Encarcelados en un mundo donde fueron programados para vivir. Para servir a los humanos que hicieron su creación. Los hombres arrasaron con todas las mujeres del planeta convirtiendo un nuevo mundo en solo la raza masculina. No hay diferencia de géneros, se han convertido en uno solo. Prostitución, luchas, tecnología avanzada, nuevas jerarquías… Caballeros, bienvenidos al paraíso…

Homines Hortum.



BITE ME, BABY







Conectarse

Recuperar mi contraseña








¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Miér Jul 19, 2017 2:21 am.







Últimos temas
» Saint Seiya Gold Myth
Lun Jun 29, 2015 10:51 am por Invitado

» Limpieza de afiliados
Miér Abr 01, 2015 8:58 pm por Invitado

» What's Up!? The Rules—
Lun Feb 16, 2015 9:15 pm por Kyochi Kokonose

» khanes of war (Afiliacion Elite)
Dom Oct 26, 2014 11:21 am por Invitado

» Lyurand Terris [Normal]
Sáb Sep 13, 2014 12:50 am por Invitado

» Academia Ciaeth | Élite - Cambio de Botón
Vie Sep 05, 2014 4:52 pm por Invitado

» Pokémon Elysium ROL [Cambio de Botón]
Miér Ago 06, 2014 7:06 am por Invitado

» [Re-apertura] Gizem - Normal [cambio de botón]
Jue Jul 17, 2014 10:26 pm por Invitado

» { Spectra Entertainment —Hermana [YAOI]
Mar Jul 08, 2014 4:16 pm por Gintoki “Grim” V. Sakata














MÁSTER TENNEN PAAMA
GINTOKI "GRIM" V. SAKATA
PERFIL - MP
TÚ OXÍGENADO ADMIN
VICTOR K. MOONSPELL
PERFIL - MP
ADMIN
BUSCANDO UN AMOR
PERFIL - MP







SOULMATE

GOLD


pandoralovers
SILVER

Academy Dark Wind

Pulse
Crear
Hatfield Universitiy
 
OnatabanaCrear foro
Bleach: Shadow Of Seireitei
Danger Clan
Infection Rol
OPPUGNO THE LIGHTS
Shinobi Wish Nova Orbis
Souls & Swords
Falthirien[k]ing Project
Sword Art Online (SAO) photo 3535_zps8cc7883a.gif
 photo 40x40-1.pngStanford University
London City RPG

Forbidden City

kuroshitsuji RolKiefer University

Game of Thrones
 Teen Titans New Generation
 Pokémon Soul

Baltofans-vocaloid
Shaman King Fukkatsu RolGakuen Shingetsu Rol
Pandora: Shin Seiki
League of Legends Rol
HOLYWELL CITY RPG

School Codes
Survival PokerCrear foroSG

Ciudad Hino [
Human DesireHell Guns RolDS
School of devil Wayi
BRONZE


DIRECTORIO





TOP

Shiki Topsite!
Vote for Homines Hortum at Top Site List PlanetOnigroup Top List
Vera's Tales TopsiteKuroi Bara Top List
 Wonderful Nightmare Top Site


BLOG'S

Forbidden Paradise
Mangas YaoiMangas Yaoi








PRÓXIMAMENTE







Este skin ha sido diseñado en su totalidad para el foro Reckless University, por su web máster Swag “Swaggie” X. McCoy, la cual fue muy amable en cedernos la totalidad del diseño para poder editarlo a nuestro gusto. la edición; el color, la historia y totalmente su administración es para el Staff de Homines Hortum; el cual no tiene ninguna objeción si alguna de las imágenes editadas que han de ver les guste y puedan tomarlas con el permitido crédito; cualquier plagio está completamente prohibido. El widget de Staff ha sido obra de Ramona de osc. Gracias por su tutoría de ayuda.
El contenido es obra de la administración de #Homines Hortum. Idea original basada del foro #Hortus Deroum el cual el administrador principal obtuvo el permiso de editar la historia y ambientarla de una manera diferente a la original. El foro quedo en estado inactivo. Idea original de #Oriana Ojeda, Ideas editadas y parte de la originalidad de #Gintoki “Grim” V. Sakata #. Diseño grafico realizado por #Gintoki “Grim” V. Sakata. Todas las tablillas son propiedad del #Staff de Homines Hortum. La originalidad es lo que llama la atención, no plagies. Se educado.


credits.
pictures: © zerochan, deviantart & we♥it
skin: © Reckless University
lyrics: © Gintoki “Grim” V. Sakata
© -



♥ Homines "Yaoi" Hortum




Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Vie Oct 25, 2013 6:54 pm



ONLY PLEASURE IS ACHIEVED IN THE BOOKS

"Magheq" IV. Kahlfuss ||  Flash back situado en Transilvania,
luego de los sucesos en el Navis, antes de la separación de los alquimistas


Se encontraba caminando con una de sus manos en sus bolsillos por los pasillos de Structura Celestis, con uno de sus dedos hurgando su nariz mientras escuchaba hablar al hombre que se encontraba delante de él. Ahora que recordaba ¿Qué estaba haciendo en esos momentos en Domum Animarum? Oh claro, ya lo recordaba o más o menos. II. Le había mandando una carta que investigara un poco sobre los libros que yacían en su biblioteca porque los estudiantes de la escuela se estaban comportando extraño, y ahí se encontraba él hurgando su nariz y escuchando al docente más viejo que se encontraba en toda esa composición de selvas.  Ahora que lo pensaba ¡¿Por qué II no hacia su trabajo?! Maldijo por lo bajo sacando su dedo y dejándolo al costado de una de las mesas de la biblioteca en la cual entraron y luego desordenarle el cabello a un niño que estaba leyendo y lo quedo mirando con curiosidad.

Cruzo los pasillos leyendo lo que estaba en los bordes de algunos libros con curiosidad No sabía que tendría todos estos libros, es más grande que la de la ciudad; incluso VI se sentiría interesado, pensó con diversión —Gintoki-sama, ¿me está escuchando? —pregunto el mayor, el albino giro su rostro chocando sus ojos pequeños con los grandes ajenos —. Si, si… su esposo lo dejo hace años y ahora esta arrepintiéndose —menciono de mala gana, mientras se hurgaba tranquilamente la oreja —¡Eso no idiota! —grito golpeándolo con un libro haciendo que su rostro cayera por completo en el suelo —Lo siento —se disculpo con los estudiantes que giraron a verlo —. Ahora, me refiero es que este es el lugar donde todos los niños se comienzan a comportar extraños; es decir como si se perdieran… —menciono girando a ver a todos, Gin deslizo su mirada por todos los libros que tenían en sus manos —. Si… parecen diferentes a los demás, déjame y averiguo si es cierto —metió un dedo en su nariz estando delante de muchos y se levanto restregando sus mocos en los cabellos ajenos y ninguno reaccionaban —. Es cierto… no reaccionan —sintió su cabeza romper el suelo y sangre derramarse de su nariz y bajando por su cabeza —¡Pedazo de idiota! ¡¿En serio el señor II puede confiar en este imbécil?! ¡Deje de hacer eso y póngase a hacer su trabajo! —Gin se levanto sobando su cabeza con mala gana mientras tocaba uno de los libros que estaban en la mesa y este comenzó a desaparecer lentamente ¿Eh? ¿Desapareció? ¡Mentira!, toco otro y sucedió lo mismo y comenzó a sudar frío No me digas… no me digas que es un maldito fantasma…, escucho una risa que comenzó a congelarle los huesos; y giro su rostro hacia todas partes, observando una pequeña criatura caminar por los pasillos de la biblioteca —. ¡Baku! —grito, con terror en sus labios —. ¡Tú! ¡Bastardo! —antes de que lo fuera a buscar un gran libro le cayó en la cabeza, y esta comenzó a dar vueltas, sus ojos en forma de espirar y su cuerpo cayó hacia el suelo, haciendo un gran eco en todo el lugar.  

Ahora que lo pensaba… una situación parecida les ocurrió cuando se convirtieron en alquimistas.



[ FLAS BACK]




Ahora que lo recordaba, luego de tantos años I le pido que le ayudase con una investigación que un buen amigo suyo le pidió que hiciese. El albino estaba caminando por las calles de Transilvania; ese lugar jamás le había gustado para nada pero si era I el que le pedía la ayuda era claramente por un motivo importante. Cerró sus ojos y desordeno suavemente su cabello mientras mordía su labio por el frío que estaba haciendo en esos momentos. Tenía sus manos metidas en los bolsillos y caminaba con un cigarrillo en sus labios, vistiendo una camisa manga corta de color rosado, junto a una corbata de color rojo oscuro y un pantalón de color gris oscuro junto a un cinturón negro al igual que sus zapatos. Encima de su camisa llevaba una bata de laboratorio de color blanca completamente larga que llegaba hasta sus pies, y unas gafas que cubrían sus ojos en forma de ojos de pescado mientras entraba a la escuela donde debería hacer “el trabajo”

Si recordaba en el informe, los estudiantes de la escuela estaban comportándose extraños. Los informes decían que muchos de ellos se dormían en clase y perdían la energía; muchos habían muerto y otros simplemente desaparecían sin dejar rastro a demás de su ropa y sus cuerpos. Para los alquimistas era sencillo adivinar que se trataba de un demonio, pero ¿Qué demonio? No podría siempre depender de UT a parte que para completar su Utopía los demonios debían vivir alado de los humanos, no estaba asustado porque no era un fantasma. Por lo cual no debía tener miedo pero otras cosas le aterraban así que trataba de mantener todo bajo control. Actuar de profesor mientras se investigaba un caso para ayudar a los amigos humanos de I realmente era problemático, pero si recordaba bien I mando también a otro alquimista para ayudarle a hacer el trabajo y este se pasaría de estudiante y ahora que lo pensaba ¿Qué alquimista iba a hacerse pasar como estudiante? Tantos que estaban dando vuelta en su cabeza que no pudo evitar mover su rostro de un lado a otro. Cuando entrar al salón se iba a enterar, que por cierto… estaba demasiado serio para este trabajo bueno… era una misión de I.

Se detuvo delante de una de las puertas de los docentes antes de entrar a esta, los pasillos se sentían vacios los estudiantes acudían si les daba la gana a los salones mientras los docentes trataban de evitar a toda costa entrar en contacto con muchos, iba a abrir la puerta de la sala de profesores y el cigarrillo cayó al suelo al notar al que estaba abriendo la puerta del otro lado No… puede ser pensó con sorpresa. I, era un maldito…

ropa,ropa everywhere:


Última edición por Gintoki “Grim” V. Sakata el Dom Oct 27, 2013 2:02 pm, editado 2 veces





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por "Magheq" IV. Kahlfuss el Vie Oct 25, 2013 7:49 pm


Los uniformes vestían lo que antes eran ropas de verano, esos que antes disfrutaban de unas largas pero merecidas vacaciones iban ahora rumbo a la escuela con las mochilas en la mano, contándose alegres anécdotas entre ellos, riéndose y compartiendo parte de esos días que no pudieron verse. Estaba en una cera cercana a ellos con uno de sus lacayos próximo a su posición, observando con la mirada perdida no a los chicos en cuestión, si no a las ropas que estos vestían: Uniformes. Ropas sencillas que todos solían llevar para identificar a la escuela a la que pertenecían, para saber, en caso de extravío de uno de ellos, dónde acudir o llevar a la criatura. Uniformes. Él no los veía del mismo modo, ya no. Sintió un ligero estremecimiento cuando uno de aquellos infantes miró hacia él y le saludó con una mano cómo si se tratase de un amigo, de un compañero. ¿Aún tenía cara de niño? Giró el rostro y volvió a caminar, siendo seguido por su acompañante, quién a duras penas conseguía separarse dos pasos de él. El crío que tenía una sonrisa iluminada bajó su pequeña mano y con rostro entristecido volvió a la conversación en la que se veía inmerso junto a los de su edad. El líder, no obstante, caminaba con los hombros rectos, firme, a paso ligero, cómo si caminando más rápido, cómo si alejándose de aquellos de edad temprana pudiera también ignorar a unos recuerdos que día a día eran tan nítidos cómo la vez vívidos. No quería recordarlos, odiaba hacerlo, sin embargo, estos siempre aparecían cuando menos quería, cuando más débil se sentía. Odiaba esa época del año pues siempre solía trasportarle a dos recuerdos: Uno trágico, el otro odioso. La imagen de los uniformes, no obstante, parecía que le abocaría memorias de un día, un día en el que se encontró en una situación... Extraña, complicada, compleja. Quién estaba junto a sí debió notar un ligero cambio en el ambiente pues se alejó un par de pasos más de ése que le pagaba por protección y miró dubitativo al mismo, pero éste, sin embargo, se encontraba ya lejos.

Lejos en pensamiento más no en cuerpo, se sumió en lo que recordaba cómo uno de los días más vergonzosos de su existencia. Antes de que todo aconteciera ése era un recuerdo que compartía con Gintoki entre sonrojos, enfados y risas por parte del otro, pero ahora era tan amargo cómo el café pero por más que procurase olvidar toda experiencia vivida con ése idiota, las imágenes mentales eran cada año más nítidas, todo, cada palabra, cada aroma, cada olor, incluso cara mirada de soslayo que se dedicaban para resguardarse el uno al otro el secreto del acto era algo que no podía borrar por más que quisiera. Estaba grabado a fuego en él. Un fuego que hacía siglos estaba consumiéndole.



[ FLAS BACK]




Miró a I con un gesto incrédulo en un inicio... Pero su mirada fue empequeñeciendo y su gesto frunciéndose conforme el gesto de decisión de padre parecía no menguar. Éste le sonreía con dulzura y sobre la mesa de la que éste era dueño había una bolsa en la que parecía ser, estaba todo el equipo que debería utilizar para la misión. Intercambió miradas entre ése al que tanto amaba y... la bolsa. No, algo no encajaba. Esa misión era de un rango superior, sin duda, pero... ¿Dos alquimistas? El otro debió adivinar sus pensamientos y pronto le explicó el plan: Uno sería profesor, el otro alumno. No se dieron más detalles y es que la determinación de I y su gesto afable debilitaban al que se consideraba su hijo. Se supuso compañero de VI, quizás incluso de III, pero no se encontró con ninguno cuando se dirigió rumbo al estacionamiento que a él le portaría al lugar. ¿Se trasladaría solo?

Le maldijo mil veces... ¡No! Fueron dos mil veces, todas ellas con un insulto distinto al anterior. Cuando abrió la bolsa descubrió aquello que, según padre, sería preciso para su investigación. Resultó ser el uniforme de alumno: Bien, sabía en qué consistía y que debían hacer allí pero aquello pasaba todo límite aceptable... Bueno, quizás no. Más pronto de lo que él mismo imaginó se encontró enfundado en aquellas ropas: Consistía en un pantalón oscuro, camisa blanca que sobresalía por un chaleco marrón y para terminar de decorar, la chaqueta con la insignia de la escuela en la misma tonalidad que el pantalón. Él por su parte tenía la camisa mas abierta que el resto, al igual que el chaleco. No era asiduo a vestir cómo los demás, pero en aquella ocasión... Su tamaño más bien pequeño y su rostro aún infantil conseguiría hacer creer a los demás que era un alumno de intercambio, si más no... ése era el plan. Debía ingeniárselas para encajar, para ser uno más. Por consiguiente, su primera parada sería el salón.

-¿Eres nuevo?- esa voz consiguió que su espalda se irguiera y sintiese un extraño cosquille en la nuca, giró raudo hacia la misma, encontrándose un chico que le sonrió con una dulzura extrema, este le tendió la mano. –Evans, Larry Evans. Por el color de tú ropa... Eres de mi curso. Soy el delegado.- al ver que no obtenía respuesta por parte de ése otro, se llevó una mano a la nuca, riéndose. –Más tarde te llevaré a que veas las instalaciones, ahora debemos ir a clase.- no esperó palabra alguna por parte del de ojos ámbar, le agarró por la mano y tiró de él... ¿Esos eran los niños extraños? Pues ése se veía con ímpetu, energía y en especial, alegría. Se dejó guiar y cuando ambos alcanzaron la puerta, el delegado le dejó rendir honores y su mano tomó el pomo.

No. No.

Sí. Era él.

Al ver que el otro no se movía y se quedaba en medio de la puerta, su nuevo "amigo" tiró de él ligeramente, observando al maestro. -No debería fumar.- Acotó, apagando el cigarro del suelo. Sin embargo, Magheq parecía uno de aquellos a los que parecía que le habían extirpado el alma. Sonrojado, le ardían las orejas: Humillado, su rango era inferior al de V. Lo mataría... ¡Mataría a I!

