Encarcelados en un mundo donde fueron programados para vivir. Para servir a los humanos que hicieron su creación. Los hombres arrasaron con todas las mujeres del planeta convirtiendo un nuevo mundo en solo la raza masculina. No hay diferencia de géneros, se han convertido en uno solo. Prostitución, luchas, tecnología avanzada, nuevas jerarquías… Caballeros, bienvenidos al paraíso…

Homines Hortum.



BITE ME, BABY







Conectarse

Recuperar mi contraseña








¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Miér Jul 19, 2017 2:21 am.







Últimos temas
» Saint Seiya Gold Myth
Lun Jun 29, 2015 10:51 am por Invitado

» Limpieza de afiliados
Miér Abr 01, 2015 8:58 pm por Invitado

» What's Up!? The Rules—
Lun Feb 16, 2015 9:15 pm por Kyochi Kokonose

» khanes of war (Afiliacion Elite)
Dom Oct 26, 2014 11:21 am por Invitado

» Lyurand Terris [Normal]
Sáb Sep 13, 2014 12:50 am por Invitado

» Academia Ciaeth | Élite - Cambio de Botón
Vie Sep 05, 2014 4:52 pm por Invitado

» Pokémon Elysium ROL [Cambio de Botón]
Miér Ago 06, 2014 7:06 am por Invitado

» [Re-apertura] Gizem - Normal [cambio de botón]
Jue Jul 17, 2014 10:26 pm por Invitado

» { Spectra Entertainment —Hermana [YAOI]
Mar Jul 08, 2014 4:16 pm por Gintoki “Grim” V. Sakata














MÁSTER TENNEN PAAMA
GINTOKI "GRIM" V. SAKATA
PERFIL - MP
TÚ OXÍGENADO ADMIN
VICTOR K. MOONSPELL
PERFIL - MP
ADMIN
BUSCANDO UN AMOR
PERFIL - MP







SOULMATE

GOLD


pandoralovers
SILVER

Academy Dark Wind

Pulse
Crear
Hatfield Universitiy
 
OnatabanaCrear foro
Bleach: Shadow Of Seireitei
Danger Clan
Infection Rol
OPPUGNO THE LIGHTS
Shinobi Wish Nova Orbis
Souls & Swords
Falthirien[k]ing Project
Sword Art Online (SAO) photo 3535_zps8cc7883a.gif
 photo 40x40-1.pngStanford University
London City RPG

Forbidden City

kuroshitsuji RolKiefer University

Game of Thrones
 Teen Titans New Generation
 Pokémon Soul

Baltofans-vocaloid
Shaman King Fukkatsu RolGakuen Shingetsu Rol
Pandora: Shin Seiki
League of Legends Rol
HOLYWELL CITY RPG

School Codes
Survival PokerCrear foroSG

Ciudad Hino [
Human DesireHell Guns RolDS
School of devil Wayi
BRONZE


DIRECTORIO





TOP

Shiki Topsite!
Vote for Homines Hortum at Top Site List PlanetOnigroup Top List
Vera's Tales TopsiteKuroi Bara Top List
 Wonderful Nightmare Top Site


BLOG'S

Forbidden Paradise
Mangas YaoiMangas Yaoi








PRÓXIMAMENTE







Este skin ha sido diseñado en su totalidad para el foro Reckless University, por su web máster Swag “Swaggie” X. McCoy, la cual fue muy amable en cedernos la totalidad del diseño para poder editarlo a nuestro gusto. la edición; el color, la historia y totalmente su administración es para el Staff de Homines Hortum; el cual no tiene ninguna objeción si alguna de las imágenes editadas que han de ver les guste y puedan tomarlas con el permitido crédito; cualquier plagio está completamente prohibido. El widget de Staff ha sido obra de Ramona de osc. Gracias por su tutoría de ayuda.
El contenido es obra de la administración de #Homines Hortum. Idea original basada del foro #Hortus Deroum el cual el administrador principal obtuvo el permiso de editar la historia y ambientarla de una manera diferente a la original. El foro quedo en estado inactivo. Idea original de #Oriana Ojeda, Ideas editadas y parte de la originalidad de #Gintoki “Grim” V. Sakata #. Diseño grafico realizado por #Gintoki “Grim” V. Sakata. Todas las tablillas son propiedad del #Staff de Homines Hortum. La originalidad es lo que llama la atención, no plagies. Se educado.


credits.
pictures: © zerochan, deviantart & we♥it
skin: © Reckless University
lyrics: © Gintoki “Grim” V. Sakata
© -



♥ Homines "Yaoi" Hortum




Humpy Dumpy || Dennis T. Edmond & Victor K. Moonspell

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Humpy Dumpy || Dennis T. Edmond & Victor K. Moonspell

Mensaje por Sven M. Edmond el Dom Nov 10, 2013 2:58 pm



humpy dumpy


Dennis T. Edmond & Victor K. Moonspell || Estación A240 [ Tenebris Exules ] || Hora desconocida || Sucesos que continúan luego de la visita del vampiro a Sven M. Edmond.



Que extraño…, pensó; pasando su mirada por todo el lugar buscando sin lugar a dudas a su hermano. Pensó que ya estaría en la mesa pero nada. Observo un pequeño papel sobre la pizza, iba a estirar su mano para tomarla pero escucho un ligero maullido de terror, abrió sus ojos y palmeo fuertemente la mesa dejando caer esta junto a todo lo que había encima y corrió hasta donde estaba Pez caminando mareado hasta los brazos del castaño que estiro sus manos lanzándose al suelo con sus rodillas golpeando estas y abrazando al gato contra su pecho —. ¡Pez! ¡Pez! ¡¿Dónde está Dennis?! ¡Donde esta Nii-san! —pregunto alterado, el gato cerro sus ojos y el ajeno dirigió su nariz hacia el pelaje ajeno oliendo algo de cloroformo en este, frunció el ceño y se levanto mirando a todas partes de la casa buscando de alguna manera un indicio de que alguien estaba en aquel lugar. Frunció el ceño desesperado, Pez había quedado dormido en cerca de sus piernas; mordió su labio con rabia e impotencia y golpeo fuertemente el suelo soltando un gran alarido de dolor cayendo al suelo apretando sus puños y golpeando de nuevo el suelo dejando que la sangre saliera de estas. ¡Había sido un idiota! ¡Habían secuestrado a su hermano en sus narices! ¡En sus malditas narices! ¿Qué era un niño de primaria para no sentir a nadie? Ese papel…, reacciono y corrió hasta la mesa que estaba tirada en el suelo, la pizza sin calentar estaba completamente regada en el suelo su mirada se dirigió hacia todas partes y tomo un papel de color blanco que estaba encima de esta, abriéndolo con delicadeza y sutileza leyendo, lo que estaba escrito:


Lo tenemos.
Sabes bien dónde ir. Si nos la juegas está muerto.


Esos bastardos… ¡Esos malditos bastardos! Ya estaba contada su historia. Los iba a hacer pedazo a todos, los iba a hervir en una olla y colocaría en fila sus cabezas para que todos las vean. Iba a arrepentirse. Iban a rezar por el resto de su vida el credo al revés adorando a un Numan y besando sus pies. Se iba a convertir en el demonio que nunca quiso convertirse delante de su hermano. Iba a abandonar su nombre y terminar su bautizo como Humpy Dumpy; e iba a cortar cabezas por donde caminase. Se levanto del suelo y tomo a Pez de sus manos cargándolo hasta su habitación, la cual era en un pequeño armario colocándolo sobre la cama del pequeño observando su comida intacta mientras salía y entraba a su habitación. Tomaba un conjunto de vendas y las enrolló en su estomago luego de curar su herida y tratar los hematomas con un poco de presión; colocando vendas dobles para reforzar su estomago. Tomo el uniforme de la policía y lo coloco encima de su cuerpo dejando la chaqueta en sus manos, saliendo de su habitación colocándosela y tomando su espada para guindarla alrededor de su estomago. Miro encima de la pequeña chimenea de la casa la otra espada y acerco su mano para tomarla pero vacilo Si tu estas bien, yo estaré bien menciono con una pequeña sonrisa en sus labios —. Él día que utilice dos espadas; será el día que cometa Harakiri por haber dejado morir a mi hermano —susurro deslizando su mano hasta tomar su teléfono y abrir el armario de nuevo sacando su bazooka colocándola en su espalda.

El sonido de un teléfono llamo su atención; giro suavemente su rostro hacia un lado notando como el teléfono de su hermano estaba vibrando. Repaso la hora 6:00 de la mañana, ¿Quién llamaría a esa hora? No era del trabajo, si recordaba bien era domingo y su hermano no trabajaba ese día y de hecho iba a tomar ese día de descanso para pasar con el castaño mayor. Pero claro… ahora no podía. Camino con flaqueza y sin elegancia hasta la mesa abriendo el teléfono mirando el numero con los ojos abiertos ¡¿Quién rayos es ese bastardo de Kai?!, pensó enojado abriendo el teléfono de su hermano, escuchando una voz del otro lado y un sonido ligeramente familiar —. ¿Quién rayos eres tu bastardo? ¡¿Y porque tienes el numero de mi hermano?! —la paciencia de Sven estaba llegando a su límite, no solo era su paciencia, si no aquel pequeño botón de tranquilidad que le estaba permitiendo controlar su verdadera personalidad.

Las cosas se estaban saliendo de control, y trato de inhalar aire para tranquilizarse; no iba a conseguir nada perdiendo el control. Su respiración volvió a la normalidad y volvió a dirigir sus labios hacia el auricular del teléfono —. ¿Quién eres? ¿Por qué tienes el número de mi hermano? Y que me asegura a mí, que no eres un bastardocomo los que se llevaron a mi hermano, quería incluir dentro de la conversación, pero no haría sonar la desesperación que tenia por recuperar rápidamente a su hermano. Que dejasen una nota era perfecto; pero que también llamaran. Que el sujeto que estaba detrás de él estaba o no junto a ese tipo de sucesos era algo más productivo; podría reconocer la voz del portador. Pero ahora que lo pensaba… esa voz le sonaba vagamente familiar. ¿Un tío suyo?, no… que recordaba no tenía más familiares a parte de sus padres… tampoco eran de la policía porque ninguno de ahí tenía el numero de su hermano; ni siquiera el vicecomandante. Entonces… ¿Quién era? ¿Porque le era tan familiar esa voz?

El timbre de la casa sonó. El castaño no dejo que el teléfono de su hermano cayera “Estoy en la puerta, Jace”, nadie tenía permitido llamarle así más que su propio hermano. Nadie tenía el derecho de mencionar ese apodo más que su hermano. Cualquiera que lo haría iba a morir con la punta de su espada. Iba a cortar por la mitad a ese tal Kai y luego iría a recuperar a su hermano para regresar con él a casa. Sanos y salvos; completamente completos, porque si uno estaba bien el otro también lo iba a estar; esa fue la promesa que se hicieron. Esa fue la promesa que los dos hicieron esa noche, él lo iba a proteger sin esconder nada más. Lo iba a proteger para poder sacarlo adelante. Pero primero, le iba a quitar la cabeza a ese sujeto que oso llamarlo Jace y también atreverse a llamar a su hermano ¡E ir tan temprano a su casa! ¡¿Quién se creía?! Aunque pensándolo mejor; el se había saltado el trabajo, pero eso no importaba todo este asunto era más importante; luego le saldría con sus tonterías al vicecomandante este se enojaría y le haría escribir mil cartas de disculpas las cuales se rendiría a la mitad y no hay más problemas, pero… lo que importaba era lo que sucedía ahora.

