió a toda prisa hacia Optimae Truncatis, la nación donde residía su querido hermano enfermo.

Durante el extenso y tedioso viaje de Argus a través de las escaleras que conducían a la superficie y tierras que antaño formaron parte de América Central, su expresión alterada no se modificó. Quizás estaba siendo sobreprotector o demasiado pesimista, pero estaba acostumbrado a siempre analizar todas las posibilidades y prevenirlas, como cualquier capitán debería hacer; por ello ahora en sus angustias lo más latente era el miedo a que el lumbago de III hubiese empeorado por falta de atención a sí mismo y acabase perdiendo la movilidad. Ese hermano suyo era demasiado solidario, hasta el punto de olvidarse de su propia salud y aquello le llevaría a un mal desenlace con su problema. Tal vez Argus no era el más indicado para quejarse por aquella característica, pero definitivamente no era capaz de volver a esconderse tranquilamente en su isla sin averiguar sobre el estado de su alquimista morenito o hacer algo para ayudarlo. Ni siquiera se percató del miedo que le generaba la posibilidad de volver a enfrentarse a uno de esos a quienes había fallado, hasta que arribó a la sede gubernamental donde residía Danyel.

Considerando sus múltiples habilidades y el poder del que disponía, colarse sin el menor obstáculo no le fue ni el más mínimo trabajo. Las pulsaciones de su corazón inseguro se aceleraban a medida que avanzaba por los pasillos y escaleras, en busca del piso superior donde se ubicaba el dormitorio del enfermo. Sus técnicas de dominación le permitían con sencillez el pasar desapercibido entre la multitud e incluso recibir orientaciones sin despertar la menor sospecha; pero engañar a III no sería tan simple. ¿Estaría enojado con él? ¿Le odiaría? De sólo imaginar que quizás este lo terminara atacando como Magheq años atrás, le provocaba un inmenso pavor que contenía para no escapar nuevamente. La salud de Dan era más importante que cualquier otra cosa y necesitaba auxiliarlo.

Al descubrir el dormitorio del brasileño, abrió la puerta con lentitud extrema y muy suavemente se introdujo en el recinto. Había un prominente bulto en la cama que con toda seguridad se trataba de Danyel. I se aproximó con sigilo hasta allí y observó al que reposaba pacíficamente dormido, extendiendo una mano y tocando su frente para comprobar si tenía fiebre y así medir el nivel de gravedad o certeza de los rumores. Su rostro no se apreciaba a simple vista bajo la oscuridad de los atavíos y procuraría que su presencia no fuese identificada.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: I'm with you even if you don't know that I love you so [Priv. Danyel "Sul" III. Vieira]

Mensaje por Danyel "Sul" III. Vieira el Vie Dic 13, 2013 4:23 am

Hacía demasiado tiempo en que no sentía ese calor agobiante que los visitantes a la región describían. Estaba tan acostumbrado a tener el sol en alto y que las temperaturas siempre estuvieran altas que ya era una costumbre el tener la temperatura corporal por los cielos. No hoy, este no era el caso. La habitación era idéntica a un horno en estos momentos y estar cubierto con las sábanas no lo ayudaba en nada a tranquilizarse. Se removía con suma lentitud y cuidado tratando de encontrar una posición cómoda que nunca llegó. ¿Era la fiebre? No estaba seguro de nada excepto de una cosa: si no se movía pronto iba a entrar en pánico o se volvería loco. Maldijo por lo bajo el estar inválido; si, porque lo estaba y no solo era el terrible dolor lumbar lo que lo aquejaba. Todo se unía en una terrible combinación de dolores entre la espalda, la pierna izquierda y la fiebre que negaba a irse. Llevaba tres días así y la única diversión que tenía era recorrer con la vista cada rincón de su habitación. Las paredes decoradas con sus propias obras eran casi la única compañía que tenía además de las personas que venían a traerle comida tres veces por día y el médico que lo estaba tratando. Un vaso medio vacío con agua en su tocador solo le recordaba el terrible calor que sentía ahora, pero no recordaba cómo fue que terminó así.

