Encarcelados en un mundo donde fueron programados para vivir. Para servir a los humanos que hicieron su creación. Los hombres arrasaron con todas las mujeres del planeta convirtiendo un nuevo mundo en solo la raza masculina. No hay diferencia de géneros, se han convertido en uno solo. Prostitución, luchas, tecnología avanzada, nuevas jerarquías… Caballeros, bienvenidos al paraíso…

Homines Hortum.



BITE ME, BABY







Conectarse

Recuperar mi contraseña








¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Miér Jul 19, 2017 2:21 am.







Últimos temas
» Saint Seiya Gold Myth
Lun Jun 29, 2015 10:51 am por Invitado

» Limpieza de afiliados
Miér Abr 01, 2015 8:58 pm por Invitado

» What's Up!? The Rules—
Lun Feb 16, 2015 9:15 pm por Kyochi Kokonose

» khanes of war (Afiliacion Elite)
Dom Oct 26, 2014 11:21 am por Invitado

» Lyurand Terris [Normal]
Sáb Sep 13, 2014 12:50 am por Invitado

» Academia Ciaeth | Élite - Cambio de Botón
Vie Sep 05, 2014 4:52 pm por Invitado

» Pokémon Elysium ROL [Cambio de Botón]
Miér Ago 06, 2014 7:06 am por Invitado

» [Re-apertura] Gizem - Normal [cambio de botón]
Jue Jul 17, 2014 10:26 pm por Invitado

» { Spectra Entertainment —Hermana [YAOI]
Mar Jul 08, 2014 4:16 pm por Gintoki “Grim” V. Sakata














MÁSTER TENNEN PAAMA
GINTOKI "GRIM" V. SAKATA
PERFIL - MP
TÚ OXÍGENADO ADMIN
VICTOR K. MOONSPELL
PERFIL - MP
ADMIN
BUSCANDO UN AMOR
PERFIL - MP







SOULMATE

GOLD


pandoralovers
SILVER

Academy Dark Wind

Pulse
Crear
Hatfield Universitiy
 
OnatabanaCrear foro
Bleach: Shadow Of Seireitei
Danger Clan
Infection Rol
OPPUGNO THE LIGHTS
Shinobi Wish Nova Orbis
Souls & Swords
Falthirien[k]ing Project
Sword Art Online (SAO) photo 3535_zps8cc7883a.gif
 photo 40x40-1.pngStanford University
London City RPG

Forbidden City

kuroshitsuji RolKiefer University

Game of Thrones
 Teen Titans New Generation
 Pokémon Soul

Baltofans-vocaloid
Shaman King Fukkatsu RolGakuen Shingetsu Rol
Pandora: Shin Seiki
League of Legends Rol
HOLYWELL CITY RPG

School Codes
Survival PokerCrear foroSG

Ciudad Hino [
Human DesireHell Guns RolDS
School of devil Wayi
BRONZE


DIRECTORIO





TOP

Shiki Topsite!
Vote for Homines Hortum at Top Site List PlanetOnigroup Top List
Vera's Tales TopsiteKuroi Bara Top List
 Wonderful Nightmare Top Site


BLOG'S

Forbidden Paradise
Mangas YaoiMangas Yaoi








PRÓXIMAMENTE







Este skin ha sido diseñado en su totalidad para el foro Reckless University, por su web máster Swag “Swaggie” X. McCoy, la cual fue muy amable en cedernos la totalidad del diseño para poder editarlo a nuestro gusto. la edición; el color, la historia y totalmente su administración es para el Staff de Homines Hortum; el cual no tiene ninguna objeción si alguna de las imágenes editadas que han de ver les guste y puedan tomarlas con el permitido crédito; cualquier plagio está completamente prohibido. El widget de Staff ha sido obra de Ramona de osc. Gracias por su tutoría de ayuda.
El contenido es obra de la administración de #Homines Hortum. Idea original basada del foro #Hortus Deroum el cual el administrador principal obtuvo el permiso de editar la historia y ambientarla de una manera diferente a la original. El foro quedo en estado inactivo. Idea original de #Oriana Ojeda, Ideas editadas y parte de la originalidad de #Gintoki “Grim” V. Sakata #. Diseño grafico realizado por #Gintoki “Grim” V. Sakata. Todas las tablillas son propiedad del #Staff de Homines Hortum. La originalidad es lo que llama la atención, no plagies. Se educado.


credits.
pictures: © zerochan, deviantart & we♥it
skin: © Reckless University
lyrics: © Gintoki “Grim” V. Sakata
© -



♥ Homines "Yaoi" Hortum




La sal contra mi piel hace que me excite. {PRIV}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La sal contra mi piel hace que me excite. {PRIV}

Mensaje por Natalie "Noiz" Krum el Vie Oct 25, 2013 3:56 pm

.


