Encarcelados en un mundo donde fueron programados para vivir. Para servir a los humanos que hicieron su creación. Los hombres arrasaron con todas las mujeres del planeta convirtiendo un nuevo mundo en solo la raza masculina. No hay diferencia de géneros, se han convertido en uno solo. Prostitución, luchas, tecnología avanzada, nuevas jerarquías… Caballeros, bienvenidos al paraíso…

Homines Hortum.



BITE ME, BABY







Conectarse

Recuperar mi contraseña








¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Miér Jul 19, 2017 2:21 am.







Últimos temas
» Saint Seiya Gold Myth
Lun Jun 29, 2015 10:51 am por Invitado

» Limpieza de afiliados
Miér Abr 01, 2015 8:58 pm por Invitado

» What's Up!? The Rules—
Lun Feb 16, 2015 9:15 pm por Kyochi Kokonose

» khanes of war (Afiliacion Elite)
Dom Oct 26, 2014 11:21 am por Invitado

» Lyurand Terris [Normal]
Sáb Sep 13, 2014 12:50 am por Invitado

» Academia Ciaeth | Élite - Cambio de Botón
Vie Sep 05, 2014 4:52 pm por Invitado

» Pokémon Elysium ROL [Cambio de Botón]
Miér Ago 06, 2014 7:06 am por Invitado

» [Re-apertura] Gizem - Normal [cambio de botón]
Jue Jul 17, 2014 10:26 pm por Invitado

» { Spectra Entertainment —Hermana [YAOI]
Mar Jul 08, 2014 4:16 pm por Gintoki “Grim” V. Sakata














MÁSTER TENNEN PAAMA
GINTOKI "GRIM" V. SAKATA
PERFIL - MP
TÚ OXÍGENADO ADMIN
VICTOR K. MOONSPELL
PERFIL - MP
ADMIN
BUSCANDO UN AMOR
PERFIL - MP







SOULMATE

GOLD


pandoralovers
SILVER

Academy Dark Wind

Pulse
Crear
Hatfield Universitiy
 
OnatabanaCrear foro
Bleach: Shadow Of Seireitei
Danger Clan
Infection Rol
OPPUGNO THE LIGHTS
Shinobi Wish Nova Orbis
Souls & Swords
Falthirien[k]ing Project
Sword Art Online (SAO) photo 3535_zps8cc7883a.gif
 photo 40x40-1.pngStanford University
London City RPG

Forbidden City

kuroshitsuji RolKiefer University

Game of Thrones
 Teen Titans New Generation
 Pokémon Soul

Baltofans-vocaloid
Shaman King Fukkatsu RolGakuen Shingetsu Rol
Pandora: Shin Seiki
League of Legends Rol
HOLYWELL CITY RPG

School Codes
Survival PokerCrear foroSG

Ciudad Hino [
Human DesireHell Guns RolDS
School of devil Wayi
BRONZE


DIRECTORIO





TOP

Shiki Topsite!
Vote for Homines Hortum at Top Site List PlanetOnigroup Top List
Vera's Tales TopsiteKuroi Bara Top List
 Wonderful Nightmare Top Site


BLOG'S

Forbidden Paradise
Mangas YaoiMangas Yaoi








PRÓXIMAMENTE







Este skin ha sido diseñado en su totalidad para el foro Reckless University, por su web máster Swag “Swaggie” X. McCoy, la cual fue muy amable en cedernos la totalidad del diseño para poder editarlo a nuestro gusto. la edición; el color, la historia y totalmente su administración es para el Staff de Homines Hortum; el cual no tiene ninguna objeción si alguna de las imágenes editadas que han de ver les guste y puedan tomarlas con el permitido crédito; cualquier plagio está completamente prohibido. El widget de Staff ha sido obra de Ramona de osc. Gracias por su tutoría de ayuda.
El contenido es obra de la administración de #Homines Hortum. Idea original basada del foro #Hortus Deroum el cual el administrador principal obtuvo el permiso de editar la historia y ambientarla de una manera diferente a la original. El foro quedo en estado inactivo. Idea original de #Oriana Ojeda, Ideas editadas y parte de la originalidad de #Gintoki “Grim” V. Sakata #. Diseño grafico realizado por #Gintoki “Grim” V. Sakata. Todas las tablillas son propiedad del #Staff de Homines Hortum. La originalidad es lo que llama la atención, no plagies. Se educado.


credits.
pictures: © zerochan, deviantart & we♥it
skin: © Reckless University
lyrics: © Gintoki “Grim” V. Sakata
© -



♥ Homines "Yaoi" Hortum




Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Vie Nov 15, 2013 9:17 am

Su preocupación se apago en cuanto vio la sonrisa en los labios del castaño y el contacto entre sus bocas volvió. Lamió aquella herida mientras sentía el final acercándose más y más con cada nueva embestida. Sus dedos se apretaron contra los del castaño cuando sintió una inmensa presión en su bajo vientre, escuchó la voz del castaño pidiéndole que parara, pero ya era tarde, Víctor se dejó arrastrar hacia su propio clímax, el grito de su nombre le sacudió estando apretado contra aquellas calientes paredes que rodeaban su miembro, derramando su lefa en el interior de aquél condón. El castaño temblaba contra la cama, Víctor sintió la humedad contra su estómago y supo que se habían venido casi al mismo tiempo. Sonrió mientras dejaba que su frente se apoyara contra el pecho de Den. Su miembro salió con lentitud de dentro del castaño, por suerte nada de había escapado. Recién en ese momento se percató de un pequeño ardor en su espalda. Rió suavemente, aquella sería la primera marca que el castaño dejara en su cuerpo y podía decir de cierta forma que estaban a mano ¿no? El había mordido su labio y Den le había dejado lo que debía ser un buen arañazo en la espalda.

Levantó lentamente su rostro para observar al cansado maestro antes de que moviera su rostro nuevamente para depositar un beso en la comisura de sus labios. Tomó una bocanada de aire antes de erguirse sobre la cama y finalmente ponerse de pie. Volvió a meter la mano en uno de aquellos cajones de la pequeña mesa de luz, esta vez llevaba una caja con pañuelos de la cuál saco unos cuantos antes de entregársela al castaño. —Estoy aquí en un momento. —Le guiño un ojo mientras se metía al baño para deshacerse del condón.
¡Vaya marca que le había dejado Den! La observó a través del espejo del baño, la misma dibujaba una gran curva ascendente por su espalda, ardía, aunque a la vez pensó que se veía bastante posesiva; rió ante su propio pensamiento antes de tomar su ropa interior, calzársela y salir del baño para inmiscuirse sigilosamente fuera de la pieza. Fue hasta la cocina, tomó dos cucharas y el pastel que aún estaba dentro de la nevera. Seguramente Den estaría cansado, pero aún  así quería compartir aunque fuera una fresa con él. Se preguntó si se quedaría a dormir, después de todo, no tendría problema en ello, pero seguramente por Jace…
Suspiró, entendía que Den se preocupara por su hermano y por lo mismo, si quería luego le acompañaría de vuelta a casa.

Se detuvo en la puerta junto con el pastel y lo observó desde esa posición por unos momentos antes de murmurarle: —Que cruel Sensei, me ha dejado una gran marca en la espalda…umm…¿estaba acaso marcando territorio? —Por supuesto que todo aquello era una broma para ver como reaccionaría el castaño. —Aún así quiero que comamos juntos el segundo postre. —Tomó una de las fresas y la llevó hasta su boca, mientras el pastel hacía equilibrio en una de sus manos. Mordisqueó la misma antes de lanzar una expresión e júbilo. Estaba deliciosa y quería que Den también las probara por lo que se acercó hasta la cama, sentándose allí con el pastel, tendiendo una de las cucharas para el joven.


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Dennis T. Edmond el Vie Nov 15, 2013 7:11 pm

Rojo. Más que rojo. Aún más. ¡Aaah! Lanzó el pañuelo embadurnado de su propio esperma al suelo. Limpiarse aquello era... Suspiró. Estaba recostado aún pues tenía la sensación que de sentarse no lograría más que una severa punzada de dolor en la zona. Víctor hacía un par de minutos que había desaparecido por la puerta dejándole contemplar la vergonzosa marca que sus dedos lograron en la fuerte espalda del chico. Acomodó su desnudez bajo las sábanas y se llevó una mano a la cara, palmeándose su propio rubor: Había terminado acostándose con alguien a quién apenas conocía, a alguien que le movía una extraña sensación por dentro. Ladeó el rostro y aspiró con fuerza: El aroma del vampiro estaba impregnado en esas sábanas y en cierto modo le relajaba. Lo adolorido de su cuerpo comenzó a ser cada vez menos insistente o sería motivo de estar durmiéndose. Fuera cómo fuese, lo siguiente a recordar fue la voz del otro, quién con un murmuro capturó la atención del adormilado, quién llevó su mirada hacia él con media sonrisa cansada. –N-no... Yo…- ¿Y si así era? ¿Y si en verdad en el fondo de su psique estaba marcándole para que el resto pudiera ser consciente de que tenía dueño? el mero pensamiento le provocaba severos escalofríos. No quería ser posesivo, pero si se trataba de Víctor, sin lugar a dudas, su temperamento cambiaba. Muestra de ello fue la perversión en los rols de esa primera vez entre ambos.

Le observó con la fresa en la boca, parecía incluso inocente. Le sonrió antes de alzarse lentamente, pero no fue la cuchara lo que tomó. Su diestra se hizo con el rostro del rubio y le atrajo hacia sí, arrebatándole la fruta ya mordida.
Le gustaba, le atraía, aquel sentimiento era cada vez más fuerte. Masticó un par de veces lo que acababa de profanar de la comisura ajena y la tragó sin más esbozando un gesto que podía calificarse de malicioso, no obstante su mano acarició el perfecto contorno de ése rostro hasta que dejó caer muy sutilmente la palma sobre el colchón, mirándole de manera directa a los ojos a pesar de que el rubor seguía inscrito en sus mejillas, abonado permanentemente cuando el ajeno estaba consigo. –Víctor...- dudó y para restarle importancia a su propio nerviosismo llevó la diestra hacia el pastel, hundiendo allí el dedo y haciendo caso omiso al cubierto, llevándose poco después el embadurnado a los labios. –... ¿Puedo dormir aquí? Me iré temprano.- le miró de reojo y aún con el dígito en la boca. Era demasiado tarde para deambular por las calles. No, lo que realmente pasaba era que deseaba pasar allí lo que restaba de tiempo. Lo cierto era que su hermano poco diría, con suerte y si llegaba temprano tan siquiera se enteraría de las horas a las que había regresado a casa. Bajó lentamente la mano que yacía en su propia comisura y volvió a mirarle, nervioso.