Danyel es una persona que se caracteriza por ser demasiado, quizás en exceso, bondadoso y fue esta misma cualidad la que no pudo hacerlo dudar hace un par de días cuando pintaban el ala este del hotel donde reside. Había un puñado de gente que se estaba repartiendo las tareas y Danyel paseaba en una ronda habitual. Aqui no importaba el que fuera un alquimista, no en el sentido del respeto, sino en que el pelimorado insistía en que no se le tratara como un monarca; él quería ser como cualquier otro habitante de la región y por esta misma razón le ofrecieron si quería ayudar a lo que este acepto encantado. La tarea era bastante simple: debía subir por la escalera puesta contra la pared para pintar la zona alta de la pared (segundo piso) y como un plus la altura del alquimista lo hacía en indicado para la "misión". Como fuera, subió la escalera de madera y durante la primera parte no sucedió nada en realidad, terminó de pintar la sección asignada. Fue en el momento que descendía cuando uno de los peldaños flojos que antes no había pisado se quebró y se precipitó al suelo. Cayó de la peor forma posible, de pie, incluso peor que haber aterrizado sobre su espalda o sentado. Está casi seguro que pudo escuchar un "Crack" cuando sus pies tocaron el suelo y sin esperar un dolor terrible se extendió por toda su espina. Preocupados por su bienestar, la gente corrió a ver si se encontraba bien o tenía alguna lesión grave. Mintió para no preocupar a nadie, mas, dijo que debería tomar un descanso solo por precaución cuando la realidad era que al dejar atrás a la multitud mientras el elevador lo llevaba hasta el piso donde residía su sonrisa se borró de inmediato dando paso a una mueca de dolor. Sabía que se había lastimado su punto más débil, lo que no sabía era que tan grave había sido el asunto hasta pasados dos días cuando ya no podía ni siquiera levantarse de la cama y la necesidad de llamar a un médico era inminente.

Asi regresaba otra vez a la realidad de su habitación. Se había quedado dormido sin notarlo. Abrió los ojos lentamente pues sintió una presencia cerca de él, demasiado cerca para ser su médico. Las manos eran grandes y suaves, las había sentido de alguna parte pero ¿de dónde?. Cerró los ojos una ultima vez para quitarse la pereza y con cautela se movió a duras penas en su cama intentando ver la cara de esta persona.- Aún es temprano -dijo aún creyendo que podría ser su médico. La sorpresa fue mayúscula cuando se dio cuenta de quien era en realidad. No importaba cuantas máscaras o capuchas se colocara encima casi mil años de pasar tiempo a su lado lo hacían reconocerlo donde fuera. Se quedó mirándole por unos segundos hasta que estiró los brazos para abrazarle. Su hermano mayor estaba aquí.. no podía creerlo; la felicidad lo invadió y todo el dolor pareció irse de pronto.- ... I .. I está aqui ..-dijo en su algarabía estrechando el abrazo. No estaba preocupado del motivo por el que estuviera aquí, ignoraba que fuera por su preocupación.- No puedo creerlo! -lo soltó por fin y se sentó en la cama acomodando varias almohadas entre su espalda y el respaldo de esta. Acercó otra vez las manos para quitarle la capucha y poder verlo sin obstáculos.- ¿qué haces aqui? -la sonrisa se negaba a irse de su rostro- [color=#9933ffoh no.. es Mag de nuevo? ..[/color]-solo aqui su rostro demostró pequeños rasgos de preocupación que no suplantaban la felicidad que sentía aún.- ¿quieres algo? agua? tienes hambre? ehm.. puedes pedirme lo que gustes, lo cumpliré sin problemas, sin problemas! - Por el momento iba a ignorar el hecho de que I pudiera mal pensar los retratos que estaban en la pared de él mismo y los demás... ¿a quién engañaba? I no iba a pensar nada malo.. solo se estaba preocupando de forma innecesaria.-
avatar
Danyel "Sul" III. Vieira
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 30/10/2013
Localización : Opimae Truncatis

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm with you even if you don't know that I love you so [Priv. Danyel "Sul" III. Vieira]

Mensaje por Invitado el Miér Dic 18, 2013 11:18 am

Sonrió con resignación, suspirando suavemente y sin atreverse a mirar directamente a los ojos de III por miedo a encontrar alguna clase de rechazo en su semblante. Le había reconocido tan pronto y con la suficiente facilidad como para sentirse un completo idiota. Quizás debió ser más precavido o pensarse mejor una estrategia, pero en aquella oportunidad simplemente se dejó llevar por los sentimientos e impulsos que el miedo le generaron. Sin embargo toda inseguridad se vio disipada en cuanto los brazos de Dany le rodearon y estrecharon contra su cuerpo convaleciente. Los ojos de I se abrieron ampliamente ante la sorpresa y sus manos correspondieron al gesto contrario con avidez y cariño, aferrándose a la afiebrada piel del moreno que desprendía calor aún a través de las ropas. No era para menos, considerando el clima y las condiciones en que le mantenían tendido.
 