Última edición por Natalie "Noiz" Krum el Dom Dic 29, 2013 8:52 pm, editado 1 vez
avatar
Natalie "Noiz" Krum
Humano
Humano

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 25/10/2013
Localización : Escapando de la mirada de cierto vampiro.

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: La sal contra mi piel hace que me excite. {PRIV}

Mensaje por Daetrix "Dharma" Jaeger el Vie Oct 25, 2013 11:48 pm

Evidentemente el destino le impedía abandonar la ciudad, no hacía mucho que había terminado un contrato cuando su teléfono volvía a sonar. Ésta vez se trataba de una voz alterada, presurosa y notoriamente carente del interés que una persona demuestra cuando su trasero está en peligro y busca a alguien que se lo mantenga saludable la mayor parte del tiempo. Aquella voz se presentó como uno de los miembros del staff de la archifamosa estrella de la música "Noiz", era imposible no haber oído hablar de él, su música sonaba en todas partes de manera insistentemente molesta y su rostro de niño mimado aparecía en las tapas de revistas y en la TV allá a donde fuese, mas ahora que parecía haberse metido en un escándalo nocturno digno de una crónica policial... era el hit notorio del momento. La propuesta era clara, necesitaban de los servicios de Dharma para mantener al alegórico muchachito protegido luego de un incidente que lo había dejado bastante mal parado; Daetrix no preguntó los detalles, no los necesitaba, ademas al ser gente del espectáculo estaba seguro de poder elevar sus costos tanto como quisiera, adquirir al mejor del rubro tenía su precio... y éste precio solía aumentar para aquel con los caudales suficientes para poder costearlo.

La cita para el contrato sería en el hospital tal y como le había sido indicado por aquel caballero a través del teléfono móvil, ya que la llamada lo había tomado a mitad de camino rumbo a las afueras de la ciudad, debió girar 180° su motocicleta y dirigirse raudo al punto de encuentro, atravesando nuevamente las calles de la super poblada metrópolis. No tardó mas de media hora en llegar a destino, el gran edificio blanco, estéril y aburrido le saludó a la distancia mientras los primeros carteles le salían al paso fijando las normas del lugar: "Descienda la velocidad", "favor de realizar ruidos molestos" entre tantos otros, a los cuales por supuesto un ser de la oscuridad como el rubio les sería enteramente indiferente; giró la manilla del acelerador a tope y los cilindros del motor rugieron con violencia a la entrada del centro de salud, consiguiendo que varias enfermeras se asomasen a lo largo y ancho de todos los pisos, sorprendidas como si una granada les hubiese explotado en la cara; Dharma condujo violentamente hacia la entrada y con un derrape digno de las películas de acción, dejó dos profundas marcas en el pavimento acompañadas de un infernal chirrido antes de que la maquina se detuviese por completo tras un escándalo digno del pandemonio.

Con una amplia sonrisa divertida el demonio descendió del vehículo y se quitó las gafas de sol que llevaba puestas, plegandolas y guardándolas en el bolsillo externo de su reluciente abrigo rojo, dejando pender el accesorio contra su pecho mientras atravesaba las puertas del hospital bajo una lluvia de miradas asesinas. Preguntó a las atentas recepcionistas donde podía encontrar la habitación de la convaleciente estrellita de la música y con las indicaciones pertinentes llegó a la sala de cuidados intensivos; allí junto a la puerta indicada encontró a un grupo de tres buitres (no había otra forma de llamar a aquellos que sacaban provecho del talento de una persona), quienes conversaban por lo bajo, pudiendo reconocer entre ellos la voz de aquel que le había contactado por teléfono. Ante la atenta y curiosa mirada de los tres hombres, Dharma se acercó a la puerta, mas en vez de detenerse a saludar a los hombres o intercambiar alguna palabra, pasó junto a ellos como si no existieran (dejando al trió con las palabras atragantadas en la boca) y ganó lugar dentro de la habitación.