No entendía que era lo que esos ojos conseguían con él pero sin lugar a dudas el cosquilleo nacía en su vientre cada vez que la mirada contraria chocaba con la suya. –Podría hacerlo en el sofá si te incomodo.- y ahí estaba su duda; ¿Dormiría con los demás? ¿Le incomodaría la presencia del profanado una vez...?




<3:
avatar
Dennis T. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 20/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Sáb Nov 16, 2013 2:02 pm

Repentinamente la fresa que tenía en sus labios fue quitada por el castaño, metiéndola en su boca para terminar de comerla. Víctor lo miró primero sorprendido, quizá porque no podía sonrojarse. Agh, ese muchacho realmente hacía cosas que le hacían fantasear cosas que nunca jamás le contaría. Su tacto se sintió cálido, dulce, todo él le encantaba, como un embrujo aún más fuerte que el que él mismo poseía para manipular a los humanos. Las miradas se encontraron al tiempo que veía aquél dedo ir hacia sus labios con algo de crema en él. Luego siguió aquella pregunta, bueno, realmente aquello no le incomodaría…pasar toda la noche con él a su lado, viéndolo a su lado en las horas donde Den estaba más débil y donde él mismo estaba más que despierto.
¿El sofá? Nah, eso no era una opción que le gustase. Dejó el pastel a un lado y tomó una de las manos del castaño, llevándola hasta sus labios para depositar un pequeño beso en la muñeca. —Siento que estás pensando sobre si me molestaría o no. Ya sabes, no es muy difícil ver cuando algo te deja pensativo. Lo cierto es que no me molesta que te quedes, ni esta noche ni las que tú quieras. —Víctor rió mientras tanteaba con sus manos hacia el pastel, tomando otra de las fresas para llevarla hasta ellos dos, dejándola frente a los labios del castaño, para que la tomara. —Siempre pensé que esta cama era demasiado grande para una sola persona y no me molestaría compartirla, no si es contigo.

Apoyó la fresa contra los labios del castaño al tiempo que tomaba una de las cucharas y la metía en el pastel, extrayendo algo de aquella masa dulce recubierta con crema. La llevó hasta sus labios y comió el trozo de pastel, disfrutando sonriente de su delicioso sabor, para luego tragar antes de volver a hablar. —Eso sí, esta vez tendrás que cumplir un capricho mío para poder quedarte. —El rubio se cruzó de brazos, marcando esta vez una sonrisa maliciosa en sus labios. —Me gustaría estar un rato más así contigo así que, te ofrezco quedarte aquí a cambio de que nos demos un baño…juntos. —De verdad quería abrazarse por un rato más a su cuerpo, aprovechar todo lo que pudiera esa noche de una forma que también a Den le pudiese agradar. Después de todo dejaría que su interior descansara hasta una próxima vez. Clavó nuevamente la cuchara en el pastel. No le importaría que Dennis pensara que era algo pervertido, porque de todos modos lo era, no era ningún santo y tanto quería que el castaño lo pensase; quizá con el tiempo se fuera dando cuenta de a que niveles podía llegar su perversión, pero eso se daría una vez que supiera que el castaño confiaba totalmente en el y que estaba dispuesto a probar una y mil cosas más en aquél territorio del dormitorio.

Se relamió los labios. El pastel estaba demasiado bueno. Aquél sabor de pastel era uno de sus favoritos y por aquello premiaría al castaño más adelante, aunque no le diría nada hasta que fuera el momento indicado. Observó al castaño esperando por su decisión. ¿Se metería en aquella estrecha ducha con el rubio?


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Dennis T. Edmond el Sáb Nov 16, 2013 7:27 pm

Un beso en la muñeca, algo tan simple como podía verse aquello consiguió que un nuevo escalofrío le recorriera entero: Era dulce, un dulce cubierto en un envoltorio que no iba consigo. Torció débilmente los labios, se sentía leído aunque de un modo u otro sabía que el vástago no estaba utilizando sus poderes para con él, no en esa ocasión.
Abrió sin preámbulos ni haciéndose de rogar los labios, capturando la frutilla ofrecida, como si estuviese acostumbrado a comer de la mano que podía arrancarle la yugular de un mordisco si quisiera. –¡Sí!- tragó rudamente la fresa y le miró con ilusión, cómo si el mero hecho de compartir cama fuera algo excepcional, grandioso. Estaba en medio de su propio júbilo personal cuando llegó el temido pero. Temeroso de no obtener algo que fuera de su agrado tomó aire y...

La petición le hizo retroceder en medio de aquel amasijo de sabanas que habían sido testigos de la unión de ambos, enredándose entre las mismas de un modo más bien entorpecido. No, no. Sabía perfectamente que Víctor debería saber mucho, demasiado, que en todos sus años de existencia posiblemente ya lo había vivido todo, pero algo cómo aquello... Se mordió el labio preso de su propia incertidumbre: Quería quedarse ahí. Abrazarle sin que se diese cuenta, verle tan débil como nadie hasta ahora había tenido ocasión. Su temblorosa mano fue de nuevo hacia el pastel, distrayéndose en su propia acción para evitar el constante temblor que le invadía. Cómo hizo anteriormente su dedo se hundió en aquella masa pastelosa.
¿Te refieres a un rato desnudos?- ¿Sexo? ¿Abrazos? Levantó a duras penas la mirada para que se cruzasen de nuevo aquellos pares de ojos totalmente contrarios el uno del otro y enervó el dedo repleto de dulce, llevándolo hacia la boca del nocturno, realmente cómo si estuviera encantado con el darse de comer el uno al otro de manera tan natural. –... Yo...- movió el dígito con suavidad por encima del labio inferior de su acompañante, observando su propio gesto de manera distraída. –Me bañaré contigo.- si con ello se ganaba más minutos a su lado se sentía pleno vencedor del pacto ofertado.

Le dedicó una sonrisa que rozaba la vergüenza del trueque y la emoción de lo desconocido y es que todo lo vivido resultaba tan nuevo cómo excitante. Bajó el dedo utilizado en la caricia con parsimonia y apoyó la palma sobre la cama, haciéndose sinuosamente hacia delante.

Todo en él le atraía de un modo u otro, todo lo de ése otro cuerpo le llamaba la atención más de lo que hasta ahora había vivido. Y ahí estaba, de nuevo sintiendo como un campo de fuerza invisible tiraba de su cuerpo en dirección al que acababa de degustar entre gritos y jadeos. –Pero...- ah, claro! ¡Él también sabía objetar! Cerró los párpados y el rubor acrecentó. –Antes besame.-




<3:
avatar
Dennis T. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 20/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Sáb Nov 16, 2013 11:19 pm

Sonrió al ver como el castaño retrocedía en la cama. ¿Quizá pensaba que volvería a atacarlo en la ducha? Emm…bueno, no es que pudiera asegurar que aquello no pasaría, pero al menos lo intentaría ¿no? Asintió ante la pregunta de Den, en realidad no se trataba tanto de estar desnudos, era más sobre estar con él, bajo el continuo caer del agua. No sabía en realidad que otras razones darle a su pedido pues era una simple acción infantil, como cuando un niño pedía algo a cambio por hacerle algún favor a sus padres.  Su vista se movió hacia aquél dedo que se había embadurnado en el pastel y que ahora tenía delante de su boca, acercándose hacia su boca. Lamió aquél delgado falange mientras la respuesta le hacía sonreír victorioso. Su boca cubrió la zona de aquél dedo manchado por la crema y lo limpió mientras sus ojos se mantenían sobre el rostro del castaño.

Se relamió el labio. Estaba por invitarle al nuevo lugar de encuentro cuando vio a su invitado romper con la poca distancia que los separaba. Lo vio acercarse hasta que sus cuerpos casi lograron rozarse, entonces vino el pero de aquél atrevido castaño. Era divertido ver que él también ponía peros ante el pedido del vampiro, sin embargo lo que pidió y la forma en que lo hizo logró que el rubio estirara sus manos y lo tomara por las caderas, terminando de juntar sus cuerpos antes de que los labios del vampiro se rozaran contra los del castaño. Lamió la herida que le había dejado antes que sus palabras le golpearan con su frío aliento: —Me gustan tus peros. —El vampiro sonrió antes de atrapar sus labios en un nuevo beso, saboreando sus labios endulzados por la crema y las fresas que había comido. Dejó al castaño acomodado sobre sus piernas por lo que sus brazos se movieron por la amplia espalda de Den, subiendo lentamente por la misma, disfrutando con sus dedos del suave toque sobre la piel tibia del castaño.

Su lengua delineó los labios del castaño mientras continuaba el beso. Y no esperó más para tomarlo entre sus brazos y llevárselo de allí, rumbo hacia el baño. —Prometo que te daré más besos a cambio de este que he cortado. —Sonrió malicioso mientras lo llevaba entre sus brazos; pasó hacia el cuarto de baño y cerró la puerta tras él empujándola con uno de sus pies, provocando un ruido sordo tras de él. Allí estaba; frente a ellos se encontraba el espacio de la ducha, un lugar cubierto por una puerta corrediza de vidrio…el lugar donde “atraparía a su presa”. Dejó al castaño sobre el piso mas no le soltó técnicamente sino que le tomo por una de sus manos y lo llevó hasta aquél lugar. Primero hizo que pasara él y cuando estuvieron los dos allí, cerró la puerta corrediza, atrapando a Den contra una de las paredes, observándole desde la diferencia de alturas que apenas se podía ver. Una de sus manos se posicionó junto a la cabeza del castaño y la otra, fue a parar a la llave de la ducha, dejando que el líquido fluyese libre. Ni siquiera había reparado en que aún llevaba su ropa interior puesta, mejor dicho, aquello simplemente no le importaba en aquél momento; solo la persona que tenía frente a él…él se robaba toda su atención.