La puerta, la cual yacía todavía cerrada fue cortada en pedazos por la espada del capitán que la blandió delante de la propia puerta de su casa extendiendo su espada hasta el cuello de su víctima colocando el borde de su espada en el cuello del visitante; los cuerpos de los agentes de policías alrededor estaban completamente muertos, los que fueron a vigilar esa zona y a limpiarla ya no respondían a la vida; y ahora el que estaba delante de sus ojos tampoco respondería a ella, levanto su vista dispuesto al ver la cabeza del que se atrevió a llevarse a su hermano y su espada dudo en cortarlo pero igual lo blandió buscando cortarlo por lo menos por la mitad o hacerle alguna herida —. ¡Tú! —lo señalo con la espada frunciendo el ceño, sin gracia alguna… Víctor, si no recordaba mal su nombre… ¿Qué estaba haciendo ahí?


Why are you running? If the fun game of death is killing you. Do not you?

CHACHACHAN!:
avatar
Sven M. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 90
Fecha de nacimiento : 05/05/1991
Fecha de inscripción : 04/11/2013
Edad : 26
Localización : ⚔ Cortándote por la mitad.

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Humpy Dumpy || Dennis T. Edmond & Victor K. Moonspell

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Dom Nov 10, 2013 4:19 pm

Suspiró. Su turno en el "Nocturna” había terminado, su jefe había quedado contento con lo recaudado; ese demonio ambicioso le había dejado ir solo cuando ya la hora de cierre se había dado. Víctor miró el cielo aún oscuro mientras extraía su pequeño móvil del bolsillo. Sabía que era algo temprano, pero antes de irse a dormir sentía la necesidad de escuchar la voz de Den, de saber que estaba bien pues últimamente las cosas se habían puesto algo locas por los alrededores. Marcó el número del celular de Dennis, al parecer aún seguía dormido porque no contesto en seguido, sin embargo luego de unos cuantos segundos al final contesto…aunque en realidad no era la voz de Den la que le había respondido. Sintió algo extraño formarse en su garganta, como un nudo, ¿Qué había pasado? ¿Por qué Dennis no contestaba? Y ese que le hablaba…¿era Jace? Sintió algo de pánico en su voz y en las siguientes preguntas. Bajó el teléfono mientras miraba a su alrededor, estaba a un par de cuadras de la casa del castaño por lo que no dudo en dirigirse hacia allí, a su velocidad estaría en aquél lugar en un abrir y cerrar de ojos.

¿Realmente había pasado algo? Ala distancia vio las luces de la casa encendidas. Volvió a tomar el teléfono al caer delante de la casa. —Estoy en la puerta, Jace. —¿Qué más podía decir? Necesitaba aclarar lo que estaba pasando, saber que tanto Dennis como su hermano pequeño estaban bien. Avanzó hacia la puerta volviendo a dejar el teléfono en su bolsillo, estaba por tomar el pómulo de la puerta cuando la misma, se partió por la mitad, esparciendo restos de madera por todos lados y…la figura de aquél capitán…de Sven, el hombre que había conocido días atrás, se encontraba allí de pie, con la katana entre sus manos y una expresión que a cualquier otro habría asustado. Otra vez tenía aquella arma contra el cuello, estar a punto de perder la cabeza por el mismo hombre…que curioso. Víctor lo miro sin sonreír aunque en cuanto se atrevió a blandir el arma en contra de él, el vampiro retrocedió unos metros hacia atrás.

—¿Por qué estas tú aquí?...—En ese momento pareció darse cuenta. Hace unos días atrás, cuando había visto al capitán por primera vez, había sentido que de alguna manera se parecía a Dennis. No podía ser; estaba tan seguro de que Jace era un niño, Den se lo había hecho creer…y ahora resultaba que…—Tú eres Jace. —Pero más importante que eso, ¿Por qué actuaba así? ¿Qué había ocurrido? —Den…¿Él se encuentra bien? ¿Por qué no contesto mi llamada? —no quería admitir que todas las señales apuntaban a que no, a que algo había ocurrido allí. Dio una mirada alrededor del capitán y pudo ver algunos cuerpos inertes, ¿por qué? Pero lo más molesto de todo, lo que le hizo hervir por dentro era que allí apestaba a vampiro. Apretó los dientes con fuerza, ¿cómo se atrevían? Se suponía que respetaban el “terreno” de otro vampiro, pero al parecer, estaba a punto de toparte con la peste. Su instinto le marcaba por donde la peste se había marchado, sus habilidades para rastrear eran mucho mejores que el mejor de los cannes de la policía y sin embargo, volvió a posar la mirada en Jace…Sven…

—¿Cómo pudiste permitir que se lo llevaran? —Realmente no hubiese querido decir aquello, pero por primera vez, comenzaba a sentirse verdaderamente preocupado por el castaño. Así de importante se había vuelto para él.
Los mataría...a esos bastardos, lo haría lenta y tortuosamente, para que se arrepintieran una y mil veces de lo que habían hecho. Tomó las garras que solía llevar con él amarradas a su pantalón y las colocó en sus manos. —Iré por él. —Lo traería de vuelta fuera como fuera. —Si vas a venir date prisa. —Miró al capitán sin ninguna clase de sentimiento más que ira en aquellos orbes, no ira hacia Sven, sino a los tipos que ahora tenían a Dennis. Estiró uno de sus brazos hacia adelante. A la velocidad de un humano común se tardarían demasiado, pero si Jace confiaba en él, al menos por ese momento...
Hizo un gesto para que el menor de los hermanos se acercara sin darle más explicaciones.


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Humpy Dumpy || Dennis T. Edmond & Victor K. Moonspell

Mensaje por Sven M. Edmond el Dom Nov 10, 2013 5:55 pm

. Esa no es la verdadera pregunta, espectro. ¿Por qué estas tu aquí? —pregunto, ya no le importaba nada más dentro de ese lugar. Ya nada podría ser peor. Apretó fuertemente la espada que estaba sujetando y la blandió contra uno de los cuerpos de los oficiales que yacían muertos en el suelo, estaba perdiendo la cordura, estaba perdiendo el razonamiento; las cosas seguían multiplicándose poco a poco. Todo estaba llegando como un balde de agua frío y el castaño no le dio tiempo de prepararse para nada de eso; no tenía tiempo para poder calcular y llegar a la solución más rápida que una persona como ella podría actuar. Sus dientes resonaron por la falta de agilidad e incertidumbre. Se maldijo mentalmente por no presentir aquellas bestias dentro de su casa, se maldijo porque lo más sagrado que tenia había desaparecido delante de sus ojos, de su propia casa de sus propios ojos. Estaba orgulloso de su habilidad para poder receptar ataques que estaban cerca de él, sin haber sentido con anterioridad la presencia; con solamente un 1% de presencia podría detectar a sus enemigos pero… ¡Estos bastardo! Le burlaron, estaba enojado. Realmente estaba enojado, clavo la espada en el suelo, la tierra que estaba bajo ella quedo hundida por la fuerza que lo hizo, y levanto su mirada si las miradas mataran, era 100% seguro de que Kai estuviese alado de UT contemplando a la tierra. No vuelvas a dirigirte a mí como Jace, solo hay una persona en ese mundo que tiene derecho a llamarme por ese nombre y tu sanguijuela, ni siquiera llegas a los pies de llamar Den, a mi hermano —dijo gruñendo, y frunciendo el ceño —. Para ti, es Señor Edmond —finalizo, como un perro que defiende su territorio.

Giro el rostro chasqueando la lengua escuchando lo que estaba diciendo. No quería rebajarse a decirle nada a ese sujeto. Sus manos estaban apretando fuertemente estas cuando soltó la espada y su mirada era directa hacia un lado de la casa. Sentía detrás de él todavía los pedazos de madera que seguían cayendo de la puerta de la casa. Sus labios temblaron y mordió tan fuerte su labio que una gran marca queda en estos, sus puños estaban fuertemente apretados y sus ojos no se atrevían a ver al ajeno. No le interesaba… a él no le interesaba saber de su hermano. No estaba interesado en saber que le sucedió a su hermano… ¡Qué clase de relación tenían esos dos! ¿Por qué un vampiro como él?, inútil… se tenía que preocupar por su hermano. ¿Quién era? ¿Qué pasaba? ¿De qué se había perdido? Al parecer su hermano también le había estado ocultando cosas que él desconocía. Conocía a todos sus amigos, el señor que salía a pasar aquella gata de color negro que tanto le gustaba a Pez. Aquel niño de su clase que siempre le saludaba cuando lo visitaba. Aquellos maestros que disfrutaban de comer postre de frutas y tomar ponche junto a él. Los conocía a todos pero… ¿Por qué no lo conocía a él? Porque su hermano se lo oculto. ¿Es que acaso era un idiota para preocuparse por eso ahora? ¡Es que acaso tenía las ganas de preocuparse por una existencia insignificante! ¿Tenía que hacerlo?

Inhalo una cantidad de aire y se dedico a observar al rubio —. No, tus no iras a ninguna parte. Juro… juro que si te llego a ver junto a esos sujetos me vale lo que seas que seas de mi hermano y te corto por la mitad. Eso no es un asunto que un extraño se tenga que meter ¡Es mi hermano! —le observo y frunció el ceño con ira; pero estaba asustado y a la vez enojado. Podría ser un vampiro pero si ese sujeto se aparecía allá lo iban a matar —. Solo me quieren a mi… si vas conmigo mataran a mi hermano… no quiero que le pase nada, por favor… —susurro apretando sus dientes —, no te metas en esto… yo puedo arreglar esto solo —sus ojos se levantaron observando al rubio, tomo la espada que estaba en la arena y la guardo en su estuche, dando vuelta mientras limpiaba su rostro y comenzaba a correr. No le gustaba sentirse de esa manera, no le gustaba tener que meter a su hermano en problemas. Iba a cortar por la mitad a todos esos sujetos… ¡Sin importar nada!

Ellos, habían despertado a la bestia.


Why are you running? If the fun game of death is killing you. Do not you?

CHACHACHAN!:
avatar
Sven M. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 90
Fecha de nacimiento : 05/05/1991
Fecha de inscripción : 04/11/2013
Edad : 26
Localización : ⚔ Cortándote por la mitad.

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Humpy Dumpy || Dennis T. Edmond & Victor K. Moonspell

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Dom Nov 10, 2013 8:29 pm

En su cabeza, todo sonaba como un zumbido,  es decir, tenía algo más importante por lo que preocuparse y ¿aquél le decía que no le llamara Jace?, ¿Qué no tratara a Den de Den? ¡¿Pero que carajo pasaba con ese tipo?! No, no podía perder los estribos en esa situación, al menos él, debía mantener la calma y guardarse la ira para más tarde. Escuchó a Sven en silencio ya sin ánimo de buscar más pelea; por sus palabras podía deducir que Den había sido secuestrado y…que si veían a Sven con alguien más probablemente lo matarían. ¿Por qué? ¿En que se habían metido?
No hizo nada por detener al castaño, simplemente lo observó mientras este se alejaba. De ser todo como Jace había dicho, entonces lo mejor sería que ni Sven supiera que sí le iba a seguir, ni que aquellos tipos se dieran cuenta, aunque eso lo solucionaría cuando estuviera allí. Espero por unos momentos más frente a la entrada de aquella casa, dejaría que Sven se convenciera de que había perdido todo el interés en seguirle. ¿Cómo creer que dejarían ir a Den si su hermano se presentaba? No, de todos modos, si Víctor dejaba que algo le pasara a Jace, seguramente Den nunca se lo perdonaría.