Finalmente y cuando vio que eran ya varios los que miraban en esa dirección, inclinó la cabeza, saludó de muy mala gana y fue a tomar asiento junto al delegado. Aquello sin lugar a dudas sería la burla de Gin por mucho... Mucho tiempo. Daría su mejor esfuerzo por conseguir salir pronto de allí y luego... Luego se encargaría de que padre dejase de juntarles de esas maneras tan abruptas. Gintoki era torpe y no demasíado serio para aquel tipo de trabajos, aunque... Mientras retiraba la silla de su posición le observó: ¿Estaba... serio? Incluso su gesto... No, no parecía él.

Uniforme:





Ayperos:


Violation:

avatar
"Magheq" IV. Kahlfuss
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 262
Fecha de inscripción : 15/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Vie Oct 25, 2013 9:30 pm

Bajo la mirada para observar a los dos presentes, y luego dirigió su mano directamente hacia donde el ajeno sujetaba a SU V, un tic se marco en su ceja pero logro ocultarlo con los albinos flequillos que bajaban y las gafas que tenía en su rostro, una sonrisa se formulo en sus labios observándolos —. Ustedes deberían seguir el horario de la escuela y estar en su salón de clases, ¿Qué esperan? —les ordeno, con una mirada dirigida hacia el mayor, tenía ganas de golpearlo para que soltara lo que ciertamente le pertenecía desde hace varios años atrás. Pero en esos momentos estaba soportando cualquier presión que sus hombros podrían soportar, era una misión de I y no la iba a dañar por sus celos, aspiro un poco de aire dejando que los dos estudiantes pasaran, su mano se dirigió a la de IV mientras le miraba de reojo para terminar de entrar al aula de los profesores echando su corbata hasta su bolsillo mientras sacaba otro cigarrillo de su caja y la colocaba en sus labios encendiéndolo con total tranquilidad aspirando, I, maldito… ¿así que esta era la diversión a la que se refería?, pensó sobando un poco el puente de su nariz.

—Profesor Sakata, ¿puedo pedirle un favor? —pregunto uno de los docentes entrando al salón de clases, el maestro levanto su rostro luego de sentarse en su silla mientras rodeaba su mano hasta su mejilla acomodando tranquilamente sus gafas —. El profesor Demetrio, quien atendía la clase 3-Z ha amanecido… —el peliblanco levanto una ceja y se levanto de su escritorio mientras colocaba sus manos detrás de los hombros del hombre comenzando a escucharlo. Sus labios se torcieron mientras su mano comenzó a deslizarse por su barbilla y se sentaba de nuevo en su asiento —. Sí, yo estaré en esa clase, no se preocupe —comento, mientras bajaba la mirada quitando el cigarrillo de sus labios dejando salir una cantidad de humo de estos, no era que no le gustase fumar o que lo odiara pero de vez en cuando era bastante adicto a esas cosas y quería por lo menos dejar un ambiente de profesorado en esos momentos. Había trabajado anteriormente como docente por lo cual hacer ese trabajo no sería difícil, seguramente por eso I le había pedido el favor a él, pero no entendía como era que IV, okey ya lo entendía perfectamente Tiene cara de niño, pensó con demasiada diversión en sus labios.

Se levanto del puesto pasando los libros por sus hombros comenzando a caminar hasta el salón, ahora que lo pensaba eran pocos los estudiantes que asistían, muchos de ellos sufrían colapsos en horas de clase y otros desaparecían dejando solamente su ropa en el suelo como si sus cuerpos no fueran lo suficientemente fuertes para soportarlo. Podrían existir muchas teorías y en Transilvania existía la gran cantidad de vampiros que podrían ocasionar esto pero para I no eran ni vampiros si no demonios; pero… ¿Los siervos de UT se colocarían a jugar a estas cosas, debía existir otra explicación. Tal vez con él infiltrado como docente y IV como estudiante las cosas serian completamente diferentes. Aunque ahora que lo pensaba una sonrisa se dibujo en sus labios; realmente parecía un niño con esas ropas, delineo suavemente su lengua por sus labios luego de quitar el cigarrillo de estos y quedarse delante de la puerta del aula de clases. Ahora que lo pensaba la última vez él había mencionado que era su oportunidad de jugar un poco, y las relaciones entre alumno y maestro estaban prohibidas y lo que más amaba Gintoki era las prohibiciones. Espera… primero debería terminar el trabajo de I, si eso primero…

Abrió la puerta del aula, un silencio estaba invadiendo el salón y sus piernas resonaron hasta este por completo; un profundo silencio era lo que estaba molestando al albino distinguió a los alumnos, del aula mientras se cruzaba de brazos, el tic tac del reloj seguía dominando en todo el lugar, sus movimientos terminaron hasta el escritorio y su mirada termino delante de un peli violeta, amplio una pequeña sonrisa en sus labios mientras quitaba el libro de uno de sus hombros colocándolo en la mesa —. Desde hoy trabajare con ustedes como su maestro, lamento decirles que el profesor Demetrio estará incapacitado durante unos meses y me encargare yo de remplazarlo, no se preocupen; tengo tanta capacidad como ese viejo —se dio la vuelta caminando hasta el tablero escribiendo su nombre —. Sakata Gintoki, su nuevo tutor —menciono girando sus talones y colocando la tiza bajo su nombre señalándolo observando a todos los estudiantes mientras sacaba el cigarrillo de sus labios y cubría la mayor parte de su rostro con los flequillos rebeldes de su albino cabello blanco, esperaba que IV entendiera la indirecta de aquella incapacitación.

Dirigió su mano hasta sus gafas mientras las acomodaba dejando salir un poco de humo de sus labios que fue directamente hacia las ventanas que estaban abiertas dejando entrar un poco de aire, sus ojos pasaron a los diez alumnos y IV quienes estaban dentro del salón de clases mientras arreglaba las gafas con diversión Esto será divertido, pensó antes de colocarse a cazar a aquel extraño que hacía desaparecer y dormir a los niños. Ya había escuchado rumores en Transilvania y en el pueblo pero estar dentro llenaba de adrenalina a cualquiera. Pero claro está, porque no se trataba de algún fantasma, eso esperaba. ¡Eso le aseguro I!





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por "Magheq" IV. Kahlfuss el Vie Oct 25, 2013 9:58 pm

Entro en el aula con la sensación de vacío, su mano y la de V estuvieron a punto de rozarse pero su compañero de aula volvió a cogerle por las ropas y le arrastró al interior de la misma. Parecía que el hecho de que el profesor mirase esa unión no había sido suficiente para que captase la indirecta. Claro que.. eran críos. Unos inocentes mocosos que estaban desapareciendo uno tras uno. Su mesa sería de las últimas, ahí dejó la mochila y fue Evans el encargado de hacer saber a la clase quién era, inventarse una excusa fue sencilla y que el resto de alumnos se creyese la historia más fácil aún. Ingenuos. Si bien estaba ahí por su cara de crío, sabía del cierto que V se encontraba en el mismo lugar por tener práctica en la docencia, no obstante, deberían ingeniárselas para poder ser capaces de moverse por ahí sin levantar sospechas por parte de los que desaparecían y ahora... ahora parecía ser el centro de atención: La novedad del día. Por más sonrisas que le entregaban él procuraba mostrarse serio, dando respuestas cortas, directas y fáciles de entender, realmente todo hasta ahora había sido sencillo.

Pero supo que las cosas se torcerían cuando se abrió la puerta.

Entró cómo si realmente tuviera el control de la situación y su mirada repasó el atuendo ajeno: Ignoró completamente los suspiros de los que estaban mirando a lo que le pertenecía: Eran críos... No podían ser rivales. Se mordió el labio: ¿Un profesor había caído? Si la pandemia iba también hacia el público adulto aquello estaba dejando de ser algo que pudieran esconder por mucho más, deberían encontrar el foco de aquello para exterminarlo, para asegurarse de que todo volvía a... Su mirada se cruzó con la de quién ya podía denominar pareja y frunció vagamente el ceño. Podía saber que estaba maquinando cosas indecorosas, cosas... cosas realmente sucias. Se encogió ligeramente sobre su asiento, realmente su anatomía en esos momentos era similar a la de aquellos que estaban sentados en la pequeña aula y su cara... Te odio, padre. ¿Es que VIII no podía haber ocupado su lugar? No, claro, era más divertido dejar que fueran los que TODOS sabían que se escondían para... la intimidad. Aunque tras tantos años, aún seguía intentando que no se notase.

El que anteriormente le recibió se levantó de su asiento una vez dada la presentación del maestro e hizo que el resto así lo hiciera. -¡Saludad!- todos, incluido el peli violeta hicieron una muy ligera reverencia, al sentarse, su mirada volvió a ese rostro...: Estaba serio, tanto que parecía verdaderamente otra persona. Sin siquiera desearlo –o sí- su mirada se postró en la ya conocida voluminosidad de sus labios, unos carnosos... ahora deberían saber a tabaco, a nicotina. Bajó su atención a la vestimenta de éste... Se llevó una mano a la entrepierna de manera disimulada sin poder siquiera reprimir aquello que se avecinó en sus pantalones: No estaba acostumbrado a verle tan elegante. Aspiró aire desde la comisura y procuró relajarse. No era momento ni lugar, pero a pesar de conocerle desnudo y de saberse todo rincón de su anatomía, seguía deseándole cómo cuando de crío se escondía para verle bañarse. La alarma llegó a su rostro y el mismo lo giró bruscamente hacia su compañero de pupitre cuando... -... Y por eso, cómo es nuevo, estaría bien una presentación.- terminó. En definitiva y como era costumbre para con los alumnos recién llegados debería hacer una breve presentación frente al resto.

Estaba ahí, encogido en su asiento y con las manos disimulando lo que ahora no era más que un semi-despertar de su zona baja. Miró con alarma al que hacía el papel de mayor, pero su estimado Evans le palmeó un hombro para infundirle ánimos y él... Se levantó lentamente, apartando las manos de la zona, no se notaba demasiado... No, para ojos inexpertos, seguramente no se notaría nada. Habló mirando siempre a los ojos de su pareja, sintiendo un extraño cosquilleo en el estomago. ¿Es qué era imbécil? ¿Cómo podía excitarle una situación así?. –Rin Shindou.- su voz sonó segura, sonrió con un hastío de perversión, una que únicamente reconocería quién le conocía. –Me he mudado hace poco, espero que podamos... Llevarnos bien.- el resto saludó e incluso varios fueron los que se ofrecieron a ayudarle en caso de así necesitarlo, para su suerte, tocaba el turno de sentarse... Había conseguido salirse de aquello sin necesidad de dirigirse hacia la pizarra, estar cerca de él sería peligroso. Me quemaría. El fuego entre ambos no se había apagado a pesar de los años, por esa razón, fue Gintoki quién le propuso no hacía mucho cambiar los juegos... ¿Sería eso un plan suyo? ¿Seria capaz de llegar tan lejos por un polvo?





Ayperos:


Violation:

avatar
"Magheq" IV. Kahlfuss
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 262
Fecha de inscripción : 15/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Vie Oct 25, 2013 10:40 pm

Escucho las palabras que el chico que estaba antes con SU Magheq estaba diciendo, mientras se dedicaba a comerlo con la mirada y su sonrisa no desaparecía de sus labios, realmente le estaba encantado aquellas posiciones que los dos tenían. Un profesor y su alumno, un estudiante y su docente, dos alquimistas con números diferentes plantados delante del otro por una orden del líder y de su cargo dentro de aquella secta; dirigió sus manos hasta sus labios quitando suavemente el cigarrillo de estos y apoyándose en el escritorio cruzando suavemente sus piernas. Por un momento olvido completamente lo que se supone que debería estar haciendo en esos momentos, su mirada paseaba completamente por todo el salón y momentos se detenía delante del que parecía el delegado de clase, pero su profunda mirada y su sonrisa solamente era para aquel chico, él que se encontraba detrás de todos —. Adelante —ordeno, aquello que estaba diciendo, mientras bajaba un poco el cigarrillo haciendo que las cenizas cayesen en el cenicero que estaba en la mesa de clase —, es bueno que los estudiantes nuevos se presenten —menciono con total naturalidad, señalando al chico, levanto una ceja por sus acciones.

Ahora que lo pensaba ¿no estaba algo nervioso? Qué extraño. Dirigió una de sus manos a su barbilla planteándose la idea de que el ajeno sufriera extrañamente una confusión por levantarse de su asiento, cuando lo observo levantarse dirigió completamente su mirada a toda la extensión ajena, si sentado era una belleza para observar cuando estaba de pie era completamente todo lo contrario, una sonrisa se formo en los labios del mayor y su carcajada fue apagada por el cigarrillo que entro en sus labios notando su pequeño problema Lo debía suponer, realmente me veo sexy con esta ropa, pensó orgulloso. Pero deleitándose con la mirada del ajeno como le gustaría hacerlo gemir exactamente en donde estaba sentado, sus mejillas otorgaron un pequeño tono rosa que fueron apagados por su cuerpo dándose la vuelta para caminar detrás del escritorio cuando se sentó, mientras golpeaba suavemente sus dos manos contra este mientras comenzaba a buscar lo que tendría que enseñar a esa clase, ahora que lo pensaba no tenía la menor idea. Debí escuchar a ese sujeto, pensó frunciendo el seño.

Abrió el libro y observo que el maestro tenía todo anotado, ahogo un suspiro de alivio mientras se dedicaba a observar lo que estaba escrito, historia, historia y más historia de la ciudad. Observo la fecha y las comparo, era lo que iban a dar ese día, abrió su libro mientras comenzaba a caminar hasta el tablero escribiendo el tema de ese día, mientras giraba su rostro observando algunos docentes pasar por el salón dedicándole miradas, extraño; a cierta manera parecían lejanos a lo que estaban haciendo ¿Tendrían miedo?, no… no era miedo, pareciera que ni siquiera estaban presentes. No es que solo fueran estudiantes, los adultos son más difíciles de desaparecer, las composiciones de sus cuerpo; ahora que lo pienso los primeros en desaparecer eran los niños que estaban enfermos, poca capacidad física, pero… ¿Quién?, pensó frunciendo el ceño con molestia, se sentía tan débil en esos momentos; y quería ayudar a esas personas ahora no solamente era por I, si no para terminar todo eso y encargarse de otros asuntos.

. Según tengo entendido iban a comenzar con la edad media —comento revisando el listado estudiantil observando que las faltas comenzaron desde hace dos meses y aumentaron, observando al chico con la asistencia perfecta —. Señorito Evans, ¿Puede ser tan amable de mostrarle los apuntes a el señorito Shindou para que pueda ponerse luego al día con la clase?, también le pediría que le mostrase la escuela y le llene un poco de la historia de este pequeño pueblo —menciono centrándose de nuevo en el libro, mientras comenzaba a caminar hasta colocarse delante de los pasillos caminando por estos, maldijo mentalmente al saber que el chico de perfecta calificación era aquel que estaba sujetando la mano de su pequeño ahora… ¿Rin?, río para sus adentros por aquel nombre mientras negaba; si iban a mandar a los dos por lo menos deberían ser ajenos los nombres, pero ya que importaba solamente era mera coincidencia —. En el año 895, tribus húngaras quienes eran llamadas magiares, entraron en la llanura de Panonia. Después de la cristianización de su jefe San Esteban I de Hungría y el comienzo del Reino de Hungría, en el año 1003 los húngaros consiguieron su primera victoria importante frente a un Señor de Transilvania, Gyula, quien era tío de Sarolta, la madre de San Esteban. A partir de ese momento se creó el obispado de Transilvania, el cual se incluiría a los otros 10 del resto del reino de Hungría. La incorporación de todo el territorio de Transilvania al reino de Hungría concluyó en el siglo XIII. Como los húngaros eran principalmente una élite militar, tuvieron que traer colonos alemanes de Sajonia en los siglos XII y XIII. El cronista húngaro Simón de Kéza escribió que "no había más de 108 familias" de los magiares cuando estos entraron en Europa… —su mirada era dirigida al libro que estaba leyendo y que los chicos deberían estar siguiendo, sus pasos se dirigieron hacia los estudiantes y luego a la lista mirando de reojo a aquel pequeño delegado —. ¿Le molestaría seguir, Evans? —pregunto, suavemente.

Observo al joven levantarse mientras sus piernas se detuvieron en la parte de atrás colocando su mano en el hombro izquierdo de Magheq y bajando un poco su cuerpo hasta rozar su respiración contra la oreja ajena —. No te preocupes, Rin-chan; pronto te ayudare con tu erección, mientras presta atención a la clase y a tu alrededor; me molesta el olor que desprende el salón —se separo un poco del ajeno comenzando a caminar hasta la parte de adelante del salón, acomodando sus gafas mientras se agachaba y le señalaba a los alumnos de adelante algunos nombres importantes mientras la lectura continuaba y estos seguían preguntándole, giro suavemente su rostro hacia Magheq dedicándole una pequeña sonrisa de diversión.