El agua mojó sus cabellos y por ende, pronto tuvo una maraña de cabello sobre sus ojos. Sonrió, antes de que su rostro bajara un poco y sus labios se rozaran contra los del castaño. —¿He cumplido una de sus fantasías, sensei? —bromeó aprovechándose de la inocencia del castaño, aunque lo que quería era ver ese bello sonrojo suyo otra vez.


la sepsi ducha(?):
La ducha es algo así D: http://i.imgur.com/qz3TBQ1.jpg


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Dennis T. Edmond el Dom Nov 17, 2013 7:54 pm

No contaba con que... No, sin lugar a dudas creyó que podría disuadirle mediante el beso, que tal vez se olvidaría de la ducha y restarían sentados en esa posición mientras proseguían dándose festín con el pastel que tenían justo al lado, pero Víctor actuó de manera ágil al sostenerle y alzarle. Cierto. Su fuerza sobrenatural aún le tenía desconcertado, desde su tierna infancia que nadie le había levantado del suelo y ése ser de la noche se bastó con agarrarle por debajo de las piernas para proclamar su cuerpo al vuelo. No había gesto en él que no le sorprendiera o desconcertase, todo él era un misterio, un enigma. Pronto el abrazo que le mantenía enlazado al contrario se vio irrumpido y sus piernas pudieron hacerse hueco hasta pisar el frío suelo, cosa que le provocó un escalofrío aunque, sin tan siquiera poder recuperarse de éste, la mano del vampiro se aseguró guiarle dónde éste quería e inocente mundano siguió los pasos del cazador, sin saberse con correa: Como toda una presa directa a la húmeda boca del lobo.

Abrió los ojos con sorpresa al ver la ducha: Imponía. Y además... Allí no había dónde esconderse. Tampoco tuvo oportunidad a reacción, retrocedió cuando el otro se aproximó a él con ése gesto tan característico de un animal en plena caza, asustando incluso al que ahora intentaba respirar con normalidad bajo el reguero de sangre que cubría ambos cuerpos como una fina y cálida lluvia de verano. El rubor no tardó en aparecer, sus mejillas se tintaron en el más puro carmín. Alzó una mano y esta se hizo hueco contra el torso del vástago, uno ahora resbaladizo por el agua y no tan frío a lo acostumbrado hasta ahora. –No seas así...- habló con la vergüenza siendo su compañera, sintiendo que, realmente, el vampiro buscaba el rubor que siempre le delataba, pero poco tardó en saborear victoria al tener los labios ajenos sobre los pertenecientes, acariciándolos con clara inocencia, con ternura. Contorneó la piel del torso ajeno un par de veces antes de perder el poco juicio que estar junto a él restaba en su persona. Víctor para bien o para mal conseguía reacciones en él que no eran las habituales.

Su mano en una lánguida caricia se alzó en posiciones y así terminó con los brazos enroscados en el cuello de su acompañante. Ése beso suave se tornó una caricia húmeda por su parte y es que lo cálido de su órgano se empujó contra la comisura adyacente para abrirse paso sin demandar permiso, reafirmó las manos en aquella húmeda maraña de pelo y su respiración luchaba en no verse obstruida ni por el candente beso ni por el agua que caía sin piedad sobre dos cuerpos que ya se habían consumido en pasión hacia relativamente poco. Con fino hilo de saliva invisible por el torrente cristalino sobre su cuello, separó ambas comisuras para poder recuperar el aire perdido y fue cuando su siniestra descendió por la firme espalda contraria... justo por encima de la herida que él mismo dejó en el inmortal. Posiblemente la misma no duraría demasiado, por lo que se molestó en indagarla con un par de dedos, apretando en algunas zonas para hacerle saber que camino recorría. –... Me puedo perder.- siquiera sabía si el otro enlazaría esta frase a la anterior, si la comprendería. Pero realmente estaba comenzando a perderse: No se conocía. Quizás es que hasta ahora todo sentimiento había sido por y para Sven. Ahora estaba dividiéndose, ahora había nacido otro deseo, uno verdaderamente distinto e intenso que le adormecía cada músculo y meramente reaccionaba con el estímulo de su voz o tacto.

Ladeó el rostro lo menester para que los tabiques nasales de ambos no fueran obstrucción en el siguiente beso, uno que empezó con brusquedad, cómo si hubiera anhelado aquella otra comisura durante años y fuera por fin el día en el que dejaban ser probados por una boca sedienta de la saliva que se predisponía a robar.




<3:
avatar
Dennis T. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 20/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Lun Nov 18, 2013 8:49 am

Sonrió allí, bajo el contacto del castaño, del agua y de aquellas palabras tan cercanas a sus propios labios. Sus manos bajaron por la pared mojada de la ducha hasta hacerse de las caderas de Den. Ese estrecho y mojado lugar era fuente de muchas perversiones para el castaño y sin embargo, justo en ese instante estaba disfrutando de aquellas caricias lentas y suaves. ¿Cómo había caído tan fuerte contra aquél castaño? Apenas llevaban un par de semanas de haberse conocido y ya lo quería todo para él; aquél cuerpo, aquella mente, su corazón…incluso aquél sonrojo. Era un glotón de seguro, no dejaría nada que otro pudiera arrebatarle…nunca más. Recibió los labios de Den con deseo, con si fuera la fruta prohibida a la que por fin había tenido acceso después de haberse dado cuenta que no era solo su sangre lo que deseaba. Apegó el cuerpo del castaño al suyo propio, dejándole espacio a aquella lengua traviesa dentro de su propia cavidad. Disfrutaba de ver como aquella persona que a veces pensaba tan frágil, también se podía imponer cuando lo deseaba. Sus manos se resbalaron por la espalda de Dennis ayudadas por el agua que los bañaba a los dos, y sus extremidades se pasearon maliciosas por las nalgas del ajeno, apretándolas suavemente con sus falanges antes de volver a subir y recorrer lo amplio de su espaldar.

Cuando su boca se separó de la ajena, otra vez pudo fijar la vista sobre Den. Debía admitir que justo después de los besos que se daban, le encantaba admirar su rostro, el sonrojo en sus mejillas, su boca entreabierta y exhalando desesperadamente aire, aquella saliva que resbalaba por su mentón y el brillo perverso en sus orbes. Era realmente delicioso. Dejó que el menor rozara su espalda, quizá en busca de las marcas que había dejado al momento de penetrarle. Acaricio sus costados con sus dedos mientras las palabras fluían en respuesta hacia el castaño: —No creo que sea así. Pienso que estás descubriendo una parte de ti que hasta ahora desconocías y…de cualquier forma, no te preocupes, yo te encontraré si te pierdes. —Sus orbes verde esmeralda se fijaron en los de su compañero. Aquél acercamiento pronto se convirtió en un nuevo beso comenzado por Dennis. Víctor sonrió entre el beso, disfrutando dulcemente de los cambios que veía en él a medida que pasaban más tiempo juntos. No iba a dudar que era una mala influencia, cualquier otro solo querría pasar una noche con él y luego le desecharía, después de todo, no era alguien con el que cualquiera quisiera tener una relación seria; no sabía cocinar, dormía de día y tenía un trabajo durante la noche, sin mencionar que las noches que tenía libres prefería pasarlas vagando por allí. ¿Quién estaría contento con algo así? Y sin embargo, ahora que miraba hacia los días pasados, le había dedicado más tiempo a ese castaño que el que a cualquier otro y…apenas se estaban conociendo ¿no? Aún le faltaba mucho por saber de él.

Lo levantó con cuidado del suelo, tomándolo de las piernas y pasando estas alrededor de su cintura, apegándolo totalmente a su cuerpo mientras continuaba aquél beso. Su lengua fue en busca de la del ajeno, lamiendo sus labios antes de abrirse paso dentro de su boca. Sus manos se mantuvieron presionadas contra lo bajo de su espalda para no dejarlo caer. Podría estar un largo rato más así, y sin embargo, sabía que el castaño debía de estar cansado, tanto por el sexo, como también porque esa era la hora en la que los humanos descansaban. Separó con suavidad su boca de la de él, auque solo para rozar sus labios contra los de él antes de murmurarle desde esa misma cercanía: —Siento que podría abrazarte así por mucho tiempo más. ¿Qué eres Den? —Sonrió mientras sus dedos se hacían con la piel de su espalda, apegándolo y capturando aquél irresistible aroma que el cuerpo del castaño poseía naturalmente.


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Dennis T. Edmond el Lun Nov 18, 2013 9:23 am

Era increíble la sensación que se blandía en su cuerpo cada vez que sus gestos eran correspondidos por ése otro. Se aupó cuando así lo dictamino el vampiro y no tardó en enroscar las piernas entorno a esa cadera que en su momento le llevó a un profundo clímax por las acometidas realizadas. Sus brazos se aferraron a la amplitud de los hombros de su acompañante, siendo participe de todas y cada una de las caricias que aquella lengua le otorgaba, propinándole cuantiosos roces y lametones a cada gesto, a cada acción. Era... era un vicio. Si bien jamás había apoyado el consumo de las drogas se imaginó que la necesidad de las mismas bien sería como ahora él se sentía con respecto al rubio: Estaba enganchado a él, a sus miradas, a esas frías manos que, en contraste con lo caliente del agua le envolvían en escalofríos y sacudidas. Su mirada a duras penas atinó a abrirse al escuchar al contrario bajo el suave sonido de fondo del agua caer a los pies de ambos. –Promételo.- bien, esa faceta infantil suya, a pesar de todo lo acontecido en la noche parecía no desear abandonarle, no aún. –Promete que siempre me encontrarás.- el tiempo podía ser para uno el impedimento del otro, por ello no perderse sería lo único que les uniría en lo que, quizás para el vástago se tornaría un simple suspiro en sus eternos días.

El numan aferró con mayor firmeza las piernas entorno al contrario, no temía a caerse pues se sabía cuidado por el rubio, pero el contacto aún debía ser cercano, así lo necesitaba. La calma llegó. Quizás fuera por el agua de la ducha, que cálida caía sin descanso sobre un cuerpo que había por fin alcanzado una étapa un tanto más adulta. Tal vez, sería el confort y seguridad que le daba el rubio al tenerle así abrazado. Sea como fuere, esa ducha se convirtió en algo más que un lugar dónde poder verle desnudo, fue la cuna a los brazos de Morfeo muy a pesar de desear explorar aún más del cuerpo al que se mantenía firmemente asiado. –Soy...- su rostro buscó dónde poder escapar del agua y lo encontró en un costado del cuello del otro, lugar dónde depositó pequeños besos en la húmeda zona antes de que su pómulo se acariciase contra el lugar. –... Tuyo.- no hizo amago de sentirse cohibido al decir aquello, seguramente por el cansancio que estaba agarrotándole cuerpo y sentidos. Rotó el semblante hasta que éste quedó encarado al cuello foráneo y tras finiquitar los tantos besos que allí disgregó, cerró los párpados. Jamás en sus años de vida se había sentido tan pleno cómo en ése instante en el que su cuerpo era abrazado de ése modo, en el que el agua le envolvía de aquella manera. Suspiró profundamente y procuró moverse para quedar aún más en unión con el otro, gesto sucumbido en armonía y sin acelerar el proceso. Quería sentir cada centímetro de esa tan húmeda piel contra la suya. Todo, quería sentirlo todo, saberlo todo.