Se rascó la nuca. Aquellos hermanos habían revolucionado su aparente tranquila vida, aunque muy lejos de molestarle, aquello simplemente volvía sus días un verdadero carnaval del que no tenía idea si saldría vivo. Finalmente pensó que ya le había dado suficiente ventaja al castaño por lo que se estiró antes de comenzar con aquello. El rastro seguía fresco y le llevaría directamente hacia donde se encontraba Den. Evitaría toparse con Sven en el camino y quizá…tuviera que fingir un pequeño cambio de bando dependiendo de como se diera la situación. Como ya había dicho en alguna oportunidad, podía ser que no fuera el único vampiro en la zona que manejara el hipnotismo y así y todo Jace había querido ir solo.

Suspiró antes de saltar al tejado. Desde que Lucian había aparecido que no había estado tan molesto. Odiaba pensar que le pudieran hacer algo a SU Den. —Señor Edmond suena demasiado formal para que alguien como yo lo diga. —Bah, Sven podría querer cortarle la cabeza cuando lo viera, pero ya se estaba acostumbrando a tener su katana a solo unos centímetros. ¿Aquello no era masoquista? Sonrió. Pues si quería estar con el mayor, parecía que tendría que irse acostumbrando tanto al menor como a ese imán que resultaban tener para atraer el peligro.


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Humpy Dumpy || Dennis T. Edmond & Victor K. Moonspell

Mensaje por Sven M. Edmond el Dom Nov 10, 2013 11:18 pm

Le iba a costar llegar rápidamente a Tenebris, pero no era lo suficiente idiota como para tomar trasportes públicos donde lo pudiese atacar. Se sentía observado por donde pisase para salir de aquella gran ciudad, sus piernas seguían moviéndose buscando algo en esencial con que trasportarse. Su respiración comenzó a mostrarse inestable y se detuvo a tomar algo de aire sujetando su estomago y agachándose al sentir que la herida se estaba abriendo. No tenía tiempo para eso. ¡No tenía tiempo para nada! Debía llegar esa noche… esa noche… levanto su vista topándose con la estación de Hortus Deorum, si llegaba a Opimae al medio día podría tomar el que llevaba a Tenebris. Intento levantarse pero la herida fue bastante pulsante que le hizo sentarse en el suelo para poder respirar con tranquilidad, dirigió una mano hasta su estomago sintiendo la humedad de esta, pego su frente con la parte de atrás de aquel árbol donde estaba y apoyo su katana en el suelo y comenzó a levantarse aunque se estaba tambaleando, sus piernas se dirigieron hacia el tren en donde compro el boleto para montarse en este. Esos sujetos no querían dinero, no querían que liberase a rehenes que yacían en la cárcel, querían su vida y si… y si querían su vida tenían que luchar bastante por ella. Porque si el moría su hermano también y la promesa iba a cumplirse. Él estaba bien ¡Porque Dennis también lo estaba!  

Se sentó en la parte de atrás del tren. No había casi nadie, eran las 6:50 de la mañana y el tren al salir a las 7:00 no había mucha gente que se dirigiese hacia Opimae. Cerro sus ojos pegando su cabeza en el respaldo de la silla, sintiendo su corazón latir rápidamente. Abrió sus ojos y coloco su mano en el mango de la espada cuando sintió unas espadas en su cuello —Demasiado lento, Capitán Edmond —una carcajada burlona resonó de los labios de uno de los sujetos que se encontraba en la parte de arriba del tren, mientras bajaba dejando que los demás me apuntaran —. No se preocupes; nosotros lo trasladaremos hasta donde está su hermano, es una orden.  Para que no se pierda, claro está. Los demás pasajeros van a mor… —antes de que terminara de hablar el castaño estaba sujetándole del cabello y la espada estaba en el cuello ajeno —. Ni se te ocurra matar a un solo pasajero… deja que se vayan; que el tren vaya vacio —ordeno. El vampiro soltó una carcajada y movió sus manos. Sintió pasos en el techo y luego los pasajeros que salieron corriendo al igual que el chofer; el vampiro desapareció y el tren arranco con todo lo que tenia haciendo que el castaño se fuera hacia adelante golpeándose con la puerta de la salida, mientras fruncía el ceño al escuchar la carcajada del vampiro —. Eso fue por matar a mis hombres —se burlo. El castaño levanto su rostro y amplio una sonrisa —. Que hombres tan decepcionantes… —susurro. El castaño trato de levantarse pero no podía, alcanzo su espada y la guardo en su funda ayudando a levantar su cuerpo con la silla que estaba en la parte de atrás. Sentía las pulsaciones en su estomago y con el ceño fruncido y los labios mordidos estaba apretando más la venda para que no sangrada más de lo que debía; estaba en un tren rodeado de vampiros. En cualquier momento podrían matarlo, no se debía dormir… no se iba a dejar vencer por el dolor.

Sus labios se entreabrieron recibiendo una cucharada de helado mientras sus mejillas se enrojecían. Delante de él un niño de unos 16 años estaba dándole de comer, mientras el pequeño feliz seguía diciéndole lo que había hecho en la escuela —Nii-chan… ¿Cuándo regresara mi hermanito? —era la quinta vez en todo el mes que preguntaba. Su hermano guardo silencio y le dedico una sonrisa de sus labios —. Nii-chan… ¿Cuándo… —sus labios no terminaron de hacer la pregunta cuando todo se puso oscuro, sus ojos se abrieron buscando rápidamente a su hermano —¡Nii-san! —Escucho su voz y dirigió una de sus manos hasta su cuello para volver a gritar — ¡Nii-san! —volvió a gritar lo más fuerte que podía, sujetando su estomago al ver que era atravesado —. No te volverá a escuchar… Y tú no lo escucharas a él —sus ojos se abrieron al ver a un hombre con los ojos rojos reflejado en el espejo —Pa…padre… —susurro.  
Los ojos del castaño se abrieron de par en par respirando agitado, sujetaba su estomago y bajo la mirada al ver el charco de sangre que estaba formado. Frunció el ceño y golpeo su frente contra la baranda del tren. Ahogo una carcajada irónica cuando el tren se detuvo. El olor a azufre pego en sus fosas nasales y dirigió una mirada hacia afuera Me desmaye… por el dolor, pensó soltando una pequeña carcajada de sus labios, se bajo de la silla cuando las puertas se abrieron. Su paso era lento pero seguro, su mirada se dirigió a todos los hombres que yacían en aquel lugar rodeando el tren que acababa de llegar. La estación en Tenebris, hacía años que no estaba en ese lugar.

. ¿Dónde está mi hermano? —pregunto, nadie dijo absolutamente nada así que frunció su ceño colocando la mano en su katana —, si no dicen absolutamente algo, les volare a todos los que estan aquí su maldita cabeza; comenzando contigo —dijo levantando la vista al ver a un hombre sentado en una roca con una sonrisa arrogante en su rostro. Trago seco, ese olor lo conocía de alguna parte; era un perfumen de hombre, bastante conocido… no puede ser; sus ojos se abrieron de par en par y sus labios temblaron —. Pa…padre… —susurro.

Bienvenido, Sven. Te has demorado y eso que Dennis ya lleva bastante tiempo; seguramente esta poniéndose al día con tu madre —soltó una carcajada, el hombre parpadeo un par de veces interesado cuando salto hacia atrás esquivando la larga espada que lo iba a atravesar por la mitad. Sven se apoyo en su rodilla por el golpe en su estomago y salto hacia atrás antes de que su padre lo cortara de la misma forma; pero con sus manos —. Que mal educado te ha criado Dennis.

. Eso es porque aprendió de ti, ¿no fuiste tú quien crio a mi hermano? —le pregunto limpiando la sangre que salpico en su rostro; el hombre amplio una sonrisa levantándose de hombros con naturaleza, para luego estirar su mano —Se buen chico y ven con tu padre —dijo estirando su mano. El castaño apretó con sus manos el arma ampliando una sonrisa —. Se buen padre… ¡Y vete al infierno! —le grito, moviendo sus piernas de donde estaba dispuesto a cortarlo por la mitad, pero lo que no espero fue que los vampiros se lanzaran a atacarlo; frunció el ceño perdiéndolo de vista y giro su cuerpo blandiendo su espada deteniendo las manos de algunos vampiros observando como otras salían volando completamente cortadas.

Mátenlo —escucho la orden de su padre. Sus ojos se abrieron par en par, y trato de girar para detenerlo —. ¡Espera! ¡Qué vas a hacer con Den! ¡Espera! ¡NO! —grito con los ojos abiertos mirando la sombra desaparecer dentro de la casa de la estación, sus ojos se cerraron y blandió la espada cortándole la cabeza de los vampiros por la mitad bañándose de todos los fluidos del cerebro y la sangre, dándose la vuelta observando el gran muro de vampiros que estaban delante de él. Mordió sus labios y blandió de nuevo su espada. Los iba a cortar por la mitad, dio un paso hacia adelante y los vampiros hicieron lo mismo, escucho un grito dentro de la casa y el baño de sangre comenzó.

OFF:
Vi-chan, contestas tu y le avisas a De-chan que ya puede entrar :3; después de todo ya es momento de que aparezca wuajaja (?)  


Why are you running? If the fun game of death is killing you. Do not you?

CHACHACHAN!:
avatar
Sven M. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 90
Fecha de nacimiento : 05/05/1991
Fecha de inscripción : 04/11/2013
Edad : 26
Localización : ⚔ Cortándote por la mitad.

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Humpy Dumpy || Dennis T. Edmond & Victor K. Moonspell

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Lun Nov 11, 2013 2:14 am

Idiota. Observó al cansado castaño desde uno de aquellos tejados. Ahora se daba cuenta de que el mismo estaba herido. ¿Así y todo pensaba salvar solo a Dennis? Apretó los dientes mas no bajo a ayudarlo. Si tal como había dicho, podía exponer a Den interfiriendo, entonces tenía que actuar desde las sombras…y hablando de aquello. Sería mejor que buscase con que cubrirse.
Al llegar a la estación hizo algo que no pensaría que haría, otra vez meterse en problemas, esta vez, se encontró en la parte de atrás de la construcción con el que debía ser el chofer que cambiaría de turno con el que bajaría en la estación de Hortus. Ese debía ser el tren que tomaría Sven, pero algo no le olía bien en todo aquello ¿sería una trampa?

—Disculpa, pero necesito que me des tu traje. —Nada de mucho enredo, hipnotizo el hombre y se lo llevó adentro, allí se amarró el cabello e intercambiaron ropas. Aquél traje de conductor no le gustaba, pero al menos pasaría desapercibido, como un simple vampiro que trabajaba allí.

Espero a que todos subiesen al tren, inclusive Sven, sin embargo, parecía que alguien más se le había adelantado en tomar el lugar del conductor. —Oye. —El vampiro no espero respuesta de parte del otro vástago, simplemente atravesó su cuello con una de sus garras. ¿Así que ya habían tomado preso a Den? Debía llegar hasta Exules antes que nada y sobre todo, ponerse en movimiento antes que alguien más viniera a ver que pasaba. Víctor dejó caer el cuerpo al piso antes de dar marcha al tren, aunque por su casi nulo trato con ese tipo de máquinas, pareció acelerar mucho al principio, sin embargo luego le fue tomando la mano. Convertirse en conductor de tren debía ser el sueño de muchos ¿no?, al menos en esa oportunidad debía hacerlo bien.

Marcó el número de su segundo contacto. En la pantalla del teléfono salía el nombre “Alex”. El mismo aparato comenzó a llamar y bastaron un par de pitidos antes de que al otro lado alguien esperara a que hablasen.