Allí estaba quien debía ser su nuevo protegido, el chico todavía estaba conectado a maquinas que lo mantenían estable, haciéndolo lucir como una verdadera fusión de carne, cables y aparatos diversos... una escena pintoresca sin lugar a dudas. Los ojos verdes del guardaespaldas analizaron al muchacho, percatándose no solo de su cuerpo, sino también de su aura, su vida... la misma brillaba con fuerza todavía, no había forma de que el chico pudiese morir, al menos no allí y en esa situación; buena señal, hacer un contrato con un medio muerto no sería nada provechoso, mientras más tiempo pudiese mantener vivo a su contratante, más abultada sería la cuenta. Daetrix se relamió con delicadeza y llevó ambas manos a su cabello, haciéndolo hacia atrás mientras avanzaba a paso lento hacia la camilla en la cual "Noiz" descansaba. El muchacho estaba consciente, podía ver a través de... lo que quedaba de su rostro golpeado y amoratad, como uno de sus ojos luchaba con la blancura de la habitación y contemplaba el lugar con resignada curiosidad.

-No se que hayas hecho para merecerte esa paliza, pero vaya que la has hecho buena.- Dijo el demonio mientras se paseaba por la habitación de un lado al otro, manteniendo en todo momento sus fríos ojos en el cantante, recorriendolo de pies a cabeza una y otra vez, analizándolo en más formas de la que su interlocutor podría imaginar. -Debes hacer muy felices los bolsillos de aquellos tres que esperan afuera para que me hayan llamado... así que tu eres "Noiz"... vaya cambio de suerte, ahora tendré que ser el guardaespaldas de un chiquillo mimado, ésto será muy interesante.- agregó con una amplia sonrisa mientras rodeaba la camilla y tomaba asiento a los pies de ella, acomodándose cual duque contra el respaldo de la misma, cruzándose de brazos y manteniendo en todo momento contacto visual con el coqueto músico... aun con su cuerpo medio roto, el chico seguía siendo digno de una buena revolcada, no podía negar aquello.
avatar
Daetrix "Dharma" Jaeger
Demonio
Demonio

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 21/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: La sal contra mi piel hace que me excite. {PRIV}

Mensaje por Natalie "Noiz" Krum el Sáb Oct 26, 2013 12:56 am

Su mirada se iluminó: Allí estaba la solución a los quebraderos de cabeza que ése famoso del tres al cuarto estaba ocasionándoles. -¡Por fin! Deber-...-- las redondeadas mejillas del que custodiaba la puerta se encendieron por la rabia inicial de aquel descaro. Giró en busca de algún tipo de disculpa o explicación pero esa misma puerta que dio paso al guardaespaldas se cerró, dejándole claramente con las palabras a medio vomitar. Banquero amigo de la familia a la que pertenecía le habló de los buenos servicios que otorgaba Dharma, pero no le mencionó lo referente a ése comportamiento tan hostil. Tampoco era que el convaleciente fuera fruto de encanto empero juntar a ambos en una sala cerrada... Los tres compartieron miradas de eterno pánico, pero ninguno se atrevió siquiera a tocar el pomo de la puerta. Si Noiz era lo suficientemente listo acataría lo que el recién contratado estipularía a la hora de realizar los puntos del contrato, algo que obviamente, aún quedaba por mencionar y es que hablar por teléfono con un ente tan sumamente monosílabo era desesperante. Pero... Lo sabían. No, no era ni sería listo.

✖ ------ ✖ ------ ✖ ------ ✖ ------ ✖ ------ ✖ ------

Quedó a la espera de que un rollizo cuerpo irrumpiera en la pulcra y aséptica habitación tras la convocatoria de lo que mentar su nombre era. Pero no fue el redondeado cuerpo de su promotor el que accedió a la estancia privada, aún ciego por la clara luminosidad no fue capaz de distinguir más allá de una mancha roja abrirse paso con decisión. Alto. Delgado. Rubio. Esa descripción no encajaba con ninguno de los que estarían esperándole fuera para retraerle sobre lo sucedido, más el color de la ropa le aseguraba que tampoco venían a inyectarle la codiciada morfina. Antes de lo esperado una voz masculina y potente habló al unísono que su visión fue efectiva: Atractivo. Jodidamente atractivo. Sin embargo, todo regocijo finiquitó cuando asomó cabeza el motivo de su presencia. Ellos. –Espera rubito, espera.- desplazó su trasero hacia atrás todo cuanto pudo a pesar de la punzada hiriente del costillar izquierdo, una mueca y ni un quejido. Quedó así sentado con la espalda hundida entre aquellos frondosos almohadones dignos de todo rey su estimado palacio. Roturas, torceduras, cosidos... Y a pesar de ello la arrogancia estaba inscrita incluso en su manera de aposentarse sobre el colchón.  –No necesito que nadie me salve el culo.-