Pero en su propio sueño fue consciente de que algo no encajaba en la ecuación nocturna, huraño al meditar frunció ligeramente el ceño hasta que supo con exactitud que era lo que allí menguaba. –Víctor...- habló adormecido empero su diestra hizo acto de movimiento y deslizó sus dígitos por la espalda contraria hasta que, quizás demasiado agotado como para sostener el peso de su propio brazo dejó caer el mismo en dirección a la tina. –¿...Quieres comer?- y aunque le vio encantado con el dulce, entendía que éste únicamente se alimentaba con vítae y de manera retorcida, allí, muy dentro de su marea de adormilados pensamientos algo se instó en él, una palabra que hasta ahora no había hecho presencia en su persona: Celos. ¿Iría a por otro cuello esa noche cuando se durmiera? El pensamiento le hizo abrir en redondo los párpados, fingiendo renovada energía. No... él sería su cena. Al menos, si esa noche.

En ése momento pensar en lo que vendría después de aquella noche le alteraba, Víctor era... ¿Qué era?. ¿Era realmente suyo únicamente por aquello compartido? Sabía que el otro era todo un experto y seguro que por su trabajo no le faltaban hombres con los que saciarse, a pesar de ello... a pesar de todo... Le quiero para mi.




<3:
avatar
Dennis T. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 20/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Lun Nov 18, 2013 10:10 am

Sonrió. Si Den pensaba que era el único que comenzaba a conocer facetas suyas que nunca había imaginado, entonces se equivocaba. Antes habría dicho “lo prometo” sin medir el tiempo ni la intensidad de aquellas palabras y sin embargo ahora, sentía que podría perseguirle por medio país para traerle de vuelta, incluso aunque tuviera que hacer un reguero de sangre más grande que el que había hecho fuera del Nocturna. —Lo prometo Dennis…siempre te encontraré, aunque te escondas debajo de las piedras de mi, siempre daré contigo. —Siempre era un término que para el vampiro realmente podría existir, pero…¿Qué había del castaño? Entrecerró los ojos recordando que aún no era capaz de volver a otros a su especie y de todos modos ¿Aquél desearía abandonar su humanidad para permanecer junto a él a través del tiempo? Tal vez era muy pronto para pensar en todo aquello y fuera de momento, más importante disfrutar el presente, aquellas caricias, aquellos besos que recorrían su costado.

Abrió un poco los ojos sin embargo, era la segunda vez que escuchaba aquella oración y sin embargo, esta vez algo se había movido muy profundamente en su interior, como si su corazón cuya única función era decorar el interior de su cuerpo al igual que el resto de sus órganos, hubiese querido latir. Las nuevas palabras adormiladas de su invitado le hicieron sonreír. Ya era momento de llevar al bello durmiente hasta los brazos de Morfeo. Víctor abrazó al castaño al sentir como a los brazos del ajeno les faltaba la fuerza. —Quizá tampoco lo habías notado Den, pero eres alguien bastante testarudo cuando de cuidar tus energías se trata. —Movió una de sus manos hacia la llave de la ducha y la cerró, aunque no se apartó del castaño. Movió su mirada para poder observarlo. Claro que quería beber de él, había estado conteniéndose todo lo posible para no hacerlo, aunque tuviera que tragarse aquella basura que mantenía en su heladera. Pero ya era tarde. —Solo será un poco…—rozó sus palabras contra el cuello del castaño. Cerró los ojos y dejó que los colmillos crecieran y abordasen la tibia y mojada piel del castaño.

El único veneno que de momento poseía en aquellos colmillos era la droga que adormecía la zona mordida y que a la vez, hacía experimentar tanto al vampiro como a la presa un placer similar al del sexo, sin embargo, en aquél momento Dennis no era su presa, era algo mucho más cercano, alejado de solo el deseo por su sangre y aquello hacía que deseara aún más que pudiera sentir aquello. Hundió los colmillos en la carne y tomó de él, apoyándolo contra la ahora tibia cerámica de la pared. Escucharlo gemir se había convertido en algo casi tan placentero como sentir la sangre del mismo fluir en su interior o como penetrarlo. La sangre resbaló por su lengua y disfruto cada nuevo poco que entraba en él, no, definitivamente ya nada sabría igual que aquello. Cerró los ojos mientras una electrizante sensación placentera recorría su espina dorsal. Debía detenerse pronto…

Con eso en mente, bastaron unos momentos más antes de que se separara con cuidado del cuello del menor. Lamiendo la herida con su saliva para que aquellas dos marcas rojas cicatrizaran rápidamente. Se abrazó a él, tomándolo entre sus brazos y apegándolo a su cuerpo. Hubiera querido decirle algo más, pero las palabras se atoraban en su mente. —Eres…demasiado bueno. —Le susurró contra uno de sus oídos mientras se disponía a dejar aquél lugar con Dennis en sus brazos.


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Dennis T. Edmond el Lun Nov 18, 2013 10:56 am

Un suave pero sonoro gemido hizo eco en esa ya apagada ducha cuando el ser nocturno incrustó su dentadura sobre la superficie más bien frágil de su cuello, punzante y doliente sensación que poco a poco se tornó tan placentera cómo la primera vez que aquellos se apoderaban de su dermis para consumirle el vitae. Siempre. Su mente aún vagaba en las palabras de Víctor. Siempre. Se lo había prometido. Su espalda se encontró contra la tibia y transparente pared del baño, pero se negó a soltarse en ése prieto abrazo pues cuando su sangre rozó el paladar del rubio pudo notarlo: Su calor. El cuerpo gélido del vástago iba calentándose conforme engullía de manera copiosa el carmesí ofrecido siendo así cómplice del mecanismo que les mantenía vivos, ahora quizás entendía el por qué de aquella ingesta, calentarse, intentar conectarse de nuevo a la vida, ése parecía ser el cometido de los seres que vagaban en busca de víctimas a las que arrebatarle sangre. Coló los dedos entre el húmedo cabello claro de su acompañante, asegurándole próximo a su cuello. Gimió de nuevo, si no paraba... no sabría exactamente que tipo de consecuencias tendría, pero de no parar con aquella tan agradable sensación, seguramente le pediría algo más de atenciones en su baja entrepierna.

Las lamidas para cicatrizar su herida fue lo que le indicó al humano que el otro estaba ya saciado, por su parte restaba con la respiración agitada, algo más débil que anteriormente pero feliz de haberle podido ofrecer algo de él en su beneficio. Su abrazo se tornó más endulzado y las manos perdidas entre esos claros mechones buscaron el modo de acariciarle la nuca. Esa frase... se la había dicho repetidas veces, más proseguía sin entenderla. Esbozó una lánguida y tranquila sonrisa y sus labios se apoyaron contra uno de los hombros de éste, así, ninguno de ambos tendría acceso a la mirada del otro por ahora. –Quédate conmigo.- no interpuso fecha, tiempo. Que lo interpretase como bien gustase el otro. El calor que ahora disgregaba el cuerpo del recién alimentado fue suficiente cómo para arrullar al que se negaba a soltarse de él y antes siquiera de que el mismo abandonase la ducha él ya estaba suspirando en los brazos de quién, desde el primer encuentro ya movió algo en su interior.

La felicidad estaba impresa en su expresión, mejillas pálidas por la clara falta de carmesí en vena pero arrimado al cuerpo contrario compensaba el momentáneo frío del que era poseedor. Ya, dormido, la vergüenza no cabía lugar a pesar de estar desnudo en brazos de quién, de tres encuentros, en dos le había salvado. No era alguien que buscase el amor, siquiera el sexo, jamás tuvo necesidad de buscar ser compañero de otro chico pues todo lo que necesitaba, creía, Jace se lo entregaba con el cariño que día a día le brindaba. Empero Víctor había cambiado algo en su modo de ver la vida y, sumido en sueños, quizás sabiéndole con él, le rodeó con mayor firmeza al tiempo que suspiraba el nombre del nocturno. El alma condenada del que vagaba por las noches tenía ahora un protector: Él. Mero humano con dotes pobres para la lucha sería, desde ése día el cuidador ajeno mientras el sol lucía en el cielo, en secreto, de manera callada. La soledad que creyó atisbar en esa mirada sería borrada, exterminada. Se prometió no dejarle volver a sentirse de ése modo. Incluso... En su sueño fue más valiente, y se lo dijo directamente, mirándole a los ojos. Realidad era otra.

-Voy... cuidarte.- masculló envuelto en su propio descanso, sería lo más cercano que lograría decirle que.. Estaba ya rendido a una magia extraña, especial. Una magia única. Ése vampiro... -...Me gustas.-

Ése vampiro, el día en el que coincidieron en el callejón se llevó algo más que su primer beso, masturbación o sangre. Algo que hasta ése mismo día desconocía que podía sentirse. Algo que le regalaría sin pensar en las futuras complicaciones que aquello pudiera derivar.




<3:
avatar
Dennis T. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 20/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Lun Nov 18, 2013 12:42 pm

—Por supuesto. —Fue su respuesta ante el pedido del castaño. Le acarició la espalda mientras este suspiraba contra su hombro. Quizá no pudiese saber lo que Víctor sentía al pedirle que se quedara con él, algo de responsabilidad, anhelo, pero también miedo, no por el ahora, sino por el futuro, por lo que el tiempo les depararía a los dos de seguir con aquello. Sin embargo, si se lo preguntaba, no tenía la más mínima intención de terminar con aquello, no quería…alejarse de aquella pequeña luz, la única luz en su vida que no podía hacerle daño. El vampiro lo recostó contra su cuerpo, ajustando la posición del castaño antes de correr con uno de sus pies la puerta. Debía verse algo chistoso al intentar hacer equilibrio con el durmiente humano en sus brazos mientras salía por el pequeño espacio, aún así no le soltó. Sus murmullos llegaron hasta él, haciendo que se detuviera en medio del baño y le mirara. Realmente el destino le había tapado la boca frente a aquellas palabras que había pronunciado tiempo atrás, no volver a atarse, no volver a sentir, no volver a amar. Rozó su nariz contra el húmedo cabello de Dennis antes de susurrarle: —Tú también me gustas. —no sabía si le escuchaba o no y ahora que lo pensaba…sería molesto despertarlo para que se secara pero quizá si le ayudaba un poco pronto podría dejarlo dormir en paz.