—Ummm…¿Alex?
—¡Por todos los demonios! ¿Qué mierda haces llamándome a esta hora? Estaba a punto de…eh…olvídalo. Solo dime que quieres y vete a esconder en un hoyo, vampiro.
—No puedo hacer eso en este preciso momento. Escucha, necesito un favor. Ya se que todavía no he terminado siquiera con lo de “aquél incidente”, pero necesito algo de ayuda ahora.
—Ugh, ¿Puedes ir al maldito grano? Tengo a alguien aquí y…ya sabes…
—Entonces necesito saber si sigues teniendo a aquellos perros tuyos en Exules, estoy siguiendo un rastro y me parece que voy directo hacia una emboscada.
—¡¿Ah?! ¿Otra vez en problemas? Víctor, tu…
—¡Solo dime si los tienes y ya!
—…S-Si, están allí, ya sabes, necesito que alguien cuide la mercancía hasta que vayan a recogerla.
—Entonces ¿puedes pedirles que vayan a la estación de Exules? Dame el número del líder.
—Está bien, pero ya sabes, tendrás que hacer doble turno como sigas así…eso o venderme tu alma.
—Como sea, solo dame el número…
[...]

No estaba en posición de pensar en nada más que no fuera sacar vivos de ese lugar tanto a Den como al capitán. Marcó un nuevo número y exhaló profundamente, otra voz contesto del otro lado, parecía que todo iría bien.


…………………………………


El viaje se tornó pesado pero rápido. Estaba preocupado por el capitán y aquella herida que había visto sangrar. ¿Estaría bien? Le picaban las manos, quería ir a averiguar qué era lo que estaba ocurriendo, sin embargo, ya estaban casi a las puertas de la estación de Exules.

Espero hasta que el tren frenara para salir por el costado contrario a la estación. Se movió rápido hasta que su teléfono sonó, debía ser la señal. Miró hacia el frente y pudo ver a alguien con unas pintas bastante curiosas (aunque viniendo de él aquello podía parecer irónico) esperándole con algo en sus manos. Se acercó, dando un salto para salir de las vías. Finalmente se detuvo delante del hombre quien pareció bastante despreocupado. El vampiro se llamaba Natsuki, éste le entregó el objeto que había estado sosteniendo, un largo abrigo con capucha que lo cubriría del sol por unas cuantas horas. Alex parecía estar en todo, desde tecnología hasta drogas, ese hombre realmente podía ser un peligro.

Víctor se la calzó antes de hablar. —Tal parece que serán bastantes. Puedo sentirlo, muchas esencias distintas, aunque todos muy jóvenes.
—Eso no será tanto problema. Dejaré el auto esperando en el punto acordado. Te ayudaré con esos tipos hasta que puedan escapar. —el pelirrojo lucía bastante seguro de sí mismo.
—Trajiste a alguien más ¿no?
El otro sonrió tranquilo.
—Solo al conductor del auto, En serio, deja de preocuparte, con nosotros estará bien, a menos que tengas miedo…
Víctor entrecerró los ojos. —Claro que no.

Desde el otro lado podía escuchar como Sven gritaba. Y al escuchar aquél “mátenlo”, supo que debía darse prisa. Ambos hombres saltaron hacia la vía, saltando hacia el techo del tren y pasando hacia el otro lado. El aroma a sangre llegó hasta la nariz del vampiro, al parecer Sven había perdido una cantidad considerable de sangre y ahora, tenía aquella pared de enemigos delante. Víctor logró interponerse entre el castaño y el primero de aquellos Neonatos. Natsuki dejó que las flamas escaparan de las palmas de sus manos.

—¿Qué estás haciendo? Demonios, ¡ve por tu hermano en vez de estar perdiendo el tiempo! —Víctor hundió la garra de su mano derecha en el pecho del neonato, el mismo sonrió pero el rubio no le dio tiempo para idioteces, quitó la garra y esta vez la incrusto en su cráneo. Miró de soslayo a Sven. —Tu vas a vivir y él también, por eso, ve a buscarlo. Encuéntralo, yo distraeré a estos tipos. —Al fin de cuentas, le estaba confiando su vida a un desconocido, aunque Natsuki estaba en su lugar, serio y confiado, quizá realmente podrían salir de allí con vida.


Natsuki:


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Humpy Dumpy || Dennis T. Edmond & Victor K. Moonspell

Mensaje por Dennis T. Edmond el Lun Nov 11, 2013 4:00 pm

Una de sus tantas extravagancias era la de resguardar para sí todo aroma, convertirlo en parte de su alma y más tarde ser capaz de situar a personas, objetos e incluso personas mediante el efluvio que emanaba. Ahora, la fragancia que fluctuaba en el ambiente le tenía sumido en el más absoluto pavor. Argollas de metal le envolvían las muñecas por encima de la cabeza y suspendían su cuerpo sobre una húmeda y fría pared, pero no era la mezcla de mohosidad y azufre lo que provocó turbación en el rostro del numan. Era el perfume de un hombre que estaba allí, mirándole. Estaba sentado en medio de la celda en una silla de roñosa madera, con las piernas cruzadas y una copa de vino en su mano derecha, la cual movía de lado a lado para hacer respirar el líquido recién servido. Prisionero movió las manos, en vano. El sonido metálico de las cadenas hizo acopio de su encarcelamiento.

-No te molestes, cariño.- madre fue quién habló. El hombre movió las piernas, parecía inquieto, de vez en cuando miraba hacia atrás. –No podrás escapar.- habló suave, cómo cuando le deseaba las buenas noches.

-¿P-por...?- ¿Por qué? ¿Por qué motivo todo aquello? ¿No era ya suficiente suplicio el vivido hasta ahora? El otro pareció leer lo que el angustioso rostro quiso comunicarle. Claro, a fin de cuentas seguía siendo carne de su carne, sangre de su sangre.

-Los pactos con el señor Magheq son delirantes.- miró hacia su copa, maquiavélica sonrisa apareció en unos labios en los que no quedaba rastrojo de cordura. -¿Qué harías tú si te ofrecieran la llave a la riqueza?- los ojos de ése que les abandonó apuntaron al castaño, quién se encogió. Aquellos ojos... ¿Se había consumido en la locura? -Dinero. Tierras. Armas. Todo, todo.- parecía enumerar lo que en algún momento debió ser una lista de condiciones, éste se carcajeó con gusto. -¡Todo, Dennis! ¡Todo!- lanzó la copa al suelo sin siquiera degustarla, alzando los brazos cómo quién rezaba a lo invisible. -El trato era simple, muy simple.- se alzó del asiento con tanto ímpetu que la silla cayó directa al suelo provocando un duro golpe que logró el espanto del maniatado. -Dar a un hijo.- le guiñó un ojo. Entonces el mundo que sostenía la humanidad de Dennis se sumió en la más absoluta oscuridad, era cómo si una gruesa tela tapase su mirada y le impidiese mirar hacia delante, hacia atrás: No, no podía mirar a ninguna dirección. - Sobornar al forense fue lo más sencillo.- asintió repetidas veces mientras sus pasos iban y venían por el encharcado suelo. -Lo complicado vino cuando resultó existir un inconveniente, no era a él a quién Maghep-sama quería. No, no era a él- se llevó las manos a la cara y estiró su piel hasta que sus ojos parecían querer salir de aquellas remarcadas cuencas llenas de aparente cansancio. -Quería a Sven.- los ojos del mayor de los hermanos se alzó con prisa, enfocando a quién en ningún momento apartó la mirada de él. –¡N-no le hagas nada!- el hombre rió antes de volver a mirar a sus espaldas con nerviosismo. –Ya está aquí.-

Cómo si se tratase de un muy recatado ritual ya acostumbrado a realizar apartó la silla de en medio de la celda y la acomodó en un rincón mientras el castaño procuraba recuperarse de toda la información de la que se había empapado, procesándola cómo bien pudo, todo era confuso, excesivamente confuso. Ahora por ahora lo único que sabía era que querían a Sven... Idiota, por eso le habían capturado. Él era el señuelo. Una conocida voz resonó por todo el lugar haciéndole mirar preocupado hacia la única salida, moviendo nuevamente los brazos en busca de una liberación que no iba a conseguir si únicamente contaba con su mundana fuerza. ¡Jace! Estaba ahí. Jace había caído de lleno en la trampa y no dudaba que había sido por ése instinto protector que ambos se tenían el uno con el otro. –¡JACE!- apretó los puños y encorvó el cuerpo hacia delante mientras gritaba el nombre de su carnal, quizás si le sabía con vida se iría, quizás... Quizás uno de los dos podría salvarse y tenía claro que sería su pequeño. Y no por que éste fuera a protegerle, no... No era eso, más le hubiera gustado tener las manos libres e ir al encuentro de su carnal, pero parecía ser que las cosas irían por otro sendero.

Madre se apoyó en una pared cercana a la entrada y es que por ella se adentró un hombre de tamaño considerable que blandía un machete teñido en sangre, cuando estuvo dentro el que tanto se parecía a Sven en aspecto pasó un brazo de manera amistosa por los hombros de aquel verdugo, quién le miró con asco. –Él te llevará a dormir, Den. Sólo necesitamos a Sven.- la sonrisa del hombre se ensanchó hasta dar nuevamente señales al hermano mayor que no estaba cuerdo, no... No lo estaba.

-*

La serenidad estaba plasmada en su rostro, la sangre era derramada cómo el agua en plena tormenta, en sus manos refulgía con fervor un candente fuego que parecía no apagarse jamás. –¿Cómo lo llevas?- barrió con la mirada el terreno hasta dar con la espalda del rubio al que por ése día había unido fuerzas, pero antes siquiera de poder recibir respuesta por parte de su compañero se vio obligado a retroceder, aunque aprovechó el movimiento para insertar la suela de su zapato contra el estomago de uno de aquellos molestos insectos que no hacían más que aparecer, éste crujió bajo el impacto y tal fue la fuerza utilizada que se estampó contra un muro cercano. –Son cómo cucarachas... No se acaban nunca.- sonrió, parecía que aquello estaba comenzando a divertirle.




<3:
avatar
Dennis T. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 20/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Humpy Dumpy || Dennis T. Edmond & Victor K. Moonspell

Mensaje por Sven M. Edmond el Lun Nov 11, 2013 5:59 pm

Aspiro una cantidad de aire considerando exactamente el lugar donde estaba, sus labios se entreabrieron cuando una cantidad de sangre cubrió por completo su rostro, tres, cuatro e incluso cinco vampiros seguían cayendo por sus movimientos por sus manos. Sus delicadas manos resbalaron la espada que tenía en su mano, para girar y tomar las garras de uno de los vampiros que iban a atacarlo permitiendo que rasgara un poco de su hombro, doblo el brazo cortándole su cabeza y de paso la que venía detrás de él que lo atravesó por completo. Sujeto su hombro y pateo con la punta del pie la cabeza de uno que venía hacia atrás, al curvarse hacia adelante para tomar su espada sintió un estremecimiento desde la medula espinal hasta su cuello. Gimió de dolor y aguanto la cantidad de sangre que quería salir de su boca por el golpe una de las piernas de uno de los vampiros le dio en la cabeza haciéndolo caer en el suelo. Un grupo de vampiros se lanzo directamente a atacarlo y terminar con él cuando sujeto la espada que estaba en sus piernas blandiéndola y mandando a volar todos los cuerpos que estaban alrededor, apoyo la espada en el suelo y se levanto, observando como la sangre seguía saliendo de su herida y de las nuevas que tenia. Maldijo por lo bajo una vez más… ese maldito del peliplateado era una carnada para herirlo.