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por "Magheq" IV. Kahlfuss el Vie Oct 25, 2013 11:23 pm

Te mataré. Te mataré. Te mataré.
Oh, sí. Mataría a I y acabaría con ése humor negro con el que todos se vestían al hacerles ése tipo de bromas, ciertamente jugaban a mantener esa relación en secreto pero I, III incluso VIII habían visto muestras de cariño excesivo cuando, por motivos en los que prefería no pensar, abrían la puerta de cualquier instancia y les veían sin ropa el uno sobre el otro, fue I quién más besos interceptó, pero a pesar de ello, él procuraba negar siempre cualquier vínculo afectivo. Pero pasaron los años y tomarse de la mano era aún algo que costaba por su parte pero que era más espontaneo si se trataba de Gintoki. Miró entonces a su maestro procurando no centrarse en ése atuendo. ¿Sería una especie de retorcido fetiche que le gustase cómo le quedaban esas ropas? ¿Serían las gafas? Sea cómo fuere, estaba seguro que de observarle cómo hasta ahora terminaría nuevamente con la mano sobre los pantalones para procurar calmarse, así que la solución era sencilla: Centrarse en lo que habían venido a realizar. Algo que tal y cómo se presentaban las cosas le costaría ejecutar sin sufrir constantemente.

Observó lo que el foráneo anotó en el pizarrón, pero tal y cómo éste demandó, el delegado le señalizó partes del libro importantes mientras le sonreía. Parecía un chico aplicado, listo e irremediablemente despierto. Todo lo contrario a sus compañeros, quienes dormitaban sobre los pupitres o miraban con la boca abierta al que ahora rendía de profesor. Algo no encajaba, algo... Evans dejó de hablarle y prestó atención al profesor con la promesa de explicárselo más tarde, él, por su parte, miró de reojo a su pareja en busca de alguna mirada que pudiera leer. Nada. Barrió la escena con la mirada: Los libros estaban en sus respectivos lugares y sin duda ninguno era traslucido. Torció el gesto. Quizás eran fenómenos que meramente trascurrían por la noche... Aunque aquello no dejaría de ser espeluznante. No fue hasta que su compañero no se alzó que no se dio cuenta de lo que había sucedido. Volvió en sí con un ligero parpadeo y observó la espalda de su compañero deslizarse hacia el tablón... Tal y como éste se alejaba, se aproximó Gintoki haciéndole sentir extraño: Nervioso.

La mano ajena pareció quemarle: Le quería ahí, ahora. Inclinó ligeramente el rostro en dirección a la mesa cuando su respiración, cuando ése aliento le rozó la piel, pero no fue hasta que no mencionó lo referente a su erección que no abrió de par en par la mirada y un fuerte rojo se apoderó de sus siempre blancas mejillas. Mierda, lo ha visto. Y sabía que aquello sería soportar mucha burla por parte de Gin, mucha... Mucha burla. Maldita fuera la idea de I para encaminarles a ambos ahí. “Deben ir los dos miembros más unidos. Esta misión requiere de un sentimiento que vaya más allá de la hermandad”. ¿Qué mierda significaba eso? Padre y sus... palabras. Cualquier compañero hubiera servido para hacer de crío o profesor. No obstante, una vez más se encontraban juntos, una vez más eran el objeto de mira de padre en una misión de nivel etiquetado cómo alto y aquello simplemente sumaría puntos a la reputación de ambos y por consiguiente, se verían en más misiones. No, no podía peleara su lado: Su mirada siempre estaba adherida al otro, buscando que no se hiciera daño, que no le atacasen... era una distracción constante que no se podía permitir en el fragor de una batalla, pero que por ahora procuró llevar de la mejor manera posible.

Debía repasar, repasar. No podía pensar en modos de venganza, tampoco en por qué de las palabras de I. Debía ser más rápido. Dormidos... ¿Energía? titubeo en aquella posibilidad y es que en una de sus tantas misiones una vez dio con un caso similar: La energía era absorbida, dejando el cuenco vacio y robándole la esencia e incluso la personalidad. ¿Peones?. Tenía una posición desventajosa al encontrarse al final de aquella aula, empero podría preguntarle al que estaba a su lado nombres y datos de interés, de hecho lo iba a hacer cuando el timbre anunció el descanso de la comida. Todos aquellos parecieron mecanizados en su acción, a la vez cerraron los libros, todos a excepción de él mismo y de Evans, quién le miró con ojos brillantes. –Rin-chan, comerás conmigo?- ladeó la cabeza, parecía ilusionado de tener con quién compartir unas palabras, dado que el resto no parecía muy dispuesto a ello.

No obstante algo le aseguraba que de aceptar, entraría en pelea con el otro a pesar de ser considerado como un ejercicio más del trabajo a realizar, le sonrió débilmente. -Debería quedarme para una tutoria... personalizada.- sí, así estaría bien. Pero tan buen punto supo con quién quedaría a solas, sintió un terrible calor, uno que logró aumentar un fuerte rubor en sus pómulos.





Ayperos:


Violation:

avatar
"Magheq" IV. Kahlfuss
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 262
Fecha de inscripción : 15/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Sáb Oct 26, 2013 12:03 am

Un famoso filosofo dijo alguna vez… —dijo cerrando el libro de historia que tenía en sus manos deleitándose con la vista que estaba frente a sus ojos mientras agrandaba una sonrisa de sus labios —“Experiencias en la escuela no se viven siempre, vez y disfruta con tus amigos e incluso haz más que amistades”. Eso era lo que siempre decía Mouskouri, ¿Por qué no vas y disfrutas de la hora del almuerzo?, la tutoría puedo dártela después de clases, Señorito Shindou —susurro suavemente con una pequeña mueca de diversión en sus labios. No era porque no quisiese quedarse con él, pero I le advirtió y le dijo que encontrarla la ocasión perfecta para pronunciar esas palabras, lo que le hizo hacerlo ahora; maldecía a I y a sus órdenes, siempre las seguía a pie de la letra sin comprometerse a absolutamente nada. Y bueno, ninguno de los dos fue a la escuela pero entendía perfectamente el punto de alguien que convivió con niños que sufrieron muchas cosas en su pasado y que ahora caminaban al mismo ritmo que un líder era difícil de ver muchas cosas, para al contrario de IV que disfruto de su vida junto al líder, sonrió con ternura… tal vez por esa razón él era el profesor. Siempre busca protegerlo en todas las misiones, era de esperarse de ti; l, pensó cerrando sus ojos suavemente.

Lo miro con diversión y levanto su mano para despedirse de él y de su nuevo compañero quedando completamente solo en aquella aula mientras estiraba su cuerpo hacia atrás revisando el horario que estaba en su bolsillo, ahora le tocaría otra aula pero estaba cancelada esa clase; ¿Es que acaso no había ni un solo estudiante? La hora del almuerzo eran treinta minutos por lo cual tendría algo de tiempo antes de hacer desaparecer a “Rin” de sus clases. Su mirada se pasó por todo el salón y suavemente cerró sus ojos; subió suavemente su mano comenzando a escuchar algo que no le gustaba escuchar, no entendía el motivo de que su cuerpo produjese Misticismo, si odiaba todo lo referente a los fantasmas y las cosas que se movían por sí sola, gracias que había aprendido a controlar un poco a sus miedos cuando él ejercía aquel poder. Abrió sus ojos y frunció su ceño En este lugar, no hay ni una sola alma… que esté completamente conectada a su cuerpo, pensó tragando seco; su garganta estaba seca y pego su pierna con fuerza en el suelo Si no estoy mal, solo hay… cuatro, no… tres, pensaba con frustración La de Magheq, la mía… y…, sus ojos fruncieron suavemente el ceño y salió del aula de clase dando un portazo en esta.

. Tan inteligente como siempre, Gintoki —dijo por lo alto, cruzando uno de los pasillos caminando con paso firme, si recordaba el mapa el comedor no estaba demasiado lejos. Desde que lo vio no le gusto para nada y no era simplemente el hecho de que estaba agarrado de la mano con SU CHICO, pero el otro asunto era que la única persona que seguía mostrando esencia de vida era él, y no es que estuviese baja como las demás que parecían que estuvieran soñando si no que su energía seguía creciendo. Lo encontré, sonrío triunfante. Odiaba de alguna manera esa clase de misiones en las cuales tendría que hacer con él ajeno ya que de cierta forma tener sus ojos vigilándolo y estando atribuyendo a su trabajo no era para nada sano.

Observo la habitación del armario y se cruzo de brazos con la puerta medio abierta; escucho como la voz de él se despedía de su “nuevo amigo” y se dirigía de nuevo a donde pensaría que estuviese el albino, su mano sujeto la ajena metiéndolo dentro del armario mientras cerraba la puerta acorralándola contra esta misma bajando su rostro hasta los labios ajenos —. Y bien… ¿Estás disfrutando de tus días de escuela, conmigo como maestro? —susurro cerca del oído ajeno bastante bajo, mientras regresaba su mirada a los ojos ajenos. Pego su frente a la puerta cerca de su oído mientras comenzó a susurrar suavemente lo que había descubierto: —, en otras palabras; los otros están en una especie de encantamiento; quien sabe; ese niño lleva una asistencia perfecta, un total de notas perfectas. El Baku se adueño de ese sueño y lo poseyó; solamente es una posesión pero no se que pasara si nosotros tratamos de sacarlo de aquello por completo —menciono cerrando suavemente sus ojos —. I ordeno… “Nada de muertes” —dijo intentando imitar la voz del mayor separándose del ajeno para mirarlo, si lo besaba ahora iba a perder el control, pero no le impedía estar cerca de él.





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por "Magheq" IV. Kahlfuss el Sáb Oct 26, 2013 6:32 am

¿Hacer más que amistades? ¿Pretendía que...? Miró de reojo a su compañero de mesa pero poco tardó en acceder, más directo el mayor no pudo ser, por consiguiente y no sin antes lanzarle una mirada de odio fue junto al resto dónde en ése momento tocaba, a su lado, el delegado hablaba entusiasmado sobre los conocimientos del maestro, por su parte se limitó a asentir de vez en cuando y a enfundar sus manos en los bolsillos con gesto de eterna indiferencia. Ya en el comedor se pudo predisponer a observar mejor a esos críos: Ninguno parecía querer entablar conversación con ambos. Tenía frente a sí la bandeja en la que se había servido lo menester para comer, pero estaba ahí, con la mano en el mentón y mirada perdida, seguía debatiéndose en su teoría, aquello era algo espiritual, algo que atacaba el alma. Pero... ¿El alma? ¿Qué es? algo intangible, algo superficial. Sopló y el pelo de su flequillo vibro ante el torrente de aire. Comió lo poco que tenía desperdigado de la safata y se levantó junto a Evans, éste no dejaba de observarle. Era como si estuviera memorizándose sus gestos y rutinas. Le dirigió una mirada que procuró con todas sus fuerzas que fuera amable y se despidió. –Debo ir a hablar un momento con Sakata-san.- el otro le lanzó una mirada perspicaz, incluso entrecerró los ojos pero asintió al deseo de su compañero. Un alma. Una posesión... ¡Lo tengo!

Aceleró el paso en busca del contrario para ponerle al día de lo que creía que era posible, pero su corazón dio un vuelco cuando sintió una mano agarrarle y empotrarle contra una fría pared. La voz contraria pronto llegó a sus oídos y sin poder evitarlo la mirada sorprendida se tornó ciertamente molesta. –No he venido a pasarlo bien.- acotó, pero su voz... Se bastaría con alargar el cuello para besarle, pero llamó al control. Despacio dio una cabezada positiva: Habían llegado a la misma conclusión. –No creo que se trate de una mera posesión, Es... Tiene poder. Forma.- tenía la nuca contra el armario, su pelo estaba ahí adherido y su mirada puesta en esos labios que restaban aún alejados de él, o así fue, cuando el otro pegó la frente a la puerta para acorrarle entero con el cuerpo buscó aire. –No mato niños. Pero a esa cosa ya veré cuando rebele forma.- masculló en un chasqueo. I tenía tendencia a arruinar todo lo que en su momento deseaba emprender, era cómo si tuviera un sofisticado aparato que le dijera en qué misiones advertirle que la espada debía resguardarse en su respectiva funda. Enervó la diestra y con la misma agarró la corbata del que estaba encorvado hacia sí. Gintoki era alto comparado consigo, pero ello no restaba que pudiera ser capaz de ponerle a su altura.

Capturó esos mullidos labios en un beso más bien escueto, fue un roce libre de segundas intenciones. La manga de la ropa que portaba le cubrió parte de la mano, dándole un aspecto casi infantil, pero la sonrisa torcida del alumno no era infantil, tampoco tenía inocencia ninguna. –No dejes que te capture.- sonó ciertamente divertido y sus dedos fueron soltando la tela de esa corbata, tela que por otro lado se deslizó de entre sus tendidos dedos con suavidad. Te quiero. Ya lo sabía, no harían falta grandes despedidas antes de dar con la resolución del caso. Movió el cuerpo, uno comparablemente más pequeño al del albino para entonces y salió de dónde el otro le encerró: No, de quedarse ambos en ése lugar tan prieto y oscuro. De seguir escuchando esa respiración contra su oído seguramente ambos terminarían inmersos en gestos candentes, en acciones que implicarían que el sudor escurriera entre las pieles, de que la ropa sobrase. Bien, basta. Debía dejar de pensar en eso o se volvería sobre sus pasos para encerrarse con SU pareja.

-¡Estás aquí!- los brazos de Evans se pasaron por sus hombros, prácticamente le saltó encima. Para su suerte, Gintoki aún no había salido del armario por consiguiente, simplemente parecía perdido en aquel pasillo. –Ven, el director me dijo que debes formalizar un último registro.- la fuerza aumentó en el agarre y le hizo girar sobre sus pasos. ¿Desde cuando tenía la altura de un crío? ¿Qué les darían para comer en ése lugar? Ciertamente tener estructura japonesa era útil en según que ocasiones, humillantes en otras. –Claro, vamos.- accedió con una sonrisa que sin duda pareció sincera y dejó que fuera el otro quién optase el camino a seguir, alejándose del armario y de las ganas de volver a meterse en él para robarle el aliento al maestro.

El silencio reinaba en esa zona, las aulas de esa zona de la escuela parecían estar cerradas, ni un solo crío merodeaba por ahí, no obstante... Sus ojos localizaron ropa, uniformes. Ni rastro de sangre, armas. Era ropa. Miró de soslayo al que seguía agarrándole y la sonrisa de éste se alargó hasta lo imposible: La línea de lo que debería ser boca le atravesó de lado a lado la cara, sus ojos estaban cubiertos por el pelo por lo que no fue capaz de ver del cierto su expresión, pero se bastó con un golpe en el estómago de ése otro para lograr separarse del agarre impuesto y barrer los pies para encararse al ajeno. Esa forma movió los hombros y aquella boca dejó escapar una acelerada risa... Negro.

Cayó de rodillas al suelo sujetándose los laterales de la cabeza. Mierda. ¿¡Por qué I no le dejó llevarse el arma?! Escuchó los pasos, pero no podía verle, era como tener un velo en la mirada. -Un, dos, tres.~ - canturreó. -Gracias por comer mi creación.- habló orgulloso, el futuro líder buscó en vano de dónde venía la voz: Parecía estar por todos lados. -Pronto serás mío. Ella lo será.- jugó a mover la mano en el aire...: Y capturó la sombra del arrodillado, el gesto del mismo cambio apenas los dedos de aquel ente se hicieron con la misma, tornándose sin vida... cómo la de aquellos compañeros, como la del resto. Gintoki.





Ayperos:


Violation:

avatar
"Magheq" IV. Kahlfuss
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 262
Fecha de inscripción : 15/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Sáb Oct 26, 2013 2:20 pm

Tan dulce y tan pequeño. Era lo que esperaba de la reacción de su pequeño niño de ahora preparatoria, no pudo evitar reír entre dientes cuando los labios de ambos rozaron siendo su respiración chocar contra la suya. Sus manos se dirigieron hacia la cintura del anterior y profundizo solamente de su lado el beso pasando su lengua por la boca ajena mientras mordía suavemente su labio separando un poco estos para buscar algo de respiración ya que estando en un lugar tan cerrado era demasiado para ellos. Escucho lo que estaba diciendo mientras una sonrisa estaba puesta en sus labios, su mano bajo hasta su barbilla y permaneció en ese lugar durante un largo momento —. No mato niños… pero… —guardo silencio en el momento que estaba en ese lugar, ¿no mato niños? Solamente los absorbió, no… no los absorbió ellos no tenían la energía suficiente de permanecer en el mundo. Energía, composición física, enfermedades… ropa tirada en el suelo y nadie a su alrededor solo sus objetos ahora que lo pensaba ¿solo sucedía en la escuela? La ciudad era tan normal que no pasaba absolutamente nada, frunció el ceño algo molesto y lanzo un largo suspiro de sus labios mientras se cruzaba de brazos.