Salió del cuarto de baño aún llevando al castaño en sus brazos. —¿Den? —le habló esperando respuesta, o quizá si le decía algo este quizá despertara por un momento más. Entonces se le ocurrió una pequeña broma para despertarlo y que al menos se secara el cuerpo y el cabello…y relacionado con aquello, ¿Dónde rayos tenía metido el secador? Aquella cosa solo la ocupaba cuando se veía corto de tiempo para dejar que se secara solo y…realmente el no ordenaba nada allí, de aquello se encargaba el chico que venía a hacer la limpieza. Dejo al muchacho sobre la cama, sentado, quizá esperando que este se mantuviera despierto por un momento más. Se movió rápido por la habitación, tomando de un armaría unas toallas blancas que fueron a parar una sobre el cuerpo del castaño y la otra a su cintura. Ahora solo quedaba encontrar aquella cosa…

Volvió hacia el baño, y abrió las puertas que se encontraban bajo el lavatorio. Para su suerte —o la del sueño y cansancio del castaño. — ahí se encontraba el dichoso secador. Lo tomó y volvió junto a Den, enchufándolo cerca de donde se encontraba y enviando aquella ventisca de aire tibio directamente hacia su maraña de cabello húmedo.  —Dijiste que me ibas a cuidar y mírate ahora. —Le hablo entre una suave risa. —De verdad me gusta este lado de ti también. —Apunto algo de aquél aire caliente en su dirección también, por suerte ambos tenían el cabello más o menos corto por lo que no costaba tanto que el mismo se secara. El ruido del aparato se meció por toda la habitación quizá molestando al bello durmiente, aunque Víctor lo entendía (pero dentro de sí, en aquél rincón oscuro de él donde vivía el Víctor perverso se decía que haría que Den pronto se acostumbrara a ese tipo de cosas y mucho más).


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Dennis T. Edmond el Lun Nov 18, 2013 3:02 pm

Todo era paz. Calor. Todo hasta que su cuerpo fue abandonado sobre lo que identificó como una blanda superficie. Adormilado y sin ser aún consciente del todo enervó la diestra y talló su mirada... segundos más tarde el grito de ahogo por parte del castaño seguramente hubiera despertado a más de medio edificio si la mayoría de los que vivían allí no fueran de la especie de Víctor. Tal fue el estupor que se encontraba ahora en medio de la cama con un indudable gesto de pavor, aunque pronto ligó el sonido del secador con aquello que había impactado contra él. –¡T-tu...!- le apuntó con un muy tembloroso dedo, culpándole con obvio rencor de lo que acababa de suceder. Tenía las mejillas tintadas en carmín, el gesto ligeramente adormilado pero impartía cierto deje de diversión que no esperaba que fuera disimulado por el otro.

Descendió su dedo acusador y tras asegurarse que su cintura quedaba envuelta por las sábanas no dudó en avanzar hacia él. Era cierto, algo en él estaba cambiando. Algo en él estaba sintiendo lo que tantas veces imaginó en su subconsciente. Entre risas su cuerpo terminó de nuevo enredado con el del otro pues se inicio una lucha para arrebatarle de entre las manos el preciado tesoro que en ése momento le pareció que era el aparato sujeto, el aire caliente iba y venía, destemplándole o llenándole de calor por la ráfaga del mismo. Pero antes de lo esperado estalló en una carcajada, ni el sueño, ni el ligero dolor que aún pudiera sentir en su recto parecieron importar ahora. –Jajaja, el pelo...- sacudió la mano de arriba hacia abajo y con la otra intentaba sujetarse el vientre en aquel repentino ataque de risa. –T-tú pelo... jajaja.- terminó de decir la oración con el aire que fue capaz de encontrar en sus pulmones, ciertamente divertido al observarle tan sumamente despeinado, tan... tan cerca. Poco a poco acalló su propio sonido y aunque el gesto de diversión estaba impreso en él, agarró la toalla perdida en batalla sobre la cama y la colocó sin más sobre la cabeza adyacente, cubriendo lo aún húmedo. –Déjame a mi.- le sonrió al hablar, dando clara muestra que no le importaba merodear aún despierto si podía disfrutar un poco más de su compañía y así, posicionó ambas manos sobre la blanca toalla, acariciándole la cabeza con la misma para retirar los surcos más grandes de humedad.

Aunque la diferencia de alturas entre ambos era prácticamente inexistente se bastó de un ligero empuje para que el vampiro terminase sentado en la cama y así poder ejercer de mejor manera al aproximarse a él y encorvarse en su dirección. Le secó con movimientos suaves por miedo a que la tela quedase enganchada en alguno de sus pircings y cuando lo creyó oportuno le retiró la misma, dejándola sobre sus hombros al tiempo que tomaba control del secador. Con una mano se sirvió para peinarle, separándole los mechones con los dedos mientras pasaba por la zona el aire. Era... era extraño hacer aquello, siquiera ya Sven quería que le tratase de esa forma. Cuando consideró que podía estar satisfecho con su obra impartió una caricia por la corinilla adyacente y descendió la mano hasta uno de sus pómulos... Ya no estaba tan cálido cómo cuando bebió de él pero prosiguió antojándosele la piel más suave hasta ahora jamás rozada. -Ya...- anunció, aún por encima del ruido de ése aparato utilizado para despertarle de manera tan.. retorcida.




<3:
avatar
Dennis T. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 20/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Lun Nov 18, 2013 4:09 pm

Sus mejillas se inflaron y casi se ahoga con su propio aire al ver al castaño retroceder. La risa explotó en el al ver como el otro retrocedía en la cama y ahora ponía aquél geto tan…¿acusador? Rayos, acababa de descubrir otra faceta muy linda de Den pero si se lo decía, estaba seguro que el castaño se pondría tan rojo como un tomate. Su risa se detuvo solo cuando escuchó al castaño reír, aquello le dejó quieto en su posición, mientras le observaba. Le agradaba verlo así, como la primera vez que lo había visto y como las que le siguieron a aquél encuentro, todas las facetas y reacciones del castaño conseguían ponerle en alerta, quizá como advirtiéndole “vas a caer” pero como siempre también, el había apagado los censores de peligro para poder disfrutar de su invitado y de las promesas que nunca pensó que volvería a hacer. Por supuesto que su rostro tranquilo duro hasta que escuchó al humano referirse a su cabello…su sagrado cabello, la fuente de mortal odio naciente desde otros activos que rondaban por ahí; muchos pensaban que era teñido por el fuerte color amarillo que poseía, pero se equivocaban, aquél color era completamente natural así como los tatuajes que tenía alrededor de su cuerpo. Una vena se hinchó en su frente antes de que le picara una mejilla al castaño. —¿Ah? ¿De qué te ríes? —Vio al castaño revolcarse en la cama y el solo supo observarlo desde la diferencia de alturas, mientras apuntaba con el secador intermitentemente.

Quizá no había pensado que es fuera la mejor forma de despertarlo, pero allí lo tenía, lo suficientemente conciente para reírse de él y de su cabello y para ponerse de pie ahora, quedando prácticamente a la misma altura que él. Pronto una de las toallas blancas calló sobre su cabeza y aunque pensó en decir algo, la voz de Dennis y su pedido lo silenciaron. Supuso que había conseguido que se diera vuelta la tortilla. Ahora era él quien estaba sentado sobre la cama, con el cuerpo del castaño frente a sí y sus manos masajeando la toalla sobre su rubio cabello. Otra vez…si hubiese podido sonrojarse, era más que seguro que en ese momento lo estaría, pero ya se desquitaría de alguna forma con él. Era dulce, más que cualquier pastel…y hablando de pastel…
Dio una ligera mirada sobre la cama, el mismo parecía haber desaparecido hace un rato, se lo habría llevado aquél fantasma. Supuso que no sería bueno decirle al castaño que aquél lugar de maravilloso aspecto tenía un visitante que le robaba la poca comida que traía para airársela a algún otro vecino y simplemente dejarla en el medio de uno de los ascensores. Víctor era un cero a la izquierda comprendiendo a ese fantasma y ni siquiera sabía porque habitaba allí, todo lo que sabía era que aparecía una vez cada muchos días solo para quitarle algo comestible. Suspiró mientras el secador era arrebatado de sus manos, pero de alguna forma, la suave caricia se sintió aún mejor viniendo desde aquella dirección, siendo provocada por las manos de Den. No quiso moverse al escuchar el punto final de aquella acción, quería quedarse allí y abrazarse a ese tibio cuerpo para no dejarlo ir, sin embargo, se tuvo que recordar a sí mismo que el castaño debía estar bastante cansado y que no sería bueno que le quitara más horas de sueño.

—Te toca. —Dijo mientras se ponía de pie y le robaba un furtivo beso. Sacó la lengua travieso antes de darse vuelta y con ello a su invitado. Lo dejó caer sobre la cama tal como él había hecho antes y tomando la toalla le sacudió el cabello…quizá no con tanto cuidado como lo había hecho Dennis, pero lo estaba intentando, no había hecho algo así antes así que su experiencia era relativamente nula. Tomó algunos mechones de cabello entre la toalla y los sacudió intentando que la mayor parte de la humedad se fuera en aquél pedazo de tela. El mayor problema, vino cuando volvió a dejar caer el aire del secador sobre el castaño; no podía no ver como sus cabellos volaban y hacía formas raras, entonces la risa escapaba de entre sus labios mientras seguía moviendo el artefacto contra sus cabellos. —Me pregunto…—dijo más para sí mismo mientras dejaba ahora el secador apagado sobre la cama.
Tomó dos fracciones de cabello del castaño y las unió hacia el centro, modelándole un estilo punk que lo hacía ver extraño, aunque no menos sexy.

Antes de que pudiera regañarle por aquello se dejo caer sobre el castaño, abrazándose a su cuello y empujándole hacia atrás, prácticamente obligándole a rodar sobre la cama hasta que fue Den quien quedo arriba de él. —Vamos bello durmiente, si no descansas adecuadamente, luego te saldrán ojeras de mapache. —Bromeó el castaño mientras tomaba las mantas y las subía hasta ellos. —Oh…Tal vez ¿Quieres que te lo haga de nuevo para que duermas largo y tendido? —le guiño un ojo, realmente le gustaba ponerle nervioso.