Se levanto al ver la cantidad de vampiros que se agrupaban delante de su cuerpo, estaba viendo borroso y sus ojos estaban cerrándose pero igual su cuerpo mantenía aquella postura sujetando la espada y levantándola deslizando sus manos por toda la extensión de la espada quitando los rastros de sangre, sus labios se cerraron y paso su lengua por la punta de su labio y se ubico para ir a atacarlos cuando venia un grupo grande de vampiros pero una sombra se interpuso entre él y su presa el cabello rubio de alguien se movió con el viento y sus ojos se abrieron de par en par al sentir unas bolas de fuego cruzar por sus lados. Levanto su mano tratando de alcanzar al rubio cuando escucho lo que dijo y sus ojos se abrieron de igual forma —. Tú… —susurro, sus labios se entreabrieron de igual forma y estos temblaron apretando sus dientes —. Eres un idiota… te dije que no vinieras —apretó sus labios al escuchar lo que dijo. Amplio una sonrisa y paso por su lado corriendo, metió la espada suya dentro de la vaina haciendo a un lado de los vampiros que estaban a punto de atacarlo. ¿Estaba confiando en él? Lo estaba dudando, apretó sus labios y abrió sus labios viendo el cielo despejado ahora teñido de sangre que lo baño por completo —. ¡Te matare! ¡¿Escuchaste Víctor?! ¡Te matare!, ¡Nadie ignora una de mis órdenes!... gracias —susurro lo ultimo para sí mismo. Siguiendo el rastro de su padre, aquella criatura que le había dado la vida, entrando a una de las tantas casas de aquella estación, la misma que entro él.

Se detuvo en la entrada y miro hacia todas partes buscando alguna señal que le diera a entender donde estaba su hermano. Inhalo un poco de oxigeno y comenzó a caminar por los pasillos oscuros escuchando unas pequeñas risas en algunos cubículos. Su mirada se dirigía a estos pero no se detenía a abrir las puertas. ¿A dónde vas pequeño una voz resonó en su mente pero no se detuvo, sus pasos seguían directos hacia adelante ¿Por qué no te detienes cuando te hablo? ¿Me estas escuchando? ¿O no me puedes escuchar? preguntaba. Sven entrecerró los ojos pero no le prestó atención a esa voz, trataba de mantener su mirada hacia adelante y sus sentidos alerta ¿Estas buscando a tu hermano?, sus piernas se detuvieron a mitad del pasillo — ¡Estas buscando a tu hermano! —aquella voz infantil penetro directamente en su cuerpo, su rostro se giro lentamente hacia un lado cuando sus manos temblaron —. John… ¿John eres tú? —pregunto, sus ojos estaban completamente dilatados y su mirada era dirigida al menor que comenzó a caminar dejando ver por completo su rostro y su sonrisa.

No… no es él…, apestaba a sangre y su sonrisa era marcada en su fino y pálido rostro, los colmillos relamían y sujetaba un oso de felpa con un parche en su ojo, su cabello era morado oscuro y sus ojos grandes de color morado con lagrimas en estos. Vestía como un niño y amplio una sonrisa — ¿Me conoces? ¿Cómo es que me conoces? ¿Eres amigo de mis padres? —las ojeras bajo sus ojos eran bastante marcadas, mientras las lagrimas si quiera se movían de ese lugar —. Soy yo… Sven… ¿No me reconoces? —estiro su mano para tocarlo pero el vampiro se movió rápido y se quito de ese lugar —. No, no te conozco ¿Por qué tu si me conoces? ¡Quieres hacerles daño a mis padres! —el grito resonó en todo el pasillo cubrió sus oídos rápidamente cayendo de rodillas al suelo.  Sujetando sus oídos Es mejor que corras, van a matar a tu hermanito sus ojos se abrieron de par en par y trato de correr pero el vampiro se puso delante de él con su rostro serio y estiro su mano —Yo puedo curarte, solo tienes que darme tu sangre —el castaño estaba escuchando lo que estaba diciendo —. Poder absoluto, convertirte también en vampiro… ¿puedes hacerlo? Sven Mikhail Edmond —sus labios temblaron y se estiraron para abrazar al vampiro.

Jace, la voz de su hermano resonó en su cabeza y empujo al vampiro que iba a perforar su cuello haciéndolo caer al suelo, sus manos temblaron y las miro con terror y cerró sus ojos comenzando a correr alejando de aquel chico. Su corazón estaba latiendo rápidamente y levanto su mano cubriendo su rostro quitando los rastros de sangre que estaban en ellos con terror. No… No me voy a convertir algo que ellos quieren, pensó cerrando sus ojos y apretando fuertemente sus manos contra su cuerpo, corriendo entre los pasillos volteando su mirada y agudizando su oído. Vio una sombra de color negro moverse entre los pasillos Eso… me está guiando ya no le importaba nada. Estaba sufriendo tantos traumas de seguido que no pudo evitar seguir aquel objeto de color negro. Moviendo sus piernas y abriendo sus brazos a una gran puerta que daba a un gran salón, iluminando un cuerpo amarrado contra la pared y a alguien delante de él —. Nii-san… —susurro, al observarlo con vida y sus ojos se abrieron.

Su mirada se dirigió a la persona que había considerado como su figura materna y vio a aquel chico que hace tiempo se había encontrado con él, no tenia al oso de felpa ahora portaba un machete en su mano. Su mirada se dirigió a él y luego se dirigió a su hermano mayor. ¡No! ¡¿Por qué él?! El hombre comenzó a acercarse a su hermano, sus manos temblaron de manera abrupta y el hombre quien había perdido el juico comenzó a reír. Dos manos sujetaron del hombro a Sven y ampliaron una sonrisa quitándole la espada que salió volando al centro del gran salón, su cuerpo no le permitía moverse — ¡Den-nii! —grito, ahogando un gran gruñido que salió de sus labios, apretó fuertemente sus manos y las personas que lo sujetaban comenzaron a incendiarse cayendo en pedazos. Las manos lo soltaron y se apoyo en el gran viento que provino del fuego que estaba consumiendo completamente a los dos vampiros sus piernas se apoyaron en esta y se dispararon hacia adelante, tomando su espalda del suelo y desvainando esta chocando esta con el machete que sujetaba aquel chico que salió volando directamente a las cadenas que sujetaban a Dennis haciéndole caer, su pierna se dirigió a la cara del vampiro menor golpeándolo contra la pared y sus piernas corrieron hasta las de su hermano cuando sintió que su pierna era sujetada por un par de hilos que comenzaron a encenderse —Muere… —escucho decir al vampiro menos y sus ojos se abrieron de par en par girando su cuerpo hasta donde estaba Dennis y ver los mismos hilos junto a él, el fuego le atravesó el cuerpo por completo su poder le impedía que el fuego le lastimase pero su hermano. ¡El no!

Sus manos temblaron y golpeo el piso con su pierna cuando un gran muro de rocas cubrió por completo a su hermano protegiéndolo de aquel fuego, las piernas del castaño temblaron y cayó al suelo respirando completamente agitado había usado demasiado poder y con lo débil que estaba, si iba a usar algo más eso sería acabar con las reservas de su poder. Estaría firmando su sentencia de muerte pero él… Dennis estaba bien. Amplio una pequeña sonrisa en sus labios golpeando fuertemente el suelo que estaba bajo él maldiciendo una y otra vez. Escuchando la risa de su madre y de él… su hermano.

Aquí, quí (?):


Why are you running? If the fun game of death is killing you. Do not you?

CHACHACHAN!:
avatar
Sven M. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 90
Fecha de nacimiento : 05/05/1991
Fecha de inscripción : 04/11/2013
Edad : 26
Localización : ⚔ Cortándote por la mitad.

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Humpy Dumpy || Dennis T. Edmond & Victor K. Moonspell

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Lun Nov 11, 2013 6:42 pm

Natsuki expandió aquellas flamas, permitiéndole el paso libre al castaño y lo mantuvo así hasta que este se alejó en dirección a una enorme edificación que se encontraba más adelante. Ahora solo estaba el pelirrojo y el rubio contra aquél montón de mierda.
Víctor estaba ya para esa hora con un genio de los mil demonios, ni pesar en dejar a alguna de aquellas pequeñas bestiecillas con vida. —Córtalos, despedázalos, quémalos hasta volverlos cenizas, que no quede nadie con vida. —Fue el simple comentario que le dirigió al pelirrojo antes de lanzarse hacia adelante contra otros dos vampiros más.
—Ah. Supongo que eso estará bien, pero odio tener que mancharme con tal peste. —Natsuki se hizo hacia adelante, creando una trenza de fuego con sus dos manos la cual se extendió hacia adelante y con un movimiento repentino hacia el costado, se llevó con el a tres vástagos que perdieron sus extremidades posteriores por el calor constante el cuál pronto se extendió por el resto de sus cuerpos.
El rubio avanzó hasta un grupo, saltando y tomando de la cabeza a aquél, su cuerpo giro y la cabeza de aquél también; Víctor utilizó aquél mismo cuerpo para lanzarlo al vampiro que se venía encima de él. El otro vampiro recibió el cadáver y cayó hacia atrás; fue lo que se demoró en quitarse el cuerpo de su compañero de encima, lo que Víctor se demoro en llegar hasta el y clavar sus garras en sus ojos, hundiendo los mismos y quitándolos al retroceder. Agitó su mano para poder quitar los orbes extraídos.

—Luego juntaremos los cuerpos y los quemaremos. —Mencionó hacia Natsuki, quien se encontraba encargándose de otro grupo. ¿A quién demonios se le ocurría tener un aquelarre en aquella zona de exules? De seguro llamaban mucho la atención, ¿podía eso significar que estaban aliados con alguien de poder sobre la zona?
Espero que esos dos estén bien. No podía perder más tiempo y esas mierdas parecían estar por todos lados. Empujo a otro contra el piso, aplastándolo con su pierna; le miró a los ojos con molestia y escupió la orden: —Mata a los tuyos. —Al principio el vástago le miró con asombro, pero no podía hacer nada, un vampiro creado por otro vampiro no era rival para uno creado por el mismo UT. El neonato asintió y se lanzó contra los suyos, desconcertando a sus compañeros. Estaba teniendo un muy mal presentimiento de todo aquello. —Natsuki…—Apuró al pelirrojo.
—¡No molestes!, ya casi está. —El pelirrojo tomó entre sus manos la cabeza de otro de esos vampiros, la encendió y la lanzó contra otro pequeño grupo. Los mismos la esquivaron pero sin embargo los dos vampiros mayores se lanzaron contra ellos, pisoteándolos y quitándoles las extremidades. Uno de aquellos gusanos se atrevió a morder a Víctor…y el rubio le regalo una bonita patada en la boca que hizo que su quijada se partiera por la mitad antes de que la tomara y se la arrancara de cuajo.

El lugar se volvió un campo de la muerte, cuerpos mutilados por todos lados, tripas, extremidades; lo ocurrido fuera del Nocturna no había sido nada comparado con aquello. Pero eso había sido, por que los vampiros habían resultado ser unos inexpertos, neonatos creados hace poco, eso les había dado la ventaja, pero si se hubiese tratado de vampiros más antiguos…
—¿Qué deberíamos hacer? —Natsuki pateó una cabeza junto al resto de los pedazos de cuerpo que habían logrado apilar en una especie de hoguera.
—Déjalos que el fuego termine con ellos. Me preocupan…—Obviamente se refería a Den y a Jace…Sven…como fuera, ese no era momento para ponerse a arreglar los nombres de los hermanos.
Natsuki encendió una de sus manos y desde la misma arrojó una bola de fuego a la pila de cadáveres. Los mismos comenzaron a incendiarse mientras los dos vampiros tomaban dirección hacia donde se había dirigido Sven. Las habilidades de rastreo de Víctor, el aroma de Den y de Jace los guiaría hasta ellos.