. Es lo que te debería decir a ti, Rin-chan —menciono de nuevo con diversión aquellas palabras, observándolo salir, golpeo su cuerpo contra la pared que estaba detrás de él subiendo su mirada hacia arriba, escucho voces del otro lado y frunció un poco el ceño, ese mocoso a aparte de estar poseído se atrevía a seducir a SU chico, maldito mocoso y maldita posesión; se encargaría más tarde de él. Pero antes tendría que resolver todo ese asunto. Baku, criaturas mitológicas japonesas que comen sueños, criaturas… debería llamarlos demonios come sueños cerro sus ojos recordando aquellos detalles mientras abría suavemente estos lanzando un suspiro de sus labios Pero… los baku no son malos espíritus; al contrario según tengo entendido devoran los sueños y pesadillas para que la gente tenga buenos sueños al día siguiente… se quedo callado y cerro sus ojos concentrándose.

No… no puede ser cierto ¿o sí?, frunció el ceño mientras golpeaba con la punta de su piel el suelo Ese bastardo de UT, haciendo siempre de las suyas, abrió la puerta del armario y pensó encontrarse a alumnos observándolo con curiosidad no había absolutamente nada, el pasillo estaba completamente vacío. Escucho una pequeña risa proveniente de una de las habitación, giro su rostro hacia las habitaciones cercanas y no pudo evitar lanzar un suspiro de frustración caminando con seguridad hasta aquel lugar abriendo la puerta de un golpe — ¡Oh! ¿Sigue alguien cuerdo por aquí? —la voz que resonaba en todo el salón fue suficiente para que el albino entrase —. Si, de hecho me toca clase en este lugar —contesto hurgando su nariz —, según tenía entendido lo tenía libre porque ningún estudiante había venido, pero quería tener privacidad con uno de mis estudiantes pero al parecer ya había alguien aquí —una carcajada resonó en todo el aula de clases —Bueno, pronto la tendrás; ya que la canción pronto sonara~  

¿Canción? un viento comenzó a rozar su cuerpo congelándolo completamente, una corriente eléctrica cubrió desde su espalda baja hasta su cuello haciéndole tiritar por el miedo, su frente se tinto de azul y entro a la habitación de un salto cuando una cantidad de viento comenzó a recorrer absolutamente todos los pasillos de la escuela —Al parecer eres el único que falta por controlar en esta escuela, ese baku está haciendo bien su trabajo~ —frunció un poco el ceño y giro su rostro hacia una esquina levantando su mano y haciendo un pequeño avión de papel con sus manos que lanzo directamente a la esquina que fue atrapada por unas manos que salían de la sombra —. Oe, oe… ¿sabes todo el trabajo que tenemos que hacer por tus juegos?, ahora mismo debería estar jugando pachinko en vez de estar aquí metido dando clases a una escuela donde los niños ni siquiera existen porque una criatura mitológica se los está comiendo —el demonio río —. ¿Es que acaso me estas escuchando bastardo? —pregunto, pero de pronto se detuvo un momento y frunció el ceño —, acabas de decir que era el ultimo —menciono lentamente, temiendo lo que iba a confirmar —Si, en efecto; no queda nadie en esta escuela a parte de ti~ —fanfarroneo.

¡Magheq! pensó alarmado mientras abría de golpe la puerta del salón observando el gran viento que estaba cruzando —Si entras ahí tus sueños y deseos serán robados —se burlo el demonio, mientras caminaba cerca del albino —, se ve que eres bastante inteligente —siguió con los susurros, el albino giro su rostro y le tomo la mano al demonio mientras lo lanzaba fuera de la escuela en un rápido movimiento sorprendiendo un poco a la bestia que recupero su compostura rápidamente —. Oh si… ¡Espero que la bestia se coma mis sueños de tener a mi pareja dentro del armario escolar! —grito mientras se metía en aquel fuerte viento, escuchando la voz de todos los estudiantes y todos los sueños y deseos de estos, como lo suponía aquel demonio estaba matándolos por dentro mientras el baku les absorbía la energía. Logro comenzar a correr por los pasillos pasando rápidamente por los salones deteniéndose en la sala de profesores pero no encontró algo que lo ayudase. Frunció un poco el ceño pensaba que la había traído, pero ya que.

Escucho de nuevo la canción que se acercaba y sus ojos se abrieron al notar a aquel niño cargando el cuerpo de SU CHICO frunció el ceño — ¿Eh? Profesor Sakata… ¿Por qué no está muerto? —pregunto ladeando su cabeza inocente, el mayor comenzó a hurgar su nariz —. Porque a diferencia de todos ustedes no tengo… ni deseos, ni ambición ni nada que me pueda poner en peligro —menciono levantándose de hombros como si no fuera la gran cosa —, al contrario… estoy enojado ¿sabes por qué? —aquel niño volvió a girar su cabeza hacia el otro lado y una vena se le hincho más en la frente al albino —. Oye… mocoso —susurro apretando los puños —¿Si profesor? —pregunto amablemente ladeando de nuevo su cabeza antes de sentir que algo atravesaba su cuerpo y Gintoki salía rodando por todo el pasillo chocándose contra la pared —. ¡Se supone que gritaría! “¡Suelta a MI Magheq!” No que acabaría golpeado en la pared ¡Que cosa eres tú! —grito señalándolo, mientras se levantaba sobándose el cuello, molesto.


Última edición por Gintoki “Grim” V. Sakata el Dom Oct 27, 2013 12:29 am, editado 3 veces





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por "Magheq" IV. Kahlfuss el Sáb Oct 26, 2013 3:13 pm

-...Tuya es pero ahora forma parte de mí. Muerte. Todos deberían morir.- el pequeño infante de amable sonrisa y gesto siempre aparentemente endulzado cantaba aquello con dulzura, sus labios se movían con cuidado, pronunciando cada palabra con devoción, a fin de cuentas, era un canto a su dueño, a su rey, a ése que había decidido seguir. La canción se repetía en según que estrofas y era en las mismas cuando el de cabellera morada se sujetaba la cabeza con más fuerza, se sentía mareado, abatido. Sus párpados prietos ocultaban la desesperación de una mirada aparentemente condenada a la oscuridad. ¿Por qué mierda le había obligado I a ir allí? ¿Y qué pasaría ahora con el imbécil de Gintoki si él perecía? ¿Irían a ayudarle? –Si no mueres, Señor matará, matará, matará.~- podía escucharle, le sabía próximo sin embargo era incapaz de siquiera abrir la mirada para localizar al que estaba quitándole rastrojo de vida. Se las pagaría, I se las pagaría... Aún seguía sin comprender las palabras que éste le dijo con calma y con esa sonrisa que le hacía sonrojar aún y después de tantos años observándola.

“Deben ir los dos miembros más unidos.” ¿Para ver cómo uno moría? ¿Para sentir el dolor de la pérdida?. ”Esta misión requiere de un sentimiento que vaya más allá de la hermandad”. ¿Por lo que implicaba? ¿Por qué se debía ser más para llegar hasta allí? ¿Qué mierda tenía I en la cabeza? No sabía si era que Evans –si ése era su verdadero nombre- había dejado de cantar o... Un fuerte escalofrío le invadió cuando se vio abrazado por la espalda. Pero no estaba despierto, en absoluto. Eran... Niños. Estaba rodeado de ellos. Todos parecían querer ser el primero en explicarles sueños, ambiciones. Pero prestó atención a uno en especial, tenía el pelo morado, ojos grandes, gesto serio...: Era él. Él de niño. –Quiero ir con I... Y estar con Gin sin pelear.- el niño habló para su propia sorpresa. ¿Estaba...? ¿Es que ése maldito estaba quitándole sus sueños, los que resguardaba desde pequeño? El crío hizo un mohín y se llevó un brazo a la cara para cubrirse el lloroso semblante. Pero no pudo volver a dirigirse a él, el resto de niños comenzó también a decir cuanto querían. –¡Volver a ver a mis padres!- una niña. –Mi sueño es ser médico!-

Estaba viéndose abrumado, capturado. Ahora, ahora que no podría hacer nada por la misión descubría el verdadero cometido de todo aquello: Alimentar al demonio mediante los sueños más poderosos, el de los niños. La inocencia de los que estos eran portadores era imposible de verse reflejada en un adulto, sin embargo, si realmente no era posible... ¿Cómo que él había sido absorbido?. Intentó encontrarse de nuevo, intentó encontrar a ése niño, pero no pudo ver más que el rostro de los desesperados, de los ya absorbidos desde, quizás, hacía semanas. Estaban llevándoselo, llevándoselo lejos de la cordura inicial con la que entró en ése lugar. Debía salir, despertar. Pero no se trataba de un sueño que pudiera controlar, su cuerpo, el real, yacía inerte en un frío suelo a la espera de ser recogido por el que terminaría con aquella obra. Había visto la ropa desperdigada de los mocosos por las aulas... ¿Se los comería? ¿Rendiría sacrificio?. Confiaba en que el imbécil de ése con el que compartía una estrecha relación pudiera encontrarle antes de ser parte del festín del mal.

Su cuero fue transportado pero no fue consciente de ello ni del reciente encuentro con el albino, su cuerpo cada vez estaba más frío, más débil, pero dentro del sueño no era algo por lo que alarmarse, el calor del resto le mantenía con vida, una agónica. -¿No sabe que soy?- se balanceó sobre sus pies, como si el peso del que portaba cargando no fuera para nada un problema. Le miró sonriente una vez más. –Diga más bien, que no soy.- detuvo sus acciones y llevó la mano libre al rostro de aquel que dormía, ése, con suerte, sería el último sueño de uno de los futuros líderes.–¿Suyo?.- río entre dientes y no se cortó en besar los labios del dormido, aunque ejecutado el roce se movió para evadir cualquier ataque que el maestro pudiera hacer con él, moviéndose con una velocidad impropia de lo humano. Demonio, sí, eso era. Uno realmente habilidoso en el arte de la rapidez. .–¿Sabe? Quizá UT me deje tenerlo cómo juguete.-

Pareció meditar, estaba ahora con los pies sobre suelo firme, sí... Pero no el suelo de abajo: Estaba en el techo, con Magheq en los brazos. –[b]Yo cuidaré de él, profesor. Usted...[ /b]- tendió una palma extendida en dirección al albino y una energía tan negra cómo la misma noche se concentró en la dermis foránea del que proseguía sonriendo. –[b]... Muera.[ /b]- y dicho eso aquella energía fue disparada directamente en dirección a uno de los elegidos por I con la firme intención de acabar con la vida del único que restaba con alma en aquel lugar. La de Magheq era cuestión de minutos que se viera totalmente abrazada por la penumbra y poderlo tener así en su mundo, en el mundo de UT, del suyo.





Ayperos:


Violation:

avatar
"Magheq" IV. Kahlfuss
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 262
Fecha de inscripción : 15/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Sáb Oct 26, 2013 7:42 pm

¿Juguete?, repitió mentalmente el albino. Aquellas palabras seguían cubriendo su cabeza mientras las tinieblas seguían creciendo en los pasillos; el demonio quien estaba fuera del recinto reía al ver al peliblanco pegado a la pared con su mirada en el suelo, escuchando al niño hablar, niño… ¿desde cuándo un demonio para él era un niño? I no quería que nadie muriese en ese lugar pero si no hacia algo la cosa se iba a poner peor ahora que lo pensaba… ellos no podrían morir pero… ¿Qué estaba pasando? Su cuerpo se sentía pesado ni siquiera se movía. Oh… así es como se siente ser absorbido pensó levantando su vista hacia el techo, sintiendo como su cuerpo estaba durmiéndose, cerro sus ojos y los abrió de nuevo riendo con desgana ¿Cuál será mi sueño? ¿Es que acaso tengo uno? Oh… tal vez conocer a una modelo famosa, si seguramente esa es mi ambición… comenzó a reír por sus pensamientos con la mirada en el suelo, no podía mover su cuerpo, estaba paralizado pero… ¿Por qué lo estaba? Morir, si él moría no podría salvar a IV, I seguramente se iba a decepcionar de los dos pero… si él moría de nuevo le vería la cara a UT,… Ut ese bastardo. ¿A cuántos más necesitaba mandar a la tierra para torturar su existencia? ¿Cuántas veces necesitaba comer su cerebro para estar satisfecho? ¡¿Cuántas veces necesitaba jugar con su existencia?! ¡Si quiere matarlo! ¡Mátame ahora maldición! ¡Porque no me matas! grito, la voz no salía de sus labios sintiendo la garganta seca, abrió sus labios y sangre comenzó a caer de esta, ¿tenía rota la garganta? Espera… ya no estaba en el pasillo.

¿Soy yo?, observaba a un niño de cabello blanco sentado en un jardín leyendo, sentía el viento golpear con su cabello y su dedo hurgando su nariz, a su lado un niño pequeño de cabello morado se sentó mientras miraba hacia adelante sin decir nada, el mayor bajo su mano apretando la del menor y permanecieron en silencio; sin decir absolutamente nada, las espaldas se fueron agrandando y con ello el cuerpo de ambos en silencio; agarrados de mano ¿Ah?... mi sueño es ese pensó soltando una pequeña risa de sus labios, cubriendo su cara con su mano. Espera… ¿Ya podía mover su cuerpo? No… no podía se sentía pesado pero… Oh claro, había abandonado su cuerpo, el baku lo había atrapado; ya no podría hacer absolutamente nada… que tranquilidad se sentía en esos momentos. Su cuerpo estaba flotando en aquel mar oscuro y era llevado libremente disfrutando completamente de las olas del mar, suavemente abrió los ojos observando el cielo oscuro y estiraba su cuerpo por completo, sintiendo que se detenía mientras ladeaba la cabeza ¿Es que acaso soy idiota? Lo era, de eso estaba completamente seguro, mordió su labio sintiendo un profundo sabor que aborrecía, la sangre comenzó a caer por sus labios y llego al agua la cual comenzó a tinturarse.

. Oye… Magheq… ¿vas a dejar que te llame tu juguete? —levanto lentamente su cabeza estirando su mano; observando como la bola negra de oscuridad se detenía completamente, bajo su mano haciendo que esta comenzara a romper el suelo y con ello el resto de pisos que quedaba —. Cambio de trayectoria, ¿acaso te has enfrentado alguna vez con alguien que altere la gravedad? —le pregunto levantando una ceja con diversión; tratando de levantarse de donde estaba mientras fruncía el ceño —. Atrévete de nuevo… ¡Atrévete de nuevo a besar a MI NOVIO! —vocifero con ira proveniente desde su interior, los anteojos que tenia se los quito guardándolos en el bolsillo mientras se levantaba arreglando la bata y cerrando sus ojos —. ¡Magheq! ¡¿Qué eres un niño mimado que tiene que ser salvado?! ¡Desde cuando te he salvado el trasero! ¡Oh ya lo recuerdo! ¿Recuerdas esa vez que te salve de la malvada panadera? ¡Los dulces que nos regalaban eran todos míos! Oh… también me comí los dulces de VI y de VII pero no les digas que me los comí porque estoy seguro de que me cazaran por la eternidad —comenzó a reír con sus manos en las caderas y soltando una gran carcajada —. Ahora que lo pienso, siempre he sido más fuerte que tu, seguramente por eso I nos hizo trabajar en equipo y a ti como el estudiante y a mí como el docente, era obvio que te iba a salvar el culo —dijo bajando la mirada y moviendo su rostro de un lado a otro —. Que niño tan problemático —susurro.

Pero que problemático resultaba todo eso. Que problemático resultaba tener que actuar de esa manera, no tenia su arma en la mano no podría hacer absolutamente nada y ya estaba un poco agotado por utilizar la reversión de aquel hechizo del sueño, pego su cuerpo contra la pared frunciendo el ceño, tal vez si tuviese su espada hubiese cortado a esos dos demonios pero ya eso no sería necesario; si se tuviese que encargar de uno seria él de afuera y él de adentro se lo dejaría a Magheq ¿Qué? ¿Por qué? Seguramente porque confiaba en él —. Oye, Evans… te digo una cosa —susurro mientras caminaba sujetando su estomago y abría la ventana —. La bestia que tienes en tus manos, no tiene los colmillos de leche; y cuando le haces enojar realmente te va a cortar por la mitad. Es mejor que lo sueltes, antes de que se revele —susurro con diversión, cortando la mirada con el niño para dirigirla al demonio que estaba sacando una espalda —¿Vas a pelear conmigo?, albino —pregunto —. ¿Pelear no me hagas reír?, esto es un Tentempié —menciono, saltando de la ventana, golpeando con su pierna el rostro de aquel demonio. Oh, ahora que lo pensaba, necesitaba su espada.