Cerró los párpados con fuerza, angustiado de saber que en verdad el otro se hallaba grave. Ver al siempre alegre, positivo y voluntarioso III postrado en una cama, era un golpe demasiado duro para quien compartió a su lado sus mejores momentos de gloria. Aún así no planeaba irse de allí sin recuperar a ese saludable alquimista que tanto amaba.
Una de las palmas que reposaba en la espalda del moreno, ascendió hasta sostener la nuca del mismo con dulzura y entonces se hizo levemente hacia atrás, buscando unir su mirada a la ajena por primera vez –Perdóname, hermano. Sé que me he convertido en un simple cobarde que no merece más ese título ni mucho menos continuar viviendo, pero no puedo quitarte de mi corazón- acarició las hebras que yacían entre sus dedos y besó la frente sudada del enfermo –En cuanto supe de tu estado vine para aquí, no fui capaz de contenerme- soltó finalmente al brasilero, sentándose en la cama justo a su lado y tomando entre sus manos la diestra de su compañero, acariciándola con ternura -¿Cómo estás? ¿Cómo te sientes? No soy yo quien necesita ser atendido, mas bien he venido yo a cuidarte a ti. Por favor, permíteme ayudarte, déjame estar contigo al menos hasta que te recuperes. Cuando llegue la noche podré sanarte y… me iré- no se sentía digno en absoluto de irrumpir en las vidas de sus familiares tras tantos años de haberse esfumado por simple bienestar propio, para escapar de sus errores.
 
Besó la mano de III que mantenía aferrada y subió en una caricia por su brazo, frotándolo en varias idas y venidas, a la vez que sonreía y miraba los alrededores, intentando eliminar aquel ambiente pesimista que se estaba formando y que no favorecería al paciente –Sigues teniendo unas manos privilegiadas con un don incomparable, eso me alegra- comentó, dando un vistazo a los óleos que decoraban las paredes. Entonces descubrió un balde con un paño que se ubicaba sobre la mesilla de noche y tomó la tela empapada, escurriéndola un poco y aprovechando a colocarla sobre la frente de Danyel, esperanzado de que la fiebre le bajara -¿Qué puedo hacer por ti? Pídeme lo que quieras, vine a cuidarte- la dulce expresión se afianzó en su semblante –Aquí hace demasiado calor, no ayudará- se dio cuenta repentinamente, a la vez que contemplaba el sudor del rostro contrario –Anda, quítate eso o te asarás como un pollo- comentó riendo, mientras despojaba al moreno cuerpo de las sábanas y le empezaba a desabotonar la prenda superior de la pijama –Argus-nii te hará unos suculentos masajes- le comunicó animado.
 
Las manos del líder alquimista avanzaron con presura a través de la ropa de su enfermo. Primero deslizó la de arriba por los brazos firmes y ejercitados de su hermano hasta sacársela completamente y luego le alzó las piernas para arrebatarle los pantalones y que únicamente mantuviera la ropa interior –Mucho mejor ¿A qué ahora estás más fresco?- inquirió con seguridad de que estaba tomando el rumbo correcto de acción, ya que aún recordaba a la perfección los cuidados que solía prestar a su familia cuando alguno contraía un mal –Date la vuelta- orden imperativa con la mejor de las intenciones no reprimió el hecho de que Argus tomase la iniciativa y girara por su cuenta a su hermano tan querido, procurando hacerlo con sumo cuidando y delicadeza. Sus manos entonces se pasearon por la larga y morena espalda, buscando las contracturas para masajear -¿Te casaste, Dany? ¿Tienes hijos? ¿Cómo has encaminado tu vida en este tiempo?- preguntó, entornando los párpados con nostalgia. ¿Cuántos momentos importantes en la vida de sus amados se habría perdido? –Al menos debes tener algún novio o amor ¿Verdad?... Realmente me gustaría conocerlo, si es posible- pidió ilusionado con volver a ser partícipe de la felicidad de su III.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: I'm with you even if you don't know that I love you so [Priv. Danyel "Sul" III. Vieira]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.