Le desafió con la mirada ahora que había conseguido abrir el orbe magullado, los puntos en la ceja tironeaban su piel, pero se aseguró mantenerse altivo. Curioso, verde contra verde. Bosque profundo y prado soleado. El otro no le quitaba la mirada de encima, podía sentir que estaba leyéndole el alma. –Ya me lo han partido varias veces.- esta vez hubo vestigio de picardía, no en el tono, pero si en sus palabras. Cabeceó negativamente un par de veces, era la única parte del cuerpo que según parecía, no dolía si ejercía movimiento. –Te pagaré, pero lárgate.- de haber podido, quizás ahora los que estarían en camillas colindantes serían los que se hubieron atrevido a contratar –o intentar hacerlo- a nadie sin su claro consentimiento. Él era magnate de su fortuna, era obvio que buscase gastar en cosas que merecieran la pena y ése repeinado de la esquina de la cama era... atrayente. No sabría definirlo pero en aquella mirada había algo salvaje que seducía y atraía a la vez.

Tener a quién vigilase sus acciones no era algo que gustase en demasía, prefería su, cada vez más limitada libertad. Beber hasta caer en algún paraje abandonado. Beneficiarse de su fama para llevarse a los chicos más atractivos a los baños de cualquier antro y disfrutar del sexo esporádico. Hacerlo todo sin tener que depender de quién estuviera atento a la sombra de su paso. Entendía que otro tipo de gente estuviera encantada con un servicio de esas características y ellos mismos buscaban a sus estimados y fieles lacayos, pero ése no era el caso. Contaba con el personal justo para que le llevasen la agenda, compusieran alguna letra que se quedase atascada y realizasen los efectos necesarios para la puesta en escena. Nada más. No requeríade nada más para mantenerse en lo más alto.

En el bolsillo de atrás.- ahora se lamentaba de no llevar los pantalones puestos, sinceramente, primera vez en años que aquello sucedía.  Los mismos restarían dónde quisiera que las enfermeras, médicos o celadores dejasen las prendas, no obstante y por norma general, estas solían ser colocadas pulcramente en el armario próximo a la cama... Pero se permitiría el lujo de guardarse la información para verle pulular por la habitación y deleitarse con los movimientos del desconocido. No desear protección no iba directamente sujeto a no querer recrearse con un panorama que prometía ser entretenido: No podía adivinarlo por las ropas que entapiaban esa figura pero no dudaría en poder compararlo con el mismo Adonis. Irritación inicial por lo repentino de esa entrada fue envolviéndose en curiosidad, casi..., no, en puro interés. –Pero si al subir bandera vas por horas... Más te vale trabajarla entera.-
avatar
Natalie "Noiz" Krum
Humano
Humano

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 25/10/2013
Localización : Escapando de la mirada de cierto vampiro.

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: La sal contra mi piel hace que me excite. {PRIV}

Mensaje por Daetrix "Dharma" Jaeger el Sáb Oct 26, 2013 3:11 pm

Lo  primero que brotó de los labios del rubio al escuchar al magullado cantante declinar la razón por la que el mismo estaba ahí fue una suave risa, burlona... infinitamente burlona. Nuevamente lo recorrió de pies a cabeza con la mirada, reparando en los daños que su cuerpo mortal había sufrido y aquello fue razón suficiente para contradecir de plano las palabras del humano, necesitaba protección, había tenido suerte de no morir ésta vez, pero la próxima... evidentemente los humanos no eran conscientes de su fragilidad hasta que se encontraban tirados en pedazos rogando por un minuto más de aire en los pulmones. -Pero por supuesto que no lo necesitas... claro que no.- respondió el demonio intensificando el tono de burla. De cierta forma esperaba ese tipo de comportamiento, sobre todo proviniendo de un niño mimado cuyo ego ha sido inflado por la fama y los billetes... ahora el chico lo estaba haciendo personal, y eso a Dharma le encantaba, ahora ya no solo cumpliría con su deber por contrato, sino que lo haría para fastidiar y volver loco a "Noiz".