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Dennis T. Edmond el Lun Nov 18, 2013 5:14 pm

Cada nueva acción le atrapaba más en aquella invisible tela de araña, prácticamente las acciones de ambos podían verse cómo la de un par de adolescentes que compartían su amor cómo cualquier otra. Nada más lejos de la realidad si en cuenta se tenía todo lo que ambos tenían a sus espaldas, pero en ése momento no existía futura preocupación, no había nada que le robase la sonrisa. Por esa noche se había convertido en la persona que quizás, si la vida le hubiera iluminado de otro modo seria ahora. Un chico tan tímido cómo risueño, uno que ahora se dejaba a unas inexpertas manos que estaban secándole el pelo. Cerró los ojos y se dejó a lo impartido por el vampiro, claro, hasta que supo que éste volvía a las andadas con una malicia... No supo saber exactamente por qué, pero sabía que el otro tramaba algo. Para cuando quiso alzar la mano para tocarse el nuevo look que el otro le hubo proporcionado notó cómo ése otro cuerpo se hacía en su dirección y aquello consiguió que se distrajera lo suficiente como para dejar de lado la curiosidad de verse peinado por las dulces manos del hombre de la noche, el mismo que le había robado más que nadie, más que absolutamente nadie en sus años de vida. –...Ah?- quedó con la espalda contra la suavidad de unas sabanas que claramente estaban invitándole a dormir, a relajar toda la tensión de lo vivido junto a él. Ambos rodaron en busca de una cómoda posición, sus piernas estaban entre las de Víctor o quizás fueran las de él las que yacían entre las suyas: ¿Qué importaba?

Iba a responder a las palabras contrarias pero... ¡maldita fuera! Le miró nuevamente avergonzado, ése gesto de eterna felicidad mutó a la más pura vergüenza cuando el adyacente se le insinuó de aquel modo. Pronto desvió su atención a otro punto a pesar de sentirse sumamente extasiado. –Yo...- ¿Cómo podía el otro ser tan atrevido? ¿Y en qué momento el mismo tan pervertido? Se mordió el labio inferior para procurar ordenar sus pensamientos antes de que el otro pudiera escucharlos de manera directa. –... Quiero más.- no había mucho que meditar en aquello pero si en la manera en la que decirlo pues no quería parecer un novato a su mirada, ni un crío a su tacto. Un hombre con el que dar y poder recibir del mismo modo que él entregaba.
Se movió con naturalidad sobre el cuerpo de su compañero y buscó punto de apoyo en sus abiertas palmas, postrándolas sobre el colchón, a los lados de aquella cabeza de doradas hebras. Se permitió observarle desde su privilegiada y alzada posición, clavándole los jade en aquellos otros tan brillantes, recogió las piernas y al igual que sus manos, sus rodillas se hincaron a los costados de la cadera del vampiro. Una vez se supo correctamente afianzado en su posición enervó una mano, solo una. Permitió que el otro le leyera los pensamientos, las acciones, por eso quizás actuaba de manera tan delicada y pausada. Lo cálido de su palma chocó contra una de las frías mejillas del nocturno y allí la acunó, entre sus dígitos, contra su palma. –No sé qué me pasa... Pero cuando estoy contigo siento algo extraño...- y no mentía. Todo era distinto, todo era más intenso. Deslizó esa mano desde la fría mejilla del vástago hasta que sus dígitos más alargados acariciaron débilmente lo voluminoso de su comisura para cuando el roce se dio sonrió avergonzado.

Dejó de prestar atención a ése pómulo para volver a postrar la mano contra la cama que antes les acogió en el torrente pasional y se quedó observando al que estaba bajo su cuerpo, se sentía tan desnudo en alma cómo ya lo estaba en cuerpo pero a pesar de ello su sonrisa no menguó ni un ápice. Poco a poco bajó su cuerpo. Poco a poco, como si se tratase de un baile privado, permitiendo que el otro una vez más pudiera ser capaz de adivinar todo lo que acontecía entre ambos y así, finalmente, se acunó delicadamente contra el torso de su acompañante, ése torso repleto de tatuajes que, mentalmente, se prometió aprenderse, repasar y teñir en su aroma para que el ajeno no le olvidase, que el otro no se atreviera siquiera a pensar en olvidarle. Suspiró contra su fría piel, lo cierto era que a pesar del deseo que sentía por el rubio, su cuerpo estaba adolorido por las acometidas anteriores, cansado por las altas horas de la madrugada en la que se encontraban.

Pero algo en él se negaba a descansar. Gimoteó lastimero y estiró las manos hasta rodearle entero, aprovechándose de estar sobre él para acometer aquello. -E-estaré bien si no duermo.- ¿Y si el otro marchaba mientras él dormía? ¿Y si se aburría de que un humano cómo él restase horas dormido por su condición? Renunciaría a su humanidad si aquello... Abrió débilmente los párpados ante su pensamiento. ¿Lo haría? ¿Realmente cambiaría su mundo entero por ése vampiro que mantenía preso en un abrazo?




<3:
avatar
Dennis T. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 20/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Lun Nov 18, 2013 6:04 pm

Sonrió descarado, realmente no le costaba decir cosas así, menos si provocaba las reacciones que tanto le fascinaban. No podría cansarse nunca de verlo hasta con las orejas enrojecidas. Y desde allí, arriba suyo, le pareció una visión nacida de sus más profundos sueños, pero no era así, era real, palpable, estaba allí, observándole con aquellas expresiones que estaba aprendiendo a atesorar. Una de sus manos subió hasta el rostro del castaño, acariciando el contorno del mismo con la punta de sus dedos. —Eres un vicioso, sensei. —Víctor entrecerró los ojos mientras paseaba sus dedos ahora por una de las mejillas de él. Esa suave piel, aquella tibieza y la nueva cercanía. Dejó que las palmas del castaño lo tocaran mientras sus miradas chocaban. Allí estaba de nuevo, perdiéndose en sus orbes, en el reflejo de estos, queriendo permanecer dentro de él por mucho, mucho tiempo más. Escuchó en silencio sus palabras. Tal vez le ocurría algo similar a lo que estaba ocurriendo con él, aunque las razones seguro serían diferentes dentro de todo. Víctor había intentado alejarse del contacto sentimental con otros para no volver a pasar por lo mismo otra vez, para que no le arrebatasen de nuevo el corazón que había nacido sin pulso y que aún así parecía haber muerto la primera vez que se enamoro. Entonces, el destino estaba siendo cruel con él, trayéndole una renovada esperanza que no quería perder, que posiblemente se negara a perder como la última vez…¿aunque tuviera que ser egoísta?

Se mordió el labio mientras recibía a Den entre sus brazos, dejando que el mismo se apegara a su cuerpo frío. Rozó el cabello del castaño con una de sus manos antes de continuar el recorrido por su amplia espalda. Quizá no pudiera leer las mentes (mas si controlarlas) pero en ese momento supo que el castaño se estaba perdiendo nuevamente en sus pensamientos y le atajo antes de que se le ocurriera alguna forma de mantenerse despierto. Lo cierto era que no le molestaba verlo dormir, al contrario, quizá Dennis no lo recordara, pero se había quedado viéndolo por unos momentos aquella primera vez que se encontraron. Sus manos subieron nuevamente por la espalda del castaño hasta que atrapó su nuca y la movió, de tal forma que pudiera dejar un suave beso en su frente. —Estás exhausto, lo puedo notar a una legua de distancia. —una de sus manos buscó a tientas las sábanas y las elevó hasta que los cubrió a ambos hasta un poco más arriba de la cintura. —Anda, descansa. Yo me quedaré aquí contigo, hasta que despiertes por la mañana. —Sus orbes buscaron los de Den, observándole con esa sonrisa tan suya que delataba su seguridad. —No te preocupes, seré un buen vampiro y cuidaré de ti mientras descansas, así que tu recupera fuerzas para volver a ser ese sexy y animado maestro de primaria ¿sí? —el vampiro le guiño un ojo mientras algo de su cabello se interponía entre su mirada y la de su amante.

Apenas tuvo que estirar un poco el brazo para jalar del botón de la pequeña lámpara que iluminaba el cuarto tenuemente. La habitación quedó a oscuras, pero aún así Víctor le volvió a hablar a Dennis, esta vez para decirle algo que aunque tenía sus buenos años, aún así le costaba decir. —Sé mío. —y las palabras vagaron en la oscuridad, mientras sus brazos aún rodeaban al castaño abrazándolo contra él y el aroma del humano llenaba sus fosas nasales. Suspiró tranquilo, quedándose quieto en aquella posición.


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Dennis T. Edmond el Lun Nov 18, 2013 6:23 pm

¿Por qué? ¿Por qué un vampiro velaría así por su seguridad? Éste había rechazado volver a fundir ambos cuerpos para procurarle un buen descanso, algo que seguramente otro no hubiese permitido tras la tentadora oferta a volver a tener sexo. Allí, contra la frialdad del cuerpo de su compañero pudo atisbar cómo la luz de la lamparilla dejaba de ser factible en la habitación y aunque el fuego aún criptaba, aquella tenue le arrulló con mayor factibilidad ahora. Un beso en la frente y palabras nuevamente impregnadas con un cariño sin igual lograron que el menor de los dos esbozase una tranquila sonrisa. –No estoy preocupado... Confío en ti.- lo hizo cuando entregó su mano en aquel callejón, volvió a hacerlo en el momento de la terrible persecución en el bar y sin lugar a dudas lo había vuelto a hacer al entregarle su virginidad. No temía ni dudaba de él en ningún aspecto. Algo del calor de la tela que les cubría le hizo suspirar lánguida y tranquilamente sintiéndose invadido por una fuerte oleada de cansancio. Pero la oscuridad no sólo fue testigo del abrazo compartido entre lo prohibido, entre un humano y un vampiro, también fue participe de las palabras que el inmortal mencionó logrando que su corazón dejase de latir por la impresión que las mismas le causaron. Tomó aire desde la boca y la expulsó de manera que el pecho ajeno fue puro receptor de ése aire consagrado y caliente. –Y tú mío...- no negaría que el pavor de perderle aún estaba presente, que el hecho de ser sólo un numan le atormentaba.