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por "Magheq" IV. Kahlfuss el Dom Oct 27, 2013 12:06 am

Oscuro. Lo estaba. A decir verdad era incapaz ahora incluso de ver hasta aquellos que procuraban decirle que era lo que querían ser, lo que querían obtener. Podía notar la presencia de todos y cada uno de ellos, empero las voces ahora se difuminaban y se le antojaban verdaderamente lejanas a pesar de saberlas más cerca de lo que gustaría. Era cierto que hasta ahora no había podido sentir nada mas allá, pero en su fuero interno la voz de Gintoki le hizo vibrar. Hablaba de... ¿Un juguete? ¿Qué mierda quería...? Su consciente adormilado pareció desear despertar ante la suave marea de la reconocida voz. Gintoki estaba ahí, solo. Debía ir hacia él para protegerle, para no dejar que le consumiera ése que le tenía sobre un hombro. Ahora sí, ahora podía escucharle, no tuvo más que cortar su propia respiración para ser capaz de hacer que la voz ajena llegase con claridad: Estaba metiéndose con él. Claro. Obvio. Se había dejado capturar con demasiada facilidad. ¡Todo aquello era culpa de I! Si... Si le hubiera dejado llevar el arma. Si su katana estuviera en la cintura dónde debía hubiera podido cortar por lo sano a ése que había conseguido llevarle hacia lo oscuro de su mundo, odiaba aquello, odiaba seguir las ordenes para más tarde darse cuenta que era él y no su padre quién tenía razón, empero ya nada podría hacerse. Ambos iban a morir. ¿No? No. No. ¡No!. Debía volver para decirle cuatro cosas a I, sí, tenían que regresar dónde los demás, debían hacerlo o por el contrario muy posiblemente, si él no iba al hogar, tampoco lo haría ése idiota que había iluminado su conciencia.

Poco a poco enervó el gesto pero ya no habían niños en aquel lugar, aunque su mirada se chocó con unos grandes ojos ámbar que le miraban con seriedad, de la mano, su yo interno tenía sujeto a Gintoki... Mierda! ¿Le había capturado? No... Abrió algo más los ojos al ver cómo el niño albino desaparecía poco a poco, muy poco a poco. Bien, ése imbécil había conseguido despertar. Cuando la mano del niño quedo libre, éste le señaló y el mayor sonrió. –Vamos a por él. ¿Verdad?- minúsculo asentimiento y el mundo, ése tan extraño se vino abajo. Tembló la estructura y las sombras dejaron de rodearle apartándose entre bramidos lastimeros y constantes quejas por aquello que parecía avecinarse. No sabía que sucedería con las almas ahí presas empero si deseaba salir de allí no le quedaba más remedio que abrir fisura entre realidad y fricción. Entre ese paralelismo entre ambos que poco y nada gustaría a UT empero los dos títeres habían dejado de seguir las ordenes del poderoso titiritero casi al unísono, quizás ahora empezaba a entender por que la unión debería ser fuerte, claro. ¿Qué otro compañero confiaría que el capturado se saliese sólo de las tinieblas? Sólo Gintoki.

Un sorpresivo pero profundo alarido de dolor emergió de los labios de quién le tenía sujeto. Quizás el albino sabía que otra arma solía utilizar el foráneo para protegerse a falta de katana, tal vez simplemente fuera casualidad, pero sus fauces se clavaron en el brazo de quién le rodeaba con tanta fuerza que juró arrancarle carne. Se vio contra el suelo y golpe fue suficiente cómo para despertar de toda ensoñación. Raudo y antes de que el ajeno pudiera reaccionar se puso en pie: Todo le daba vueltas y el olor en ése lugar era horrible. El ambiente sobrecargado y la sensación de ahogo se hicieron presentes pero ahora... Ahora sonreía: Tenía el control. –Deberías vigilar lo que comes.- masculló con una resplandeciente sonrisa. El otro se veía aturdido y sin capaz de reacción. ¿¡Cómo un humano iba a poder sólo con algo así!? ¿Cómo había podido siquiera despertar? Retrocedió un paso y buscó con la mirada a su dueño y señor, pero el futuro líder siguió hacia ése otro con sorna. –Gintoki sirve para según que cosas.- era un inútil... Pero su inútil a fin de cuentas. Sus largos dedos se aferraron a la garganta del confundido ente, apretando hasta el punto de llegar a alzarlo del suelo.-Incluso es capaz de salvarme de mi mismo.-

Una explosión envolvió ambos cuerpos inmersos en trifulca, la humareda que se levantó era casi tan negra cómo la noche pero el semi-ahogado al que sus dedos tenían preso desapareció del mencionado agarre para confusión del espadachín: UT había ido a por él? No, imposible. Miró a su alrededor y sus labios se abrieron por sorpresa, el cuerpo de Evans yacía en el suelo con los ojos cerrados, desnudo y en posición fetal. En una pared cercana, una sombra hundió su estructura y supo el motivo de todo aquello: Antes de que el cuerpo muriera el inquilino debía salir del mismo para sobrevivir, así pues, el niño estaría en las últimas. Chasqueó la lengua y se quitó el abrigo que era parte del uniforme para cubrirle la desnudez, poco más podría hacer por él debido a su escaso conocimientos de las constantes vitales y derivados. Mientras proseguía agazapado a la altura del medio difunto, escuchó a su pareja y de un salto se puso en pie, asomándose por la ventana. Frunció el ceño. ¿Estaba... estaba loco? ¡Contra UT!. Sabía que ambos estaban sin armas, así que... Dio un codazo a la ventana y aunque sangre manó por el impacto, sostuvo uno de los cristales, eso serviría, era grueso y la punta filosa. –¡V!- vendría, lo sabía. Tenía que hacerlo, tenía que confiar en él. Y con ello en mente lanzó el mencionado en espera de que no impactase contra el suelo y pudiera ser servido como arma cortante.





Ayperos:


Violation:

avatar
"Magheq" IV. Kahlfuss
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 262
Fecha de inscripción : 15/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Dom Oct 27, 2013 12:49 am

Es la primera vez que te opones a mí de esta forma Shiroyasha —una carcajada irónica salió de los labios del demonio, cruzo por completo en el cuerpo del peliblanco haciéndole hervirse por tanta presión, sus manos se dirigieron hacia sus bolsillos y se estiro un poco hacia atrás levantándose de hombros —. Bueno, realmente no es la primera vez —saca una de sus manos metiéndola en su nariz —, aparte de que solamente eres un demonio siendo poseído por UT, si fueras el verdadero fuera otra cosa —se levanto de hombros —, necesitas un cuerpo más fuerte y una gran cantidad de almas para poder ser completamente invocado o colocar tu pie en este mundo que sigue siendo regido por Dios —amplio una sonrisa de sus labios observando el ceño fruncido del otro mientras sacaba un moco de su nariz lanzándolo.

Su rostro se giro un poco hacia arriba notando los pequeños cristales cayendo y luego de eso un pedazo mucho más grande estiro su mano y un poco de este rozo sus dedos cortándole, tomo el cristal con su otra mano lamiendo la sangre que se desprendía lentamente de sus dedos, mientras giraba su rostro con una pequeña mueca de diversión hacia el menor Sabia que lo iba a lograr, pensó cerrando sus ojos y dirigiéndose al diablo que tenía una mueca también de diversión en sus labios —¿Jugamos Shiroyasha? —pregunto, levantando una ceja moviéndose con rapidez hacia el albino que abrió sus ojos antes de recibir la fuerte patada en su estomago que lo mando hacia atrás con tanta presión que no espero recibir un golpe en su espalda que lo detuviese el propio demonio, solo sintió que la sangre que tenia acumulada en su garganta saliera disparada haciéndole caer de golpe en el suelo — ¿Qué pasa? ¿Te sientes mal porque no tienes tu espada?A la mierda todo esto… ni siquiera he luchado antes con un demonio, sus piernas temblaban al mismo tiempo que sus manos intentando levantarse, sintió la pierna del ajeno en su cara y luego esta contra el suelo solo sentía sus labios ardiendo al igual que su nariz, el sabor metálico de la sangre cortándole el paladar y su cuerpo perdiendo algo de fuerza.

¿Por qué querría I que nosotros estuviésemos en esta misión? se preguntaba mientras su cuerpo yacía en el suelo Estoy demasiado jodido como para pensar en esas tonterías, ah… tengo hambre, pensó pegando más su frente al suelo, sintiendo como la arena se pegaba a su frente y la sangre seguía saliendo de su mano Oh… IV me está viendo… debo quedar como un idiota si… como un completo idiota¿Esto es todo lo que tiene el demonio Shiroyasha?, veo que lo único de demonio que tiene es el nombre, ni siquiera tiene la capacidad de pelear con solamente un recipiente mío —una risa escalofriante le hizo helar sus huesos, su cuerpo se estaba sintiendo demasiado pesado como si algo estuviese encima de él —Ya acabe con uno de los alquimistas de I, me pregunto si el otro también será un debilucho, bueno… si baku lo devoro —se levanto de hombros comenzando a caminar.

Oh no… eso si que no iba a permitir que lo insultara a él, que le insultaran todo lo que quería e incluso si lo quería cortar hasta la mitad también pero jamás… ¡Jamás! ¡Dejaría que ese bastardo de UT! ¡O sus malditos recipientes o demonios tocaran un solo cabello de IV! Pero… necesitaba una espada o algo… apretó fuertemente el vidrio que le había aventado IV  y comenzó a levantarse lentamente —. Oe, bastardo… —el demonio no termino de girar su cabeza cuando una patada fue directa a su rostro, Gintoki le tomo de la mano girando su pierna hacia el otro lado estrellando su cabeza contra el suelo apretó fuertemente el vidrio tomándole de las manos y clavándola en esta mientras le pisaba estas evitando que se moviera del suelo. A la mierda lo que fuera y lo que viniera después de eso ¡Se encargaría de maldecir a UT hasta su muerte! No era devoto a UT a diferencia de muchos de los alquimistas, pero de algo estaba seguro, si UT quería jugar con un niño albino, él no sería la presa.

Escupió sangre a su lado observando como aquella criatura levantaba el rostro, apretó con su pierna el vidrio en la pierna del ajeno sintiendo como se clavaba en sus zapatos y cortaba su pie, pero no era algo que le importase, no para nada —. ¿Y bien? Que era lo que querías probar en esta escuela —le pregunto tomándole el rostro —¿Qué es lo que estás haciendo? —devolvió la pregunta, el albino frunció el ceño y lanzo un suspiro observando como el cuerpo del demonio estaba desapareciendo —. Felicidades, Gintoki. Haz detenido a una de mis posesiones; espero que los demás alquimistas también lo hagan —el peliblanco frunció el ceño y bajo más su rostro —. Tú… bastardo —el demonio bajo el rostro y un rostro conocido para el albino fue lo que mostro —Guarda este secreto por mi~ ¿de acuerdo? —el cuerpo termino hecho polvo y saco de su pie el pedazo de vidrio que estaba enterrado mientras caía sentado al suelo respirando agitado, con toda la ropa sucia y su sudor bajando por su cuerpo.

. ¡UT no está cerca! ¡Captura al baku! —grito a IV quien seguía encontrándose en la ventana, una sonrisa se dibujo en sus labios y su cuerpo cayó hacia atrás cerrando sus ojos, respirando agitado, maldiciendo mentalmente de los planes de ese maldito diablo. Como lo odio, pensó apretando fuertemente sus manos. Lo odiaba demasiado.





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por "Magheq" IV. Kahlfuss el Dom Oct 27, 2013 7:26 am

El corazón le dio un ligero vuelco cuando aquel demonio mandó de una patada al albino contra el suelo, por mera inercia se subió a la destrozada ventana con clara intención de saltar a por él, pero... Torció una sonrisa cuando le vio moverse. Hueso duro de roer. Desde la distancia era incapaz de escuchar nada de lo que decían empero su función desde esa altura era la de asegurarse que el mayor estaba bien y que podía con aquello, por su parte meramente podía vigilar el cuerpo que él mismo abatió para evitar posibles sorpresas en el campo de batalla dónde se encontraba el albino. Verle en acción y sin espada prometía ser interesante y por ello no se perdió detalle de sus gestos, aunque notó el cansancio en su mirada... Se mordió el labio y apretó por inercia los dedos en el marco dónde cristales se clavaron en sus dígitos, siquiera puso gesto de dolor, su preocupación era que el otro saliera airoso de la batalla que se presentaba a sus pies y sabía que lo que él había logrado apagar no era ni mucho menos cómo ése que estaba junto a su pareja: Poderes distintos, ése, el UT era más cuerpo a cuerpo, algo en lo que Gintoki era bastante bueno, él sin espada no conseguiría más que risas por parte de ése, pues el cuerpo a cuerpo... dejaba que desear.

Gesto de eterno orgullo mermó en su faz cuando la suela del zapato de su pareja impactó contra el demonio, ahora que el ajeno lo tenía todo bajo control se procuró arrancarse los cristales de la palma pues sabía que pronto debería entrar en acción, estaban sincronizados a la perfección, sí... Por eso el condenado de I les había enviado juntos. Trabajaban en confianza el uno con el otro, posiblemente el resto de compañeros estarían en el campo de batalla vigilando el movimiento del compañero, empero ellos se movían en perfecta harmonía, adivinando los gestos del uno y acoplándose a los planes que iban surgiendo. Quizás el idiota de padre no estaba del todo desencaminado con enviarlos a los dos allí, quizás... Quizás si formaban una buena pareja -¡De pelea!- después de todo. Los movimientos del albino eran precisos, letales, eran pocas las veces que podía darse el lujo de contemplarle en batalla y sin duda, estaba disfrutando, empero cómo era obvio, todo debía acabar y las miradas de ambos se cruzaron cuando UT quedó contra el suelo, debilitado, trasparente. El grito sólo hizo que el menor de ambos asintiera: Había llegado la hora de terminar con eso.




Llegó a su lado jadeando, con la boca abierta para poder tomar el aire que le faltaba en los pulmones, procurando en vano tener la calma que durante la pelea había perdido. Se sujetaba un brazo que si bien no era herida profunda si parecía molestarle. Ahí estaba Gintoki, en situación similar, repleto de tierra, apestando a sangre. Hizo una mueca asqueada, pero en su fuero interno agradeció que no tuviesen ninguno de ambos nada fracturado, nada que tuvieran que ir a arreglar de manera inmediata. Como si las fuerzas le hubieran fallado justo al llegar a su lado dejó que las rodillas se hincasen bruscamente en el suelo, junto a él. –Casi te gana.- sonó burlesco a pesar de su actual estado... Siempre le quedaban fuerzas para molestarle. Eso era bueno, ¿No?. Se soltó el brazo herido y llevó la mano a la sudorosa frente del contrario, retirándole el molesto pelo que merodeaba por la zona.

Sonrió con total orgullo bien, una misión más y esta era de las que hasta ahora I se sentiría más orgulloso. Giró despacio su posición, toda la tensión pareció morir, irse de su cuerpo... Ahora se encontraba en una muy dichosa paz que le mandó al suelo. Su cara impactó contra el torso de su pareja, con los ojos cerrados y un gesto que indicaba lo evidente: Felicidad. No sólo habían conseguido liberar aquellas almas, también habían salido semi-ilesos de un encuentro con el mismo UT, aquello sin duda sería punto de flexión en las siguientes reuniones con el resto de los que estaban formándose para ser líderes. Posiblemente de todos ellos, los únicos que se habían encontrado cara a cara con la muerte no habían sido otros que esos que ahora reposaban sobre la arena del patio dónde se libró una de las batallas. –¿Nos harán pagar desperfectos?- abrió un solo ojo para mostrar cuan deplorable estaba la fachada de esa escuela... También el patio tenía evidencias de pelea.

¿Qué importaba? Volvió a eclipsar su mirada al cerrar el párpado abierto y despacio fue moviéndose hasta que su cabeza dio con uno de los hombros de Gintoki, cómo si callado buscase ser abrazado, algo que sólo hacía cuando se encontraban encerrados en cualquier lugar que no pudieran verles y si lo hacía era, obviamente, por situaciones cómo la que venía ahora... Tic nervioso apareció en su ceja cuando un hombre llegó hasta ellos corriendo. De manera inmediata y a pesar del mareo por moverse tan rápido se posicionó sobre sus rodillas, rompiendo así el contacto. Ése hombre les miraba con una amplia sonrisa. –¡Lo lograron!- frotó el pelo del peli morado. ¿Pensaría realmente que era un niño? Sólo de pensarlo consiguió que torciera el gesto. –¡No tenemos palabras, hoy celebraremos una fiesta en su honor!- estaba que no cabía en su dicha y podía notarse por la amplitud de esa sonrisa.

-En una de las aulas encontrarán ropa limpia, el aseo pueden hacerlo dónde el gimnasio y descansar en las colchonetas.- parecía, sin duda, que estaba todo bien planeado.