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Humpy Dumpy || Dennis T. Edmond & Victor K. Moonspell

Mensaje por Dennis T. Edmond el Lun Nov 11, 2013 8:06 pm

Se quedó mirando al pequeño con gesto verdaderamente sorprendido, sin creerse que aquella pequeña forma de vida que creyó perder en lo que le dijeron que fue un accidente fatal estuviera con vida, ahí, empuñando lo que sería su arma de destrucción. Había cambiado... Ya no era castaño de mirada endulzada y más bien tímida –pero pícara y tierna-, si no que su pelo era de un extraño color púrpura y sus ojos... ¿Qué le habrían hecho? Parecía tener un llanto eterno, condena quizás del pecado que generaron en él. Pero era él, era su hermano, su pequeño hermano. Quedó sin reacción alguna a pesar de que éste se aproximaba con aquello que era, en consideración, mayor al tamaño de quién lo empuñaba, sin embargo... al escuchar una conocida voz su cabeza buscó de inmediato el paradero del propietario, tardando poco en verle, estaba allí, sano y salvo. –¡Jace...!- quiso decirle tantas cosas... Tenía que tanto que explicarle, tanto que decirle. Aunque de lo que realmente tenía ganas era de abrazarse a él, de no soltarle y de saberle a salvo aunque fuera entre sus brazos, que estos formasen una firme coraza entorno al cuerpo de ése al que debía cuidar, pues a fin de cuentas, era él el mayor de los dos y por consiguiente, quién debía de tener el peso de la responsabilidad de la vida contraria.

No supo cómo se torcieron las cosas, apenas atinó a ver como la madre de ambos sujetaba a su carnal por los hombros, como éste se revolvía: El ambiente olía a miedo, a lucha. Vio cómo el pequeño caía y su gesto se tensó... Hasta que el arma empuñada por el niño que tanto le recordaba al que creía difunto fue en su dirección, cerró con fuerza los ojos al creer que era de los enemigos el ataque, empero no impactó con él, por el contrario las cadenas se cortaron y su cuerpo se dio de bruces contra el suelo, la caída consiguió que la pierna derecha del mayor de ambos se quebrase: Hueso partido y grito por su parte que alimentó la sonrisa de quién en su momento le llevó en el vientre. Todo saldría bien, sí, esa vez saldría bien. Magheq les premiaría, por fin podrían vivir tranquilos, ya no más experimentos extraños. Ya no más torturas... Si, el señor de Exules les daría lo prometido en cuanto capturasen al que tenían que entregar. El dolor le tenía con la mente ligeramente nublada, pero al mirar a un costado pudo ver al pequeño de cabello púrpura y su única palabra, su amenaza. Su imperativo. Abrió los ojos, empero con la pierna rota se le hizo tarea imposible el levantarse y correr, el ir hacia Sven y protegerle, muy por el contrario a lo que pudiera hacer, una pared, un gran muro se levantó frente a él y supo de inmediato de que se trataba, después de todo... eran hermanos, se conocían en casi cualquier aspecto y sus poderes era algo de lo que si estaba seguro de conocer. –¡N-no! ¡Espera! ¡Mamá! Mamá, no le hagas daño!- golpeó la pared con ambos puños, moviéndose a pesar de que el hueso, al estar partido se descolocó de manera ciertamente doliente, agónica, pero tenía que llegar hasta él, tenía que verle.

Jace... ¡Jace! Jace, te quiero.- un nudo se formó en su garganta, cómo si algo se la hubiera rasgado y le imposibilitase el habla de manera correcta. Apoyó la frente contra el muro, sintiéndose estúpido, sintiéndose débil. No podía hacer absolutamente nada por procurar salvarle, por intentar mirarle. Te quiero, te quiero mucho...- estaba desesperado. ¿Y si ya no se volvían a ver?. ¿Y si esa pared se convertía en el último recuerdo? Las lágrimas se aglomeraron en sus párpados pero intentó que no descendieran, tenía que ser fuerte... ¿No? Aguantó la respiración y trató de sonreír. –¿Recuerdas, Jace? ¿Recuerdas la canción que cantábamos de pequeños?- no sabía si estaba herido, muerto, agonizando. –London Bridge is falling down... Falling down...- se caía, el puente se caía igual que ambos en ése momento. Partidos. Sin fuerzas.

Canción:




<3:
avatar
Dennis T. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 20/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Humpy Dumpy || Dennis T. Edmond & Victor K. Moonspell

Mensaje por Sven M. Edmond el Lun Nov 11, 2013 9:18 pm

Levanto sus ojos observando a ambos, dirigió una mano a su estomago antes de levantarse del suelo temblando, sus piernas temblaban; estaba viendo borroso, los pasos del adulto mayor resonaron en todo el lugar y ojos rojos comenzaron a asomarse por todas partes. Estaba rodeado, la pared que cubría a su hermano no iba a caer si él no cortaba el hechizo. Su mano se dirigió hacia su espada y la sujeto del mango levantándose con una pequeña sonrisa en sus labios y ladeo el rostro hacia un lado su hermano no lo podría ver; no lo podría escuchar y tenía a esos dos sujetos delante de sus ojos. Amplio una gran sonrisa de sus labios marcando estos en una agónica y sádica sonrisa, los adultos miraron a su hijo del medio y retrocedieron un paso por el terror que aquella sonrisa mostraba —. Ustedes se atrevieron a acabar con la vida y vender a nuestro hermano menor. Se atrevieron a acabar con la infancia y juventud de mi hermano mayor. Se atrevieron a acercarse de nuevo a nosotros cuando ya teníamos una vida y sobre todo se atrevieron a colocarle una mano a la propiedad del gobierno de Hortus Deroum —saco la espada del suelo y la dirigió directamente hacia donde estaban los adultos, quitándose la chaqueta de color negro que tenia rompiéndola y haciendo una fuerte venda en su estomago apretando esta y dirigiendo una mano a su rostro ya no tenía por qué tener, lo que había estado durante años estaba delante de sus ojos. Quería romperlos por la mitad y quería jugar con ellos hasta que gritaran por piedad —. Soy Sven Edmond. Capitán de la primera división del ejército nacional de Hortus Deorum. Sirviendo bajo el mando del alquimista y gobernador conocido como VI. Yo, los castigare bajo la ley divina de UT. Váyanse todos al infierno, seres del inframundo

—Ataquen —ordeno aquel niño que yacía con la propia definición de su hermano mayor y él. Sven cerró sus ojos y se vio a los vampiros delante de él, sus piernas se apoyaron contra él suelo y sus ojos se abrieron, cualquiera que lo viera lo hubiese mandando al mismísimo infierno para que su alma sufriera la eternidad siendo devorada por UT, sus piernas se apoyaron en el suelo y se puso en posición de ataque blandiendo la espada hacia adelante comenzando a cortar los cuerpos, haciéndolos pedazos mientras corría hacia adelante. Sus piernas se estaban sintiendo pesadas pero no se iba a detener. No… ¡No hasta cortarle las cabezas a esos dos!, blandió su espada deteniéndose y pateando con su pierna a uno de los vampiros estrellándolo contra el suelo, salto hacia adelante partiendo a dos por la mitad, quitándole el arma a otro y disparándole en la cabeza, esquivo una bala que venía directo hacia él y le lanzo un cuchillo que fueron lanzados hacia su persona desviándolas con la espada. Gruño al sentir un corte en su espada por una cuchilla y se giro cortando por la mitad al sujeto que se había atrevido a golpearlo, salto hacia atrás cortando por la mitad a otro de los Numan recién convertidos en vampiros. Tan… inútiles, tan absortos tan fáciles de acabar con ellos.

Mordió sus labios dejando que sangre saliese de estas. Pero sintió un fuerte golpe en su estomago que lo mando a volar contra la fría pared que se agrieto comenzando a caer pedazos de esta en su cabeza, levanto la vista observando a su madre quitar la postura caminando hasta él, se apoyo contra el suelo pero no se pudo levantar por la gran presión de su estomago y le hizo gruñir por lo bajo —¿Qué es lo que pasa contigo hijo? ¿Por qué te opones a nuestra decisión? ¿Somos tus padres no? —pregunto dulcemente, bajando su mano y levantando el rostro del castaño, los cuales le tomaron del cabello acercándolo hacia él —. Tú no eres ni mi padre ni nada… ¿Un padre vendería a su hijo solo por dinero? —le pregunto con ironía tirando más de su cabello —. Ustedes fueron los que se vendieron, ustedes fueron los que regalaron su vida por algo que no valía absolutamente nada… pero sabes que… no voy a dejar que ustedes dañen la vida que le estoy dando a mi hermano ahora, no voy a dejar que ustedes hagan lo que quieran con nuestra vida… oye madre, soy mayor de edad… ya puedo decidir qué hacer con mi vida; y conlleva eso… a tú muerte —la roca que estaba apretando contra su mano la estrello contra la cara de su madre, su rodilla se elevo golpeándole la quijada y luego su espada fue estrellada en el medio de su rostro y atravesando este por la mitad para arrancarlo de su lugar —. Ve… y descansa en paz —susurro suavemente cerca del oído ajeno para terminar su trabajo y golpear el cuerpo de este y hacerlo a un lado donde el fuego que estaba quemando a los otros vampiros seguía encendido, el cuerpo cuando cayo conllevo a que se extendiera más el fuego.

El olor de azufre comenzó a llenar la nariz del ajeno. Se levanto mirando los cuerpos quemados y el rostro sereno de su progenitor y su hermano —. Ya era hora de que muriera —menciono con naturalidad su padre; el pequeño levanto la mirada y asintió —. Si, pienso lo mismo, padre —comento aferrándose a su cuerpo. El castaño tomo de nuevo su espada y se dispuso a caminar hasta donde ellos estaban —. Ahora vienen ustedes —menciono ampliando una sonrisa sádica en sus labios, el adulto coloco una mano en su barbilla y la movió de un lado a otro —. Hmmmm, me temo que eso tendrá que esperar. Es hora de la medicina de John, ¿no lo dejaras morir cierto? —el castaño bajo el arma y el hombre amplio una gran sonrisa apareciendo delante de él, quitándole la espada de un movimiento y golpeándole el estomago haciendo que vomitara sangre y mandándolo a volar hacia donde estaba su hermano mayor, cuando golpeo con la pared la sangre volvió a hacerse presencia en aquel lugar manchando por completo el suelo —. ¡Eso es! ¡Qué fuerte eres padre! —dijo emocionado el niño corriendo hasta donde el adulto, este levanto su mano y lanzo la espada haciendo que quedara a un lado del rostro del castaño haciéndole un largo corte —. Vamos, John. Tenemos más visitas molestas que no invite; aparte… ya he visto hasta donde llega el potencial suyo —el adulto amplio una sonrisa y Sven levanto su mirada con sus manos temblando — Espera… Frederick… ¡Espera! —el hombre movió su dedo de un lado a otro tomando el hombro de su hermano y girando su cuerpo desapareciendo de los ojos de Sven —. ¡John! —grito estirando su mano. Pero esta recibió un corte eléctrico por todo su cuerpo y la pared desapareció dejando que su cuerpo cayese hacia atrás en un golpe seco, haciendo cerrar sus ojos.