Descartó de plano su siguiente comentario, ya no importaba si le pagaba, después de todo le cobraría a los tres buitres de afuera de la habitación. -Veras... como te lo explico.- mencionó Daetrix mientras se llevaba una mano al mentón y parecía buscar las palabras correctas, ver retroceder al muchacho ya le había dado le primer atisbo de debilidad por parte de aquel, lo cual solo acrecentaba el sentimiento de poder que crecía dentro del rubio. Sin dudarlo estiró una de sus manos y tomó del tobillo al humano, valiéndose de su fuerza para jalarlo cama adentro, alejándolo de la seguridad de su "bunker" y atrayendolo hacia el rubio, el cual avanzó sobre la cama y gracias al agarre, terminó acomodado entre las piernas del humano, con su torso exactamente sobre el de su victima, separado solo por unos cuantos centímetros, pudiendo verse los dos a los ojos y admirarse con lujo de detalle gracias al acercamiento. Desde esa posición de sumisión en la que había colocado al cantante, Dharma volvió a hablarle para dejar en claro su propio punto de vista -Nunca dejo un trabajo a medias, esos hombrecillos ahí afuera han rogado por mis servicios y han puesto tu bonito trasero en mis manos... voy a cumplir mi parte del trato por que amo mi trabajo, amo proteger a enclenques como tú que piensan que pueden llevarse al mundo por delante... seré tu guardaespaldas y créeme... de un modo u otro, te gustará... lo amarás-

Sus palabras que sonaron como una gélida pero divertida amenaza terminaron cuando una de sus manos viajó hacia la sien del humano y se apropió de unos cuantos mechones de cabello, acariciándolos con suavidad. Finalmente le dejó ir, tanto su pierna como sus cabellos quedaron en libertad, y el contacto entre la entrepierna del muchacho y la pelvis del demonio también terminó. Dharma se incorporó y alejó de la cama, caminando directo hacia la ventana que daba al exterior, allá donde el sol brillaba con fuerza y una fresca brisa sacudía suavemente los cortinajes. En ese lugar extrajo un cigarrillo del bolsillo lateral de su chaqueta y le dio lumbre con uno de sus dedos valiéndose de su control del fuego, ignorando de plano el gran cartel que rezaba "prohibido fumar". Dio una honda calada al cigarro y soltó una fina linea de humo que se transformó en una voluta sin forma. -Mi trabajo empieza ahora mismo, espero que podamos llevarnos bien chico, podrías empezar diciéndome tu nombre... el mio es Daetrix, un placer.- sentenció finalmente mientras todavía le daba la espalda, mostrando una amplia sonrisa invisible al humano, éste trabajo en particular probaría ser muy MUY divertido, estaba convencido de eso.
avatar
Daetrix "Dharma" Jaeger
Demonio
Demonio

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 21/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: La sal contra mi piel hace que me excite. {PRIV}

Mensaje por Natalie "Noiz" Krum el Sáb Oct 26, 2013 3:48 pm

No, no retrocedió por temor, tampoco por respeto o para dejarle espacio sobre el terreno del que ya se nombró dueño: Fue para poder verle cara a cara de manera directa y no parecer un animal desvalido y convaleciente. Era fuerte y cómo tal quiso mostrarse. Se supo malinterpretado cuando se vio remolcado desde el tobillo hasta su posición anterior, embolsándose ante la acción algún punzante tirón de los tiernos puntos que unían sus heridas. –¡Gilipollas! ¿Qué mierda te crees?- Era tal su renombre que hasta ahora la osadía en la que el otro se vistió le blandió sorpresivamente, la gente normal no solía aventurarse a ése tipo de acciones debido a las violentas reacciones del cantante. Empero antes de poder hacer amago de acción su cuerpo se vio arropado por una figura más amplia a la suya. Piernas separadas daban la bienvenida al que entre estas se acomodó y en clara muestra de arrogancia su mirada no se apartó de la que estaba procurando mostrarse en un escalón superior. Oh, equivocación, no le dejaría subir. –No hay nada a medias.- siseó mientras su ahora proclamado guardaespaldas enredaba un par de dedos en lo rubio de su cabellera, claramente alborotada por el hecho de haber dormido a pierna suelta hasta la llegada de éste que había conseguido arrancarle un vestigio de confusión, algo que no acontecía por norma general. No fue hasta que el demonio elaboró distancia al descolocarse de su actual posición que descubrió cómo su cuerpo reaccionó al contacto candente del otro.