Pero no pudo pensar en mucho más, su cuerpo se las ingenió para tener total contacto con aquel otro en un abrazo de índole más bien posesiva, estrecha, demandante. Era su manera de suplicarle que restase con él en la cama. Sabía que era su día libre, que por ello podía disfrutar de su compañía empero no pensó en que, tal vez, el rubio tendría otros asuntos que solventar, otras cosas que hacer. Le deseaba junto a él tal y cómo hasta ahora, tal y cómo esas horas pasadas. Suspiró débilmente y para cuando quiso darse cuenta se encontraba ya sumido en un sueño, uno que le provocaba tanta paz cómo hasta hacía tiempo no sentía. Su respiración era acompasada y a pesar de estar sobre el frío cuerpo adyacente el candor del fuego cercano le proporcionaba el calor suficiente cómo para no tiritiar y permitirse dormir tranquilo contra él. Los minutos pasaban y el dormido no soltó al que tenía bajo su cuerpo, por el contrario, en alguna ocasión llegó incluso a mencionarle con suavidad haciéndole adivinar con quién estaría soñando. Estaba tranquilo, relajado... A pesar de que era conocedor de que Jace se enfadaría con él, repetiría una y mil veces la pequeña travesura de desaparecer del hogar para meterse en ése piso. Aunque las normas dadas por el rubio le impedían ir por las mañanas... tal vez se saltase incluso la misma, aunque no tenía llaves bien podría ingeniárselas para que ése que le trajo la cuantiosa cena le abriera el piso, aunque posiblemente no se creería el hecho de que fuera un numan el que quisiera adentrarse por su propio pie en aquel paraje repleto de los que vivían de la noche.

Sonrió. Sonrió con ternura cuando en sus sueños pudo ver la fracción ajena, ése rostro... En ése callejón. Susurró su nombre con dulzura y por mera inercia buscó apresarle con mayor firmeza en el abrazo en el que ya le tenía preso. Estaba acostumbrado a dormir en compañía debido a que Jace era un hermano más bien acaparador, por consiguiente, ser meloso incluso dormido estaba inscrito en sus acciones.




<3:
avatar
Dennis T. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 20/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Lun Nov 18, 2013 9:41 pm

Era agradable pasar sus dedos a través de su suave cabello. No sería malo volver a ser de alguien de aquella forma y esta vez…esta vez no sería como antes. Sus orbes podían observar claramente esa figura firmemente abrazada a él, era casi como si Den temiera que le abandonara a mitad de la noche, sin embargo, tal como le había prometido, se quedaría allí con el, disfrutando de su cercanía, de sus suspiros y de aquella sensación tan cálida que le rodeaba cuando el castaño estaba cerca. Así, los minutos fueron pasando y pronto Dennis pareció dormirse, aunque a ratos le escuchaba murmurar su nombre y luego sus manos se posesionaban más fuerte de su cuerpo. Todo lo que podía hacer era sonreír desde su posición y volver a observarlo mientras sus dedos dibujaban curvadas formas sobre la espalda del castaño.
Suspiró suavemente mientras comenzaba a repasar en su cabeza los últimos hechos ocurridos. Debido a lo acontecido una semana atrás, ahora prácticamente tenía que servir como uno más de sus empleados a Alex, pero aquello no era nada para él, mientras pudiera disfrutar de momentos como este, de seguir haciendo lo que le gustaba así como también poder gastarse su sueldo en dulces y cosas extrañas…si podía seguir con todo aquello, entonces no había problema.

Cerró los ojos. Era reconfortante el calor del cuerpo del castaño, tanto, que un bostezo silencioso escapó de entre sus labios. Sí, aquél calor le daba ganas de quedarse allí junto a él y no soltarlo jamás. Apoyó su cabeza sobre la del castaño, dejando acurrucado contra su pecho a Dennis. Luego de aquello, sus recuerdos fueron de a momentos entre la realidad y el sueño. Podía ver aquél cuerpo acostado contra el suyo, tan cerca, y luego no veía nada. Se sentía cómodo, tranquilo.
Así pasaron las horas en aquella cama. El vampiro se despertó un par de veces, aunque al comprobar que el castaño aún seguía allí, entre sus brazos, volvía a entregarse a Morfeo, todo gracias a aquella tibieza de su amante. Pronto…más pronto de lo que ambos quizá hubiesen querido, se hizo de mañana. Víctor lo sabía porque un teléfono sonó, no sabía de quien era, aunque la melodía no era igual a la que él recordaba. Se desperezó mientras observaba el cuerpo entre sus brazos. El teléfono dejó de sonar de un momento a otro y se preguntó si habría sido el de Dennis.

Acercó su nariz hasta el cabello del muchacho y le susurró: —Hey sensei, ya es de mañana. —Según él las mañanas le hacían ver mal, de hecho, odiaba las mañanas, pero atribuyo al hecho de estar en compañía del castaño, el que todavía no hubiera refunfuñado nada mientras volvía a meterse en las sábanas hasta que el sol volviera a caer. Víctor llevó una de sus manos hasta las mejillas del castaño, dándoles suaves toques…hasta que finalmente la tomó estirándola de forma traviesa. —Sensei, si no te levantas ahora te prometo que Jace tendrá que venir a buscarte…porque no te dejaré ir. —Sonrió divertido. Sí, definitivamente su humor de esa mañana estaba siendo afectado por el castaño. Extraño, pero aunque afectaba su humor, su cabello seguía siendo un descontrol, algo que para él era un desastre.


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Dennis T. Edmond el Lun Nov 18, 2013 10:06 pm

Gruñó débilmente cuando alguien intentó despertarle, no. Aún no quería. No ahora. Buscó el modo de quedar aún más enredado para con el otro cuerpo y sus piernas se las ingeniaron para terminar entre las del vástago, el frío de aquellas le hizo temblar pero no se movió ni rechazó en absoluto la proximidad de ése otro cuerpo al que permaneció fielmente aferrado durante toda la noche. El tono de su móvil le hizo sonréir aun sumido en el sueño, esa melodía sonaba únicamente cuando le llamaba... ¡Jace! El nombre de su hermano fue mentado por quién ahora le tironeaba de una mejilla, haciéndole abrir la mirada por primera vez desde que se sumió al sueño. Aún con el gesto de clara retención de sueño se sobó la mejilla afectada por la travesura del rubio, mirándole con un ligero mohín, pero en vez de quejarse u enfadarse le sonrió con la delicadeza acostumbrada y estiró lo menester el cuello hasta que su comisura alcanzó la de su compañero, dándole así el beso que siguió a las palabras acostumbradas: -Buenos días...- aunque, tras pensarse mejor y en calma las palabras contrarias pronto esa sonrisa suya se tornó un ligero gesto avergonzado. No le soltaría. Justamente eso era lo que que...

La melodía del móvil volvió a sonar y esta vez fue consciente de ello. La alarma cruzó el rostro del maestro quién, a punto de darse de bruces contra el suelo salió de la cama, desnudo cómo hasta ahora había estado y fue derecho al lugar dónde estaba su mochila, la canción seguía avanzando y su mano rebuscó entre sus pertenencias hasta dar con el aparato. Al descolgar una voz saltó en preocupación a lo que él rió quedo mientras que con la mano libre se acariciaba a sí mismo la nuca.
Despacio volvió sus pasos hacia la habitación con el teléfono aún en el oído, sus disculpas eran rápidas y de vez en cuando lanzaba una mirada a Víctor, disculpándose con la misma. Ah, sí. Jace le esperaba en casa esa mañana... Se alejó el móvil del oído y tras susurrar un suave Te veo ahora le dio a la tecla roja. Llamada finalizada. Volvió a tomar posición sobre el colchón, aunque lo que deseó con todas sus fuerzas era volver a abrazarse a él, hundirse entre las sábanas y dejarse nuevamente al sueño... ¿Cómo sería vivir con alguien? ¿Se sentiría como él lo hacía en ése momento previo a la separación?

-Era... Era mi hermano.- le sonrió con culpa, mostrándole el móvil con un gesto casi dolido: Él quería seguir a su lado. –Debo...- irse. Debía volver a su vida, con su hermano. Llevó una mano hacia el rostro del rubio y lo acarició con suavidad, cómo si la despedida implicase no volver a cruzarse miradas con aquella que durante la noche anterior se aseguró de atesorar en todas las facetas. –... ¿Te volveré a ver?- de nuevo la pregunta de la vez anterior, aunque para esta ocasión su voz sonó distinta, más urgida. Seguramente no soportaría demasiada distancia con ése otro, habían aflorado demasiados sentimientos que a esas alturas no quería ya reprimir y los había intentado demostrar con la cercanía que le había regalado en el transcurso de esa noche compartida. Le miró dubitativo, nervioso. –Yo... Bueno...- cada vez más rojo. Distanció la mano para con el rostro del otro para cubrirse parte de su propia cara, una sumida en el más absoluto rubor. –Yo quiero seguir viéndote.-




<3:
avatar
Dennis T. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 20/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Lun Nov 18, 2013 11:12 pm

Sonrió al ver aquél rostro aún algo adormilado. Parecía que aún no le había prestado atención al módem y se notó aún más cuando dejó ese suave beso sobre sus labios. Víctor respondió de la misma forma a su saludo matutino. Aunque tal como pensaba, poco duró la tranquilidad del castaño en su cercanía al escuchar el sonido de su móvil. Rio divertido al ver como el desnudo maestro abandonaba el lecho para ir a cumplir con sus tareas de tutor. Cierto, hasta ahora no se había detenido a pensar en el hecho de que Den vivía aparentemente solo con su hermano menor; ¿Qué habría sido de sus padres? Se dijo a sí mismo que en algún momento se lo preguntaría, pues este era desde donde se le viese, un mal momento para seguirle reteniendo. También debía dejar algo del castaño para su pequeño hermanito ¿no?...mmm…la respuesta de momento era sí, aunque cuando Jace pudiera valerse por sí mismo entonces sí se “robaría” al castaño por días y días.

Se recostó sobre la cama, tomando entre sus manos la almohada sobre la que había dormido Dennis, tenía aún aquél calor y aroma propio de su cuerpo y quizá aquello y los recuerdos de aquella noche, fueran todo lo que le quedase hasta que volviera a verlo prontamente. El vampiro le guiñó un ojo mientras su amante volvía por la habitación, calmando a su hermano. La llamada finalizó y el cuerpo de Den volvió a caer sobre la cama. Víctor se hizo hasta su lado y lo abrazó contra su pecho mientras escuchaba sus nuevas palabras. Era sorprendente como el ver su rostro sonrojado le hacía querer atraparlo contra las mantas y besarlo hasta que se repitiera una y otra vez lo ocurrido la noche pasada. Tomó aquella mano que se había alejado de su rostro y la besó suavemente en la zona del comienzo de sus dedos.  –Estás hablando como si fuera a negarte la entrada a mi casa en una próxima oportunidad. –Víctor acercó sus labios hacia los del castaño y depositó un pequeño beso sobre los mismos. –Claro que puedes volver, cuando quieras y…tienes mi número ¿no? Ya sabes, cuando quieras hablar conmigo, puedes llamarme, aunque sea de día, te contestaré. ¿Te parece bien? –El vampiro sonrió mientras sus manos se hacían de la cintura del castaño y lo abrazaban contra su cuerpo por un leve momento, antes de que una de aquellas mismas manos se alzara y picara la frente del castaño.