Abrió sus ojos topándose con los de su hermano. Sus manos suavemente se levantaron tomando las mejillas de su hermano mayor y ampliando una pequeña sonrisa —. Nii… yo también te quiero… me alegro que estés bien… demasiado bien —susurro suavemente, un dolor comenzó a subirle por la espina dorsal y por todo su estomago que le hizo toser sangre cubriendo su boca por el dolor. Unos pasos estaban acercándose a donde ellos estaban, trato de levantarse para cubrir a su hermano por si habían más vampiros rondadnos la zona. Ahora no… no me fallen ahora, pensó… sus ojos estaban entrecerrados y sus manos estaban temblando.


Why are you running? If the fun game of death is killing you. Do not you?

CHACHACHAN!:
avatar
Sven M. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 90
Fecha de nacimiento : 05/05/1991
Fecha de inscripción : 04/11/2013
Edad : 26
Localización : ⚔ Cortándote por la mitad.

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Humpy Dumpy || Dennis T. Edmond & Victor K. Moonspell

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Lun Nov 11, 2013 10:38 pm

Los pasos de los dos hombres resonaron dentro de aquella edificación. Víctor iba adelante, siguiendo el rastro de los hermanos el cuál seguía fresco pero también, muchos otros rastros pasaban por el mismo lugar, todos ellos pertenecientes a vampiros. —Demasiado tranquilo…—murmuró el rubio a lo que el pelirrojo le observó con una sonrisa. —Es seguro que ya saben que vamos hacia ellos, ¿Quieres que nos encarguemos primero de ellos? —Natsuki avanzó hasta la posición de Víctor. A pesar que el no poseía una habilidad tan buena de rastreo, si tenía algunas otras habilidades que aún no había tenido oportunidad de usar. —No, primero encontremos a Den y a Jace. Una vez que estén seguros veremos que hacer. —Realmente aún no podía entender porqué estaba ocurriendo todo aquello, era como ir a ciegas, pensando simplemente que lo hacía por el bien de Den y de su hermano.

Doblaron hacia la izquierda. El lugar estaba oscuro, agrietado eso sí, por lo que la luz apenas pasaba hacia adentro. Víctor paso por sobre un charco de agua. Podía sentirlo, el rastro cada vez más cerca y de repente…dos vampiros más venían hacia ellos, por el angosto pasillo. —¿Tenías que hablar de tranquilidad no? —Natsuki se adelanto a Víctor, dejando que el fuego saliera por sus dos palmas mientras daba un largo salto y expulsaba el fuego en forma de un torrente hacia los vampiros.
El resultado fue una explosión que quemó  los cuerpos de las dos criaturas, dejando sus restos en medio de aquél pasillo destruido. Si Víctor era la fuerza física, entonces aquél vampiro de cabello rojo era el mejor complemento posible. Alex resultaba tener buenos hombres a su cargo aunque al final se dedicaran a negociar en el bajo mundo; claro, Natsuki era un “negociador”, alguien al que no querías encontrarte a fin de mes y por eso mismo era que el jefe de Víctor le había dado su número.

—¿Estamos cerca? —Preguntó el pelirrojo. Víctor asintió sin embargo, algo les cayó del techo. Uno de esos malditos que parecían poder escalar las murallas con sus deformaciones físicas. La criatura cayó sobre Víctor e intento arrancarle la cabeza...últimamente su cabeza se pasaba siendo amenazada. —¡Hijo de…! —Víctor tomó a la criatura por la cintura y se dejó caer hacia atrás, rompiéndole la cabeza contra el suelo. ¿Cuántas mierdas más de esas habría por ahí? Y lo peor, ¿estarían bien Jace y Den con esas bestias rondándoles? —Ya casi esta. —Se puso de pie como pudo, salpicado con la sangre de aquél último neonato, Natsuki le siguió por el pasillo hasta que llegaron a una serie de cuartos. Víctor no tuvo que mirar uno por uno, siguió el rastro de Jace hasta uno que daba al fondo y cruzó el umbral del mismo con Natsuki tras él.

Se detuvo en seco al ver a los dos hermanos en el rincón, lucían…
Avanzó hacia ellos. Natsuki les observó desde unos pasos atrás y sacó su móvil, marcó el número de Jade.

—Hey. —Víctor le palmeó las mejillas a Sven para que no se fuera a desmayar. —Mantente despierto, Jace. —Víctor observó también a Dennis. Una de sus piernas se veía amoratada…probablemente estuviera rota.

—Jade viene con el auto, él nos encontrará afuera. De cualquier modo si algo ocurre nos buscará.  —Natsuki avanzó hacia ellos, observando a los dos chicos casi idénticos. —Se ven bastante apaleados.
—Sí, tenemos que irnos ya, no se cuanto puedan tardar en llegar más de aquellos vampiros y…aquí hay un aroma extraño, incluso ellos tienen un aroma fuera de lo común impregnado, aglo que huele como ellos pero es…diferente. —Víctor observó a Dennis como si pudiese llegar al fondo de aquél asunto a través de sus orbes.

Off: pensé en agregar algo más, sin embargo luego pensé que era mejor esperar a ver si deseaban hacer la interrupción del padre allí mismo a continuación.


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Humpy Dumpy || Dennis T. Edmond & Victor K. Moonspell

Mensaje por Dennis T. Edmond el Mar Nov 12, 2013 8:10 am

Y allí estaba él. Débil. Tembloroso. Con las manos apoyadas sobre el muro que su hermano le propició para su protección, tarareando entrecortado la canción que recordaba que ambos solían tararear de camino a casa, cogidos de la mano, sin tener ninguna ventana hacia el campo de batalla. No escuchaba. No veía. ¿Qué más podría haber si no animarle con la melodía que de pequeños presumían saberse de memoria? Una y otra vez, una y otra vez. Era cómo una rueda...: Una maldita. ¿Por qué? ¿Por qué tanto sufrimiento? ¿Es que no podían vivir en paz? Lo que más codiciaba era sin lugar a dudas una vida junto a Jace... Junto a Kai. Una vida tranquila, normal. Sin que nadie tuviera que blandir espada, sin que la sangre se derramase entre las diferentes razas. ¿Por qué destrozar vástagos? ¿Qué movía a estos a arrancar la cabeza de un numan si vivían de su sangre?. Tensó los labios y su frente terminó también sobre el muro, poco a poco la canción fue apagándose hasta que murió en su garganta, no podía mover los labios, un extraño humo estaba penetrando en la zona: Olía a carne... carne quemada. Instintivamente se llevó la diestra a la boca para protegerse de lo nocivo de aquello, pero antes siquiera de empezar a notar algún efecto negativo el muro se vino abajo.

Las piedras cayeron, descubriendo a... ¿¡Qué le había pasado?! Quiso moverse pero de nuevo fue incapaz de hacerlo. Desesperado se agarró la pierna rota y arrastró su posición hasta cortar distancia, aunque Jace también lo hizo, y así de nuevo los hermanos estuvieron el uno frente al otro. Las manos temblorosas de su hermano sostuvieron unas mejillas embarradas en tierra, sangre. Rápida ojeada alrededor le hizo descubrir que las figuras de sus padres y del niño ya no estaban allí... No, su madre si estaba allí. El horror terció su rostro y antes de sentir nauseas procuró desviar el gesto.
Muerto, madre estaba muerto. Se llevó una mano a los labios para frenar la evidente arcada que experimento su cuerpo, sacudiéndole entero.

No se hubo recuperado aún que escuchó a su hermano toser y al fijarse descubrió sangre en su palma, quiso hablar pero éste ya estaba poniéndose a la defensiva, lo que hizo que alargase una mano para alcanzarlo, sin embargo... Antes de poder siquiera rozar su brazo algo... No, alguien se aproximó a ambos. Dos formas que se movían seguras por un terreno ya de por sí inestable por todo lo que yacía desperdigado en el suelo. Poco a poco la preocupación se borró totalmente de su semblante. ¿Qué...? la mano tendida hacia su hermano descendió poco a poco la posición hasta que acabó sobre la arena del terreno provocada por los muros derruidos y se quedó mirando al vástago, el modo en el que le palmeó las mejillas le indicó que ya deberían conocerse. ¿Qué había pasado en su ausencia?

Tras las palabras de Víctor su mirada se cruzó con la de éste y asintió débilmente: Más tarde le daría los detalles, pero con aquello quería hacerle saber que estaba en lo cierto. Apoyó las palmas sobre el suelo hasta que logró ponerse en pie, siempre apoyándose en la pierna sana, aunque se tambaleó y su gesto no evidenció más que dolor debía mostrarse fuerte. Era el único que no servía de nada en medio de un campo de batalla, lo que menos quería era incluso provocar un retraso en la huida. –Vámonos.- sonó totalmente seguro de sus palabras y es que a pesar del estado de Sven podía llegar a pensar que quizás éste aún insistiría en dar cada a los que restasen hasta verse liberado del odio, no, era momento de la retirada, ya había suficiente sangre derramada y desde luego el pequeño no se encontraba en su mejor momento. Miró de reojo a su carnal con la preocupación brindando en su gesto y poco tardó en dirigirla hacia el desconocido, venían juntos, por consiguiente no debería ser peligroso.


Off:
Yo creo que ya es hora de la retirada <3 Padre y el mocoso deben restar vivos y Jace está bajo mínimos.




<3:
avatar
Dennis T. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 20/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Humpy Dumpy || Dennis T. Edmond & Victor K. Moonspell

Mensaje por Sven M. Edmond el Mar Nov 12, 2013 12:13 pm

Su mirada se tranquilizo al sentir aquellos pasos y ver de reojo a pesar de sentirse tan mareado la cabellera rubia y oxigenada de aquel vampiro tan impertinente e idiota. Ahogo un suspiro de alivio, después de todo no podría moverse durante un buen tiempo. Chasqueo la lengua y dirigió su mano de nuevo hacia su herida, si tan solo no estuviese herido su hermano no estuviese lastimado. Hubiese recuperado a John a la fuerza y cortado por la mitad a su padre. Sí, eso hubiese hecho. Pero no… no lo había hecho, y su cuerpo estaba sufriendo las consecuencias, cabeceo un poco; sentía tranquilidad en esos momentos pero no lo iba a admitir, que se sentía tranquilo si ese hablador estaba en ese lugar. Levanto su mano quitando la del rubio —. Te dije… que dejases de llamarme Jace —gruño, mirándolo con molestia, mientras trataba de levantar su cuerpo y las mismas heridas hacían que cayese al suelo, su mano cerrada estaba postrada en el suelo escuchando lo que decían, en silencio; sin mencionar absolutamente nada, con la mirada puesta a donde su padre había desaparecido. El tampoco era Numan… ni su hermano. Mordió sus labios, ¿Por qué tenía que pasar todo esto? Ni siquiera él conocía las razones de aquel asunto, ¿Por qué él? ¿Por qué lo querían a él? Ni que fuese el dulce más fresco y delicioso de todo el mundo.