Ambicionó mentalmente la vitalidad que la batalla le arrebató para valerse de su mal genio para protegerse de lo evidente, pero cómo un gato que esconde las uñas se vio obligado a amontonar la sabana sobre su cadera para disimular lo que ahí nació en el contacto. La ausencia de sincronía con lo magullado de su cuerpo le haría complicado el saltarle al cuello para ahogarlo con la largura de sus falanges, más aún si en cuenta se tenía que una de sus manos se encontraba enyesada. Aroma a nicotina... Le buscó con la mirada. Estaba ahí, dándole la espalda. ¿No pensaba rendirse? ¿No iba a largarse? –Noiz.- seco y cortante. Asentó mano sana sobre acolchada superficie y nuevamente buscó sentarse, esta vez con la incomodidad de una de extensión de su cuerpo endurecida por el contacto anterior. No le conocía, no obstante, ya era capaz de guardarle un profundo recelo. –Bien...- pareció pensarse el nombre – Daetrix. Te permito la custodia de mi trasero hasta que pueda salir de esta mierda de lugar.-

Aquello sería todo un reto. No acostumbraba a perecer con personas que cuidasen de sus acciones y en caso de que alguna intentase de aquello, las alejaba de la peor de las maneras, empero y para esta ocasión, sus nefastas capacidades físicas le aseguraban al demonio tener bajo raya al que ahora tenía el papel de paciente en esa instalación aséptica. – Tabaco.- gruñó. El maldito aroma a habano obtuvo una rauda respuesta por parte de su organismo. ¿Cuántas horas llevaría sin llevarse un solo filtro a la boca? – Dame tabaco antes de que sienta deseos de acuchillarte con el catéter..- era conocedor que con una aguja, esa que yacía interna en su brazo conectado al aparato poco haría contra un cuerpo fuerte y sano, empero las cosas no se pedían por favor y el gracias carecía de significado en su diccionario personal. Tenía que subir los escalones perdidos en la batalla de poderes y por ahora, ése otro le iba por delante, algo que su orgullo no le permitiría. – ... Si tú no dejas las cosa a medias, permíteme decirte que yo soy de los que no miente.-

Si algo repudiaba era que no le tomasen en serio, no era cómo el resto. Él era un ente superior y no únicamente por la fama a la que su voz le llevó. Procuraba destacar por fuerza y aunque en ocasiones terminase cómo en aquella ocasión, aquello no amedrentaba su león interior.



Chibi:
avatar
Natalie "Noiz" Krum
Humano
Humano

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 25/10/2013
Localización : Escapando de la mirada de cierto vampiro.

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: La sal contra mi piel hace que me excite. {PRIV}

Mensaje por Daetrix "Dharma" Jaeger el Mar Oct 29, 2013 12:24 am

OFF:
Lamento la demora!, estudio estudio estudio x_x

-Algo me dice que no crea una sola palabra de lo que dices... y no sabes que estamos en una zona de no fumadores?, no puedo dejarte fumar en éste lugar- respondió rápido y totalmente divertido mientras se volteaba para mirar al cantante y lanzarse una bocanada de humo en dirección a él; realmente estaba disfrutando de ese momento, conocer a sus protegidos siempre era algo emocionante, poner a prueba sus temperamentos, sus formas de ser, incluso sus creencias... conocer a aquellos con los que trabajaba era el otro 50% del placer que hallaba en su "profesión", y el caso particular de Noiz sería un reto sumamente interesante.

Finalmente tras un laaaaargo momento en el que se mantuvo estático, el cuerpo de Daetrix se aflojó y tras llevar una mano al bolsillo le arrojó el paquete de cigarrillos al chico, quien era él para no dejarle cumplir sus caprichos?, ademas si quería tenerlo comiendo de la mano, debería ceder y tratar de acercarse a él de manera positiva, tenerlo de enemigo sonaba divertido, pero no era lo más viable para su trabajo, mejor tenerlo feliz y con correa que rebelde y suelto. -Como te hiciste eso?- preguntó el rubio con curiosidad mientras comenzaba a caminar hacia la puerta a paso lento y regresar a la ventana, repitiendo aquello un par de veces mientras mantenía la mirada fija en el rostro del humano, grabando a fuego sus facciones y gestos... sabría si le mentía, "el diablo es siempre mas sabio por viejo que por diablo" rezaba el dicho, y nunca había estado más en lo correcto. -Veamos si tus propias palabras no te traicionan, dime la verdad... a quien jodiste para acabar así?-