Ayperos:


Violation:

avatar
"Magheq" IV. Kahlfuss
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 262
Fecha de inscripción : 15/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Dom Oct 27, 2013 7:49 am

El albino se movió asqueado por todo el sucio que estaba pegado a su cuerpo, sentía que la sangre que seguía saliendo de sus heridas no iba a parar hasta dejarlo completamente seco, podría jurar escuchar a sus glóbulos rojos producir más sangre y esta misma desperdiciarse, subió una de sus manos cerrando las heridas que tenía en el rostro y limpiando estas mismas pero lo único que hizo fue regarlas más. Deslizo su rostro hacia donde se encontraba el pelimorado mientras ampliaba una sonrisa burlona en su rostro, escuchándolo; torció el gesto molesto pero la sonrisa burlona no desaparecía —. ¿Y lo dice el niño que fue atrapado por un Baku?, vaya basura de alquimista eres —se burlo, no logro levantarse al sentir todavía su pierna doliendo, frunció el ceño y coloco su mano en aquel lugar cerrando la herida, su otra mano rodeo la cadera de Magheq dejándola en ese lugar, permaneciendo en silencio. Solamente dedicándose a recorrer con su mano la espalda del menor hasta su rostro, no lo estaba demostrando pero verlo y sentirlo era mucho mejor que aquello que sintió cuando lo vio traslucido; sumergido en aquella oscuridad ese idiota le había preocupado demasiado. Maldecía tanto a I como a UT, pero sin duda su maldición a UT era más fuerte que a su padre, suspiro… algunas veces no entendía como pensaba el alquimista mayor.

. A la mierda todo eso… I pagara todo los daños —resoplo de mala gana moviendo sus piernas para ver si ya las podría mover, volvió a observar aquello donde antes estaba el cuerpo de aquel demonio y soltó un resoplido mucho más fuerte que él anterior, con… molestia. Si molestia. Dirigió una de sus manos a sus cabellos desordenándolo por completo era molesto; fastidioso… estúpido. Si un solo recipiente le había hecho eso, no podría imaginarse la fuerza que tendrían los demonios de rango superior. Los demonios que rodeaban a UT, esos demonios que no había conocido todavía y que según los vigilaban con sus ojos expectantes por si sus cuerpos colapsaran para quitar el elixir de la vida y desgarrarlos como simples basuras. Trago seco y sintió su garganta de la misma manera. Ladeo el rostro lentamente hacia el sujeto que estaba hablando, parecía emocionado lo que le aburrió al albino; completamente.

Levanto uno de sus dedos hurgando de mala gana su nariz, ladeaba lentamente su rostro hacia un lado mientras picaba lo más profundo que podía aquella extensión mucosa de su cuerpo. Se levanto sin mucha gana y tomo de la cintura a Magheq cargándolo como si fuera un costal de papas, ahora mismo ni el sabia como había recuperado algo de fuerza para cargarlo; bueno igual no pesaba tanto, lo mismo era cuando eran pequeños que su facilidad y peso era idea para subirse rápidamente en los arboles. ¿Por qué eran tan pequeños? VI y VIII eran lo mismo. E incluso VII era un poco más alto que ellos. Saco el dedo de su nariz limpiándolo en el pantalón de IV mientras comenzaba a caminar —. Olvide la fiesta, si no me molestan estaré feliz de celebrar en su honor~ —dijo de mala gana comenzando a entrar a la escuela, escucho un grito del ajeno y giro su cuerpo —. ¿Eh? Estaré el aula de aseo; quiero quitarme esta carga que tengo encima —observo el sonrojo del hombre, mientras agarraba fuertemente a su costal de papas y caminaba por los pasillos a la vista de varios alumnos que cubrían su nariz por el fuerte olor a sangre.

¡Profesor Gintoki! ¡Se encuentra demasiado herido! ¡Por favor! —el grito del docente que hablo con él al principio resonó en su oído, el mayor se detuvo y giro su rostro mostrando su típica sonrisa, mientras se hurgaba su nariz —. Nah, si es Rin-chan puede curarme las heridas con unos cuantos gemidos, ¿cierto? —le pregunto con diversión a lo que tenía en sus manos regresando de nuevo a su camino, estaba perdiendo el tiempo completamente y quería terminar todo de una vez, así apestara… porque esas ganas que tenía cuando lo vio en el uniforme no se le van a quitar con nada.

Abrió la puerta de un golpe y entro cerrándola mientras bajaba el cuerpo del anterior apoyándose en la puerta, levanto su mano mientras le observaba, pasándola rápidamente por la parte de atrás del cuello ajeno pegando sus labios a los ajenos demandando el beso que quería, aquel beso que estaba anhelando cuando vio a aquel niño tocar los labios de su propiedad, aquel beso que sintió cuando quería despertarlo de su sueño. Quería… no, necesitaba todo de él. Donde sea que fuese, lo iba a tener.





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por "Magheq" IV. Kahlfuss el Dom Oct 27, 2013 8:12 am

Oh, sí. Era obvio que él no tenía pensado desembolsar nada por la catástrofe creada, sería I quién pagaría lo que tanto él cómo el mayor provocaron. Eh! No podría quejarse, al menos habían logrado el cometido sin demasiadas bajas, todo restaba en paz de un modo u otro: Sin un muerto. ¿No era eso lo que siempre le recordaba padre? Pues eso tenía, además... Observó de reojo al hombre que llegó hasta ellos con un gesto pensativo. Si estaban tan contentos por la victoria, no serían capaces de ir demandando los pagos de nada. Iba a abrir los labios para dar su opinión en lo que refería a la fiesta pero unos brazos le alzaron del suelo, arrancándole un sonrojo que no fue indiferente para el hombre que tenían ahí con ellos. Gintoki era impulsivo empero no se esperó aquello tras saberle herido. Emitió un quejido cuando una herida propia golpeó sin más parte del cuerpo foráneo. Él era, sin lugar a dudas, de los más bajos de los futuros líderes, también el de los de aspecto más infantil, pero... Todos lo sabían: En batalla también uno de los más letales, VIII no era demasiado diestro para la misma, era más de dialogo. Salió de su ensimismamiento para cuando una de las tantas frases de su caballo hizo sonrojar al viejo que tenían ambos delante.

-Suéltame.- siseó. ¿Es que acaso estaba marcando territorio? Solía hacerlo cuando estaba celoso pero allí no había nadie que...Gemidos. ¡¿Gemidos?! Dirigió la mirada a como pudo hacia el rostro del contrario, encontrándose ya lejos de un muy sonrojado y petrificado hombre que les observaba con los ojos bien abiertos, parecía ser que por fin había captado que sería lo que merodeaba por la cabeza del albino, no obstante, no entendía de dónde sacaría fuerzas para algo así tras una pelea de ése calibre. -No sé que fiesta tienes montada en tú cabeza, V, pero no cuentes conmigo.- sonaba molesto, como siempre, pero en sus mejillas proseguía inscrito el rubor del impacto de sus palabras. Era directo. Gintoki era demasiado directo y era sabido por todos que él por excelencia era especialmente retraído y callado con sus sentimientos: Tanto los positivos cómo los negativos. Era de mostrarlo todo en acciones, aunque no negaría que palabras envenenadas también eran muy utilizadas por él.

Estaban ahí dentro, por fin sus pies tocaban tierra. -No cr-.- sus labios fueron capturados por aquellos que deseó desde el momento en el que le vio con las ropas de maestro y lo salvaje de su voz murió en su garganta. ¿Realmente pretendía de aquello?. Apoyó una mano sobre el torso de su compañero y le hizo quedarse contra la misma puerta, semi-acorralandole mientras que su lengua buscaba el permiso ardiente para hacerse con su boca. Hasta ahora no se había percatado que el deseo era alto, más que alto. El miedo de perderle en la arena... Sus dedos agarraron con fervor la ropa del maestro, atrayéndole más hacia él. No le importaba el sudor, ni las heridas. –Vamos a un aula, profesor.- habló sobre la boca de éste, deslizando sus dedos por los botones de la camisa de éste. –Aún no terminamos la lección.- aprovecharía el atuendo.

Habían sido pareja durante años y jamás habían realizado ése tipo de juegos por lo que sus mejillas proseguían encendidas, pero su sonrisa mostraba que lo que hablaron tiempo atrás, el de adquirir otro tipo de roles para hacer más entretenida su vida en la cama no estaba del todo mal: Aquella parecía divertida, excitante, pues incluso podían ser pillados por algún mocoso, por algún ente que decidiera comenzar a arreglar el estropicio causado por los salvadores.





Ayperos:


Violation:

avatar
"Magheq" IV. Kahlfuss
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 262
Fecha de inscripción : 15/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Dom Oct 27, 2013 8:30 am

Se quedo pensando mientras sus labios se movían entre los ajenos. En un aula de clase no estaba para nada mal comenzar a jugar aquellos desastrosos juegos que iban a comenzar a planear pero no era su gusto hacerlo en un aula de clase, aunque ciertamente la excitación del momento seria perfecta, pero ese lugar donde estaban no estaba nada mal. Era pequeño, caliente y sin duda la voz se filtraría con más razón por las ranuras de la puerta. Era el lugar perfecto. Sus ojos estaban puestos en los ajenos, mientras sus manos comenzaron a deslizarse por toda la extensión anterior, a diferencia del pelimorado los movimientos que ejercía el albino eran tranquilos, suaves como si temiera que las heridas que tuviese el ajeno fuesen a doler; entendía perfectamente que los dos habían salido de una batalla, estaban cubiertos de sangre pero eso era… incluso mucho más excitante que hacerlo en la fiesta… espera… Eso tampoco suena nada mal, bañados en ponche… de uva un pequeño hilo de baba bajo por sus labios, cuando el beso comenzó a ser demandante, sus manos tomaron las ajenas y de un movimiento estaban en otra posición, Gintoki tomo ventaja del momento para separar sus labios del ajeno y comenzar a hacer un recorrido desde los labios hasta su barbilla, y comenzar un camino de besos que se detuvo en su cuello, deslizando su lengua por toda esta; sus ojos quienes estaban cerrados disfrutaba del sabor ajeno, sudor bañado con el sabor de la sangre metálica que seguía impregnada en su rostro, sus manos quienes sujetaban las ajenas y sus dientes que marcaban lentamente la piel ajena.

. Lamento decirte querido estudiante; que esta vez, el docente tiene todo el poder de colocarlo contra la pared —susurro sobre el oído ajeno, deslizando sus dientes y marcando este, comenzando un camino de besos desde su oído, soltando las manos del pelimorado para bajarlas hasta las caderas ajenas apegando su cuerpo contra el ajeno, un jadeo salió de sus labios; la sensación de estar herido y el golpeteo de su corazón contra su tórax era demasiado excitante. Sabía perfectamente que I lo iba a terminar regañando por pervertir IV desde que ellos dos estaban saliendo pero eso no importaba ahora; ya luego de eso escucharía sus largos sermones y se sometería a hacer las misiones que quisiera, lejos del pelimorado pero en algún momento volverían a encontrarse, después de todo… de todos los alquimistas el que menos le importaba el poder y convertirse en un líder era a él.

Sus manos pasaron a la camisa del ajeno y comenzó a soltarla, los botones caían con facilidad en sus manos, era diferente… tan diferente la situación que estaban planteando en esos momentos. Siempre era primero el obi y luego seguía la yukata pero ahora disfrutar de la extensión ajena cuando los botones iban cayendo para el albino era como la gloria, sus labios fueron saboreados por su lengua y estos se pusieron a trabajar cuando toco el último botón. Sus labios repartían besos desde su cuello hasta su pecho y se dignaban a no bajar más de lo necesario para disfrutar completamente de los sonidos ajenos, quería escucharlo gemir de nuevo bajo sus brazos, estaba ya perdido con el camino que tenía que seguir; ya lo demás le importaba menos y mucho menos le importaban los estudiantes que podrían escucharlos; ya que… no era ni un trabajo fijo y le importaba lo que la gente dijera, él era así. Así simple y sencillamente.

. Sabes… ya que estamos aquí, ¿Qué te parece si te doy una lección de educación sexual? —levanto una ceja mirándolo con diversión, con una de sus manos toco uno de los pezones rosados ajenos mientras comenzaba a moverlo —, usualmente dicen que los hombres no se estimulan por los pezones, pero entre los dos; este lugar es bastante sensible para ti… ¿cierto? —le llego a preguntar mordiéndolo y jalándolo un poco, deslizando su lengua por ese lugar; escuchándolo… amplio una sonrisa, como le encantaba tenerlo, exclusivamente a él, en esa posición.





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por "Magheq" IV. Kahlfuss el Dom Oct 27, 2013 9:09 am

Era extraño. Las ropas que portaba puestas no eran incomodas en absoluto empero el modo de quitarlas era tan distinto a cómo cuando portaba su habitual yukata que aquello logró excitarle. Las manos foráneas eran rápidas pero no perdían ése toque de suavidad al tocarle. Dáñame. No era masoquista –o eso creía- pero todo lo que hacía junto al mayor deseaba que fuera vivido al límite de la locura, que entre ambos no existiera ningún tipo de coherencia racional. Debían dejarse llevar por los más bajos instintos y eso hasta concurrió la primera vez que tomó posesión del cuerpo del albino hacía ya tanto tiempo atrás. Lo suyo solía ser más pasional, más burdo, más rudo. Era Gintoki quién solía recordarle a menudo que bajase la frecuencia de sus acciones para no terminar lastimados, pero no era algo que le molestase a ninguno. El sentimiento que tenía hacia el otro lejos de morir, durante los años experimentó un cambio radical: Eran uno. Se podían leer simplemente con mirarse y las palabras muchas veces estaban de más. Los enfados proseguían dándose, pero eran distintos... La mayoría de estos se solucionaban en la cama y con el resto de líderes sin poder dormir a causa de los gemidos de uno o de otro. Relación a escondidas. Relación conocida por todos. I era quién mas directas lanzaba junto con III, pero estos no conseguían más que miradas de infinito desprecio por su parte y evasivas o estupideces por parte del albino. ¿Por qué no era capaz de formalizar lo obvio delante del resto? Los besos de Gintoki en su cuello estaban...

Se estremeció. Su saliva, esa saliva tan cálida le obligó a emitir un jadeo. Sí, al llegar con el resto expondría la relación frente a todos, no se escondería, ya nunca más. No tenían motivos para hacerlo, en su mayoría no solía ser alguien que buscase constantes muestras de afecto por ende, ser o no pareja era algo que meramente quedaba inscrito en la cama, cuando se desataba la fiera que Gintoki educó: Oh, sí. El mayor era el experto y aunque en un inicio se dejaba llevar pronto aprendió a someter y ser sometido, arrancándole al otro los mismos sonidos que éste era capaz de sacarle. –Pero... la pared esta fría. Yo quiero calor.- ¿Le excitaría que se mostrase sumiso por una vez? ¿Le aburriría? Era absurdo tener dudas tras tantos años juntos, pero... las tenía. Su boca rondaba abierta en busca de aire que llevarse a los pulmones y en cada exhalación emitía un nuevo sonido.

¿Educación sexual.?.- abrió un solo ojo para intentar verle: Bien, intentaría provocarle desde la sumisión, aunque no tenía muy claro cuanto tiempo aguantaría. Empezó hablándole con fingida inocencia y sus dedos abrieron poco a poco la camisa contraria, tarea que quedó a medio hacer cuando unos labios masculinos invadieron su pecho. –A-allí no... Profesor..- era... vergonzoso comportarse así, pero le seguiría el juego, seguiría en su rol. Agachó la cabeza y sintió que su pelo se adhería a su propia cara mientras procuraba aún colmarse del aire perdido, tenia que admitir que la boca foránea pellizcándole los pezones estaba excitándole de sobre manera. Se hizo sutilmente hacia atrás para mostrar más su pecho y así que el otro pudiera servirse como gustase de sus redondeados ahora capturados. Los gemidos eran ya constantes y el cosquilleo en su vientre le indicaba que...: Sí, los pantalones le apretaban en la zona baja. –Calor...- susurró, sin perder esa inocencia.

Le resultaba sumamente extraño no agarrarle del pelo y obligarle a rendirse a lo que él en ése momento dictaminase pero se conformaba en tenerlo cómo ahora le tenía. Apoyó una mano sobre esa cabeza albina pero para su propia sorpresa no tiró de su pelo ni buscó hacerse con el mando: Actuaría como alumno.