Escucho la voz de su hermano y ladeo suavemente su rostro hacia atrás observando sus movimientos. Se levanto o trato de hacerlo sujetándose a la pared que se encontraba detrás de él y con ayuda de la espada. La cual tendría que tener una buena limpieza cuando llegaran a casa. La movió en el aire guardándola en su vaina y sosteniéndose con sus piernas, o eso trataba de hacer Paso su mano por la cintura de su hermano y lo miro con una sonrisa ladina —. Vamos… te ayudare a salir de aquí —susurro suavemente, mirándolo con una pequeña sonrisa en sus labios. No era tiempo de pelear pero en esos momentos no tenia ánimos de dar explicaciones a nadie, seguramente sus hombres deberían estar buscándolo en todas partes; cuando regresara tendría que escribir unas grandes cartas de disculpas. Y dar las explicaciones necesarias a sus superiores, pero ni de eso tenía ganas. Volvió a dirigir su mirada hasta donde hace unos largos momentos estuvo su hermano, cerro sus ojos apretándolos y luego giro su vista hacia ya el cuerpo calcinado de su progenitor. Lo observo con indiferencia, como si no sintiera absolutamente nada porque se estuviese quemando, como si… estaría mejor pudriéndose en el infierno que en ese lugar.

Se escuchaban los pasos por los pasillos cuando ellos pasaban. La mirada de Sven iba directo hacia el frente dejándose llevar por los instintos de dos vampiros que no tenía la menor capacidad para creer en ellos, pero de alguna forma sus piernas se movían detrás. Sin mencionar nada, sin decir nada… solo siguiéndolos —. Quien iba a pensar que ibas a salir vivo de ahí, oxigenado —menciono mirando la espalda del rubio, mientras caminaba apoyándose en la pared que estaba a un costado de su cuerpo. La luz de algo proyecto la casa desde afuera, cerró los ojos cuando salieron por completo observando a un alto hombre pálido y un carro a su lado. Lanzo un suspiro de sus labios mirando al ajeno —. Te pagare por esto… y no te llevare a la cárcel por desobedecer una de mis órdenes. Víctor —susurro ladeando el rostro hacia un lado ahogando un suspiro —. Pero la próxima. Iras a la cárcel. Pero en esta ocasión… —trago seco y miro hacia arriba —. Gracias —agradeció, en voz baja; dejando que solo un suspiro saliese de sus labios.


Why are you running? If the fun game of death is killing you. Do not you?

CHACHACHAN!:
avatar
Sven M. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 90
Fecha de nacimiento : 05/05/1991
Fecha de inscripción : 04/11/2013
Edad : 26
Localización : ⚔ Cortándote por la mitad.

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Humpy Dumpy || Dennis T. Edmond & Victor K. Moonspell

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Miér Nov 13, 2013 7:46 am

Asintió ante la respuesta de Dennis y el terco de Jace hizo que sonriera. No importaba, él no podía meterse en su mente así que allí seguiría siendo el pequeño de “9 años” que había creído en un principio que era. Observó desde cerca como ambos se ponían de pie y se apoyaban el uno en el otro, así el uno junto al otro se veían bastante similares. Prestó atención a Natsuki quien se posicionó delante de ellos cuando comenzaron la marcha. Víctor se quedó atrás manteniendo la retaguardia protegida, aunque no podía oler ni oír pasos en las cercanía, seguramente se habían retirado al ver que no podrían con aquello. Apretó los dientes, ¿Qué maldito se había atrevido a dejarlos así? Y aquellas cenizas de allá atrás, ¿habían pertenecido a alguien importante? No había podido evitar el seguir la mirada de Sven hacia estas, aunque el castaño paso rápidamente de ellas. De cualquier forma debería guardarse sus dudas para más tarde.

La vuelta por el pasillo fue tranquila a pesar de que aún quedaban restos de cuerpos medio calcinados así como charcos de sangre. Natsuki los guió hasta afuera, hasta donde unas luces dieron con ellos, Jade estaba parado allí como antes había dicho el pelirrojo, estaba esperándoles. Víctor paso adelante esperando poder ayudarle  a subirse al carro. Rió antes de responderle al castaño más pequeño: —Ya sabes por qué fue, tu mismo te diste cuenta de que no eran una gran amenaza capitán. Solo eran un número, no había nada allí, ni talento ni perfección, eran un número preparado con muy poca anticipación y este fue el resultado. —Víctor dobló la vista hacia los dos hermanos antes de continuar…o habría querido decir algo más, sin embargo escuchar al capitán agradecer le hizo sonreír simplemente.
—Ya ya, larguémonos de aquí de una vez. —El platinado de ropa extraña les llamó a que entrasen al auto. —Y por favor, si les digo que se pongan los cinturones, es para que lo hagan. —Jade se subió al auto esperando que los otros esperando que los otros le siguiesen.
Víctor y Natsuki condujeron a los hermanos a las puertas traseras del mismo y los ayudaron a subir, Víctor se sentó con ellos atrás y Natsuki tomó su lugar al lado del conductor.

Tan pronto todos estuvieron en sus lugares el auto arrancó para alejarse de aquél lugar quizá a más de la velocidad que al capitán le parecería prudente, pero en las condiciones de huída y con aquellas heridas en el cuerpo de los dos hermanos, era lo mejor para llegar en un tiempo prudente al hospital de Hortus.
Natsuki miró por el espejo retrovisor a Víctor, intercambiando una mirada a la que el rubio le otorgó significado de inmediato. Asintió en silencio, en silencio y aunque sabía que eso no le iba a gustar a cierta persona, era necesario, A veces la ayuda podía acarrear problemas y aquellos dos no trabajaban en el país más tranquilo de todos, aparte de aquello vivían en la clandestinidad, por eso mismo y por lo que habían ayudado a proteger, era que debía mantener sus nombres e identidades apartados de todo informe, incluso de las memorias de aquellos dos que venían a su lado.

El viaje se dio en silencio, tanto por el cansancio de los hermanos como también, por el hecho de que Víctor no quería preguntar nada de momento. Solo verlos vivos lo tranquilizaba. Así, el sol se tornó pleno sobre el cielo y aunque Víctor no se llevaba para nada bien con esto, la capucha que llevaba puesta le ayudaba a menguar su trato hostil.
Llegaron al hospital de Hortus en menos de lo que él hubiera deseado. Natsuki fue el primero en bajar para ir en busca de ayuda. La ayuda tanto de Jade como de del pelirrojo se terminaba en aquél lugar.

Víctor bajó del coche y ayudo a descender a los dos hermanos, para ese momento Natsuki ya veía acompañado de personal del establecimiento que les ayudaron a entrar al mismo.

Víctor se quedó atrás dándole una mirada a los hermanos —que estaban siendo llevados dentro.— antes de girarse a ver a Natsuki. —Te debo una. —Sonrió ya más tranquilo.
—Nah, se la debes a Alex y seguro que ese maldito te la cobrará caro. Nosotros solo lo hicimos porque el nos autorizo. Pero, fue una buena pelea, me gusto machacar a otros chupasangres. —El pelirrojo se dio la vuelta y se metió al coche. Desde dentro Jade apenas levanto la cabeza para mostrar una sonrisa. —¡Espero que no nos volvamos a ver, Víctor! —Fue lo último que escuchó del pelirrojo antes que el auto se marchara y muy lejos de que aquello sonara mal, era como decir “ojala no nos necesites de nuevo” y el vampiro realmente deseo en ese instante que los castaños no volvieran a pasar por algo así.

Spoiler:
Off: supongo que lo seguiremos en el hospital o como gusten <3 y les muestro a Jade aqui


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Humpy Dumpy || Dennis T. Edmond & Victor K. Moonspell

Mensaje por Dennis T. Edmond el Jue Nov 14, 2013 8:11 pm

Las puertas del auto se cerraron una vez ése pelirrojo y el rubio le ayudaron a subir tanto a él cómo a Jace y por fin la calma regresó a él. No entendía que hacía ahí Kai, ni tampoco que tipo de relación tenía con su hermano pero parecían llevarse bien. Hundió la espalda en lo mullido del asiento e intentó relajarse. Estaban a salvo, vivos. De manera casi inconsciente su cuerpo buscó el de su hermano y poco tardó en volver a rodearle a pesar de haber llegado hasta allí con el mismo reafirmándole para no caer a causa de la fisura en su pierna, el silencio les invadió, nadie parecía dispuesto a mencionar nada de lo ocurrido y por su parte, la confusión aún era demasiado grande como para saber qué decir sin que más tarde sufriera las consecuencias de sus palabras. Miró de reojo al rubio, quién parecía a duras penas reparar en su existencia. ¿Estaría enfadado? Tensó débilmente esos músculos que ahora dolían por la tensión vivida e intentó centrarse en el abrazo y el calor que le regalaba su hermano. Pero antes de lo esperado llegaron a un lugar que le hizo palidecer: Hospital. Los odiaba. Tenía diversos recuerdos para con los mismos y ninguno era agradable. De todas formas cuando la puerta se abrió y una mano le tendió su ayuda no pudo más que aceptar, sintiéndose como el cordero delante del mismísimo matadero. El que parecía el mayor de aquellos vino acompañado por un enfermero que portaba una silla de ruedas, a la que obligó a sentar a su hermano pequeño a pesar de ser él quién tenía la pierna rota, iniciándose una leve discusión entre los agotados que hizo sonreír a ése que estaba guiándolos al centro de salud.  Las puertas se abrieron y el olor a desinfectante consiguió hacerle callar: Estaban dentro.

Lanzó una mirada nerviosa a sus espaldas, esperando la aparición del vampiro junto a ellos. ¿Se abría marchado? Tras la encendida noche que pasaron juntos no se habían vuelto a ver y a duras penas habían compartido un par de mensajes y una llamada en la que pudo escuchar su voz por primera vez tras el aparato electrónico, pero... no había vuelto a cruzar palabra con él de manera directa desde la unión de ambos en aquel piso, en aquella cama. Repentinamente los colores subieron en el rostro del maestro y fue uno de los enfermeros que estaban midiendo las heridas del sentado en la silla de ruedas quién, al alzar la mirada miró dudoso a Dennis.
Bien... A él le coseremos un par de heridas, creemos que puede haber hematoma severo en las costillas pero necesitaremos descartar alguna costilla rota.- se acomodó los anteojos sin dejar de observar a quién, por el histórico, sabía que era el hermano mayor. –Tú irás directamente a que te arreglen el hueso.- Den retrocedió a duras penas de la manera en la que pudo. –No sólo lo tienes roto.- bien, no se había parado a mirar la herida, pero tampoco lo haría ahora. Por la ropa podía verse la clara rotura que presentaba su fémur y cómo éste restaba desencajado. –Pueden llevárselo. Yo me encargaré de Sven.-

-Pero...- miró con preocupación a Sven, pero antes de poder mencionar nada fue amablemente guiado hasta una silla, dónde también resultó sentarse.
Estarán hospedados en la misma habitación, no se preocupe.- pasó unos archivos al muchacho que sentó al mayor de los hermanos en la silla y dirigió una última mirada al maestro, tras ello giró sobre sus talones y empujó la silla de ése completamente manchado en sangre y es que sólo por el aspecto eran conscientes de quién necesitaría más atenciones y posibles suturas, Den únicamente soportaría el calvario de la re-ubicación de la extremidad, después enyesarían la zona y ya descansaría en las carcelarias paredes de su habitación en espera del hermano que, posiblemente, tardaría horas en ser 'soltado'.


Off:
<333 ¿Abrimos en el hospital?~




<3:
avatar
Dennis T. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 20/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Humpy Dumpy || Dennis T. Edmond & Victor K. Moonspell

Mensaje por Sven M. Edmond el Vie Nov 15, 2013 10:32 am



Why are you running? If the fun game of death is killing you. Do not you?

CHACHACHAN!:
avatar
Sven M. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 90
Fecha de nacimiento : 05/05/1991
Fecha de inscripción : 04/11/2013
Edad : 26
Localización : ⚔ Cortándote por la mitad.

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Humpy Dumpy || Dennis T. Edmond & Victor K. Moonspell

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.