Finalmente se detuvo frente a la cama y apoyó ambas manos en la estructura metálica a los pies de la misma, inclinándose levemente hacia adelante mientras jugaba con el cigarrillo, moviendolo de un lado de la boca al otro como un niño pequeño jugaría con una paleta. Debería sacar provecho y obtener tanta información de aquel muchacho antes de que los viejos buitres allá afuera se cansasen de esperar y entraran con sus problemas legales y cuestiones para arruinarles la velada a ambos.
avatar
Daetrix "Dharma" Jaeger
Demonio
Demonio

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 21/10/2013

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: La sal contra mi piel hace que me excite. {PRIV}

Mensaje por Natalie "Noiz" Krum el Sáb Nov 09, 2013 9:43 am

Su ceño se frunció, aunque el gesto pareció más violento en él que en quién pudiera verse con ése mismo debido al metal que le atravesaba y exageraba la mueca en cuestión. Un “tú estás fumando” hubiera sido tan irrisoriamente infantil que resguardó callado. No sabía del cierto cuando, tan siquiera cómo... Pero aquella insolencia se las pagaría de un modo u otro. Empero la siguiente acción le dejó estoico en su posición sin comprender su movimiento: Una contradicción en toda regla pues a pesar de haberle negado el capricho ahora éste residía sobre sus piernas en espera de ser utilizado. Le lanzó una mirada juiciosa y finalmente su mano, aquella sin escayolar, agarró el fruto de deseo. –No te equivoques.- terció, estaba ya sacando la donación cancerígena de su guardaespaldas mientras hablaba, no tenía intención alguna de mentir. –Di mejor a quién intenté joder.- las segundas intenciones en sus interacciones eran comunes. Habló ya con cigarro en boca y tanteó por las sábanas hasta dar también con el encendedor, llevándoselo cerca del rostro. La llama lamió el cilindro y éste pronto creó las ascuas correspondientes. Inhaló con suavidad del mismo y el humo pronto fluctuó en el ambiente. Aaaah... Había extrañado aquello.

Ahí le tenía, a los pies de la angosta estructura que el hospital refería a la calidad de sus camas: Una mierda, por supuesto. Pero aquello era lo mejor que podía pagar por el lugar por consiguiente tendría que conformarse, eso o directamente despedir a los que optaron por ingresarle ahí. Empero era el rostro foráneo a lo que brindó especial atención, dejando a un lado las mediocridades de menor importancia, ése ente sólo con su mirada parecía tener el control de la situación: De él. ¡Qué equivocado estaba si realmente pensaba en que podía siquiera dominarle! Apartó poco a poco el mencionado y tan apreciado cigarrillo de la comisura y dejó escapar el aire contaminado por su entreabierta comisura.

-Me ganaron por un golpe de suerte.- por que habían sido más de dos los atacantes y... Por la puta botella de cristal que estalló en cientos de fragmentos cuando le golpeó la cabeza. Era curioso que un ente desconocido no le provocase el repudio qué solía para con el resto, quizás fuera por la testarudez o ése temperamento tan... Variante. Apartó por segunda vez aquello de su comisura y sin amago de cohibirse tiró la ceniza en el suelo cercano a la cama en la que yacía postrado. Burlesca mueca se dibujó en su comisura antes de pasearse la lengua por uno de los pircing que decoraban la misma, vieja costumbre era aquella desde que los mismos decoraban su faz. -¿Y qué me dices de ti? ¿Amas tú trabajo por sentirte superior al resto?- reclinó su cabeza hacia un costado, ladeándola con una falsa inocencia. -¿Es por el morbo de ser el macho alfa?-

¡Dios! Cómo le hubiera gustado verse en las facultades menester para poder acortar distancias y hacerle tragar palabra por palabra las regadas sobre sí cuando se posicionó sobre él. Ahora estaba más despierto y por consiguiente, era más él.



Chibi:
avatar
Natalie "Noiz" Krum
Humano
Humano

Mensajes : 241
Fecha de inscripción : 25/10/2013
Localización : Escapando de la mirada de cierto vampiro.

Money
Dinero: $2000

Volver arriba Ir abajo

Re: La sal contra mi piel hace que me excite. {PRIV}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.