Ayperos:


Violation:

avatar
"Magheq" IV. Kahlfuss
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 262
Fecha de inscripción : 15/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Dom Oct 27, 2013 9:43 am

Lo escuchaba hablar entre jadeos y cada vez más sentía la entrepierna completamente pesada, dura… trago seco separándose de los pezones del ajeno dirigiéndole una mirada de diversión. Al verlo tan… ¿decidido? Se preguntaba qué era lo que estaría pasando por la cabeza ajena. A pesar de que cuando tuvieron su primera vez no fue como el albino lo planeo cosa que le enojo pero luego lo olvido esta vez no iba a caer ante las tentaciones del ajeno. Él iba a estar arriba le gustase o no; después de todo era su pequeño sueño erótico desde muchos años atrás. Ahora que se colocaba a pensar en ello, siempre tuvo esa clase de sueños con el pelimorado, teniéndolo debajo de su cuerpo gimiendo su nombre, no era el momento para pensar en eso ¿O sí?; bueno… no estaba debajo de él pero de alguna manera estaba llevando la situación como a él le gustaba. Maldijo por lo bajo, ¿realmente estaba siendo tan dulce?; no lo era con nadie, solamente comenzaban el polvo lo terminaban y listo; vete para tu casa pero sentir como su corazón se sincronizaba con él del albino y escuchar sus jadeos era suficiente para hacer que el albino se saliera de control. Como quería a ese idiota que se encontraba delante de él, como anhelaba y lo deseaba desde hace años atrás; realmente no le importaba lo que los demás dijeran de los dos aunque ciertamente no era de los que hablaba abiertamente de sus sentimientos, solamente hacia las cosas y listo no tenia porque dar explicaciones; pero por otra parte no sabía cómo pensaba aquella persona la cual le entrego algo que tal vez juro jamás volver a sacar a luz; no quería que se sintiese presionado por decir algo que no quería, aunque a pesar de todo quería que todos se enterasen de una buena vez que el ajeno era suyo, no se adelantaba nada por los deseos ajenos, algunas veces… era demasiado dulce

. ¿Por qué? —susurro sobre aquellos pequeños pezones rosados, jalándolos con sus dientes escuchando las palabras del ajeno, no podría evitar sentirse demasiado excitado con la situación; maldecía mentalmente una y otra vez a IV por lo que estaba haciendo. Subió su otra mano hasta rozarla con el pantalón del chico, mientras apretaba el miembro ajeno abriendo un poco su boca mordiendo el pezón dejando una marca bastante roja que fue relamida por su lengua para comenzar a caminar hasta el otro y hacer exactamente lo mismo que hizo con su gemelo; amplio una sonrisa delineando sus labios antes de comenzar a hacer su trabajo —. Que pervertido me ha salido este alumno —susurraba sobre su pecho, apretando más el miembro ajeno —, mira que se pone caliente con solo unos roces —susurro riendo con diversión bajando su otra mano para quitar el pantalón ajeno, escuchando como el cinturón era soltado y con ello caía el pantalón a los pies ajenos, levanto sus manos e hizo que el ajeno terminarse en el suelo con su espalda contra la puerta y su cuerpo erguido encima del ajeno —, tranquilo… pronto te hare entrar en calor; y con ello te hará sentir muy bien —susurro a un costado del oído ajeno, comenzando a morderlo para bajar con un conjunto de besos y mordidas dejando marca por donde pasase.

Deslizo sus manos por su bata de color blanca deshaciéndose de esta, dejando que cayese al suelo, siguió con la corbata la cual jalo hasta aflojarla más de lo que estaba y al finalizar termino por quitar su camisa, dejando que la ropa cayese al suelo, haciendo un sonido un poco seco por lo mojada de sangre que estaba; sus manos se dirigieron hacia el ajeno y hizo a un lado el bóxer que portaba para meter su rostro en la entrepierna ajena comenzando a jugar con el pequeño compañero de Magheq. Ahora que lo pensaba, su querido amigo quería salir pero Rito-kun sabía perfectamente que la diversión cuando el saliera era completamente diferente. Mordió la punta del ajeno y comenzó a delinear sus labios y su lengua por todo el tallo desde abajo hacia arriba como si de una paleta se tratase, una de sus manos subieron hasta las del ajeno y las apresaron para que no se pudiese mover ni tampoco intentara que este se metiera completamente el miembro ajeno en sus labios, le iba a hacer sufrir un poco; después de todo —. Me las debe —susurro sobre el miembro ajeno, con su otra mano, tomo la corbata que tenia apresando las manos del ajeno hacia un tubo que estaba alado de la puerta acomodándolo entre el medio de la puerta y su cuerpo, amplio una sonrisa al verlo como quería relamiéndose los labios, volviendo a su trabajo; de tratar el miembro ajeno como una paleta escuchándolo jadear, y disfrutando bastante de la vista —. Espero que aprenda bastante con esta lección, Magheq. Aunque no creo que le sirva de mucho, es mi turno de ahora en delante de tomar el control —dijo con diversión pasando uno de sus dedos por sus labios delineándolo con su lengua y ampliando una sonrisa de lado.





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por "Magheq" IV. Kahlfuss el Dom Oct 27, 2013 10:43 am

Se evidenció su secreto cuando el mayor le agarró por la entrepierna, sintiéndose repentinamente desprotegido. Su cinturón cayó, igual que sus pantalones... ¿Cuántas veces iban ya desde el primer encuentro sexual de ambos? Eran cómo dos entes insaciables, se buscaban, se mordían, se marcaban. Juego que posiblemente únicamente ellos dos conocerían, juego de placer, de odio, de pelea. Todo entraba en ése intimo mundo de ambos. Su espalda se arqueó: Dios. El frío estaba gélido en comparación a la temperatura de su cuerpo, su vello se erizó en respuesta y sus de por sí ya endurecidos pezones se alzaron algo más entre la boca de l que los degustaba cómo se tratase de una frutilla. Imbécil.... Una de las cosas que más loco podía volverle era justamente la que Gintoki acababa de hacer: Hablarle al oído. El timbre de su voz junto a la respiración ajena en su oído era lo que le hacía saltar por norma general al cuello, no obstante, su papel de sumiso no permitía tal acto: No aún. Pero los planes del albino parecían ser distintos a lo suyos. Manos terminaron maniatadas por la corbata del profesor. Ya... ¿No le dejaría tocarle? Hizo un gesto de puro fastidio, observándole claramente molesto, enojado. Él se veía con el mismo derecho a rozarle, a marcarle. Pero pronto todo estúpido razonamiento se vio cubierto por una oleada intensa de placer. –Ah... ¡H-a..! Pro..fe..sor...- retorció ligeramente su posición, buscando liberarse las muñecas, pero únicamente consiguió lacerarse la piel en el intento. Delicioso. Sublime. Aunque era un amante tierno, Sakata no solía deslizarse hacia su entrepierna de esa manera, y para cuando lo hacía sabía, secretamente, que estaba premiándole por algo. Su sexo se encontraba totalmente erecto frente a la boca que le otorgaba el placer más absoluto, esa lengua sabía hacia que lugar ir, por dónde recorrerle. Apretó los párpados. No... Aquello era demasiado, estaban heridos. ¿Y si alguno se desmayaba?

Abrió mínimamente un ojo entre su oleada de placer para observar al que estaba entre sus separadas piernas: La posición en sí era vergonzosa. Piernas separadas, rodillas abiertas para darle espacio, vientre contrayéndose por el placer, torso totalmente descubierto y con claras marcas de chupones en la zona cercana a sus pezones...: Estaba lleno de ése amor que el otro, sabía, sentía. Torció débilmente los labios y es que descubrir esa lengua por su propia extremidad erecta era digno de que su respiración se cortase, de que le costase incluso respirar. –N-no se crea ganador...- farfulló, aún con ése tono de voz que fingía eterna inocencia, aunque sus mejillas estuvieran en ése momento entintadas por el carmesí de lo prohibido, de lo adulto, de lo que jamás debería ser probado entre dos que se habían criado prácticamente cómo hermanos. Hermanos... ¿Sería por eso que procuraba ocultar la relación? Ah, idiota... Para.. Apretó ligeramente los labios y sus piernas se tensaron, buscando estirarse sobre el frío y resbaladizo suelo, aunque por el contrario su cadera se alzó para darle pleno acceso a su entrepierna, cómo si en cierto modo buscase que aquello continuase, que no se detuviera. El contoneo de sus caderas llegó y así fue cómo su extensión erguida fue entrando y saliendo de un cálida y húmeda boca que le recibía sin chistar. Aquello era... Intentó guardar el siguiente sonido pero se vio obligado a soltarlo, escuchándose el mismo por todo el lugar como una inevitable queja: Quería correrse, pero no así, no tan rápido. Posiblemente ése sonido sabría sido claramente escuchado por los que merodeasen cerca, pero estaba tan entregado a las acciones de su pareja que tan siquiera eso le importó: Se había decidido a contarlo, a hacerlo oficial. Eran muchos los años que habían pasado juntos.

-Si no para voy a...- no hacía falta terminar la oración, ¿No? Lo palpitante de su entrepierna se ceñía en el paladar contrario derramando su esencia pre-seminal en la zona, prácticamente marcando territorio en un lugar en el que, era consciente, nadie volvió a entrar desde el primer beso de ambos. Todo había cambiado. Gintoki ya no salía con el resto por las noches a cazar chicos que se dejasen seducir, no se acostaba con nadie desde ése mismo instante, simplemente se quitaba las ganas y el deseo que pudiera tener con su cuerpo, uno siempre pre-dispuesto al acto, a ser tomado. Tensó las manos y su cuerpo dio una profunda sacudida, no... ¿¡Qué mierda estaba haciéndole ahí abajo?! Abrió una vez más uno de sus párpados y ver esa lengua en su pene fue suficiente, no pudo más. Sin avisarle su sexo se ensanchó y sus endurecidos testículos soltaron la pesada carga, empapando con ello la comisura del amante en su esencia y sabor. –¡P-...profesor!- el alarido, ese grito de eterno placer, sin lugar a dudas SI fue escuchado por cualquiera. Ahora serían los alumnos lo que se preguntarían quién sería el maestro que sometía de esa manera a los que eran de su aula





Ayperos:


Violation:

avatar
"Magheq" IV. Kahlfuss
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 262
Fecha de inscripción : 15/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Dom Oct 27, 2013 11:12 am

¿Creerse el ganador? ¿Cuándo? ¿Jugar a ser el sumiso? ¿Cuándo?, eso jamás paso por su mente en lo que estaba sucediendo en aquel acto, la otra noche fue… no sabe exactamente qué era lo que pasaba por su cabeza cuando sucedió, solo sabe que sucedió y no necesita razones justificadas para eso. ¿Cierto? O eso era lo que pensaba. Ahora mismo se sentía como siempre se tuvo que haber sentido en la relación; ser aquel que gobierna sobre el otro dejando claro sus sentimientos de una forma diferente. Sabia la forma de pensar de IV, entendía perfectamente cómo se controlaba y como no gritaba lo que sentía si no que lo demostraba con golpes, al igual que él, siempre fue así de pequeños y siempre lo será aunque ciertamente pasen los años. Molestar al ajeno y salir molestado es algo que está amarrado por un hilo fino El estúpido hilo del destino, pensó con burla. Aunque no podría reír contra aquello; si no fuese por I ellos dos jamás se hubiesen conocido; si no fuese por I seguramente su cuerpo estuviese muerto hace años atrás; tirado en alguna alcantarilla bañado de semen… su piel se erizo cuando sus manos tocaron el helado suelo. De solo recordar aquello le causaba mal sabor de boca, suspiro y volvió a su trabajo; no iba a permitir que el ajeno hiciese algún movimiento; porque si lo hiciera y con sus hormonas tan alborotadas como se encontraban iba a terminar cediendo a todo lo que él pidiese, y la cosa no era así.

Estiro más la corbata y subió su cuerpo hasta chocar su nariz con la ajena, sintió su miembro sobre el pantalón chocando secamente con el ajeno apretándose entre la ropa, sabía perfectamente que quería salir y aliviar aquel dolor que le estaba matando, pero debía jugar un poco con fuego, le encantaba ese juego —. ¿Creerme?, o no para nada —susurro antes de moverse de nuevo hacia arriba, escuchando el sonido de la hebilla del cinturón el cual estaba frío chocar con el hipogastrio del abdomen ajeno. Sus labios fueron de nuevo delineados por su lengua y su rostro camino hasta su oreja apretando un poco más la corbata —, no intentes soltarte que no podrás hacerlo, tampoco voy a permitir que me toques ya que el contacto intimo entre docente y alumno está prohibido; pero nunca he escuchado que fuese malo que el docente tomase la delantera ¿cierto? A parte —mordió el lóbulo de la oreja ajena y soltó una risita entre sus dientes —, no te preocupes… esto no estará en tus notas —menciono delicadamente mordiéndole de nuevo la oreja separándose de él, moviendo su cuerpo hacia abajo soltando su cinturón que cayó al suelo y con ello bajo un poco sus pantalones, dejando el bulto que sobresalía del bóxer libre, tan solo un poco.

Bien, vamos a terminar esto de la manera más romántica del mundo, sintió una pulsación en su espalda baja que le hizo curvarse un poco menos de lo planeado, haciendo que su lengua rozase un poco la punta del miembro ajeno, frunció el ceño por aquel dolor que comenzó a cubrir su espalda colocando sus manos alrededor de las piernas del ajeno fue mala idea hacerlo luego de esa batalla, pensó apretando un poco sus ojos, pero cuando sintió el miembro del ajeno entrando en sus labios aquellos pensamientos comenzaron a esfumarse, ahora sabía perfectamente porque escogió después de la batalla. Quería saber que estaba vivo, que estaba disfrutando con su compañía y no con otro alquimista que hubiese estado en su posición. Aunque pensándolo bien si él hubiese sido el estudiante, hubiese violado a su pequeño y dulce profesor. Aunque de lo último lo demostrara de otra forma y algunas veces actuara, como lo estaba haciendo a otro, sí que lo sacaba de sus casillas. Mordió el miembro del ajeno, cuando lo escucho su boca fue cubierta por aquel semen blanco y caliente, de su boca chorreaba un poco de aquella esencia que comenzó a deslizarse por sus labios delicadamente movió uno de sus dedos hasta sus labios limpiando un poco estos y dejando que su mano comenzara a empaparse completamente de este, sus manos se dirigieron hacia abajo y levantaron un poco el trasero ajeno para bajar su rostro hacia ese lugar y comenzar a lubricarlo con el semen ajeno y con ello con la saliva que salía de su lengua, comenzando a jugar con sus testículos y sobre todo con su lengua —. Sabes… si haces presión en este punto… —susurro haciendo un poco de presión con sus dedos entre sus testículos y su entrada, donde dentro de su cuerpo estaría el punto G del hombre, moviéndolo en círculos, lentamente —, puedes disfrutar completamente de un placer que nunca has sentido; pero por dentro te aseguro que se siente mucho mejor, recuerda esto; el placer del hombre se encuentra en su punto G —le dijo con diversión —, esto saldrá en el examen… —susurro, bajando sus labios para morder los testículos ajenos y meterlos en su boca, uno de ellos mientras que con el otro jugaba y su otra mano comenzó a meter lentamente uno de los dedos suyos adentro de la entrada ajena, sobretodo tendría que controlarse a su diferencia; Magheq era completamente virgen.





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por "Magheq" IV. Kahlfuss el Dom Oct 27, 2013 1:33 pm

Y ahí le tenía nuevamente al maldito, hablándole al oído de un modo ciertamente sensual, las ganas de arrancarle la lengua de un mordisco se le hizo tentadora, retarle a una especie de duelo de poderes se antojaba, empero y a pesar de ello, debido a la posición en la que persistía y a que acababa de correrse, no podía hacer más que mirar ése rostro de ensueño con cierto recelo, sin quejarse, pero si medio molesto. Tenía las mejillas tan rojas como una manzana y la respiración alterada empero el deseo por el otro siquiera se apagó. Quería más, más de lo que ése cuerpo sabía darle, más de lo que ése cuerpo hacía ahora en él. –Es usted un pervertido.- aquí esta vez su voz si sonó tan infantil cómo pretendió en un inicio y todo gracias a la agitación que le colmaba y no le dejaba hablar cómo debía. Estaba extasiado de placer, que el ajeno actuase con la boca en su zona baja conseguía sin lugar a dudas desarmarle, no era habitual que lo hiciese no obstante eran de las posiciones que más gustaba: Era la única manera en la que la lengua del albino ejecutaba algo útil sin tener que hablar de estupideces trascendentales.