-La próxima vez que nos veamos te daré un juego de llaves para que puedas entrar aquí cuando quieras-. El rubio rascó levemente su nuca mientras se ponía de pie, abandonando la cama, cierto era que no le gustaba la idea de abandonar el lecho a tan temprana hora, pero quería dejar a su invitado en la puerta por lo que le esperaría hasta que estuviera listo. –Me he dado cuenta de que contigo aquí pareciera que puedo andar de buen humor de día…créeme, es extraño, pero a la vez me gusta que la razón para aquello seas tú. –Se estiró quitándose el estupor del cuerpo, haciendo que algunos de sus huesos sonasen…-Ah, por cierto…-el vampiro volvió a mirar al castaño apuntando a su cuerpo con cierta malicia. –Deberías moverte con cuidado, sobre todo al sentarte. –Seguramente aquella clase de comentarios haría que el castaño se volviera a avergonzar, pero aquello le daba incluso más ganas de decir aquello al vampiro.


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Dennis T. Edmond el Mar Nov 19, 2013 8:15 am

Ése otro sin duda era amabilidad, de la mas dulce, de la menos desinteresada. Los besos formaron parte del matutino saludo entre ambos y por su parte procuró responder a esos gestos de cariño. –Procuraré no ser pesado con los mensajes.- río débilmente y se sumió de lleno en el abrazo hasta que nuevas palabras brotaron de los labios foráneos, palabras que lograron terminar de despertar al maestro, quién alzó la cabeza en busca de algún tipo de respuesta más clara: ¡Un juego de llaves! Aquello era... ¿Qué significaba? Era una confianza absoluta hacia él, sin duda. El otro abandonó la cama y supo que era momento de hacer lo mismo y rebuscar sus prendas desperdigadas por toda la habitación así que con gesto afligido y tras soltar un débil suspiro puso nuevamente los pies sobre la moqueta y rebuscó hasta dar con sus bóxer, se los puso con prisa, repentinamente avergonzado de la desnudez que llevaba mostrando desde que, prácticamente, entró en ése lugar.

Poco a poco las prendas volvieron a cubrir la amplitud de su cuerpo, aunque no se estuvo de ir lanzando miradas hacia el que era su amante, no quería irse. Su fuero interno se negaba a salir por la puerta, pero... La cara enfadada de Jace se le cruzó de tal manera que incluso llegó a palidecer. Seguramente le haría todo un meticuloso cuestionario, tal vez no se creyera del todo la historia que tenía en mente, pero por ahora aquel romance prefería que no saliera a la luz por el evidente enfado que el mismo provocaría en su siempre protector hermano pequeño. Estaba sumido en aquello, distraído y colocándose los pantalones entorno a las caderas cuando un sonrojo más potente a los acostumbrados se hizo espacio en sus mejillas, incluso el calor desprendido le llegó a las orejas por el evidente comentario de índole sexual. No alzó la cabeza para verle, sintiéndose repentinamente desarmado. Se ajustó el pantalón y ahora sí, alzó poco a poco la vista hasta cruzarla con aquella que tenía un brillo de malicia y diversión, gesto que lograba hacerle temblar como hoja dejada al viento. –No duele tanto.- se defendió, aunque la verdad era que sí, dolía. Y bastante. Disimularlo frente a su hermano sería tarea francamente agotadora, pero procuraría restar en pie cuando estuviese en compañía del mismo. Ya vestido optó por ir al baño que la noche anterior les ofreció una agradable lluvia cálida y frente al espejo intentó, en vano, acomodarse el pelo. Abrió el paso del agua y se mojó la cara: Aquello serviría para mantenerle despierto el tiempo suficiente.

Salió del baño ya listo para partir, mirándole incómodo. ¿Qué se supone que se dirían? –Me gusta ser la razón de tu buen humor.- volvió a sonreír con la dulzura acostumbrada, realmente cada vez esas escenas le recordaban a las de una pareja bien avenida compartiendo su día a día. Miró la puerta con recelo, pero tomó aire antes de sujetar el pomo de esta y mirar hacia atrás, sabiendo que el rubio estaría observándole. –Víctor... Volveré. ¿Vale? Te llamaré cuando tenga tiempo.- Jace, clases y por supuesto, era consciente que debía respetar el descanso del otro. Giró lentamente ése pomo pero pareció pensárselo y antes de ello giró sobre sus talones y su cuerpo impactó de manera más bien poco certera contra el cuerpo del vástago, capturándole no únicamente en un abrazo, también en un beso. No era demasiado diestro en las despedidas.




<3:
avatar
Dennis T. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 20/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Víctor "Kai" Moonspell el Mar Nov 19, 2013 8:43 am

Sonrió ante la respuesta del castaño. Él por su parte lo único que hizo fue buscar algo de ropa interior. La verdad era que la cama prácticamente le hacía “ojitos” para que volviera a enroscarse entre las mantas y el hecho de que fuera de día –y que Dennis se estuviera por ir.- solo le daba más ganas de ir hacia el único lugar que seguro conservaría algo del aroma de él. Le observó, debía estar medio loco, pero pensó que el castaño se veía incluso mucho más sexy que ayer cuando llego…aunque no tanto como cuando estaban en aquello. Negó con la cabeza ante sus propios pensamientos y le siguió hasta la puerta. Esta era la primera vez que le daba el “hasta pronto” a alguien de buen humor, el resto no había estado con el hasta tan tarde y Víctor siempre cambiaba a un humor seco cuando el día se comenzaba a acercar. Bostezo mientras intentaba arreglarse el cabello con una de sus manos, aunque de cualquier forma el muy maldito se levantaba en todas direcciones.

Estaba tranquilo, eso no lo negaría, pero era porque sabía que se mantendrían en contacto y sino, bueno, ya había hecho una promesa ¿no? Y aunque fuera macabro de pensar, fuera por la razón que fuera que Den dejase de ir o de comunicarse con él, el rubio le encontraría. –Estaré esperando. No te preocupes sensei, como dije, incluso si deseas llamarme de día, no temas en hacerlo ¿sí? –La respuesta a aquello no llegó, pero en su lugar ahora tenía al castaño golpeando con su calidez contra su cuerpo. Él le recibió con sus brazos y con su boca, dándole un suave toque en su cabello. Parecía como si el castaño estuviera algo reacio a retirarse, aunque pensó que era su propia imaginación, después de todo y aunque ni el mismo se lo creyera, no le había mentido respecto a nada de lo que se habían dicho últimamente. Quizá de verdad estaba comenzando a acostumbrarse a la seguida compañía de su invitado.

Acarició una última vez el cabello del castaño antes de volver a hablar: -Nos volveremos a ver pronto, así que quita esa cara de niño asustado ¿sí? Yo me iré a dormir entre las sombras. –Sus dedos hicieron un movimiento oscilante, como si quisiera hacer algún tipo de efecto fantasmal con nada de éxito. La sonrisa se mantuvo en su rostro, sus orbes sobre el rostro del castaño, lucía algo pálido pero esperaba que un buen desayuno le ayudara a recuperar lo que le había quitado anoche.


off off off:
off: creo que con tu siguiente post se puede cerrar ya el tema hasta un próximo encuentro luego de lo ocurrido en exules D:


~<3:
No apto para Sven(?):
avatar
Víctor "Kai" Moonspell
Vampiro
Vampiro

Mensajes : 469
Fecha de inscripción : 19/10/2013
Localización : En algún lugar...depende de la hora quizá

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Dennis T. Edmond el Mar Nov 19, 2013 9:10 am

No pudo evitar soltar una risa ahogada cuando el contrario intentó hacer aquel movimiento fantasmal: Al menos parecía que no se asustaría de él cuando imitase a lo que tanto miedo le daba, eso sin lugar a dudas y según su criterio, era bueno. –La idea de no volver a verte es lo único que ahora me asusta.- confesó, borrando ligeramente la sonrisa que hasta ahora le había acompañado. Era momento de partir para encontrarse con su estimado hermano y a la vez, para dejar que ése que tantas atenciones le prestó por la noche pudiera ser capaz de descansar sin la carga del numan. Se retiró con lentitud del abrazo en el que ambos se habían envuelto una vez más y caminó dirección esa puerta que esperaba por él.

Tomó el pomo de la puerta encarado aún hacia la misma y negándose a mirarle en ése momento, habló con el cuerpo trémulo debido a su nerviosismo. –Bu-buenas noches.- ¿O serían buenos días? Sus dedos hicieron por fin real intervención y por fin el pomo rotó entre sus falanges, se bastó con un ligero empuje para que el aroma de la mañana le golpease junto a los primeros y tímidos rayos de sol. Le miró de soslayo con una sonrisa que fue iluminada por el astro y sin mencionar nada más, cerró tras de sí la puerta para evitar que más sol del necesario entrase en ése lugar y molestase al anfitrión. Apenas cerró la puerta tras de sí los latidos de su corazón aumentaron de calibre: Eran demasiadas las sensaciones blandidas en su cuerpo. La alegría de ése extraño sentimiento postulado en él. El nerviosismo de no saber en qué momento volvería a verle. El dolor en sus posaderas que indicaban que ya no era puro. Se llevó una mano a la cara mientras descendía por las escaleras, sintiendo como toda la sangre de su organismo, la poca que debía quedar tras la ingesta del rubio, se postraba en su cara. Aquello era o debía ser realmente lo que todos conocían como Amor, palabra que fue tabú durante los años que tuvo al cuidado a Sven pero que ahora tomaba forma con más rapidez de lo esperado.

Su móvil volvió a entonar la melodía y una risa afloró: Jace. Se posicionó en el oído el mismo y habló con éste de manera tranquilizadora mientras avanzaba por las conocidas calles de aquel paraje, echó un último vistazo a sus espaldas y al ver el edificio de Víctor sonrió. Volvería. Volverían a verse.

{ CERRADO }

Off Off ~:
Me parece bien <3 éste idioto enamorado marcha encantado y con la sensación de que se volverán a ver pronto.






<3:
avatar
Dennis T. Edmond
Humano
Humano

Mensajes : 208
Fecha de inscripción : 20/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Under the shadow [Priv. Dennis T. Edmond] [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.