Su trasero fue alzado por una muy húmeda mano. Eh, eh... Gintoki... No.. Su gesto de satisfacción mutó a uno de puro temor, si estaba en lo cierto, ése imbécil iba a... Tarde para pensar. Su espalda se arqueó una vez más cuando el lubricante utilizado –su esperma- y rastrojos de saliva se aglomeraron en su zona baja, preparándole para lo que después vendría. –N-no haga eso.- la presión en esa zona la respondió con un largo jadeo que demostró claramente la ansiedad que sentía. El miedo. Presión, pudo notar como algo entraba en su cuerpo y no pudo más que cerrar con fuerza los ojos y gruñirle en respuesta. Sus respiraciones se hicieron aún más rápidas, llegándose incluso a marear. –Para...- pero a duras penas quiso terminar la oración, la boca foránea agarró sus testículos: Un grito más. Posiblemente serían varios los alumnos los que estarían tras la puerta escuchando y aquello no sabía si le excitaba o era indiferente, pero en aquellos momentos su cuerpo estaba experimentando lo que jamás hasta ahora. –S-su dedo...- dígito se encontraba interno en su cuerpo, uno que se contrajo entorno a ése intruso, como si buscase hacerle fuera, aunque esa extensión suya, la que a duras penas minutos antes a todo aquello volvió a alzarse: ¿Estaba excitado? ¿Realmente estaba disfrutando de aquello? No negaría que se sentía bien...: Extraño, pero sin lugar a dudas el placer eradistinto al que hasta había experimentado junto a su compañero. Estiró el cuello y apretó los labios en un vago intento por aplacar todos los sonidos que quería dejar escapar, sus caderas, quizás ya acostumbradas a la nueva inmersión buscaron un poco más y razón de ello fue su siguiente acción y esta no fue otra que un suave contoneo. Nunca, jamás, en sus años de vida, se hubiera imaginado bajo el cuerpo de Gintoki. Siempre había sido el activo, el que parecía controlar cada gesto, incluso muchas veces el que apartaba al albino cuando la melosidad le abrumaba: No estaba acostumbrado a eso pero... Por todo que le gustaba. Ladeó el rostro hacia un costado, tenía las mejillas totalmente sonrojadas y una expresión de placer intenso. Labios semi abiertos y caderas que no cesaban en movimiento para que ése dígito buscase las mil maneras distintas en las que podía adentrarse en él.

-P-por favor.- no supo siquiera como logró que la voz saliera de sus labios sin jadear o verse irrumpido por sus propios sonidos. Movió en vano la unión de sus atadas manos, lo que hizo que la tela se adhiriese con mayor poderío en su piel, seguramente de ahí saldría con marcas, pero ya no importaba, estaba decidido –o algo así- a hacer formal la unión de ambos para ojos del resto de alquimistas. Abrió débilmente los ojos y los dirigió hacia su amante empero en lo que se fijó fue en una sombra que merodeaba por debajo de la puerta: Vaya, parecía que sus gemidos habían despertado la curiosidad de alguien que cómo todo voyeur restaba cerca de la escena, quizás... ¿Tocándose?. No, no debería pensar eso o su lívido bajaría. Tomó aire por boca y nariz y volvió a llamarle, eso era una tortura. Una verdadera tortura.





Ayperos:


Violation:

avatar
"Magheq" IV. Kahlfuss
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 262
Fecha de inscripción : 15/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Dom Oct 27, 2013 2:24 pm

Ahora que lo pensaba completamente estaba de nuevo arrastrándose al infierno del placer. Aquel infierno que solamente reservaba para aquella persona que estaba delante de sus ojos, aquella persona que desde niños hacia que sus mejillas se sonrojaran y no le contestara si no respuestas estúpidas. Estupideces recién horneadas de su cabeza porque no encontraba la forma de contestar con la verdad, ocultando lo que realmente sentía con sus tonterías. Realmente era un idiota. ¿Cuándo iba a cambiar? ¿Alguna vez cambiaria? No claro que no. Era de alguna u otra manera feliz de esa forma. Para algunos era un irresponsable pero el mismo sabía que su forma de vida se adecuaba a su personalidad, una personalidad que fue hecha con temor a lo que los demás dijeran y lo tenía completamente claro; una personalidad que ocultaba más de lo que sus palabras quisieran mencionar. Ahogo un jadeo al sentir su miembro que estaba haciéndose más grande, lo apretó con una de sus manos y cerró sus ojos bastante molesto por lo que estaba comenzando a sentir, mordió suavemente su labio y moviéndose un poco hacia adelante, abriendo un poco más las piernas del ajeno, realmente no podría soportar más de lo que estaba pasando si no entraba ahora se iba a volver loco.

. Si entra uno, puede entrar hasta dos… e incluso tres —dirigió el segundo dedo a su entrada haciendo paso entre su otro dedo entrando con libertad, sus manos seguían empapadas por lo cual era fácil entrar. Su otra mano se dirigió hacia su miembro sacándolo del bóxer y con ello haciendo a un lado el pantalón que tenia comenzando a moverlo de arriba hacia abajo, sentía el sudor bajar por su tallo e incluso por su cuello, un jadeo salió de sus labios y su cuerpo se pego al ajeno, dejando su rostro cerca del abdomen ajeno mientras sus dedos entraban y salían con libertad de la entrada ajena, haciendo pulsaciones alrededor de lo que tocaban, moviéndose como si fueran tijeras, el albino introdujo un tercer dedo cuando su miembro estaba bastante duro, escuchándolo gemir, dejando que jadeos de placer se dispersaran completamente de sus labios. Levanto el rostro y su corazón comenzó a latir rápidamente, esa expresión… esa era la expresión que no quería ver; realmente le encantaba tenerlo de esa forma, sabía perfectamente que sus mejillas también estaban sonrojadas y su cabello cubría la mayor parte de su rostro, no pudo evitar sacar los tres dedos del ajeno y ajustarse en su entrada bajando su pantalón y con ello sus bóxer que de hecho eran rosados con fresas a su alrededor, se acerco al ajeno posicionándose en su entrada, mientras con la otra mano trataba de levantar un poco el trasero ajeno.

. Voy a entrar… —aviso. Pego su frente con la cabeza del otro y no le importo quien lo escuchara, pero no dejaría que escuchara al ajeno jadear de dolor, sus labios atraparon los ajenos cuando entro por completo dentro del cuerpo del pelimorado, era mejor el dolor que se fuese de inmediato a tener que entrar lentamente desgarrándolo, sus manos estaban agarrando las caderas ajenas y sus labios estaban besando los ajenos con fervor, no le importaba lo que viniese después; seguramente se ganaría un golpe del contrario pero no le importaba, no se separaría de sus labios hasta que supiese que el ajeno podría continuar, pero el controlaba sus hormonas para no hacerle daño, no era un callejero cualquiera que entraba a disfrutar a su cuarto; no eran los amigos de IX y XI que llegaban a casa para jugar algo con ellos. Su cuerpo estaba contraído con el ajeno y su lengua estaba entretenida luchando con la ajena, tragándose por completo los jadeos de dolor, sintiendo como un líquido deslizaba desde su miembro hasta el suelo.

No se movió, permaneció en silencio correspondiendo el beso sin moverse. Sabía perfectamente lo que era sentirse invadido, no era porque los dos antes hubiesen tenido relaciones; lo recordaba, de pequeño solía sufrir todo ese tipo de maltratos con tan solo cinco años tuvo que soportar eso, cerro sus ojos y los volvió a abrir separándose un poco del ajeno —. Lo siento… me apresure a entrar —susurro lentamente en el oído ajeno; deslizando suavemente su mano por la cadera ajena, moviéndola lentamente hacia adelante y hacia atrás —. Si te duele demasiado dime… no te quedes callado; me gusta escuchar tu voz —susurro lentamente, mordiendo el cuello ajeno con una sonrisa en sus labios.







Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por "Magheq" IV. Kahlfuss el Dom Oct 27, 2013 3:03 pm

¿Tres? ¡¿Tres?! ¿Es que realmente pensaba introducirle tres dedos? Uno ya era incómodo, extraño. No negaría que llegaba a dar gusto, pero... ¿Tres?. Abrió los labios para emitir un quejido quedo cuando el segundo dedo se unió a la caricia y fue entonces cuando pudo sentir cómo los mismos que yacían en su interior se separaban ligeramente para dilatar ése conducto suyo, uno que acogió a ambos dedos sin demasiada dificultad pero que al dueño de ése cuerpo arrancó más de un quejido en depende que tipo de movimientos. Conocía la historia de Gintoki, sabía por todo lo que había pasado por ello esta vez que era él el receptor de la invasión no dijo absolutamente nada, se dejó a las acciones y deseos del mayor, más tarde ya ajustarían cuentas, por ahora era simplemente lo que el otro deseaba: Tampoco era que pudiera hacer mucho debido a que sus brazos estaban echados hacia atrás y sus muñecas unidas por la tela de una corbata que yacía fervientemente ligada a un tubo, su pecho subía y bajaba por culpa de ése aire que nuevamente no parecía querer llegar por las buenas a su organismo, arrancándole cualquier via en la que poder apoderarse del mismo. Apretó con fuerza los párpados y... ¿Eh? abrió la mirada cuando el otro anunció que se adentraría ya en él... No. No estaba preparado. No aún.

Su comisura se movió como si buscase poder expresarle mediante algún insulto o palabra su situación, no obstante nada manó de aquellos nerviosos labios, antes de poder decir nada o de atreverse a hacerlo... Dolor. Uno intenso. Aquel tipo de dolor no podía comprarse al que pudieran hacerle en combate, era uno mucho más intenso, quiso gritar pero hasta eso le fue imposible, una demandante boca se postró sobre la suya y todo sonido se ahogó entre saliva y dientes. Movió con brusquedad los brazos, seguramente y de haberlos tenido liberados los golpes contra la espalda de su pareja hubieran sido letales: Dolía, mierda. Dolía. Cerró con renovada fuerza los párpados y de la comisura de estos nacieron traslucidas marcas de lágrimas, aunque el resto de su cuerpo no parecía estar convulsionando por el llanto. Era grande, hasta ahora no se había percatado de la largura y grosor del sexo de V, sin lugar a dudas éste le rasgó por dentro cómo a una vieja revista, creándole grietas que no condujeron a nada más que a una pequeña hemorragia que escurrió intestino abajo y salió por dónde el otro estaba adentrado, manchándole también a él de su vítae. Abrió débilmente los párpados cuando se sintió preparado para hacerlo y lo primero que pudo observar fue... Maldito seas, Sakata..

Le tenía sobre sí con un gesto de eterna preocupación, con una sonrisa dibujada a medias. Estaba desnudo... Su cuerpo se veía increíblemente más grande al suyo, quizás sería por la posición, tal vez porque en ése momento de invasión se sentía terriblemente pequeño. Encogió ligeramente los hombros, como si buscase esconder de alguna manera su ahora rostro lloroso: Le odiaba, odiaba sentirse tan estúpidamente débil. Pero un escalofrío invadió su persona cuando los dedos de su compañero teclearon su dermis, obligándole a mover la cadera en dirección a aquello estocado en su interior. –Ah...- al abrir los labios lo primero en salir de ellos fue un profundo gemido, uno largo que perduró más segundos que el resto de sonidos hasta ahora emitidos. –... T-te... Te mataré...- por todo. Por hacerle sentir más débil, por haberle dañado, por haberle atado. Gintoki tenía los minutos contados cuando terminasen, pero... Terminar, quería terminar. De repente aquella amenaza se transformó cuando añadió una oración más. –... Si paras te mataré.- no era que no doliera, lo hacía, pero era exquisito sentir cómo la persona amada invadía hasta lo más recóndito.

Arañar no podía pero... Si morder. Giró hacia ése rostro instalado en su cuello y le propinó una lamida en la mejilla, seguía lloroso incluso su cuerpo entero temblaba por aquella nueva sensación de sentirse lleno por dentro, pero todas las sensaciones que estaban recreándose en su cuerpo estaban llenándole de un muy extraño jubilo.





Ayperos:


Violation:

avatar
"Magheq" IV. Kahlfuss
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 262
Fecha de inscripción : 15/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por Gintoki “Grim” V. Sakata el Dom Oct 27, 2013 3:51 pm

. No… no voy a parar hasta hacerte venir lo suficiente que caigas rendido en mis pies —susurro en el oído ajeno, comenzando a mover sus caderas hacia adelante. Jadeo al sentir la lengua ajena en su mejilla y sus manos adueñadas por completo de su cuerpo moviéndose hacia adelante y hacia atrás, no eran tan rápidas pero eran bastante profundas, sobretodo porque al levantar un poco más el trasero ajeno tendría la capacidad de obtener tantas posiciones que le encantaban, primero era el rostro sonrojado, avergonzado y con ganas de matarlo de Magheq; la otra era porque… no, no había otra; esa posición le encantaba solamente por esa razón. Una de sus manos sujetaron fuertemente la parte de debajo de su espalda baja para levantarlo un poco más su cuerpo se hecho más hacia adelante apoyando sus piernas en el suelo y su sonrisa se marco completamente al sentir la respiración del ajeno sobre su cuello, sabía perfectamente lo que estaba el ajeno a punto de hacer y no iba a impedírselo, podría morder todo lo que quisiera; ya que después de todo él era completamente suyo. Bajo la mirada al miembro ajeno y no pudo evitar soltar una pequeña risa de sus labios, comenzó a penetrar suavemente, mientras su mano se dirigía hacia la corbata aflojando solo un poco la parte que ataba al tubo —, vamos a levantarlos lentamente —le susurro al oído —, tengo una posición que te va a encantar, honey —le dijo mordiéndole este mismo y pasando su lengua por su alrededor.

Sus manos ayudaron a levantar al anterior, mientras golpeaba con su pie la puerta; las sombras que se notaban comenzaron a moverse y de sus labios apareció una sonrisa en sus labios de diversión, mientras separaba las piernas del ajeno apretándolo contra su abdomen y levantándolas hasta la altura de su cadera moviendo su cuerpo hacia arriba, el ajeno se veía desde su posición más grande, pero con todo aquello más provocativo. Sus manos delinearon los muslos ajenos apretando los glúteos de este, a la altura que quedo, había quedado en una posición perfecta para que sus labios de nuevo devoraran aquellos puntos rosados que eran los pezones del pelimorado, sus labios quienes besaban y succionaban cada parte del ajeno y movía rápidamente su cuerpo dentro de este estaba disfrutando por completo del cuerpo ajeno, jadeos salían de sus labios sintiéndose apretado cada vez que embestía, pero esos mismos jadeos eran sacados cuando la entrada volvía a hacerse más fácil. Escuchar los jadeos ajenos y gemidos le hacía perder el control; quería que este sintiera lo que era el verdadero placer; sus labios se dirigieron a los labios ajenos atrapándolos de nuevo en un beso. Lento y suave comparado con sus embestidas que venía absolutamente con todo.

Sentía sus piernas temblar, por lo cual delineo suavemente una de sus manos hasta el miembro del pelimorado comenzando a moverlo de arriba hacia abajo, y con uno de sus dedos presionando la punta ajena la cual bañaba de vez en cuando con sus labios y luego los pasaba en los labios ajenos haciendo sonreír de lado. Mordió su labio dejando que más sangre bajara por este, su dedo se mojo un poco con ella colocándose en la punta del miembro ajeno e introduciéndose más profundo dentro de su cuerpo sintiendo que ya estaba llegando a lo que sería su primer clímax. Era momento de poder disfrutar por completo de lo que sería estar con aquel hombre, deslizo suavemente sus manos por la corbata que lo sujetaba soltándola, cuando esta cayó en el suelo su cuerpo uso la fuerza que le quedaba para sujetarlo y pegarlo contra la pared, comenzando a moverse más rápido dentro de su cuerpo, se bajo un poco para morder su pecho izquierdo apretando sus labios al sentirse atrapado dentro del ajeno —Magheq —le llamo en un jadeo.

Subió sus labios contra los ajenos y los aprisiono de nuevo. En un beso demandante, todavía no quería salir del ajeno porque sabía que las ganas que tenía desde muchos años atrás todavía no se habían quitado, por lo cual volvería a hacerlo suyo hasta que se ocultarse él sol. O hasta que comenzara la fiesta para los dos. Volvió a besar el cuello ajeno, tratando de moverse hacia arriba de nuevo, todavía estaba duro dentro del ajeno y no iba a terminar hasta acabar por completo o en el peor de los casos dormirse, lo cual veía imposible. “El sexo es como el café, té mantiene despierto” ¿Quién había dicho aquella frase? No lo sabía, pero de algo estaba completamente seguro de que era un experto en lo que decía, pego su rostro en la frente del otro tomándole de las mejillas —. Te quiero… me alegra demasiado que I nos haya mandando a esta misión a los dos; hubiese preferido salvarte yo que alguno de los demás lo hiciese —susurro besando suavemente sus labios.





Aquí, alimenten al pobre Gin-san:



Gin-san & su amor por el dulce:

Keep calm...:

avatar
Gintoki “Grim” V. Sakata
Alquimista
Alquimista

Mensajes : 666
Fecha de nacimiento : 02/06/1991
Fecha de inscripción : 14/09/2013
Edad : 26
Localización : ➺ En alguna parte de la ciudad, seguramente entrando a escondidas al palacio de Hortus Deorum para librarse del trabajo y comer gratis.

Money
Dinero: $2000

http://homines-hortum.crearforo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Only pleasure is achieved in the books || "Magheq" IV. Kahlfuss [Flash Back] | +18 |

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.